Categoría : Divulgación de la Ciencia

“La Biología de la Creencia” de Bruce Lipton #sersiendo

764Por fin, sí, por fin terminé de leer “The biology of belief”  [“Biología de la creencia”] del Dr. Bruce Lipton. No sé si existe una traducción al español de este texto, pero sin duda alguna, deberían hacerla ya (¡alguna editorial que se anime, por favor!). Acabo de adoptar este libro entre mis libros de cabecera, 100% recomendable. 

ACTUALIZACIÓN: ACABAN DE DARME UNA MUY BUENA NOTICIA, SÍ SALIÓ LA TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL, LA INFORMACIÓN HASTA EL FINAL, OJO.

Este texto básico para los que están buscando la paz y la felicidad tiene más de 100.000 copias vendidas y fue nombrado Mejor libro científico del 2006 [Best science book- 2006 awards], fue editado sabiamente por Mountain of love/Elite Books en Santa Rosa, California, en 2005. El Dr. Lipton es un biólogo celular norteamericano, realiza sus estudios e investigaciones en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y su línea de investigación es la unión entre ciencia y espíritu. Ha sido invitado a numerosos programas de TV y radio para hablar sobre las membranas de las células, epigenética y la nueva biología que son sus temas de especialización.

La epigenética está ahora en voga, se trata de toda una corriente de la biología que estudia la influencia del medio ambiente y las condiciones exteriores sobre los genes, el ADN humano. Epigenética significa literalmente, “control sobre la genética”; estos estudios han revolucionado la manera en que los científicos pensamos que está controlada la vida.

¡Los genes NO son nuestro destino!, sabes, no son algo inamovible y determinante como se creía hasta ahora. Las influencias del medio ambiente, incluyendo la nutrición, el estrés y las emociones, pueden modificar los genes, sin cambiar la secuencia básica del ADN, y más asombroso aún, estas modificaciones pueden pasar a las nuevas generaciones.

Tiene mucha información sobre la mafia que son los médicos, los sistemas de salud, las farmacéuticas, etc. Tiene datos tan impresionantes, ALARMANTES, sobre el uso de los antidepresivos, ansiolíticos y demás tratamientos halopáticos para enfermedades como el SIDA y el cáncer…. ¡te quedarás PETRIFICADO como yo!

Resumen de su propuesta (traducido libremente del libro “The genie in yours genes” de Dawson Church)

En 1982, Lipton comenzó examinando los principios de la física cuántica y cómo se integraban a su entendimiento de los sistemas de procesamiento de información de las células. Produjo una serie de estudios innovadores sobre la membrana celular, que revelaron que esta capa externa de las células es un homólogo orgánico de un chip de computadora, el equivalente celular del cerebro humano. Sus estudios en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford entre 1987 y 1992 revelaron que el medio ambiente, el cual opera a través de la membrana celular, controla el comportamiento y la fisiología de la célula, apagando y encendiendo a los genes (como se haría con un suiche de luz).

Estos estudios en conjunto con otros llevados a cabo por más científicos dieron origen al nacimiento de la Epigenética, conectando los campos que estudian la mente con los que estudian el cuerpo humano. Aplicó un concepto básico de la física cuántica al campo de la biología celular, se trata de que “el universo cuántico es un set de probabilidades suceptible a los pensamientos del observador”. Mientras que la biología celular tradicional se ocupaba de las moléculas físicas que controlan la biología, Lipton se enfocó en los patrones químicos y electromagnéticos a través de los cuales la energía en la forma de nuestros pensamientos y creencias pueden afectar nuestra biología, incluyendo el genoma humano.

El asunto novedoso es que sus descubrimientos indican que la mente controla las funciones del cuerpo y eso implica que nuestros cuerpos pueden ser modificados a medida que cambiamos nuestra manera de pensar. Nuestras creencias interactúan con la infinitud de probabilidades del universo cuántico, y éstas afectan las células de nuestros cuerpos, contribuyendo a la expresión de diferentes potenciales genéticos.

El mecanismo descrito funciona así. Existen proteínas que están a ambos lados de la membrana celular. Las proteínas de la superficie externa de las células son receptivas a las fuerzas externas, incluso a los cambios bioquímicos en el cuerpo producto de los diferentes tipos de pensamientos y emociones. Estos receptores externos afectan a su vez a las proteínas internas de la célula, alterando su estructura molecular. Los dos tipos de receptores funcionan como un enrejado que se puede contraer y expandir. El grado de expansión determina el tamaño y la forma de las moléculas -llamadas proteínas emisoras- que pueden pasar a través de dicho enrejado. Las proteínas juntas, el complejo receptor-emisor por sí mismo, actúa como un suiche molecular, aceptando las señales del ambiente celular que “desenvuelven” el ADN, desactivando la “funda” de proteínas que lo cubre.

A diferencia de lo que se creía hasta hoy, los descubrimientos de Lipton indican que el ADN no es precisamente el que controla la biología de las células sino precisamente esta funda de proteínas que lo cubre, y que es la responsable del encendido o apagado de los genes. Y esta funda depende más de las señales del medio ambiente que se dan afuera y adentro de la membrana celular, que de la información genética en sí misma.

Ya no tienes que esperar angustiado a que tus células desarrollen CÁNCER, como si estuvieras viviendo con una bomba de tiempo dentro de tu cuerpo, puedes hacer MUCHO con tan sólo cambiar la forma en que piensas día con día.

Fragmentos tomados directamente del libro reseñado: “La biología de la creencia” de Bruce Lipton.

Es imposible colocar en este espacio todo lo que me impresionó, te daré sólo algunas NOVEDADES IMPACTANTES del mundo científico que salen en este libro. Si pueden leerlo, no se lo pierdan. Son fragmentos del libro aderezados con algunos comentarios míos. [La traducción libre es de mi autoría.]

  • Las células tienen MEMORIA. Aprenden a través de la experiencia, de su contacto con el medio que las rodea, y luego guardan una memoria que les permite adaptarse mejor y anticiparse a los cambios en las condiciones. Es decir, son INTELIGENTES. ¡Esta memoria incluso se mantiene intacta en las células de los órganos donados! GUAO.
  • Las células sin genes (células enucleadas, les quitan el núcleo donde está el ADN) aún presentan cierto control “inteligente” de sus procesos, es decir que el ADN no controla su biología ni el núcleo es el cerebro de la célula como se había creído hasta ahora. Se ha descubierto que el verdadero cerebro de la célula está en su membrana, quien convierte las señales ambientales en comportamientos que permiten la superviviencia de todo el cuerpo humano; somos un conjunto de células.
  • Estudios del genoma han indicado que los seres vivos comparten sus genes no sólo entre individuos de la misma especie -a través de la reproducción y que luego pasan los genes a sus hijos- sino entre individuos que no son de la misma especie. Esto ha sido una adaptación evolutiva para aumentar la sobrevivencia de los seres vivos en el planeta ya que los genes son memorias físicas de las experiencias aprendidas por todos los organismos vivos.
  • Los peligros de la ingeniería genética y de los alimentos transgénicos saltan a luz con estos nuevos descubrimientos ya que la modificación de los genes de un tomate -por ejemplo- no se detiene con los tomates sino que altera la biosfera entera de maneras incontrolables. Se sabe que cuando un humano ingiere un alimento modificado genéticamente, los genes artificialmente creados de dicho alimento se transfieren dentro de las bacterias benéficas de su intestino y modifican los genes de dichas bacterias. ¡Luego nos asombramos porque existe tanta gente alérgica o intolerante a alimentos como el trigo, la avena, el arroz, la leche, que han sido el sustento nutritivo de la humanidad durante siglos! ¿Por qué antes sí se podían comer y ahora no? Esa es la pregunta correcta que hay que hacerse, no meter más dinero en la producción de alimentos para gente intolerante a la lactosa o al glúten… Será que lo que deseamos es alimentar la economía de mercado en vez de tener gente sana, me pregunto.
  • La medicina le ha montado una guerra a los microorganismos ignorando el hecho de que muchas BACTERIAS son IMPORTANTES para nuestra salud. Por ejemplo, las bacterias que viven en el estómago son esenciales para nuestra supervivencia.  El uso de los antibióticos es nocivo para la salud porque son ASESINOS INDISCRIMINADOS, matan eficientemente tanto a las bacterias que son necesarias para sobrevivir como a las bacterias malas que deterioran tu salud. ¿Seguirás tomando medicinas alopáticas que te matan lentamente?
  • Se ha demostrado que la evolución de los seres vivos depende más de la interacción entre las especies que de las interacción entre los individuos de una misma especie. En otras palabras, si el ser humano quiere sobrevivir tiene que ocuparse también de su relación con los otros seres vivos del planeta tierra y  no sólo entre los humanos.
  • El mundo natural experimenta hoy el sexto mayor evento de extinción de su historia. En esta ocasión, la causa no es extraterrestre -como el famoso meteorito que produjo la extinción de los dinasourios- sino es por la acción de uno de los organismos animales que habitan la tierra: EL SER HUMANO.
  • Los científicos que siguen a Darwin están cometiendo los mismos errores que él. Su problema es que subestiman al medio ambiente y le han dado más importancia a la determinación genética, es decir, a la creencia de que los genes controlan la biología humana. Esta falsa creencia no sólo ha causado que el dinero para las investigaciones se invierta más en ese campo equivocado sino que también ha cambiado la forma en que nosotros pensamos acerca de nuestras propias vidas. Cuando tú crees que los genes controlan tu vida tienes una excusa para considerarte víctima de tu propia herencia. ¿No crees?
  • Hay enfermedades que sí son causadas por un gen, pero los malestares humanos producidos por un solo gen, equivalen a menos del dos por ciento de las que sufre la población mundial. La mayoría de la gente viene a este mundo con genes que deberían permitirles vivir una vida feliz y saludable. Las dolencias más comunes actualmente como la diabetes, la enfermedad del corazón y el cáncer no son el resultado de un solo gen sino de la interacción entre múltiples genes y sobre todo de los factores medio ambientales.
  • La confusión viene cuando constantemente los medios de comunicación y la gente en general confunden el significado de dos conceptos diferentes: correlación y relación causa-efecto. Correlación significa que una “cosa” está ligada a una enfermedad determinada, mientras que una relación causa-efecto implica que esa misma “cosa” controla directamente la enfermedad. Por eso se ha pensado que la mayoría de las enfermedades tienen una causa genética [hereditaria] y que por tanto no podemos hacer nada para defendernos de ellas o para curarnos; las personas viven en un constante miedo esperando el día en que sus genes actúen contra ellos y se enfermen mortalmente. El cáncer es un buen ejemplo.
  • La idea de que los genes controlan la biología humana es una suposición que NUNCA ha sido probada, por el contrario, ha sido rebatida por las últimas investigaciones epigenéticas. El control genético se ha convertido en una metáfora de la sociedad, queremos creer que los ingenieros genetistas son los nuevos “magos” médicos que pueden curar enfermedades y también lograrán crear nuevos Einstein y Mozart para la humanidad. Pero una metáfora no es una verdad científica, allí está el problema estructural.
  • Los organismos vivos se distinguen de los no-vivos porque se pueden mover; son animados. Entender la naturaleza de la vida debe pasar por entender primero cómo las proteínas terminan generando movimiento a la célula; el secreto de su movimiento está también en las cargas electromagnéticas de las proteínas que son las responsables del movimiento-comportamiento generado, no el ADN como se ha pensado hasta ahora. En el cromosoma, el ADN forma el núcleo, y las proteínas cubren el ADN como una funda. Cuando los genes están cubiertos por esta funda de proteínas, su información NO puede ser leída. Esto indica que la presencia o ausencia de dicha funda protéica es la que realmente CONTROLA la actividad de los genes, y las proteínas están a su vez controladas por las señales del medio ambiente. Somos entonces más dependientes del medio ambiente que de los genes, eso pone al medio ambiente en PRIMER LUGAR de importancia. Con la ayuda de las nuevas ciencias y sus avances hemos pasado de una teoría que le daba primacia a los genes a un nueva que se la da -y dará cada vez más- al medio ambiente.
  • El proyecto del genoma humano ha encontrado resultados sorprendentes, se pensaba que a cada proteína le correspondía un gen por lo que esperaban que el genoma estuviera compuesto por 120.000 genes y encontraron que sólo consistía en aproximadamente 25.000. ¡Más del 80% del ADN que esperaban los científicos NO existe! El concepto una proteína-un gen era la piedra angular del determinismo genético durante mucho tiempo y se ha descubierto que es una hipótesis falsa. El proyecto genoma humano ha logrado poner sobre la mesa de discusión que la evolución de las especies desde las más simples hasta el humano no se logró usando más genes, sino a través de la interrelación genética entre organismos [entre especies]. Ya no se pueden usar los genes para explicar por qué los humanos estamos en el tope de la cadena evolutiva ni tampoco para explicar por qué nos enfermamos, cómo nos comportamos, etc.

Podría escribir mil ideas más pero lo mejor que puedes hacer es comprarte el libro, dejo acá los datos donde puedes hacerlo.

Para comprarlo en Amazon.com, en inglés, click aquí
Para comprarlo directamente con Bruce Lipton y su gente, en inglés, click aquí
CONTACTO: Margaret Horton, sally@brucelipton.com
SITIO WEB: www.brucelipton.com

Reseña en inglés

“The Biology of Belief” is a groundbreaking work in the field of New Biology. Author Dr. Bruce Lipton is a former medical school professor and research scientist. His experiments, and that of other leading edge scientists, have examined in great detail the processes by which cells receive information. The implications of this research radically change our understanding of life. It shows that genes and DNA do not control our biology; that instead DNA is controlled by signals from outside the cell, including the energetic messages emanating from our positive and negative thoughts. Dr. Lipton’s profoundly hopeful synthesis of the latest and best research in cell biology and quantum physics is being hailed as a major breakthrough showing that our bodies can be changed as we retrain our thinking.

“Bruce Lipton’s book is the definitive summary of the new biology and all it implies. It is magnificent, profound beyond words, and a delight to read. It synthesizes an encyclopedia of critical new information into a brilliant yet simple package. These pages contain a genuine revolution in thought and understanding, one so radical that it can change the world.” Joseph Chilton Pearce author of Magical Child and Evolution’s End.

Portada-la-biologia-de-la-creencia-bruce-liptonLa información de la edición en español (Cortesía de Israel, un lector)

Tomada de: Editorial Palmyra

La primera edición salió el año pasado (2007), Editorial Palmyra, colección Nuevo Paradigma y el título: La biología de la creencia. Para comprar el libro en español en Casa del Libro

“Por fin, la verificación científica de la unidad cuerpo-mente-espíritu descrita en ¿¡Y tú qué sabes!? y sus aplicaciones en tu propio cuerpo. La biología de la creencia es un libro revolucionario en el campo de la Biología moderna. Su autor, un prestigioso biólogo celular, describe con precisión las rutas moleculares a través de las que nuestras células se ven afectadas por nuestros pensamientos gracias a los efectos bioquímicos de las funciones cerebrales. Con lenguaje sencillo, múltiples ilustraciones, humor y ejemplos actuales, el doctor Lipton explica que los genes y el ADN no controlan nuestra biología, sino que es el ADN el que está controlado por las señales procedentes del medio externo celular, entre las que destacan los poderosos mensajes que provienen de nuestros pensamientos positivos y negativos. De esta manera, nuestro cuerpo puede cambiar realmente si reeducamos nuestra forma de pensar.”

«¡Intenso, elegante y sencillo! Con un estilo tan asequible como revelador, el doctor Bruce H. Lipton nos ofrece nada más y nada menos que el eternamente buscado “eslabón perdido” entre la vida y la conciencia. De este modo, responde a las más antiguas preguntas y resuelve los más oscuros misterios de nuestro pasado. No me cabe duda alguna de que “La biología de la creencia” se convertirá en una de las piedras angulares de la ciencia del nuevo milenio.» GREGG BARDEN, autor de The God Code y The Isaiah Effect.

Un abrazo a tus proteínas,

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Pregunta frecuente: ¿cómo hago para recibir las actualizaciones de este blog en mi correo electrónico? En la página de inicio en la barra lateral encontrarás el formato de suscripción, sólo escribe tu mail y dale al botón de OK, recibirás en tu correo un mensaje para que confirmes. Al confirmar comenzarás a recibir cada entrada nueva que yo suba. Cuando lo desees podrás des-suscribirte. Tu correo electrónico en la suscripción es totalmente confidencial y sólo puedo verlo yo. ¡No te preocupes!