Los Bárbaros. Ensayo sobre la mutación.

Estuve leyendo este fragmento del que parece un MONUMENTAL ensayo sobre cómo se están dando los cambios culturales y sociales en las nuevas generaciones y en el mundo de hoy.
Alessandro Baricco -escritor italiano de memorables novelas como Seda, Océano Mar, Sin Sangre– ha publicado en Editorial Anagrama (2008) esta serie de ensayos que aparecieron originalmente y por entregas en el diario La Reppublica en Italia donde colabora.
Ayer me desvelé viendo una serie de videos en Youtube donde este autor hablaba sobre su ensayo en una conferencia muy larga (en italiano), quedé altamente impresionada de lo lúcido y sensible de su planteamiento sobre las nuevas generaciones y la forma en que éstos bien llamados bárbaros adquieren el conocimiento y la experiencia y cómo los valoran.
Espero comprarlo pronto y leerlo completo, pero -dada mi euforia por lo leído- decidí subirlo al blog para que ustedes también lo compren y se enteren de esta novedad editorial.
Asume una postura de reconciliación o más bien de conciliación, un punto de vista que nos permitirá acercarnos a los jóvenes sin empuñar la espada de “en mis tiempos todo era mejor” o de “ustedes están destruyendo el conocimiento de años de historia”. Sin duda, leerlo dejará mucho aprendizaje a los padres de estos chicos bárbaros, abrirá las puertas necesarias en sus mentes y sus almas para crear una mejor comunicación y convivencia entre viejas y nuevas generaciones.
Del capítulo que se encuentra gratuitamente en la red he extraído algunas ideas centrales del ensayo.
En su modelo hay dos mundos en conflicto que no están separados sino que conviven en esta sociedad mundial globalizada; lo que llamaría Marià Corbí (Hacia una espiritualidad laica): una sociedad mixta. Las viejas generaciones envestidas con los mitos, ritos y forma de aprendizaje propias del mundo antiguo son comparadas con la manera de obtener conocimiento en el mundo de hoy. Entre otros ejemplos -sobre el vino, el fútbol y los libros- también se detiene en el uso del Google como una metáfora de las nuevas generaciones. Cómo se aprende en este buscador el conocimiento y cómo se aplica este mismo método -rápido y superficial de conocer- a otros aspectos de la vida humana. Hace una valoración positiva -o al menos conciliadora- de la forma en que los jóvenes conocen la verdad sobre algo que les interesa, en ese surfear en la red y saltar de un conocimiento a otro, entre conocimientos ya vinculados.
Dice frases como éstas:
“La certeza inmóvil (la del viejo mundo) no es conocimiento, es inútil, la certeza que tiene capacidad de movimiento se ha convertido en la más importante (la del nuevo mundo). La lección del Google es: El sentido está en el movimiento -no en la profundidad; el conocimiento válido es el que tiene más movimiento no el que profundiza en el sentido de las cosas, en la esencia de las mismas.
Google ha fijado una regla: El valor de un segmento del saber no es conocerlo a profundidad, con atención, profundizar en los detalles con calma, sino que el valor está en la capacidad que tiene un conocimiento de ser rápido y estar conectado -como en la red- con otros conocimientos. La conexión establecida mientras más rápida es mejor. El movimiento acelerado y acelerante es lo que hace más válido y certero a un conocimiento.”
Estos mecanismos innovadores se trasladan al ámbito de cómo se adquieren las experiencias hoy, ha cambiado la manera de hacerse de experiencia.
Habla de porqué los niños y jóvenes parecen dispersos, cuando en el fondo no lo son, está haciendo lo que necesitan HOY: MOVERSE de un conocimiento a otro lo más rápido que puedan.
 
Premisas hipotéticas:
  1. El alma se pierde cuando se dirige hacia una comercialización en auge. Lo que se vende mucho, tiene poco valor.
  2. Hay una revolución tecnológica que rompe de repente con los privilegios de la casta (los asaltados) que ostentaba la primacía del arte.
  3. Los bárbaros utilizan una nueva lengua. Naturalmente más simple. Llamémosla moderna.
  4. La espectacularidad se convierte en un valor. El valor. Es como si la idea de belleza fuera sustituida por la de espectacularidad; es como si se privilegiara la técnica frente a la inspiración, el efecto frente a la verdad. Se niega la idea de que para alcanzar la alta nobleza del valor auténtico hay que pasar por un tortuoso camino sino de sufrimiento, al menos de paciencia y de aprendizaje. Los bárbaros no tienen esa idea.
  5. En las consignas de los bárbaros se escucha el suave diktak del Imperio (habla sobre EEUU). Así, sin maldad pero con medios formidables, el Imperio puede incluso llegar a sugerir (¿a imponer?) un determinado gusto a todo el mundo.
  6. El mundo se convierte en una competición entre un poder consolidado y unos outsiders ambiciosos. Una revolución.
 
Proceso central de la mutación:
Una determinada masa de gente invade un territorio al que, hasta ahora, no tenía acceso, y cuando toman posiciones no se contentan con las últimas filas: es más, a menudo cambian la película y ponen la que a ellos les gusta. Con la complicidad de una determinada innovación tecnológica, un grupo humano esencialmente alineado con el modelo cultural del Imperio accede a un gesto que le estaba vedado, lo lleva de forma instintiva a una espectacularidad más inmediata y a un universo lingüístico moderno, y consigue así darle un éxito comercial asombroso. De todo esto, lo que los asaltados perciben es sobre todo el rasgo que emerge a la superficie y que, a sus ojos, es el más evidente para constatar: un aparente declive del valor integral de ese gesto.
 
Mi pregunta:
¿Qué tiene que ver todo esto con el amor o con el sufrimiento? Entonces: ¿cómo aman o sufren las nuevas generaciones?
Espero poder responderme estas preguntas al leer el libro entero.
 
Abrazos,
T.R.

2 comments

  1. TAIKA RAMÉ

    Gracias olisqueando!
    Será muy útil esta interpretación más sencilla de lo propuesto por Baricco. Pasaré a leerla. Gracias de mi parte y de todos los padres y madres que leen este blog.
    Seda es una excelente novela…! Así es.
    Saludos,
    T.

¿Tú qué opinas?