Egoísmo consciente #sersiendo

A

| Aprendiendo |

Me sirve mucho recordar que los patrones de conducta de las demás personas son SUS patrones y también SU responsabilidad, no tienen que ver directamente con lo que yo haga o deje de hacer. En otras palabras, no es personal el asunto. Estas personas han decidido tener esa conducta. Lo que yo haga o deje de hacer tiene que ver con mis propios patrones de conducta y lo que decida hacer con ellos. Hace bien separar las cosas para no alimentar los “monstricos” internos que desencadenan una baja de la autoestima.

Las personas en general estamos + pendientes de nosotros mismos que de los demás, aunque a veces la manipulación y el victimismo de los demás o los propios nos haga enredarnos y creer lo contrario. Si creo que dentro de mi ética personal está velar por la dignidad de los demás y relacionarme de una manera sana con ellos, me daré cuenta que mis motivaciones internas son otras… y no las que creo… revisando mi actitud tanto conmigo misma como con los demás en el instante en que estas personas (o yo misma) no hacen lo que pienso que tienen que hacer. A veces es más fácil verlo en los demás. ¡Esa es una buena guía para ver si estoy siendo congruente o por el contrario me he alejado de mi propia ética!

El amor propio o la autoestima pasa por la congruencia y por poner límites claros. No es lo mismo ser una persona tirana (egoísmo egocéntrico) que tener una valoración positiva de ti misma/o y cuidar o velar por tu integridad en todos los aspectos de la vida (egoísmo consciente).

Tratemos de desarrollar el egoísmo consciente, que es el estado desde el cual realmente podemos elegir el comportamiento que deseamos tener frente a unas circunstancias determinadas como, por ejemplo, un conflicto con un amigo o un familiar.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


“El amor beneficia más al que ama que al que es amado.” Anthony de Mello

¿Tú qué opinas?