Creencia falsa 7: “Es malo no saber para dónde vamos, la que no tiene metas en el vida es una fracasada”

Supongo que has escuchado o dicho alguna de estas frases típicas: “es que Juan no sabe ni a dónde va”, “María es una veleta”, “Josefina está mal ni siquiera sabe qué quiere”, “ese es tu error, no tienes metas”, “estás atascada”, “vives en el limbo, muchachita”, “hermano, siempre anda en las nubes” y así por el estilo. Hoy profundizaremos en estas afirmaciones falsas que se usan para juzgar a los demás y también para castigarse a uno mismo.

El ser humano inconsciente y sometido por su ego, generalmente cree que saber a dónde se quiere ir y saberlo con certeza es el ideal al que tiene que aspirar cualquier persona capaz. La verdad lo que NO nos dicen nuestros padres, amigos y parejas es que hay momentos en la vida en que uno no tiene ni idea de qué quiere ni para dónde va y – menos aún – por dónde ir. Muchos no lo reconocen, eso es otro asunto, pero este sentimiento es más común y recurrente de lo que la gente piensa y, por si eso fuera poco, es válido, útil y 100% legítimo. Para empezar, me toca decirte algo que aunque parece obvio no lo es: tu vida es tuya y lo que decidas hacer o no con ella sólo te incumbe a ti.

La gente que te rodea siempre saca conclusiones basados en su propia vida, no ven la tuya, sino la de ellos y a través de su ego, entonces ¿por qué pensar que lo que es bueno para ellos es bueno para ti? El hacerse responsable de la vida también significa toparse con momentos así, de limbo, de no saber ni por dónde, eso también es parte de tu estar contigo, de tu agarrar las riendas de tu vida.

La repetición constante de estas ideas falsas en tu cabeza y el hecho de que los demás te las estén repitiendo todo el tiempo hace que estar momentáneamente “sin rumbo” (nótese las comillas) se convierta en una obsesión por salirte de ese estado, en culpa, en recriminaciones tuyas contigo, hacia ti. Lo que generalmente sucede es que si estabas algo detenida te detienes más, porque luchas en contra en vez de dejarte llevar, en vez de fluir dentro de ese estado aunque te angustie al principio. La angustia viene de la mente, de la forma cómo ves ese estado, entonces te invito a repensarlo, a darle otra interpretación.

La cultura occidental ha juzgado ese estado como algo nefasto del que hay que huir porque nos lleva a la pérdida del control, del poder, de la razón. Se asume que cuando no se tiene metas o no sabes certeramente qué hacer estás perdido casi a punto de la locura o de una gran catástrofe personal. Y lo que demuestra la vida de algunos sabios es todo lo contrario, pasar por momentos así no sólo es ventajoso sino que es parte necesaria del aprendizaje.

El I-Ching tiene unas frases muy bellas al respecto de este estado, al igual que el Zen. Me gusta mucho una imagen del I-Ching, la del agua circulante que cae en un agujero y sigue cayendo con calma, lo va llenando, llenando, hasta que -en el momento idóneo- el obstáculo es vencido para volver a fluir con más fuerza. Es una metáfora hermosa y siento que es la forma correcta de interpretar esos momentos dónde estás como perdida, angustiada, preguntándote qué quiero y qué me gusta. Dice E. Tolle que durante sus seminarios cuando alguien le comenta “no sé qué quiero” él le responde: “te felicito, vas por buen camino”.

¿Qué hacer cuando entras en fase “protector de pantalla”, cuando te sientes en el limbo sin saber qué quieres, ni para dónde vas ni cómo hacerlo?

1. Relájate, relájate.
2. Ahorra tus energías y canalízalas hacia ti, no las gastes en estarte criticando y juzgando, ni en hacerlo con los demás.
3. Aflójate, afloja tu cuerpo, seguro que andas toda tensa porque estás haciendo resistencia, entonces aflójate, sacude las manos, los brazos, salta duro y muévete como si fueras una marioneta que le están jalando todos los hilos al mismo tiempo, los jalan y los sueltan, una y otra vez.
4. No te culpes, no dejes que nadie te culpe, no estás haciendo nada malo, al contrario este momento es muy bueno para ti, construye tu propia versión sobre lo que te pasa, una alentadora, útil, que te dé fuerzas.
5. Estás cogiendo impulso, aprendiendo, viendo hacia adentro de ti misma. Hay personas que esperan la vejez para hacer sus revisiones personales, tú tienes la oportunidad de hacerlo hoy, hazte ese regalo.
6. Si lo que te tortura es el paso del tiempo, querida, recuerda la diferencia entre el tiempo reloj o psicológico y el tiempo eterno (ver creencia falsa nro. 2, con fecha 7 de abril).
7. Descansa mucho, supongo que debes estar agotada de tanto luchar, entonces descansa, date un baño, pónte una mascarilla, ve una buena película de humor.
8. Escribe en un papel a qué le temes, cuando ya hayas escrito todos tus miedos, quémalo y di en voz alta: “estoy en una fase de creación, de renacimiento, libero mis miedos y me entrego a todo lo bueno que ya estoy creando para mí misma”.
9. Hay muchas formas de resolver una situación, no te limites a sólo pensar en dos opciones mutuamente excluyentes: blanco o negro. Sé creativa, anota todas las opciones, verás que incluso son muchas más de las que pensabas. Busca, revisa otras modalidades dentro de las opciones que tienes en tu cabeza, comienza por eso, y luego empezarás a ampliar tu horizonte y a incluir más y más soluciones.
10. No te limites a ti misma, crear jaulas y meterte en ellas es una tarea que hizo tu ego, así que si él creó la jaula para ti, sólo dile ya no la quiero, me salgo. Dilo en voz alta y visualiza como te sales de la jaula y eres libre, ahora decidiendo por ti misma lo que deseas hacer con tu libertad, date tiempo, aprovecha la libertad, disfrútala aunque no sepas aún qué quieres exactamente.
11. No seas tan seria, no te aferres, las cosas parecen peor de lo que son porque tú crees que son así, pregúntate ¿lo son? ¿es tan grave lo que me pasa?
12. Mira a tu alrededor y verás que más personas están como tú ahora. Si tienes alguna persona cercana con la que puedas platicar amorosamente sobre tu estado, hazlo. Si es mayor que tú y/o ha vivido experiencias fuertes, mejor. Cuando escuches resoluciones positivas a situaciones como la tuya ya no te dará tanta angustia.
13. Disfruta tu estado actual, vele el lado positivo. Visualízate a ti misma como la imagen del I-Ching: eres agua que está llenando el agujero para luego salir con más fuerza, dale tiempo para ser llenado, disfruta como se llena.
14. Lee sobre las vidas de: Buda, Cristo, Eckhart Tolle, Osho, Anthony Robbins, Louise Hay, Stephen Hawkin, Ray Charles, Sondra Ray, Dr. Hamer, Hanneman (creador de la homeopatía), Bach (el de las flores de Bach), etc.
15. Por último, como tú te trates te tratarán los demás. Establece, decreta, declara que este estado es sumamente bueno para ti, es una bendición que ha llegado en el momento adecuado, a tu corta edad, justo cuando tu novio se fue, ahora que estás a mitad del postgrado, ahora que tus hijos se casaron, dilo, piénsalo, respíralo… y así lo verán los demás también.

Desde mi propio y hermoso limbo,
Nadir

Creencias falsas:

Soy lo que tengo y lo que hago.

Lo externo a mí tiene la culpa de mis condiciones de vida.

Ser un(a) soñador(a) es malo, lo mejor es ser realista.

Somos sólo esta existencia física, lo material: nuestro cuerpo, nuestras ideas y emociones.

Estamos solos, solas, y somos diferentes de los demás.

Es bueno ignorar a la gente negativa que se me acerca y a las cosas negativas que me pasan.

Es malo no saber para dónde vamos, la que no tiene metas en la vida es un(a) fracasado(a).

El famoso si vas a hacer algo, hazlo lo mejor que puedas.

8 comments

  1. Nadir Chacín

    Hola, Patricia
    Gracias a ti por tan lindo comentario. Mi frase preferida es: Nadie se va ir a la tumbra en tu lugar, así que vive tu vida como tú quieras. ;) Me alegro que mi blog te esté ayudando. Yo suelo hacer sesiones de Acompañamiento individual por Skype para mujeres. Si te interesa dímelo. La primera sesión es gratuita. Aquí tienes toda la información: https://mindfulnessparamujeres.com/cursos/acompanamiento-individual/
    Un abrazo muy fuerte
    Nadir Chacín

  2. patricia

    Has llegado a mi vida en el momento justo estimada Nahir, gracias por tan buen blog. desde ayer que navegando con el corazón roto por el mundo cibernautico te encontre y ahora que al fin tengo el tiempo para sentarme a leer con calma cofirmo que nada es casualidad, quiero que sepas que lo estoy disfrutando muchisimo y que particularmente esto en un momento de cambios y no saber a donde ir me ha hecho buscar y encontrar cosas lindas como este blog….el miedo sigue alli,, pondre en practica tus recomendaciones. me ha pasado que me reprochen el no saber que hacer y sentirme mal, y esa frase donde dices: tu vida es tuya.. la repeti varias veces, que bueno saber que no estaba equivocada. ahora debo dejarme fluir… gracias gracias gracias. Namaste!

  3. Barbie

    Es un consuelo saber esto: que todos las gentes somos iguales.
    Lo que me hace pensar que es hasta divertido este estado de exploración interna. Lo cool del asunto es que proyectas ese conocimiento de ser interior cuando ya has terminado de explorar, no? Y se abren cosas nuevas para hacer, creo, como consecuencia directa de esa plática con su ser.
    Gracias por la iluminación, en este momento, divina.
    :)

  4. TAIKA RAMÉ

    Sí, Omar, así es. La mente juega ese jueguito. Iluminarme…??? Yo ni siquiera pienso en eso… sólo quiero vivir tranquila y lograr lo básico: sentir, pensar y ejecutar de modo congruente… vivir el presente bien y la mayor parte del tiempo estar en el presente, lo máximo que logre estar en él…… lo de la iluminación no me quita el sueño… ni siquiera pienso en eso…. prefiero centrarme en lo que hago hoy por mí misma para estar bien y tranquila…. me centro también en lo que hago para que mi mundo sea mejor.
    Te abrazo,
    Omar

  5. Omar

    E estado observando mi situacion detenidamente, y el ego quiere salir rapidamente de ello, quiere dar un salto cuanto al futuro. Pero no es posible. Es un truco más. Lo que la mente cree que es necesario para iluminarse es un truco más.

¿Tú qué opinas?