El Corazón más Cálido (Dalai Lama)

Ayer tuve la dicha de ver a Dalai Lama en el Estadio Azul en México D.F. Quiero compartirles algunas palabras suyas que tomé durante sus enseñanzas. Es mi parafraseo de lo que le escuché decir.

Somos una creación divina y al considerar que somos una creación de un creador nuestro egocentrismo se reduce. La entrega a Dios, acercarse a la figura divina, desarrolla un corazón cálido.

Hacer actividades o acciones que le den felicidad a otros te da felicidad y te beneficia a ti. Cada causa tiene su propio efecto. Si das felicidad te sentirás feliz.

Ocuparse de nuestro desarrollo dentro de una religión está bien, eso da un corazón cálido. Pero también hay otras formas de desarrollar un corazón cálido sin volverse religioso o pertenecer a un religión específica. Habló de la “forma secular” de hacerlo, así le llamó.

En estos tiempos debemos desarrollar caminos que ayuden a las personas que no quieran pertenecer a una religión a desarrollar un corazón cálido. El principio de coherencia es muy importante, volverte una acción (¡ejecutar!) con lo que deseas y quieres. Gran parte de la humanidad no son creyentes, pero sí tienen opciones para obtener y cultivar un corazón cálido. (Para mí Dalai Lama habla en esta parte del desarrollo de una espiritualidad laica.)

Tenemos mundialmente una necesidad de personas que tengan la necesidad de tener un corazón cálido y difrutar de ese logro y compartirlo con otras personas. Una de las formas de tenerlo es recordar el efecto del afecto y el amor recibido en nosotros. La caricia materna le hace bien a los niños, el abrazo de la madre o de las personas que cuidan a los niños hace que ese niño al crecer sea una persona de corazón cálido y que pueda dar amor. Por eso el afecto físico, la caricia, el abrazo hace a las personas más felices y los capacita para manisfestar su afecto a los demás.

Las personas que cuando niños no tuvieron ese afecto físico se autodestruyen y destruyen a los demás, porque no saben cómo darlo ni cómo sentirlo porque nunca lo recibieron. Las personas que han sufrido abuso emocional, físico o abandono sienten mucho miedo y esa falta de amor no les permite entablar vínculos amorosos con las demás personas.

Otra de las formas de desarrollar un corazón cálido es recordar que somos “animales sociales”. El éxito individual depende directamente del éxito que tenga tu comunidad, es decir, que tu bienestar está conectado con el bienestar de la gente que te rodea. Si tú haces algo para que tu comunidad esté bien tendrás un corazón más cálido y recibirás también amor de las personas que te rodean. Habló de los vecinos que ni se saludan, que no se vinculan y que por lo tanto no alimentan en conjunto a su comunidad, esas comunidades al ser abandonadas por sus miembros también están constituidas por miembros infelices. Una realidad va de la mano con la otra.

Ya es hora de pensar en un NOSOTROS y dejar de ser egocentristas. Las personas que sólo piensan y hablan utilizando las palabras YO, MI y ME son personas más infelices y propensas a todo tipo de enfermedades físicas. Dalai Lama citó estudios científicos donde se confirma que las personas egocentristas sufren más ataques cardíacos que las que no lo son. Tener una inclinación por el bienestar común y la ayuda a los demás crea un corazón cálido. Hay que saltar del YO a la FAMILIA luego a LA COMUNIDAD y despúes a TODO EL MUNDO, todos somos iguales pero no lo hemos notado y nos cuesta aceptarlo. El sistema inmunológico se refuerza con las emociones y las acciones positivas: las personales y las sociales.

Necesitamos a los amigos y a las amigas, ser franco/a con nuestros amigos hace que el afecto se expanda y estemos más cerca de los que amamos, eso te permite también amar a los que no están tan cerca físicamente o que no son de tu círculo de amistades.

Nunca habíamos estado tan bien como en el Siglo XXI hay que pasar de la queja constante a ver la historia de manera más integral, más amplia y holística, hoy tenemos muchas más herramientas para ser felices, muchas más que antes. El secreto de tener un corazón cálido es el desarrollo de valores no hacia afuera sino hacia adentro de nosotros mismos, Dalai Lama le llamó “Valores internos”.

Nadir Chacín

¿Tú qué opinas?