Etiquetado: Apego

Libertad radical #sersiendo

tatuaje jaula

Lo mejor que puede hacer la vida por ti es quitártelo todo de un solo putazo, dejarte sin alfombra bajo los pies, sin suelo, sin casa, sin identidad, sin empleo, sin país, sin amigos, sin pareja… sin dinero… sin nada…

Si sobrevives y sigues caminando y viviendo… no volverás a perder ni un minuto más de tu existencia sobre esta tierra en estupideces.

Entonces, ¿por qué esperar que la vida te lo quite? ¿No será mejor quítartelo tú a ti mismx de forma voluntaria? ¿Quitarte todo ese apego absurdo a…? Porque sea lo que sea eso que quieres seguir manteniendo… neciamente manteniendo… algún día ya no estará. O no estarás tú.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Aprendizaje sobre el apego #sersiendo

By Marta Everest
By Marta Everest

· Aprendizaje · Cuando alguna experiencia te esté haciendo sufrir trata de prestar atención ‪#‎mindfulness‬ a si estás aferrada(o) a una idea tuya de cómo crees que tendría que ser dicha experiencia.

La mayoría de las veces el sufrimiento proviene del apego hacia una idea, una creencia, un deseo de que las cosas sean como yo quiero y no como realmente son.

Eso nos aleja de la vida y de la realidad, incluso del resto de los seres humanos, y nos mantiene atrapados en un mundo ficticio que sólo existe en nuestra mente. Let it go. Drop it. ¡Abre tus manos y suéltalo!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Ser como una espiga #sersiendo

© Javier De Peque
© Javier De Peque

¿Qué quiere decir la gente cuando te dice “fluye con eso”? Para mí fluir es hacer un acto de confianza para con mi vida y su propia dinámica. A veces pasan tantas cosas y a la vez… todo se vuelve tan enredado que yo simplemente pienso en esta idea de fluir y suelto todo. Soltar es dejar de hacerme líos en la cabeza, de imaginar las posibles futuras situaciones y sus consecuencias, es salir un poco de ese estado nervioso y ansioso en el que nos metemos porque es imposible controlar todo lo que nos sucede.

Fluir y confiar no es quedarse sin hacer nada o conformarse con lo que pasa, al contrario, es tomar un actitud activa en la que la parte activa de nuestra vida es el ejercicio mismo de estar tranquilos. ¡Suena paradójico y lo es! Hacemos mucho (créanme) cuando dedicamos nuestros esfuerzos a no interceder, a no intervenir, a no influir (o tratar de hacerlo) obsesivamente en/sobre las cosas, hacemos mucho al detener la desesperación de que las cosas no salen como queremos y entonces activamente: nos dedicamos a observar lo que sucede esforzándonos en mirar las cosas tal como son y no como quisiéramos que fueran.

Fluir es ver las cosas como son, dejar que sucedan y observarlas. Fluir es no apegarse patológicamente a la idea fija de que la vida tiene que ser como yo quiero. La mayor parte del tiempo la vida no es como yo quiero. ¿Qué sentido tiene ese apego obsesivo? Es sólo una fuente potencialmente generadora de sufrimiento y, en efecto, a menudo ese apego se vuelve sufrimiento.

Ante un conflicto entre lo que yo deseo que pase y lo que pasa mi opción más sana ha sido trazar un mapa de pequeñas acciones que pueda yo hacer ahora y que tengan como resultado algo que sea muy parecido a lo que deseo obtener (meta). En otras palabras, selecciono qué actividades y tareas o qué conductas (también pueden ser comportamientos) deseo llevar a cabo que me acerquen a eso que necesito. Yo voy haciendo poco a poco mi trabajo, mi esfuerzo en esa dirección, pero también estoy muy pendiente de cómo son mis reacciones y mis pensamientos. Suele pasar que cuando la dirección se está torciendo nos volvemos tercos y queremos que la vida vaya en una dirección, pero resulta que las cosas terminan yendo por otro lado. Cuando surgen esos conflictos yo opto por fluir y soltar el control (¡la verdad nunca lo tuve!), mientras tanto voy haciendo las tareas pequeñas que decidí hacer y voy tomando nuevas decisiones, de la forma más flexible que pueda pero sin perder el Norte (lo que yo deseo).

A mí esta estrategia me da + resultados y me produce menos sufrimiento. Fluyo, en esos momentos de desesperación, opto por fluir y dejar también que mi propia vida se encargue de los detalles. Me esfuerzo en mantenerme lo más calmada que yo pueda: medito, leo, me relajo, salgo a hacer cosas que me gustan, trato de diversificar mis intereses más de lo habitual… así mi atención y -por qué no decirlo- mi obsesión no se enfocan en una sola cosa: ¡el problema que tengo! Eso me ayuda también a encontrar soluciones creativas para los problemas o para las situaciones de conflicto.

También me es útil deslindar responsabilidades y si la solución del conflicto no depende sólo de mí, hacer el siguiente ejercicio me hace sentir menos tensa: me empeño en reconocer y aceptar que hay asuntos en los cuales no tengo injerencia o poder de cambiarlos, y entonces suelto el tema, no me aferro. Y dejo que las personas involucradas también hagan su parte de la mejor manera que puedan y quieran. Confiar en que a veces ciertas situaciones dependen de mucha gente y no sólo de mí, y que eso está bien, finalmente “es lo que hay”, como dicen aquí en España.

Me gusta la imagen de la espiga delgada, flexible, que se mueve con el viento… parece que se va a romper cuando se inclina ante un viento fuerte, pero no, allí sigue… fluyendo con el viento, dejándose llevar sin perder su condición de espiga… y cuando el viento pase volverá a su lugar, sin haber perdido nada de lo que es importante para ser una espiga. Esa imagen me ayuda a enfocarme en la flexibilidad y en el desapego en las situaciones de adversidad.

Recomiendo escuchar este programa de radio: ¿Es posible la #Colaboración en la #Diversidad? #Maturana y #Dávila en @uchileradio, vía @Matriztica

¡Que tengan un feliz fin de semana!
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


“El insensato que reconoce su insensatez es un sabio.
Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.” Buda


¿Mujer = intermediaria? #sersiendo

8856e69255a6f2b06f21670f18905333

| Sobre las dinámicas familiares | Uno de los papeles auto-anuladores que el Patriarcado ha enseñado (muy bien) a las mujeres es hacer el rol de la intermediaria. Es la que lleva y trae noticias, es la que asume responsabilidades de los demás, como si las personas no pudieran relacionarse directamente entre ellas. No hagas de mediadora ni de intermediaria, deja que tus hijos/hijas, su padre o el familiar que sea aprendan a relacionarse los unos con los otros, deja que haya relación directa entre hermanos/hermanas. ¡Un rol que te daña a ti también daña a tu familia! Piénsalo, ser mujer y también ser madre es mucho + que ser una mensajera. Ser una mensajera no te vuelve una persona + amorosa con los tuyos. La preocupación por los asuntos de los demás no es amor, la gente “preocupona” en realidad sólo está pensando en sí misma. Si deseas dar amor deja que tus familiares (hijos/as, padres/madres, esposos/esposas… + largo etc) se ocupen de SUS asuntos y sean responsables de sí mismos, que maduren. Madura tú. Ocúpate de TUS asuntos: ¿Desde cuándo no te tomas tiempo para ti? ¿Cuál es TU proyecto de vida, el tuyo, el individual? ¿O dirás de nuevo que ya es muy tarde para tener proyectos tuyos? Esas actitudes son aprendidas, nos las enseñaron para dejarnos atrapadas en roles opresivos. ¡Sacúdete eso! Atrévete a descubrir por ti misma lo que deseas, lo que te gusta y hazlo: sé libre.

Namasté,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Lectura recomendada: “Los vínculos amorosos” de Fina Sanz.

¿Presos del deseo? #sersiendo

#sersiendo #deseo Hace unos días escribí aquí sobre la importancia de reconocer el deseo propio y diferenciarlo de lo que los demás desean de nosotros. Hoy estoy pensando en el deseo propio (que suele ser una fuerza ciega y alienante), sobre cómo aprender a diferenciarlo de nuestras aspiraciones más profundas y sabias. ¿Por qué es vital la distinción? Porque como enseñaba el Buda Sakyamuni: “Presa del deseo, saltas de rama en rama sin encontrar fruto alguno, como un mono en el bosque, de vida en vida, sin encontrar jamás paz”.

Nadir Chacín @nadirchs
Visítenme en https://www.facebook.com/sersiendo

Antídotos

XXII Encuentro del Círculo Humano CHxDF, sábado 25 agosto 2012, en Parque México, Condesa, México D.F., de 11-14 horas. Tema: Sexo: ¿por placer o por poder? Evento en Facebook

V Encuentro del Círculo Humano CHxBarcelona, sábado 8 septiembre 2012, en Parque de la Ciudadela, Barcelona, España, de 11-14 horas. Tema pendiente. Evento en Facebook

¿Buscas ayuda personalizada?