¿Cómo sacarle provecho a tu roca?: “La sconosciuta” de Tornatore

la-desconocida-cartel

Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz protagonista, Mejor Banda Sonora (Ennio Morricone) y Mejor Fotografía, arrasó La Sconosciuta con los Premios David di Donatello.

El ave canta aunque la rama cruja,
como que sabe lo que son sus alas.
Salvador Díaz Mirón
Pocas películas de los últimos años mantienen a los espectadores caminando sobre la cuerda floja, apunto de caer y con la zozobra en la boca. Un sabor amargo. Una visión negra, un thriller psicológico que casi te ciega de dolor al entrar por tus ojos. La última película La sconosciuta (La Desconocida, Italia-Francia, 2006) de Giuseppe Tornatore (Cinema Paradiso), acompañado nuevamente por Ennio Morricone en la banda sonora, es EXCELENTE pero con la H de horrible. Un film desconcertante, despiadado, sin contemplaciones, inmisericorde. Yo no paré de llorar y mi acompañante hombre saltaba de la silla a cada tanto y casi me deja sin brazo de tanto apretármelo.
Sirviéndose del recurso de los flashbacks Tornatore nos lleva al pasado de una mujer abusada, torturada emocional y sexualmente, la vemos en escenas cortadas, impactantes, que insinúan lo que sucedió pero sin darte muchos detalles. Sabemos que Irena (Kseniya Rappoport), una ucraniana, fue prostituta, la rengentaba y someteía el proxeneta Muffa (Michele Placido), y alguna vez se enamoró de un hombre gentil con quien vivió el amor.
escena-de-la-desconocida1
La historia se devela poco a poco y se completa sólo hasta el final. Transcurre salpicada de prostitución, trata de blancas y de niños, sexo explícito y saña: la crueldad humana en toda su expresión. Las escenas de sexo, como orgías “electrónicas”, que se ven por minutos y rápido, son tan fuertes que tienes que cerrar los ojos. La famosa escena de la violación (Mónica Belucci) en Irreversible es película de niños. La actuación de la actriz principal es realmente excepcional, muy buena, ella solita hace la película.
La desconocida trabaja de sirvienta en un condominio de clase alta, se acaba de mudar al norte de Italia a la localidad de Verlarchi. Se arregla con el portero que le consigue entrar a los departamentos a limpiar. Su objetivo: trabajar en casa de la familia Adacher.
Son orfebres y tienen una hija pequeña llamada Thea (Clara Dossena) que sufre una enfermedad neurológica muy peculiar. El pasado atormenta a Irena, quien se “pasea” entre la ternura que siente por Thea y el horror de sus recuerdos que la persiguen y otros que no han muerto. El amor perdido con aquel antiguo hombre le da aliento pero también es una historia tormentosa, melancólica. El amor tiene sus misterios y cura, en verdad cura. 
Más allá de las emociones encontradas que deja la última creación de Tornatore, me gustó el mensaje escondido debajo de la historia de suspenso. Me recordó eso que muchos terapeutas y sabios llaman la roca.
¿Qué es la roca? Es una idea, vivencia, deseo, sueño que te permite agarrarlo y fijarte a él, mientras el huracán (del cambio constante) se lleva todas las desgracias, los malos momentos y el dolor. Sobrevivir a las malas experiencias requiere su método. La roca es uno. Irena tenía la suya… ¿y tú qué esperas?
 Créditos
Director: Giuseppe Tornatore
Guión: Giuseppe Tornatore y Massimo De Rita
Fotografía: Fabio Zamarion
Música: Ennio Morricone
Sonido: Paolo Amici
Edición: Massimo Quaglia
Producción: Laura Fattori
Reparto: Michele Placido, Alessandro Haber, Piera Degli Esposti, Claudia Gerini, Margherita Buy, Pierfrancesco Favino y Kseniya Rappoport
Duración: 118 min
Irena is an Ucranian girl with a terrible past. She has arrived to an Italian town, and she should get a job quickly, legally or not. Irena will be integrated in a family and she will get close to them especially to the youngest daughter, who suffers a rare neurological disease. But when she believes the situation has become stabilized, a figure of her past will bring old ghosts.

2 comments

  1. pachica

    si bien me conmovió y me pareció una película bien lograda, siento que hay muchos vacíos en la historia, además de una historia que -de alguna manera- ya ha sido cien veces contada…

¿Tú qué opinas?