Etiquetado: Independencia

¿Mujer = intermediaria? #sersiendo

8856e69255a6f2b06f21670f18905333

| Sobre las dinámicas familiares | Uno de los papeles auto-anuladores que el Patriarcado ha enseñado (muy bien) a las mujeres es hacer el rol de la intermediaria. Es la que lleva y trae noticias, es la que asume responsabilidades de los demás, como si las personas no pudieran relacionarse directamente entre ellas. No hagas de mediadora ni de intermediaria, deja que tus hijos/hijas, su padre o el familiar que sea aprendan a relacionarse los unos con los otros, deja que haya relación directa entre hermanos/hermanas. ¡Un rol que te daña a ti también daña a tu familia! Piénsalo, ser mujer y también ser madre es mucho + que ser una mensajera. Ser una mensajera no te vuelve una persona + amorosa con los tuyos. La preocupación por los asuntos de los demás no es amor, la gente “preocupona” en realidad sólo está pensando en sí misma. Si deseas dar amor deja que tus familiares (hijos/as, padres/madres, esposos/esposas… + largo etc) se ocupen de SUS asuntos y sean responsables de sí mismos, que maduren. Madura tú. Ocúpate de TUS asuntos: ¿Desde cuándo no te tomas tiempo para ti? ¿Cuál es TU proyecto de vida, el tuyo, el individual? ¿O dirás de nuevo que ya es muy tarde para tener proyectos tuyos? Esas actitudes son aprendidas, nos las enseñaron para dejarnos atrapadas en roles opresivos. ¡Sacúdete eso! Atrévete a descubrir por ti misma lo que deseas, lo que te gusta y hazlo: sé libre.

Namasté,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Lectura recomendada: “Los vínculos amorosos” de Fina Sanz.

Wild hearts #sersiendo

Únete al clan de los corazones salvajes ;) https://www.facebook.com/sersiendo

Dilema de las 12:36 pm. Obedecer nada tiene que ver con responsabilizarme de mi vida y de las consecuencias de mis acciones. Obedecer no es comprometerme. Si obedezco, me pierdo. Si obedezco un mandato pre-establecido me ignoro y me sepulto bajo los distintos yoes del guión de mi vida que ha sido escrito por un otro (madre, padre, cultura, pareja, hijo, Iglesia, Estado…). Nadie puede decidir mi camino por mí ni pretender que lo camine de una manera que me es ajena. Mi camino es mío, legítimo y único. Impostergable. Mi habitación propia.

Nadir Chacín

Próximos eventos

I Encuentro del Círculo Humano (CHxBarcelona), sábado 14 abril 2012, en Parque de la Ciudadela, Barcelona, España, de 11-14 horas.

XVIII Encuentro del Círculo Humano (CHxDF), sábado 28 abril 2012, en Parque México, Condesa, México D.F., de 11-14 horas.

Progenitores que actúan como hijos de sus hijos

Reflexión sobre un comentario en mi blog. Para Lilia, de 24 años.

Hay padres y madres que no están listos para dejar que sus hijos/as crezcan y tomen sus propias decisiones. Ese tipo de progenitores educan a sus hijos para que éstos los vean y los traten a ellos como si fueran niños. Los papeles familiares se invierten. Llega un momento en que ya no puedes seguir responsabilizando a tus proges por lo que sucede en tu vida. Ya es tiempo de crecer. ¿Que no? A tus papás no les pasará nada si los tratas como lo que son: adultos.

Este tipo de progenitores son muy hábiles manejando la culpa en sus hijos/as. Es tu responsabilidad si cedes a esa manipulación, quien pone los límites eres tú. Poner límites a quien sea, incluso a tus papás, a tus parejas y a tus hijos, no te hace una mala persona, al contrario, es lo que te permite tener una vida más equilibrada, armónica y feliz. Así yo lo veo. A mí me cagan las manipulaciones y los compromisos obligados por alguien más, he tenido que defender mi territorio de paz hasta con las uñas y dientes, eso me ha valido muchas críticas, pero me ha dado más tranquilidad que dolores de cabeza.

Herramienta útil 1: volverte un experto/a en técnicas de negociación.

El amor y el perdón es primero con uno mismo, yo me perdono por tratar a mis padres como unos niños, yo me perdono por poner mi vida en segundo plano, yo me perdono por no darle importancia a mis propias necesidades… etc.

Herramienta útil 2: No tenerle miedo a que las otras personas -sean quienes sean- digan que eres tal o cual cosa… es sano tener una pizca de lo que otros catalogan como ” sociópata sin remedio” o como “egoísta”. :P En la cultura del siglo XXI cualquier persona que establece límites en su propia vida y con los demás a menudo -por no decir casi siempre- será catalogado como alguien egoísta. No esperar que sea de otra forma la interpretación de los demás sobre tu actitud es liberador y te hace libre.

¿Sabes qué es lo más curioso? Que el amor AMOR comienza cuando se corta ese (patológico) cordón umbilical con los progenitores o con los hijos/as, logras ver al otro y amarlo, y el otro logra verte (si quiere y hace su trabajo personal) y amarte. El amor es eso.

Nadir Chacín

“No creo que la culpa se vaya lejos si no hago espacio pá que el presente se haga ancho… no tenga nada con que chocar.” Camila Moreno (Gracias a Javier Castellanos por esta rola.)

¿Te mata la culpa? ¿No sabes cómo defenderte de la manipulacón de tus papás? Lee este post Por mi gran culpa. Segundo adelanto del libro “Senderos de paz”, de Nadir Chacín

Imagen en contexto original

Des(nudo) de mujer

a Úrsula Fuentesberain

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace mucho que no escribía como si alguien me dictara desde alguna parte de mí. Agradezco a Úrsula por detonar este artículo con su pregunta ¿pero qué diablos significa ser una mujer independiente? Hoy vengo a regalarles un cacho de lo parido a punta de aventuras y putazos.

Es cierto que a las mujeres no nos ha tocado fácil durante toda esta historia. Seguro algunos hombres sentirán lo mismo que nosotras. Es aun más cierto que nuestras infancias nos marcaron, pero lo que nos pasa hoy no está relacionado con nuestro género ni crianza. Al menos lo que me pasa a mí responde a algo más íntimo y maleable: mi relación conmigo.

Tratar de ser independiente no ha dependido de la actitud de los que me rodean ni de lo que pasa afuera de mí como el empleo, la casa, los hijos, la pareja, la carrera profesional. Es un estado de ánimo basado en mi autovaloración, misma que ha ido cambiando por temporadas. A brochazos. A empujones.

Puedo decir sin tapujos que me he atropellado. Nadie me atropelló: yo lo hice. Más allá de las cuestiones de género, de los condicionamientos sociales, del dinero o del empleo que tenga o no… me entendí un buen día Nadir atropellada por Nadir. Primero me atropellé con mi rol de hija, después con el de mujer, el de madre, luego antropóloga, editora, escritora, empleada, desempleada, amante de un casado, novia de un novio… y así sucesivamente. Arrollamientos nadirienses. Uno tras otro.

Con el tiempo entendí que mi anhelada independencia sólo surgía cuando me sentía valiosa y perfecta haciendo lo que el lado Bin Laden de mi mente consideraba decisiones “imperfectas”. Esas que salían del rol que yo tenía que cumplir al pie de la letra según cada etapa.

Ser independiente al inicio me pasaba por casualidad en momentos fugaces, mientras estaba haciendo algo que me gustaba mucho pero sin sentirme culpable. O cuando me divertía a pesar de no tener empleo o cuando mi pareja estaba en casa y yo disfrutaba al 100% bailando lejos de casa. No hay mejor forma de atropellarse que seguir cierto rol como único destino, aunque notes que te está matando a cuenta gotas.

Así surgieron en mi vida la fijeza, el aburrimiento y el desdén. Hasta que noté que ningún rol me contenía del todo porque los humanos no somos máquinas ni productos. Eso explicaba por qué a medida de que un rol me atrapaba yo iba perdiendo fuerzas. Perdiéndome a mí. Entendí que ningún humano atropellado acompaña ni ama a nadie. No puede.

Me humanicé al descubrir cómo darme a mí misma esos estados placenteros y satisfacer lo que deseo. Con mucha dedicación he estado aprendiendo estrategias nuevas y a mantener en ON ese estado de ánimo. He aprendido a pillarme en flagrancia cometiéndome abuso :) y entonces evito el naufragio… o puedo salir de él sin que mi vitalidad sea asesinada.

Ser una Nadir independiente ha sido y es lo mismo que valorar lo que yo deseo emocionalmente y dármelo yo. Porque si no estoy bien nada ni nadie de mi gente está ni estará bien. Porque si me arrollo me pierdo y los demás me pierden.

Desde que mi tranquilidad yo la produzco, defiendo y motivo a diario ya nada me ata como antes, nada, y si ya nada me ata de ese modo soy felizmente independiente.

Con amor,

Nadir Chacín

PD: Les regalo este autorretrato que me hice. Lo tengo en mi escritorio y me recuerda que la luz que requiero ya existe y viene de mi interior.