Etiquetado: dependencia

Hablando sobre la manipulación #sersiendo

Conversación con mis amigos en Facebook

“Duda | ¿Existe una manipulación que sea positiva? ¿Toda manipulación subyuga a alguien? Curioso que la etimología de la palabra “manipulación” esté vinculada con algo que se puede manejar con las manos [“manus”, que cabe en una mano], con el verbo Llenar y con el mundo de lo sagrado.” Nadir Chacín

Jorge Gallegos Pineda si estuvieses cerca te daría un beso por esta info!!!… Gracias Nadir, en el DF, Londres, o donde sea que ahora te encuentres!!!
Rosamaría Hernández Yo no creo, manipulan para conseguir intereses propios que por incapacidad no pueden obtenerlos con sus propios recursos. Y por algo la acepción militar.
Por otro lado ¡te extraño! aún cuando te miro todos los días, hacen falta esas tardes de tés y pláticas de 5 horas.
Te quiero
Cynthia Casarrubias Coaching Puesto que la manipulación no esta relacionada con ele ejercicio de la libertad de ambas partes, pues no estoy de acuerdo con usarla, utilizarla, aplicarla…
Susana Mabel Nuñez De hecho la manipulación existe, como todo lo que se hace de a dos. Sin ningun tipo de juicio a lo que es “manipular”, obvio.
Javier Rey Todos manipulamos, de una u otra forma, nuestro entorno, desde los objetos hasta las personas que lo componen. Y sí, estoy totalmente seguro de que se puede manipular por razones nobles y con un objetivo justo. No siempre se trata de subyugar o negar la voluntad de otra persona… de hecho, muchas veces sólo se trata de moldearla para que se vuelva propicia a lo que pensamos, hacemos o sentimos.
Y bueno… el interés existe, siempre, en toda acción que llevamos a cabo. Muchos asumen que “Interés” es automáticamente “Objetivo personal y egoísta”, pero no siempre es así. Un interés puede, en efecto, ser egoísta, pero muchas veces también puede basarse en buscar la satisfacción de una necesidad colectiva, de un deseo ajeno o del bienstar común, sin dejar de llevar el apelativo de Interés. D.R.
Nadir Chacín ¿Entonces hay una manipulación buena? Pensaba en algo que leí sobre la dependencia y el autor -no recuerdo el nombre- decía que existe una dependencia que no es patológica. Me dio curiosidad. ¿Cuál es el poder mayor al cual sería bueno subordinarnos o cómo/cuál es el poder mayor al cual ya nos subordinamos?
Javier Rey No diré ya buena o mala, pero diré que existen manipulaciones con un objetivo más trascendetal y esencialmente positivo. En cuanto a lo de poderes mayores, para mí la Belleza es un poder al cual es profundamente enriquecedor subordinarse. Si uno ha de depender de algo, que sea de algo enorme, inmortal e incomprensible, para no correr el riesgo de descubrirlo por entero o conocerlo totalmente, y morir sin anclas. D.R.

“Todas las relaciones humanas son relaciones de poder. Somos sujetos/objetos políticos. Pensaba ahora en que el mercado es una conversación. La conversación es imposible sin interlocutores. El dinero realmente no existe, existen las personas. Cuando se conversa el componente de manipulación (distorsión de la verdad según ciertos intereses y no otros) está invariablemente presente, porque somos interpretadores de la realidad y co-creadores.” Nadir Chacín

Salma Anjana Piñones Nadir, casi parece que estuvieras resolviendo mi examen de lógica inductiva conmigo. Justo estoy escribiendo sobre los ídolos del mercado generados a través de la comunicación (lenguaje) y las distorsiones propias de los participantes.
Mónica Gabriela GtzGtz Holodramacoach QUE BIEN….muy interesante…francamente descarnado, pero real…y desde allí…¿cómo hacer valer la espiritualidad?
Decacia de Kaponni Cierto y preocupante, por que tal vez hasta éste mensaje de Nadir que por cierto es bastante lógico, desde mi perspectiva me acontece de acuerdo al contexto de mi situación, lo interpreto y asocio a mi entorno, esta es la estrategia de mercadotecnia mas exitosa, hay una cobertura de necesidades casi personalizada y extrema…somos inconscientemente empujados al conductismo..de alguna u otra manera…
Nadir Chacín +preguntas que respuestas: ¿Hemos cedido nuestro poder en la creación de nuestra realidad? ¿Cómo recuperarlo? ¿El empoderamiento tiene como requisito responsabilizarse del manejo sabio del poder o del abuso del mismo? ¿Es posible un cambio social sin manipulación?
Francisco Juarez Cambio social sin manipulación?! Sólo que todos pensáramos igual! Cosa que evidentemente no sucede; “somos interpretadores y co-creadores de la realidad”! Lo has dicho en forma perfecta! (Y científicamente muy precisa!)

Nadir Chacín @nadirchs


Ven a conocerme y a platicar conmigo. Estaré en Espai ARA (Barcelona, España) conversando en las sesiones de Art amb Té sobre “La vida como un viaje constructivo de nuestra identidad”. Por fa avísale también a las amigas y amigos que tengas en Barcelona. Gracias por tu ayuda para la difusión. Para cubrir los gastos del espacio se pide una colaboración mínima de 2 euros por persona. VIERNES 26 DE OCTUBRE A LAS 18 HORAS Carrer de les Monges 43, Baixos Sant Andreu – Barcelona – Este evento en Facebook


Des(nudo) de mujer

a Úrsula Fuentesberain

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace mucho que no escribía como si alguien me dictara desde alguna parte de mí. Agradezco a Úrsula por detonar este artículo con su pregunta ¿pero qué diablos significa ser una mujer independiente? Hoy vengo a regalarles un cacho de lo parido a punta de aventuras y putazos.

Es cierto que a las mujeres no nos ha tocado fácil durante toda esta historia. Seguro algunos hombres sentirán lo mismo que nosotras. Es aun más cierto que nuestras infancias nos marcaron, pero lo que nos pasa hoy no está relacionado con nuestro género ni crianza. Al menos lo que me pasa a mí responde a algo más íntimo y maleable: mi relación conmigo.

Tratar de ser independiente no ha dependido de la actitud de los que me rodean ni de lo que pasa afuera de mí como el empleo, la casa, los hijos, la pareja, la carrera profesional. Es un estado de ánimo basado en mi autovaloración, misma que ha ido cambiando por temporadas. A brochazos. A empujones.

Puedo decir sin tapujos que me he atropellado. Nadie me atropelló: yo lo hice. Más allá de las cuestiones de género, de los condicionamientos sociales, del dinero o del empleo que tenga o no… me entendí un buen día Nadir atropellada por Nadir. Primero me atropellé con mi rol de hija, después con el de mujer, el de madre, luego antropóloga, editora, escritora, empleada, desempleada, amante de un casado, novia de un novio… y así sucesivamente. Arrollamientos nadirienses. Uno tras otro.

Con el tiempo entendí que mi anhelada independencia sólo surgía cuando me sentía valiosa y perfecta haciendo lo que el lado Bin Laden de mi mente consideraba decisiones “imperfectas”. Esas que salían del rol que yo tenía que cumplir al pie de la letra según cada etapa.

Ser independiente al inicio me pasaba por casualidad en momentos fugaces, mientras estaba haciendo algo que me gustaba mucho pero sin sentirme culpable. O cuando me divertía a pesar de no tener empleo o cuando mi pareja estaba en casa y yo disfrutaba al 100% bailando lejos de casa. No hay mejor forma de atropellarse que seguir cierto rol como único destino, aunque notes que te está matando a cuenta gotas.

Así surgieron en mi vida la fijeza, el aburrimiento y el desdén. Hasta que noté que ningún rol me contenía del todo porque los humanos no somos máquinas ni productos. Eso explicaba por qué a medida de que un rol me atrapaba yo iba perdiendo fuerzas. Perdiéndome a mí. Entendí que ningún humano atropellado acompaña ni ama a nadie. No puede.

Me humanicé al descubrir cómo darme a mí misma esos estados placenteros y satisfacer lo que deseo. Con mucha dedicación he estado aprendiendo estrategias nuevas y a mantener en ON ese estado de ánimo. He aprendido a pillarme en flagrancia cometiéndome abuso :) y entonces evito el naufragio… o puedo salir de él sin que mi vitalidad sea asesinada.

Ser una Nadir independiente ha sido y es lo mismo que valorar lo que yo deseo emocionalmente y dármelo yo. Porque si no estoy bien nada ni nadie de mi gente está ni estará bien. Porque si me arrollo me pierdo y los demás me pierden.

Desde que mi tranquilidad yo la produzco, defiendo y motivo a diario ya nada me ata como antes, nada, y si ya nada me ata de ese modo soy felizmente independiente.

Con amor,

Nadir Chacín

PD: Les regalo este autorretrato que me hice. Lo tengo en mi escritorio y me recuerda que la luz que requiero ya existe y viene de mi interior.

Dependencia y codependencia #sersiendo

Cuando en una relación de pareja se cae, a veces sin notarlo, en vínculos de dependencia y codependencia, la misma relación y la vida de los miembros de la pareja se vuelven una maraña de culpas y recriminaciones. Lo más doloroso de traer esto a nivel consciente es darse cuenta de que ambos amantes tienen ganancias secundarias de vivir y relacionarse patológicamente.

¿Qué son las ganancias secundarias? Cada conducta tuya busca un fin. Generalmente una conducta negativa o que te genera problemas tiene, en otro aspecto de tu vida, una función positiva.

Por ejemplo, cuando estás enferma/o y logras que alguien te cuide. Si has pasado toda tu vida enfermándote y recibiendo cariño y atención de los tuyos sólo cuando te enfermas, aprendes que para obtener amor debes estar enferma/o. Esta atención que logras de los demás es la ganancia secundaria de enfermarte.

Cambiar conductas requiere de analizar qué las dispara, qué hay detrás de lo que haces, sientes y ejecutas. En las relaciones de pareja pasa algo similar. El dependiente  a menudo consigue un “padre” o una “madre” en su pareja (en otras palabras, su pareja se comporta como una mamá), y el codependiente siempre logra ser la “madre” y el “padre” que necesita desesperadamente ser. En este vínculo patológico ambos han aprendido una conducta que les genera ganancias secundarias positivas de su relación con el otro o la otra, pero que a su vez les provoca tristeza, desamparo, sensación de ser controlados o de controlar. Se requiere des-aprender estos patrones si de verdad desean entrar en el terreno del amor. La dependencia o la codependencia NO es amor.

Sirve mucho preguntarse a cada tanto: ¿qué busco realmente con mi actitud? o ¿qué ganancia secundaria obtengo de lo que hago o de lo que le digo a mi pareja? Averiguar cuáles son tus ganancias secundarias en todos los vínculos que tienes con los demás abre una puerta dolorosa al principio pero muy esclarecedora después. Volverás a tomar las riendas de tu vida en tus manos. Toda persona dependiente o codependiente es el fondo un dependiente, una dependiente. Así de simple. El codependiente necesita del otro o de la otra tanto como el dependiente. Descubre qué pasa contigo detrás de las máscaras que te pones para amar. Inténtalo.

Guardar

Pareja: ¿por qué nos relacionamos? #sersiendo

pareja

Hoy mi madre me envió por mail unos artículos de María Dolores Paoli, me gusta su punto de vista y las cosas que dice sobre las relaciones de pareja. Creo que su pensar y sentir le viene como anillo al dedo a mis lectores y a mí.

Reproduzco acá sólo una parte de su texto. Espero que se tomen un tiempo y entren en su página web. No sólo hay información sobre este tema sino sobre los niños índigo y demás.  Espero les guste. A mí me hizo pensar mucho sobre mis relaciones de pareja.

La vida está basada en la capacidad de relacionarnos

Estamos habituados en aplicar el término “relación” a la interacción entre dos personas o más, pero el relacionarse es parte inherente de la vida. Todas las manifestaciones de vida se relacionan de alguna forma para poder expresarse.

Dentro de la evolución, la forma más pasiva es la del mineral, pero aún así se deja percibir, utilizar, admirar como puede ser un brillante, un zafiro, un rubí, una joya. Le sigue el animal que es una forma más dinámica pues interactúa con otros animales, con la naturaleza, con los seres humanos como por ejemplo: el perro con su amo.

Luego está el ser humano donde se manifiestan diferentes formas de relacionarse, pero que requiere de la interacción para subsistir. Si el ser humano no se relaciona muere, por ejemplo: un bebé si no se relaciona con la madre o con otra figura adulta protectora no subsiste por sí solo.

Sobrevivencia

Por ello, manteniendo el recuerdo de la necesidad de sobrevivencia, muchas personas eligen perpetuar una relación destructiva, antes de no relacionarse, pues en el momento en que se relacionan viven.

Por ejemplo: Una pareja permite atropello físico o verbal porque en el fondo prefieren tener una relación abusiva que no tener ninguna. La calidad de la relación va a depender de la actitud con que se aborde.

Las relaciones humanas interpersonales representan el gran reto para el individuo y sólo a través del Amor es que podemos relacionarnos plenamente, donde podemos fusionar nuestras conciencias individuales y contactar la unidad.

Ser pareja para regresar a la unidad

La verdadera razón para relacionarnos es poder regresar a la unidad, de donde se parte, habiendo asimilado las vivencias, redescubriendo en el otro la condición divina. Para ello, requerimos relacionarnos.

Es a través del contacto, del placer, del gozo que nos integramos a la unidad pero la mente y las emociones no clarificadas ni canalizadas nublan el camino para hacerlo.

Por ejemplo: El temor que sentimos a no ser amados, a ser rechazados nos hace dudar de nuestra capacidad de lograr sostener una relación de amor. El encontrar la capacidad de amar, nace de la voluntad y disponibilidad que tengamos.

En el relacionarse con los demás es cuando los conflictos no resueltos de la mente se activan, por ello, muchas personas creen que si no se relacionan sentimentalmente no tendrán problemas mayores debido a que consideran que el roce de la incomodidad sólo se presenta con la presencia de otra persona cuando en realidad, las relaciones son un termómetro de nuestro estado interno.

Autoconocimiento

La fricción de la interacción es el activador del autoconocimiento porque primero el conflicto tiene que estar adentro para que se pueda manifestar afuera a través de otra persona. El evadir relacionarse sentimentalmente y sacrificar la plenitud del contacto perpetúa los problemas internos pues no son puestos en evidencia. En la medida que no estemos dispuestos a solventar los conflictos emocionales no se pueden tener relaciones significativas, duraderas, nutritivas.

La mayoría de las personas sólo se relacionan a través del intercambio de ideas, del placer sexual, pero esa atracción no garantiza una comunicación profunda ni una relación duradera sino más bien un momento de proximidad que nos aleje de la soledad que probablemente en ese momento estemos sintiendo.

Este tipo de relaciones pueden ser distraídas y placenteras pero tarde o temprano entrarán en conflicto pues el verdadero Ser no se ha revelado por temor a ser expuesto, a mostrar los conflictos y ser rechazado.

Abrir el corazón

El verdadero ingrediente para tener una relación significativa es ser genuino, abierto. Es bajar las defensas, permitirse involucrarse, ser vulnerable, envolverse en el sentir. Hay que darse permiso de conocerse a sí mismo porque ¿cómo se puede comunicar a los demás lo que no nos atrevemos a comunicar a nosotros mismos? ¿Cómo puedes hablar de tus necesidades con tu pareja si no las has reconocido primero?

Date el permiso de sentirte para que puedas sentir plenamente la integración con tu pareja.

Hasta aquí su texto. Sigue leyendo más artículos en su página web, tiene varios sobre la pareja y las relaciones de amor.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Guardar

Guardar