Etiquetado: Aprobación

¿Por qué no apruebas lo que hago? #sersiendo

Mantra1SERSIENDO

Cámbiate el “chip”, pasa de “Me haces sentir como una mujer” a “Yo me siento mujer por mí misma”. Es imposible vivir en este mundo sin provocar a menudo la desaprobación de la gente (incluyendo la de tus seres queridos), así que tu estado emocional y tu tranquilidad no pueden depender de eso. ¡Piénsalo!

¡Feliz semana!
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Te sugiero leer también
Dependencia emocional, ¿cómo saber si yo? #sersiendo

No les cortes las alas #sersiendo

e367459f5e1df5767cccdfa31e2502f8

Querer que tus hijos y tus hijas sean “normales” y que se parezcan a los demás no es algo amoroso. Sólo estás enseñándoles que nadie los valorará tal cual son. No les cortes las alas. Ya tienen suficiente con las cosas absurdas que les dicen y hacen en las escuelas. Los humanos somos todos diferentes y esa es la parte más bonita de estar en este mundo. Aprecia la diversidad.

Namasté,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

Mi hija/o tiene baja autoestima #sersiendo

¿Crees que tú sabes lo que es mejor para tus hijos/hijas? ¿Te preguntas por qué tus hijos/hijas dependen tanto de la aprobación de los demás y tienen baja autoestima? 

“El núcleo familiar alimenta, bajo la apariencia de buenas intenciones, la dependencia de sus miembros y la necesidad de aprobación. Los progenitores que no quieren que a sus hijos les pase nada malo deciden protegerlos de todo peligro. Pero el resultado es exactamente lo contrario de lo que se pretende, pues sin las armas necesarias para saber cómo confiar en uno mismo en los momentos difíciles, es imposible construir un arsenal de comportamiento independiente que nos sirva para toda la vida.” Wayne Dyer

No contribuyas a que tus hijos/hijas confundan su propia estima (autovaloración) con la aprobación de cualquier otra persona, ni siquiera con tu aprobación como madre o padre. Tu aprobación es importante para ellos sí, pero tu aprobación no puede estar condicionada, debe ser otorgada libremente y no como un premio a la buena conducta porque tus hijos/hijas han hecho lo que tú deseas o lo que tú crees que deberían hacer. Pregúntate cuántas veces mediante tus actitudes y palabras diarias les estás trasmitiendo indirecta o directamente esto: “La verdad no confío en ti, por eso creo que es mejor que yo decida lo que a ti te conviene”. Tu hijo/a se queda con este mensaje-aprendizaje: “Si mi propia mamá [o papá] no confía en mí debe ser porque soy un verdadero desastre… yo no debo confiar en mí misma/o”.

Si quieres que sean seres independientes y felices, infórmate, edúcate tú, busca ayuda profesional para ti -si sientes que no puedes solo/a o no sabes cómo, pero no sigas echándole la culpa a tus hijos/hijas, a la escuela, a los maestros, a tus familiares, a tu pareja, a los videojuegos… Nadie puede enseñar lo que no sabe, cómo pretendes saber lo que es mejor para tus hijos/hijas si tú no sabes lo que es mejor para ti, si tu propia vida no te hace realmente feliz y tienes tantos miedos que te paralizan… si tu propia autoestima es tan baja… Ocúpate… ¿Te duele todo lo que lees aquí? Pues sí, a mí también, crecer y madurar duele temporalmente, pero es gratificante y te dará paz, una paz inquebrantable.

Bonito domingo, mi gente

Nadir Chacín @nadirchs
Lee + en https://www.facebook.com/sersiendo