Ser responsable de mis actos #sersiendo

Ser responsable de mis actos. Que seas de los tuyos. ¡Qué difícil tarea! Las acciones lo son todo en esta vida, incluyen: pensamientos, emociones, sentimientos, comportamientos, sensaciones físicas, etc. Podemos tener buenas intenciones, palabras bonitas, pero si no somos capaces de observar las acciones que llevamos a cabo el día a día el sufrimiento humano nunca cesará y el nuestro tampoco. Hoy vengo a hablarte de las acciones torpes y hábiles, tomando como ejemplo las mías.

ser responsable de mis actos

Hoy he despertado temprano para realizar una ceremonia budista llamada “la puya de las 7 etapas”. Este ceremonia tiene dos partes muy hermosas y emotivas que se llaman: Reconocimiento de las Faltas y Alegría de los Méritos.

En medio de la ceremonia he comenzado a llorar inconsolablemente. El corazón me ha dado saltos dentro del pecho. Estos se alternaban con un sentimiento de opresión o lo que yo llamo “apachurramiento de corazón”. Este sentimiento es la “vergüenza” interna que surge cuando logras ver con claridad tus faltas: la torpeza de tus acciones.

En el budismo decimos que es como si una persona sabia e iluminada estuviera viéndonos todo el tiempo. Observara cómo actuamos, vivimos, sentimos, pensamos, hablamos. Al reconocer tus faltas, pensando en la mirada de esa persona sabia, sientes vergüenza y, al mismo tiempo un agradecimiento profundo.

¿Por qué agradecimiento? Porque has podido reconocer y ver con nitidez cómo te has quedado atrapada en tus condicionamientos del pasado. En la historia de siempre. Ves tus miedos y a tu ego no observado ni entrenado haciendo de las suyas. Este tipo de vergüenza trae consigo una sensación de alivio agradecido indescriptible y muy bonita.

Mi amiga la vergüenza

En estos momentos de vergüenza (interior y consciente) te es muy evidente que la disfunción de la mente (humana) no entrenada te ha controlado una vez más. Recuerda: no es tu mente es la mente de todos los seres humanos no entrenada la que tiene este funcionamiento disfuncional.

De la vergüenza surge una compasión amable hacia tu propio proceso de dejar la esclavitud que representan los patrones mentales y emocionales torpes. Quieres volverte más responsable, consciente y menos ignorante en términos espirituales.

La vergüenza de la que hablo nada tiene que ver con la culpa o la vergüenza occidental. Esta vergüenza interior es un proceso de reconocimiento de las faltas y de alegría de los méritos, como bien dice el texto de la puya.

Es un proceso activo y amoroso, compasivo. No una resignación ni un “látigo” psicológico con el cual hacerse más daño. No hace falta añadir más sufrimiento. ¿Para qué?

Reciban mis disculpas

En los últimos meses me he sentido varias veces ofendida, rechazada, enojada, resentida y triste con diferentes personas y grupos de personas.

He discutido con personas que, teniendo las mismas necesidades internas que yo (entender, dejar de sufrir), han simplemente compartido algo de su forma de vivir conmigo y con otras personas.

Yo he reprobado sus comportamientos, sus creencias y sus acciones desde estados de mi mente y de mi corazón profundamente torpes.

He sido necia. Me he creído superior y con la verdad agarrada en el puño de mi mano. He sucumbido a mis estados mentales y emocionales torpes, a la inercia, sin siquiera observar-me. Mis acciones torpes han lastimado a otras personas y a mí misma. Lo lamento.

Hacer una confesión pública como esta es inquientante, incómoda y agria. Y a la vez me siento mejor haciéndolo. Haber llegado a notar que me he equivocado, que he lastimado a otros y a mí misma, es una experiencia dolorosa y agradable. Es una experiencia sanadora.

¿Cómo ser responsable de mis actos?

Tal vez una de los compromisos más importantes que he hecho desde que soy budista es el no hacer daño voluntariamente, ni a mí misma ni a los demás.

La inconsciencia y la falta de atención plena sobre mis emociones, pensamientos y sensaciones no puede ser una excusa en la que sentirme cómoda y segura. No es un “lugar” en el que quiero estar ni permanecer. Ese es el lugar de la depresión y de la ansiedad.

Hay que auto-observarse y ser honesta, aunque a veces sea sumamente desagradable. Hace bien reconocer que has sido presa de la inconsciencia. En eso estoy, en eso estamos.

A mí me sirve mucho pensar que esa parte de mí que es consciente y iluminada (El Buda Interior podríamos llamarle, jejeje) me observa activa y amorosamente. ¿Qué piensa esa parte de mí sobre lo que estoy haciendo ahora?

Mindfulness

Lo más hábil sería poder notar mis acciones en el mismo momento en que las hago. Pero por ahora la mayor parte de las veces soy capaz de reflexionar sobre mis acciones luego de que ya las he hecho.

El Buda decía que una mente iluminada ya no tiene la necesidad de esos discursos interiores entre sus diferentes partes, aspectos o rasgos. La mente iluminada es una mente integrada, no fragmentada. Eso es algo que me produce mucha intriga, curiosidad y profunda admiración.

El camino espiritual tiene más que ver con un compromiso fuerte y sostenido de no hacer daño. No son tan fundamentales los resultados ideales ni las metas. Ser responsable de mis actos es un proceso vivo y continuo. Ser siendo.

Acciones torpes

A veces las cosas no funcionan como una quisiera durante la práctica, eso también es parte del entrenamiento de la mente, del corazón y del cuerpo. Pero ¿qué son las acciones torpes?

Las acciones torpes son aquellas que se producen o surgen desde patrones mentales y emocionales torpes como el odio, la ira, la necedad mental, el deseo de tener siempre la razón, la “sordera” selectiva, la vanidad, la prepotencia, la indiferencia, el autoengaño, etc.

Son el producto de momentos en los que hay falta de “mindfulness” y de aceptación compasiva. Durante las acciones torpes estamos cediendo nuestra responsabilidad a los viejos patrones automáticos, que nos gobiernan. Y así nos atropellamos a nosotras mismas y a los demás.

Las acciones torpes dejan un mal sabor de boca incluso cuando tienes la sensación interna de haber librado una batalla y haber ganado. Las acciones hábiles, en cambio, dejan una sensación de paz y tranquilidad interna, sientes “estoy siendo responsable de mis actos”.

Cuando una acción es hábil surge un reconocimiento lúcido y consciente en el que “escuchas” esto dentro de ti: “podría morir ahora mismo y todo estaría ok” conmigo y con los demás.

La práctica espiritual tiene que ver con aprender la diferencia entre acciones hábiles y torpes y comenzar a cultivar las hábiles de forma intencionada. Es una práctica y por lo tanto “aprendemos haciendo” (“Learning by doing”), por eso a veces “se nos va la pinza”.

A menudo nos equivocamos y lastimamos a los demás. Lastimar a los demás es como el rebote de una pelota que has lanzado, el sufrimiento sólo se expande y abarca cada vez a más gente. Estar lastimando a los demás es lastimarte a ti misma simultáneamente.

Acciones hábiles

Las acciones hábiles surgen de un lugar de paz interior, en donde no hay lucha, ni sensación de superioridad, ni siquiera una sensación de haber visto o sabido algo concreto.

Las acciones hábiles son el producto de estados mentales y emocionales hábiles como la empatía, la compasión, el alegrarte de los logros ajenos, la amabilidad, la generosidad, ver/valorar a los seres humanos en su diferencia, en su particularidad, el respeto, la curiosidad, la claridad mental.

Simplemente te sientes en equilibrio y tranquila. Es un estado de receptividad sin prejuicios, en el que te rindes y dejas de luchar. Dejas de aferrarte a la creencia de que el mundo o los demás están en tu contra y que tienes que defenderte.

Me ha dado mucho gusto poder observar, aunque sea en retrospectiva, mis acciones torpes.

Valgan estas letras para disculparme con todas las personas que he atropellado por mis estados no observados de inconsciencia durante los últimos meses. Intento con mucho compromiso ser reponsable de mis actos, aunque a veces no lo logro. Lo lamento mucho. Discúlpame.

También quiero auto-pedirme disculpas y abrazarme. Nadir, lo siento mucho.

El reconocimiento de las faltas ha de estar seguido por la alegría de los méritos, como en el texto de la ceremonia budista. ¿Por qué?

Porque el reconocimiento de las faltas estaría cojo si no somos capaces de alegrarnos de que hemos sido capaces de observar atentamente nuestras faltas y de tratarnos con amabilidad a nosotras mismas y a los demás, una vez pasada “la tormenta”.

Alegría de los méritos

Me alegra profundamente
el bien hecho por todos los seres
gracias al cual logran reposo
liberándose así del sufrimiento.
Que aquellos que hayan sufrido sean felices.
Me alegra que se liberen los seres
de los sufrimientos de la existencia cíclica.
Me alegra la naturaleza del Buda
y del Bodhisatva,
protectores del Universo.
Me alegra que surja
la voluntad de alcanzar la iluminación.
Me alegra que exista la enseñanza
esos océanos que llevan la felicidad
a todos los seres
y que son la morada del bienestar de todos ellos.

Aprender a diferenciar las acciones hábiles de las torpes, aprender a reconocer mis faltas, a pedir disculpas, a expresar mis necesidades y sentimientos sin culpar a nadie más, quizás sea una tarea para toda la vida. Ser responsable de mis actos. Yo puedo decir que al día de hoy que es la tarea-regalo más significativa que me ha dado la práctica del Budismo.

De mis acciones hábiles de este segundo nacen las acciones hábiles del siguiente segundo. De mis acciones torpes de este segundo nacen las acciones torpes del siguiente segundo. Así de importante es prestar atención plena a lo que hacemos y sobre todo al cómo lo hacemos.

Si te ha gustado este post, por favor, compártelo en tus redes sociales. Cuéntame cómo te relacionas tú con tus faltas, tus errores, tus acciones torpes. ¿Qué significa para ti esto de “ser responsable de mis actos”? Dialoguemos. Déjame un comentario.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Agamia o cómo relacionarse sin formar parejas #sersiendo

agamia

 

La agamia es un modelo relacional que propone abandonar la estructura de nuestras relaciones actuales (formar parejas) creando un modelo diferente y opuesto al sistema monógamo heteronormativo.

También dicho modelo se distancia de las alternativas no-monógamas como poliamor, swingers, anarquía relacional, etc.

Hace tiempo que vengo explorando diferentes modelos relacionales, desde el estudio y el análisis y también desde la práctica.

Es un tema que me interesa y me preocupa.

La mayor parte de las personas nunca se ha hecho la pregunta sobre qué tipo de modelo relacional practica y por qué. Y este tipo de “ignorancia” o de falta de profundidad y responsabilidad, esta carencia de hacerse preguntas importantes sobre la vida y las relaciones, genera mucho sufrimiento en las personas.

He tenido la oportunidad de entrevistar a Israel Sánchez, el autor del blog “Contra el amor”, quien lleva un tiempo analizando el modelo relacional tradicional (formar parejas) y ha amalgamado diferentes propuestas para construir el modelo de la agamia (no formar parejas).

Mi entrevista con Israel Sánchez sobre la agamia:

El mismo contenido sobre agamia -pero en formato de Youtube por si te es más cómodo

Ensayando las relaciones

A continuación puedes descargar unos ensayos muy reveladores para entender los fundamentos de la monogamia y la pertinencia y la urgencia de explorar y construir otros modelos relacionales alternativos.

PDF “El pensamiento heterosexual y otros ensayos” de Monique Wittig

La escritora francesa y teórica feminista Monique Wittig (1935-2003)  plantea que los conceptos “hombre” y “mujer” son conceptos políticos de oposición, que se sostienen en la heterosexualidad como un contrato social. En otras palabras, que son categorías impuestas por una sociedad específica (la sociedad patriarcal), basadas en una supuesta distinción natural de sexo, que se mantiene mediante la imposición de la heterosexualidad como una norma social.

PDF “El contrato sexual” de Carole Pateman

La teórica política y feminista británica Carole Pateman (1940) descubrió que en la base de las sociedades patriarcales ha habido o hay un pacto fundador que es, en realidad, anterior al que hasta ahora se creía que fundaba las sociedades humanas, y que Jean-Jacques Roussseau denominó “el contrato social” en el siglo XVIII. El verdadero pacto fundador era “el contrato sexual”, que consiste en un pacto no pacífico entre hombres heterosexuales para distribuirse el acceso al cuerpo femenino fértil entre ellos.

Si te ha gustado este post, por favor, compártelo en tus redes sociales. Cuéntame cómo vives tú las relaciones y cuál es el modelo relacional que practicas y por qué. Dialoguemos. Déjame un comentario.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Esta es la entrevista que le hizo mi amiga Maranta Rubiera a Israél Sánchez sobre la sexualidad desde el modelo de la agamia para su programa Sexo Nómada.

Violencia contra la Mujer #sersiendo

El 25 de noviembre es el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Violencia contra la Mujer

Anoche soñé que me habían quitado un seno. Estaba haciendo cosas cotidianas y cada cierto tiempo se hacía una especie de zoom a mi cuerpo y allí estaba, protagonista, la cicatriz de la masectomía. Muy simbólico y significativo.

Hoy al despertarme recordé el sueño.

Pensé en la cantidad de veces que he sentido miedo y he deseado con todas mis fuerzas ser un hombre.

No quiero que las mujeres más jóvenes que yo ni las siguientes generaciones tengan que sentir esa sensación de autodesprecio ni tan siquiera un minuto.

El desprecio hacia las mujeres que, una vez introyectado, se convierte en autodesprecio.

Quiero que ser mujer sea tan natural como la lluvia o la tierra. Que sea como respirar y ya. Quiero que ser mujer no sea algo de que preocuparse.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Te sugiero leer todos los posts de mi blog relacionados con la violencia hacia la mujer


9 recomendaciones para una comunicación no sexista en los medios

  • Focalizar las imágenes que utilizas para publicidad en las partes del cuerpo de la mujer que no tienen contenido erótico.
  • Excluir escenas que representen sometimiento sexual.
  • Evitar mensajes que inciten al maltrato.
  • Trasmitir mensajes de productos dirigidos a hombres y a mujeres.
  • Utilizar un lenguaje no sexista.
  • Promover el respeto y la igualdad en las relaciones entre hombres y mujeres.
  • Evitar estándares de belleza femenina que determinan una mujer bella y delgada como sinónimo de éxito.
  • Utilizar indistintamente la voz del hombre como la de la mujer para dar autoridad, credibilidad y fiabilidad.
  • Fomentar el reconocimiento de las aportaciones de la mujer a la sociedad en todos los ámbitos.

Aquí puedes descargar un libro de estilo sobre la comunicación no sexista


La violencia contra la mujer es una de las caras del miedo y de la incomprensión

¿Qué quieren las mujeres? ¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? En este episodio de mi podcast te regalo una lista de 10 cosas que queremos la inmensa mayoría de las mujeres de los hombres. Seguramente encontrarás algunas de las respuestas que necesitas.


Úrsula K Le Guin, una de mis escritoras favoritas, lo dice mejor que yo: “Me he identificado como feminista muchos años. En la actualidad, la palabra se interpreta en tantas maneras conflictivas, muchas de ellas ignorantes u hostiles, que raramente la uso. Si una feminista es alguien que piensa que el género es en gran medida una construcción social, y que nada justifica el dominio social de un género sobre otro, entonces soy feminista.”

Ojos para ver ~ Nro. 2 ~ ¿Prefieres películas o series? #sersiendo

En la nueva sección “Ojos para ver” recomiendo contenidos multiformatos (series, libros, películas, fotografías, ilustraciones, artículos, etc) que me hayan cautivado o encantado cada mes. Esta es la 2ª edición correspondiente al mes de octubre 2017.


Surrealismo
“Pequeña Serenata Nocturna” de Dorothea Tanning

UNO ~ El artículo “Esa mujer artista a la que llamaron “vaca”” publicado por El País (9/10/2017) sobre la exposición Somos plenamente libres. Las mujeres artistas y el surrealismo del Museo Picasso de Málaga, España.

“Las artistas que trabajaron en los aledaños del surrealismo no lo tuvieron fácil. Muchas de ellas, auténticas transgresoras, fueron, básicamente, orilladas —y en ocasiones, ridiculizadas— por sus compañeros de viaje. El movimiento surrealista empuñó en los años veinte la bandera de la liberación de la psique, del fin de la represión de los deseos, idealizó a la mujer, sí; pero su afán transgresor no fue mucho más allá. Y menos en cuestiones de género.” La exposición está abierta hasta el 28 de enero 2018.

Lee el artículo

DOS ~ La serie “Young & Promising” (“Unge lovende”, Noruega, 2016) de Siri Seljeseth.

Esta es la respuesta nórdica y europea a series como “Girls”. Trata sobre la vida de tres  treintañeras en Oslo: Elise, Nenne y Alex. Entra dentro del género cinematográfico y literario llamado “coming of age”, el cual se centra en los aspectos psicológicos y morales de personajes que generalmente están pasando de la juventud hacia la adultez. La serie muestra atinadamente los problemas y los desafíos de una generación completa a través de sus tres protagonistas.

Al iniciar la serie, Elise se ha ido a EE.UU. para probar suerte con su carrera como monologuista y termina trabajando en un centro comercial disfrazada de mascota. Ha regresado a Oslo para renovar la visa y se la niegan. Se ve obligada a regresar a su vida anterior: trabajar en un supermercado en atención al cliente, compartir piso con Nenne y Alex, lidiar y convivir con su familia claramente disfuncional. También se ha enamorado de su mejor amigo, pero todavía no lo sabe.

Nenne es una escritora amateur que se debate entre su miedo a ser exitosa y la seguridad de su inestabilidad emocional y de relaciones tóxicas con otras personas. A veces el sufrimiento puede ser un “hogar” confortable. Alex, a su vez, es una aspirante a actriz y tiene una relación de muchos años con su novio. No sabe si apostar a su carrera o a una vida más tradicional de esposo, hijos y casa con perro.

Mira el trailer

TRES ~ En mi podcast entrevisto a Mónica de la Fuente, Fundadora y CEO de madresfera.com.

Madresfera.com es una plataforma que reúne blogs de madres blogueras sobre la maternidad, la crianza de los hijos y las hijas y el mundo femenino en español. También cuentan con algunos padres blogueros que escriben sobre la paternidad, una magazine digital llamada MAMA y elaboran un ranking muy útil de blogs, videoblogs y podcasts. Conócela.

CUATRO ~ El cortometraje “Platform 13” (Países Bajos, 2015) de Camiel Zwart.

Fue una grata sorpresa. Atrevido el uso conjunto del mapping, técnicas clown y danza contemporánea para acercarnos al mundo onírico y al (des)control de la masas.

CINCO ~ El documental “Amazona” (Colombia, 2016) de Clare Weiskopf y Nicolas van Hemelryck.

Una oda a la libertad de las mujeres. Ole a la mamá de Clare y a Clare. Cuando somos hijxs ya adultxs nunca nos preguntamos por la libertad de nuestrxs madres, la libertad de ahora, la de antes, la de mañana. ¿Quién desea tener una madre esclava, una madre sacrificada y abnegada que elige (o se ve obligada a) negarse a sí misma para ser madre? Es la peor escuela para la vida. Es la escuela que enseña a la gente a sentirse eternamente culpable.

Mira el trailer

SEIS ~ El capítol “El treball” del programa Amb filosofia de tv3.

M’agrada la distinció que fan aquests filòsofs entre el treball i l’ocupació (“el empleo”). Perquè no és el mateix. Val la pena escoltar-los.

Mira-ho aquí

SIETE ~ La película “Aves de Paso” (“Les oiseaux de passage”, Francia, 2014) de  Olivier Ringer.

¡Qué película tan bonita! Una lección sobre el respeto hacia la libertad de las niñas y los niños, incluyendo los que tienen diversidad funcional o “discapacidad” y hacia sus necesidades afectivas y de comunicación. ¡Es ideal para verla con la familia! A veces pensamos que sabemos lo que nuestros hijos necesitan y no los escuchamos y la verdad es que no tenemos ni puta idea.

Mira el trailer

OCHO ~ La película “Maudie” (Irlanda/Cánada, 2016) de Aisling Walsh.

Una sorpresa. No conocía a esta pintora canadiense Maud Lewis (1903-1970), su historia me recordó la de Frida Khalo, de hecho son contemporáneas. La película narra la historia real de su vida, el abandono de su familia debido a su enfermedad (artritis), sus pinturas, la historia de amor con su marido. ¡Qué duro puede ser el mundo para quienes nacen o son diferentes a la mayoría! Cuánta incomprensión y crueldad. Y cuánta valentía la de estos personajes que, contra viento y marea, buscan la forma de expresar de la manera que sea lo que llevan por dentro. Olé, Maudie.

Trailer subtitulado al español

NUEVE ~ La serie “The living and the dead” (Reino Unido, 2016) de Ashley Pharoah.

Una producción de la BBC. Drama, suspenso y fenómenos paranormales por vía intravenosa. ¡Muy buena!

Mira el trailer

DIEZ ~ El documental “Bertsolari” (País Vasco, 2011) de Asier Altuna

Para quienes aman las palabras como yo. No conocía para nada el arte vasco de recitar poemas improvisados. Estoy MUY feliz de haberlo conocido y me entraron ganas de aprender Euskera y conocer su país. Qué belleza de tradición oral: una raíz fuerte, transgeneracional y esperemos eterna. Entré en llanto completo con el final: ¡Bravo, Maialen Lujanbio! Zorionak eta nire esker sakonenak!

Mira el trailer

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Películas y libros

Si quieres recomendarme algún contenido por favor déjalo en los comentarios de este post. Prometo que lo revisaré y si decido incorporarlo a esta sección del blog diré que tú me lo recomendaste y añadiré un enlace a tu web o blog. Recuerda poner el enlace en tus comentarios. Si te gustó este post compártelo con tu gente en redes.

Quizás te interese curiosear en la categoría “Cine” dentro de mi blog

Miedo a la muerte. Miedo a los cambios #sersiendo

miedo-a-la-muerte
Oye, sin desiertos, no habrían desiertos que florecen como los de Atacama en Chile. Cuánta belleza nos perderíamos.

Tenemos un miedo a la muerte tan grande que nos peleamos con la Naturaleza. Por ende luchamos contra su cualidad más evidente: el cambio. Hoy vengo a hablarte de la Muerte, es uno de mis temas de reflexión favoritos.

¿Tener miedo a la Muerte qué implica para nuestra vida? Que todo lo que esté vinculado con la Naturaleza lo estamos tratando como si fueran “ladrones de vida”, que nos roban cosas que queremos.

Creemos que es mejor decir que “una persona está llena de vida”, que decir “está llena de muerte”. ¿Por qué? ¿No es una arbitrariedad? La Vida y la Muerte son lo mismo.

Un ejemplo.

Si yo creo que el “trastorno de ansiedad” es un “ladrón de vida” me pelearé con esa parte de mí misma con tal clase de odio y rechazo que estaré negando cualquier ínfima oportunidad de equilibrar mis emociones. Me alejaré de la posibilidad de ser amable conmigo misma de manera incondicional, pase lo que pase.

Cuando estoy ansiosa, soy yo quien está ansiosa. Vaya que no es un alien que vive dentro de mí que se gobierna solo, aunque lo parezca.

No puedo separarme de mí para aliviarme

Eso es lo causó la ansiedad en primer lugar. Esa separación, esa lucha, esa falta de amor y amabilidad.

¿Te preguntarás que tiene que ver todo esto con la Muerte? Pues que las cosas cambian.

Si sube, baja. Si vive, muere. Si algo es, luego no es. Si ahora mismo tengo ansiedad, el minuto siguiente puede que no o sí, pero yo sólo tengo que ser amable conmigo en este mismo momento.

No se puede ser amable con una misma mañana o ayer en sentido estricto. Se es amable en acción y en presente, ahora.

La actitud de rechazo y miedo hacia la ansiedad te hace pensar que el/tu cambio no es posible, es decir que es una actitud de negación de una de las cosas más evidentes y constatables: las cosas cambian.

Si me peleo con la Muerte, me peleo con la Vida.

Si me peleo con las Muertes todas, Me peleo con las Vidas todas.

Si me peleo con la ansiedad, me peleo conmigo

Yendo un poco más allá: no es posible hacer un pacto y un compromiso con la Vida si no lo haces con la Muerte. Un pacto con la Naturaleza es más sencillo y orgánico que estar peleando con ella todo el puto día. ¡Es realmente demencial!

Quizás sea porque soy antropóloga física y forense, eso da igual.

Sé que la Muerte es una aliada valiosísima en el camino del desarrollo personal y del espiritual.

Decir esto es decir que la Vida también lo es.

Abrazar el proceso Vida, Muerte, Vida, Muerte, Vida, Muerte… Es, No Es, Es, No Es. Abrazas el cambio y a la Naturaleza. Te abrazas a ti y a los demás.

Leí en algún trozo de piel que es Doña Muerte  quien, con sus delicadas manos, da la vuelta al niño en el vientre de su madre y lo pone boca abajo para que pueda nacer. En el mundo moderno se nos ha olvidado la generosidad de Doña Muerte.

Las cosas y los seres no están desconectados

¿Por qué crees que estamos contaminando al Planeta Tierra?

¿Por qué crees que existen las guerras, los suicidios, las adicciones, el odio, la violencia? ¿Por qué crees que construimos los conceptos de Nación, Estado y Patria?

Todo tiene que ver con más de lo mismo.

Estamos peleados con la Naturaleza, porque nos peleamos con la Muerte.

Queremos POSEER. Queremos que las cosas sean como a nosotros nos da la gana y no como son.

¿Qué hacer cuando tienes miedo a la muerte?

Tener miedo a la muerte, es lo mismo que tener miedo a la impermanencia.

Los budistas decimos que todas las cosas compuestas son impermanentes.

Tener miedo a la muerte es tener miedo a que las cosas cambien y a que las cosas no cambien. ¿No es paradójico?

Nos queremos sentir bien, sin querer sentirnos mal nunca. ¿Es eso posible? ¿Tú qué crees?

A mí me ayudado mucho eso que dice la gente de A.A.: “un día a la vez”. Yo soy algo más realista y digo: Un segundo a la vez y respiro profundo.

Cuando me siento fatal me digo: “Nadir, sólo tienes que sobrevivir a este segundo”. Y así cada segundo. Con esta frase me recuerdo a mí misma que las cosas cambian.

Me ha dado por salir a pasear con la Muerte en estos días y hablar con ella. Dice que sabe bailar muy bien y que nunca me pisará los pies. Eso ya lo sé, pero a veces se me olvida. Me entrego al hábito de recordar y de saber.

Sin Muerte, no hay cambio

Hablemos de la Muerte, de las Muertes todas. Hablar de la Muerte, es hablar de la Impermanencia.

Leí en alguna parte que la escritora mexicana Rosario Castellanos escribió: “Dadme la muerte que me falta”. ¡Cuánta lucidez!

Cuando termines de leer esto, esto habrá muerto. ¿Y qué? No pasa nada.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


El día sábado 18 de noviembre 2017 a las 11 horas realizaré con Barcelona Mindfulness para Mujeres Meetup una práctica grupal de caminata y diálogo consciente en el Parque de la Ciudadela en Barcelona. Si te quieres sumar, entra aquí.

Ansiedad y Coaching #sersiendo

ansiedad

Hoy vengo a hablarte del coaching, una herramienta muy útil para el desarrollo personal.

Cuando tenemos dolor de muelas vamos a un dentista. En cambio, cuando nos sentimos incapaces de lograr nuestros objetivos personales por las razones que sean nos cuesta mucho pedir ayuda.

Esa actitud produce mucho sufrimiento innecesario.

Quizás sepas, porque lo digo a menudo, que la ansiedad ha sido mi compañera de viaje durante más de una década.

Una de las cosas más difíciles de hacer cuando tienes ansiedad es trazarte metas y cumplirlas. Pasa igual con el estrés, los ataques de pánico y el famoso trastorno de déficit de atención.

También es cierto que independientemente de tu estado de salud, la vida nos presenta desafíos fuertes a todas las personas y a veces no sabemos bien cómo enfrentarlos.

Aprender estrategias y herramientas nuevas para la vida de manera recurrente son súper auto-regalos. Esa es la razón por la que yo nunca he dejado de estudiar y de pedir ayuda a diferentes tipos de profesionales y especialistas.

Pedir ayuda cuando la necesito es una forma de darme amor y de respetarme a mí misma.

Creo que “un empujón” viene bien cuando vas “en subida” y te sientes cansada/o, independientemente de si estás lidiando o no con una dolencia física, mental o emocional. Pero, ¿qué ayuda elegir?

Coaching personal

Te invito a conocer qué es el coaching personal.

La palabra “coach” viene del inglés y significa entrenador. En el coaching una persona con dificultades llamada “coachee” recibe el apoyo de un profesional llamado “coach” para diseñar un plan estratégico y asertivo que le permita cumplir con sus objetivos personales.

Lo bueno del coaching personal es que te permite trabajar sobre soluciones específicas y ponerlas en práctica de inmediato.

No requiere de un proceso largo de análisis de tus vivencias del pasado o de las circunstancias previas que te llevaron a tu situación de parálisis o de insatisfacción en el presente.

En ese sentido el coaching personal es un proceso enfocado a resultados. Podrás comprobar en poco tiempo si la ayuda del coach está “destrabando” tus limitaciones actuales y permitiéndote avanzar.

¿Ansiedad por los cambios?

Yo utilicé la ayuda de una coach para tomar la decisión de cambiar radicalmente de profesión hace unos cuantos años. Tenía la idea fija de que me sentaban fatal los cambios y que no era capaz de gestionarlos bien.

Para una persona con ansiedad los cambios pueden ser mucho más aterradores que para alguien sin ansiedad.

Con las sesiones de coaching me di cuenta -te hará mucha gracia- que en el fondo no me dan miedos los cambios sino que me gustan y me hacen bien.

Yo llevaba bastantes años pasándola mal e intentando que mi vida fuera más digamos “predecible” y “segura”.

Al mismo tiempo me aburría la monotonía del día a día y me sentía presa, sin vida.

Equilibrio sanador

El coaching personal me ayudó a balancear mi necesidad de novedad con mi necesidad de certidumbre.

Hoy por hoy sigo cambiando cosas en mi vida, pero ya no siento que estoy al borde de un precipicio y que me tiemblan las piernas.

Al contrario, siento que puedo asomarme al precipicio y sentir ese vacío raro, que se instala en el medio de la barriga y genera risas nerviosas.

He perdido miedos y ganado seguridades.

Estoy muy contenta. Y este estado no lo logré yo sola dándomelas de mujer perfecta y de que ya sé todo. Lo he logrado porque pedí ayuda cuando la necesité.

Busqué a las personas correctas para acompañarme en mi viaje-proceso de desarrollo personal. Tuve la humildad de decir: ¡ayúdame, por favor!

Cada vez que encuentro un obstáculo difícil en mi vida pido ayuda de nuevo. Ya no me da ni vergüenza ni culpa necesitar ayuda. Pienso que es una de mis virtudes.

¡Si has tocado fondo, no te cortes y grita S.O.S.!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Causas de la eyaculación precoz #sersiendo

Causas de la eyaculación precoz

Hoy vengo a compartir contigo algunas reflexiones informales sobre las causas de la eyaculación precoz. La mayoría de los estudios y encuestas revelan que aproximadamente 30% de los hombres entre 18 y 59 años sufren esta disfunción. Y que 78% de ellos no buscan ayuda profesional ni tratamientos médicos por vergüenza y por desconocimiento.

Si bien son los hombres quienes padecen la eyaculación precoz, las mujeres podemos apoyar el proceso de  transformación de la sexualidad de los hombres. Este acompañamiento requiere claro está de la transformación de nuestra propia sexualidad. Evolucionar como individuos y evolucionar juntos. “Desgranemos” el tema poco a poco.

Mi placer es mío

Como un punto de partida sano, maduro y positivo para las relaciones sexo-afectivas hay que entender que el placer es algo individual, autogestionado y autónomo.

Aceptar este hecho es clave para poder explorar la propia sexualidad, aprender más y mejor, liberarnos de cualquier aprendizaje pasado que esté limitándonos ahora.

Podemos compartir con otras personas nuestros respectivos placeres. Sin embargo, cada quien ha de trabajarse su propio placer de la manera más comprometida que pueda. Procurando, a su vez, no atropellar las necesidades de los demás.

Casi todas las personas, independientemente de nuestros géneros, nuestras preferencias sexuales o los modelos relacionales que practiquemos (monogamia, poliamor, swingers, etc), tenemos la misma tarea pendiente: aprender cómo ir al encuentro del placer sin prisas ni juicios ni tabúes, con libertad.

¿Por qué es así? Porque la educación sexual, incluso ahora en pleno siglo XXI, sigue siendo casi nula o muy tergiversada.

Educación sexual

Es común que aprendamos sobre sexualidad a través de vídeos, pornografía, revistas, conversaciones con nuestros pares y experiencias sexuales poco placenteras. De esta forma, los conocimientos teóricos están muy distorsionados o arrastran tabúes antiquísimos o ambas cosas.

La educación sexual que nos dan en las escuelas en francamente insuficiente y obsoleta. No te prepara para la vida real. No te enseña que el placer es una forma de amabilidad o de amor hacia una/o misma/o.

La práctica de la sexualidad entonces queda a la merced del sexo practicado entre personas con poca o nula (in/des)formación en estos menesteres. Esto favorece la replicación de modelos de sexualidad que son francamente frustrantes y produce mucho sufrimiento a las personas. Es una de las causas de la eyaculación precoz.

Causas de la eyaculación precoz

Para afrontar la eyaculación precoz adecuadamente lo más importante es conocer sus causas.

En pocos casos existen causas fisiológicas y las mismas pueden ser descartadas fácilmente a través de exámenes médicos. Vale la pena descartarlas primero.

Una vez descartadas las causas fisiológicas la siguiente causa de la eyaculación precoz y la más común son los malos hábitos sexuales y eróticos del hombre.

El método más frecuente mediante el cual se educan sexualmente los hombres es delante de una pantalla viendo pornografía.

Si te dijera “aprende a jugar tenis de forma profesional sólo viendo vídeos de actores que simulan jugar tenis”, me dirías sin titubeos “así no se puede aprender”.

¿Entonces por qué nos fiamos de la pornografía para aprender algo tan importante como el arte de darnos placer y compartirlo con otras personas? La pornografía no es el maestro que necesitas.

La pornografía

La pornografía está diseñada para que el hombre eyacule en el menor tiempo posible. Esta es la razón por la que consumirla tiene efectos sobre el cerebro y las hormonas. Además establece malos hábitos sexuales.

Los hombres con eyaculación precoz se saltan todas las etapas previas a la penetración y pasan a la eyaculación demasiado rápido.

En pocas palabras, el cuerpo de los hombres se acostumbran a responder rápida y explosivamente a los estímulos que le causan placer y aumentan la dopamina en su cuerpo.

Las relaciones sexuales con otra persona (de carne y hueso y presenciales) tienen diferentes fases que pueden incluir la eyaculación como parte del proceso o no. La eyaculación no representa la culminación o el objetivo en sí de tener una relación sexual.

El consumo de pornografía desvirtúa el cómo puede ser una relación sexual real con otra persona. Y algo más delicado que casi nunca se menciona: hormonalmente crea una adicción como la que se puede tener con cualquier sustancia estimulante como el alcohol o el tabaco.

Cito la pornografía no por cuestiones morales de si está bien o no verla, sino más bien porque los hombres que la consumen y se masturban viéndola, suelen presentar disfunciones sexuales. El uso de la pornografía es una de las causas de la eyaculación precoz.

Penes ansiosos y vaginas rabiosas

Una sexóloga que dictó un curso al que asistí dijo esto: “la mayor parte del sexo hoy en día sucede entre penes ansiosos y vaginas rabiosas”. ¡Yo estoy de acuerdo!

Las mujeres quieren más preliminares (juegos eróticos y sexuales previos a la penetración) y no ser penetradas tan rápido, mientras que los hombres se abalanzan sobre ellas a penetrarlas lo más pronto que puedan y eyaculan en menos de dos minutos. ¡Es un verdadero desencuentro!

Hay que conversar más y mejor sobre nuestras respectivas necesidades sexuales y eróticas y regalarnos momentos de placer mutuo en los que no estemos apurados. ¿Por qué “correr”?

También necesitamos todos y todas prestar más atención a la sexualidad y al erotismo. Volvernos exploradores y exploradoras del propio cuerpo y del cuerpo de nuestros amantes, parejas, etc.

Buscar nuevas fuentes de información, no sólo la pornografía, que ya vimos que en vez de educar, maleduca.

Es importante entender las causas de la eyaculación precoz. Amplía la información. Investiga.

Estamos en tiempos del mindfulness, de la meditación, de la vida slow (lenta), también del sexfulness. ¡Vaya, que el sexo apurado y mal hecho ya no mola a nadie!

Tal vez pueden tomar juntos cursos sobre sexualidad y erotismo. O consultar con un sexólogo y que les enseñe ejercicios prácticos para hacerlos en casa.

Es hora de ocuparnos de nuestra sexualidad con el mismo compromiso y entrega con el que nos ocupamos de mejorar otras áreas de nuestras vidas.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter