Claro que me importan todos los animales, pero…

Claro. Claro que me importan todos los animales, pero me importa más la especie humana (a esa pertenezco). También tenemos poca gente que vela por ella, digo yo. El mundo avanza en una especie de mosaico. Apoyo todo lo que tiene que ver con que los animales no sean maltratados ni torturados, si sale una ley nueva o una prohibición como las recientes, las apoyo. Trato lo más que puedo de “no transitar el camino” de la tortura de los animales o de verlos y tratarlos como objetos. Pero me pregunto: qué pasa con este asunto de que los humanos no estamos sabiendo relacionarnos entre nosotros ni cuidarnos los unos a los otros. Me pregunto más allá: ¿Qué hago yo por eso? Pienso que es más fácil “relacionarme” con una mascota o con un animal, a mí me exige menos como persona, tratar a un animal bien que tratar a un humano bien. Qué fuerte.

Quizá (y esto es sólo una tesis nadiriana) lo que me sucede es que a veces los humanos me dan miedo y tal vez eso tenga que ver con que me tengo miedo a mí misma. Miedo a salir lastimada y miedo a lastimar. ¿Miedo a ser “mala”? Creo que todo este enrollo tiene que ver con el miedo. Creo. ¿Y tú qué piensas?

El miedo contiene a la inseguridad, pero es más que ésta. Yo tampoco creo que los humanos somos “desconectados” o “insensibles” por esencia. Nos cuesta relacionarnos entre nosotros porque eso aprendemos (o más bien no hemos aprendido ni buscado aprender como sí cuidarnos y apoyarnos). Esta situación creo es un síntoma de algo más grande y estructural que estamos perdiendo de vista. La neta.

Animarme (atreverme) a observar mi propia “maldad”, mi propia desconexión con otros humanos, mi insensibilidad, a diario, a mí me ha servido mucho… sabes, repensarla, estudiarla, ver por qué y para qué está dentro de mí. ¿Si yo soy sólo eso? ¿De qué me ha servido hasta ahora? ¿realmente me protege? ¿Aún la necesito? Jejeje con un amigo (Rodrigo Ayala) le decimos “sumergirse” críticamente en el lado oscuro de la fuerza: mi lado oscuro, el suyo, el tuyo.

Hacer esto es una urgencia muuuuy terrenal. Digo yo que no depende (tanto como creemos) de religiones, ni dioses, ni otras explicaciones metafísicas, tampoco de las nacionalidades, historias familiares o culturales, o decisiones políticas, sólo de nosotros: los seres humanos, la especie, caray. Adultos, actuando, haciendo algo diferente (según yo), queriendo aprender algo nuevo. Los humanos que creamos este enrollo. :S Los mismos buscando desenrollar este rollo y proteger la dignidad humana. Incluso a pesar de nosotros mismos. :)

Habrá que preguntarse también (no sin que duela retefeo) si todos los humanos estamos listos, si tenemos la capacidad ¿? de construir un mundo así de humanos cuidándose los unos a los otros, conectados entre sí, comunicándose sanamente, protegiendo la dignidad (de manera recíproca). En el fondo (y esto me da harto miedo) siento que NO todos los humanos somos capaces. ¿Yo lo seré? ¿Lo estaré siendo, tengo las herramientas para serlo, las he buscado? :S Y viene mi auto-pregunta “heavy metal”: ¿Nadir… quién está tomando las decisiones que tú tienes que tomar? Las que estás postergando. ¿Por qué dejas que otro decida por ti? OUCH. Duele.

(Ser mientras vas siendo humano es en el fondo un gran misterio. Menos mal.)

*Extracto de la conversación de hoy en mi perfil de facebook. Búscame y participa. Help me a entender(nos).

**Imagen: Minotaur 2006 de Pepeyn.nl




2 comments

  1. olga

    La verdad es que llevas la razón cuando escribes que lo humanos no nos cuidamos mucho ,yo no se lo que me pasa ultimamente que o yo no entiendo a la gente o ellos no me entienden a mi , y de que todo el mundo elige por mi , que me quede estancada , bueno fases de la vida supongo que esto no durara para siempre , todo cambia .

    Estas palabras que has escrito me estan ayudando justo ahora mismo mucho .

    excenlente el texto entero …..

¿Tú qué opinas?