Etiquetado: Jueves de libros

Los lectores recomiendan… #sersiendo #juevesdelibros

Mi recomendación

“A Hora da Estrela” de Clarice #Lispector ow.ly/jh8Pa Frag. #juevesdelibros Ah qué bonito el portugués. Narra: Pedro Paulo Rangel. Es mi autora favorita, lean todo lo que se encuentren de ella.

Recomendaciones de mis amigos de Facebook y Twitter

@albertochimal: Un ensayo indispensable: “Una habitación propia” de Virginia Woolf. biblio3.url.edu.gt/Libros/wilde/h… #bibliotuit #juevesdelibros

@albertochimal: Una maravilla: “Los desposeídos”, novela visionaria de Ursula K. LeGuin.
#juevesdelibros #bibliotuit

f9e889b9a5a4cc78ba00576460bb1055RT @albertochimal: Mire nomás: todo Julio Cortázar en formato digital. #bibliotuit http://kronhela.com.ar/jc/ vía @roman_lujan

Gabrielle Auditore: “El Coronel no tiene quien le escriba” de Gabriel García Márquez, “Aura” de Carlos Fuentes y “The Perks of Being A Wallflower” de Stephen Chbosky.

Ana Aguirre-Falcone Maxwell: “La sombra del viento” de Carlos Ruiz Safon, “la novia oscura” de Laura Restrepo, “Siddartha” Herman Hesse, “letter to my daughter” Maya Angelou.

Silvia Lopez Setuain: “Del amor y otros demonios” y uno leyendo camina Cartagena, finaliza su lectura y extraña a Sierva María. Cuesta caer en el hoy….

Jose Luis Gross “El extranjero” Albert Camus.

Pablo Paniagua: pueden descargar totalmente gratis su libro en Amazon, hasta mañana 22 de marzo 2013. LA NOVELA PERDIDA DE BORGES (Spanish Edition) [Kindle Edition]

Feliz jueves de libros y Feliz Primavera

Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs

¿Cuál es la diferencia entre compasión y lástima? #sersiendo

© "Big Baby" (1930) de Grancel Fritz
© “Big Baby” (1930) de Grancel Fritz

a Venezuela, México y España

a Doppelgänger De Florentino Fuentes

“Auto-liderarnos: no esperar el líder. Cada quien es un líder que hay que respetar y hacer aflorar. Hemos de trabajar nuestra capacidad de contactar, conectar, compartir y co-crear. Trabajemos el camino de la libertad en vez del camino de la servidumbre. No hay dos personas iguales. Busca la singularidad y devén solidario con la especie. Si todos nos auto-lideráramos, no necesitaríamos líderes.” Pere Monràs

La práctica de la compasión es una de las cosas más difíciles de hacer hacia uno mismo y hacia los otros. Sin compasión, no hay conocimiento ni enseñanza ni aprendizaje sano. La auto-compasión nada tiene que ver con el victismismo o con andar por la vida con actitud de mártir. Cuando eres compasiva/o te conectas con los demás desde el entendimiento de tus propias fases oscuras, desde allí empatizas con la situación que viven los otros. Cuando sientes lástima te motiva la culpa, el sentimiento de superioridad o de inferioridad, producto de un entendimiento tergiversado de tu propia personalidad. Cuando eres compasiva/o verdaderamente te conectas contigo y con los demás, cuando sientes lástima sólo reaccionas desde el miedo, el miedo a tus propios fantasmas, el miedo a los demás o a lo que esas personas despiertan en  ti, el miedo al mundo.

¿Cómo saber cuando siento lástima y cuándo compasión?

Te cuento como me pasa a mí. Sé que estoy teniendo lástima y no compasión cuando me siento incómoda, cuando siento que lo que me está contando la otra persona me perturba, me hace sentir invadida, atacada, comprometida a actuar (cuando no quiero hacerlo) o me deja paralizada, cuando en vez de escuchar, sólo oigo… cuando siento necesidad de hablar (la mayoría de las veces: hablar demasiado), cuando no me siento en paz allí en compañia de esa persona. Cuando puedo conectar con el otro o la otra soy capaz de escuchar, de verme yo en la situación de la otra persona, en vez de criticar o ajusticiar al otro o a la otra, me permito -desde la escucha calmada- colocar todo lo que estoy sintiendo (bonito y feo) en un lugar sano dentro de mí. Cuando logro me conecto (veo, escucho, estoy, soy) y puedo preguntarle al otro o a la otra, sin presión ni demanda ni juicios: ¿Cómo podría ayudarte en tu situación para que te sintieras apoyado/a por mí? Eso es la compasión.

He aprendido que la culpa sólo me invisibiliza a mí e invisibiliza a mi interlocutor. La rabia y la ira hacen lo mismo. A veces tengo más capacidad para actuar de este modo y otras simplemente me desconecto. Cuando me desconecto, me abrazo yo solita por dentro sin decir nada, hago silencio y trato de empezar de nuevo a estar presente frente al otro o la otra. Si no lo logro trato de retirarme lo más pronto que pueda y digo: “no estoy en uno de mis días pacíficos y me está costando escucharte calmadamente”.

La lástima y la compasión son estados del ser. Uno puede estar en cualquiera de ellos y un segundo después cambiar al otro. Me imagino a la compasión como un interruptor que apaga y prende un escenario sobre el que hay actores , muebles y escenografías. Aunque tengas el escenario en OFF los actores y las cosas siguen presentes, sólo que tú no puedes verlos. Sé que cuando no soy compasiva literalmente no estoy viendo bien, ni a mí, ni a los otros ni al mundo. Me empeño en cuestionar mis criterios cuando estoy observando algún escenario vacío: ¿habrá algo en él que temporalmente no estoy viendo? Opto por invertir mi existencia, cada vez que lo consigo, en aprender cómo apretar el ON de cada momento: me agrade o no me agrade el vai-vén de mi vida.

¿Qué es para ti la compasión? ¿Cómo saber cuando no estás siendo compasiva/o? Compártelo en los comentarios y si te gustó este post, por favor, compártelo en las redes sociales o por correo electrónico.

Buen jueves de libros,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs


imager.phpJueves de libros | “Ética de la compasión”, de Joan Carles Mèlich, Herder Editorial, Ibérica, 2010.

“La ética es la respuesta a una interpelación que pone en cuestión el orden moral. Lo que nos convierte en humanos no es la obediencia a un código universal y absoluto sino el reconocimiento de la radical vulnerabilidad de nuestra condición y el hecho de no poder eludir la demanda del dolor del otro. No hay ética porque sepamos qué es el «bien», sino porque hemos vivido y hemos sido testigos de la experiencia del mal. No hay ética porque uno cumpla con su «deber», sino porque nuestra respuesta ha sido adecuada al sufrimiento. No hay ética porque seamos «dignos», porque tengamos dignidad, sino porque somos sensibles a los indignos, a los infrahumanos, a los que no son personas. La ética, pues, a diferencia de la moral, es la respuesta compasiva que damos a «los heridos» que nos interpelan en los distintos trayectos de nuestra vida, cuando bajamos de «Jerusalén a Jericó».” Herder Editorial


Tus donaciones me ayudan a mantener actualizado y + estético este blog. Cualquier monto que dones es importante para mí. Puedes hacerla con tarjeta de débito, crédito y PayPal. Muchas gracias por tu apoyo.

La queja responsable #sersiendo

2bb386674526fe0f414ba55e11a1e820

Aprendizaje de hoy | La proeza en estos tiempos es mantener la sonrisa, la actitud no violenta y la calma. No sólo mantenerla sino promoverla, hacer que se repita como un hábito: todos los días. Podemos culpar a los demás (pareja, hijos, progenitores, amigos…) o al mundo (bancos, jefes, desempleo, Gobiernos…) por nuestra situación actual, pero la verdad es que nadie vendrá a solucionarla por nosotros. Culpar, descalificar y mantenerse en un estado continuo de ansiedad no resolverá nada, querer que el estrés desaparezca por arte de magia tampoco funciona. Quejarse todo el tiempo de una manera compulsiva y sin orientación hacia un logro elegido sólo mete más presión. Viene bien tomarse un rato todos los días para estar en paz, para darse las gracias por lo que sí hemos logrado hasta ahora individualmente, como pareja o  familia, darle su justo y válido lugar a las pequeñas acciones que hacemos para mejorar la situación actual. Paciencia. No por mucho madrugar, amanece más temprano.

La queja, mejor aún la crítica que se exterioriza luego de la reflexión y una toma de responsabilidad personal sobre la situación que vivimos, es algo válido y ayuda a mejorar cuando se hace con una actitud constructiva. Lo que paraliza es la queja a toda hora, sobre todo la queja mal orientada, culposa, ansiosa, destructiva. La queja constructiva pasa por tener recursos personales que nos permitan manejar la frustración, a mí me viene bien tener una “válvula de escape”. Puede ser una actividad como bailar, pintar o simplemente salir a caminar alrededor de la manzana cuando sientas que te “desbordas”, este sencillo acto te ayudará a tranquilizar la mente, bajar la ansiedad y a tomar decisiones en un estado de equilibrio personal.

Feliz día,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs


la-queja-9788449327414Jueves de libros | “La queja. De los pequeños lamentos a las protestas reinvindicativas”, de Julian Baggini, Paidós Ibérica, 2012.

“Martin Luther King y Nelson Mandela propiciaron cambios que empezaron con la queja de que el status quo estaba equivocado y tenía que cambiar. Las quejas han hecho avanzar a la sociedad y han llevado a la abolición de la injusticia, pero hoy en día se asocian fundamentalmente a lamentos sin trascendencia y pleitos frívolos. Para reivindicar la queja como una fuerza positiva y progresista, necesitamos saber de qué nos quejamos equivocadamente y por qué. Este libro–el primero de su naturaleza–explora los diferentes tipos de quejas de la gente, desde la contradictoria y la contraproducente a la paranoica. Pasamos buena parte de nuestras vidas afrontando la distancia que hay entre cómo son las cosas y cómo deberían ser. ¿Debemos quejarnos o perseverar? ¿Debemos dirigir nuestra insatisfacción hacia los demás o asumir nosotros la responsabilidad? ¿Y cómo poner en práctica estas decisiones? Este libro–un fascinante análisis de una parte esencial de la condición humana–le ayudará a responder a estas preguntas.” Casa del Libro

Te espero #juevesdelibros #sersiendo

A ti

“De noche. Posada Alamyer. Habitación del primer piso, al fondo del pasillo. Escritorio, lámpara de petróleo, silencio. Una bata gris con Bartleboom dentro. Dos zapatillas grises con sus pies dentro. Hoja blanca sobre el escritorio, pluma y tintero. Bartleboom escribe. Escribe.

«Mi adorada:

Ya he llegado al mar. Os ahorro las fatigas y miserias del viaje:lo que cuenta es que ahora estoy aquí. La posada es acogedora: sencilla pero acogedora. Está en la cima de una pequeña colina, justo delante de la playa. Por la noche se levanta la marea y el agua llega casi hasta debajo de mi ventana. Es como estar en un barco. Os gustaría. Yo jamás he estado en un barco. Mañana empezaré mis estudios. El sitio me parece ideal. No se me oculta la dificultad de la empresa, pero vos sabéis -vos únicamente en el mundo- lo decidido que estoy a llevar a cabo la obra que tuve la ambición de concebir y emprender en un feliz día de hace doce años. Me serviría de consuelo imaginaros con salud y con alegría de espíritu. En efecto, nunca lo había pensado antes, pero la verdad es que jamás he estado en un barco. En la soledad de este lugar apartado del mundo, me acompaña la certeza de que no queréis, en la lejanía, abandonar el recuerdo de quien os ama y siempre será vuestro.

Ismael A. Ismael Bartleboom.»

Deja la pluma, dobla la hoja, la mete en un sobre. Se levanta, coge de su baúl una caja de caoba, levanta la tapa, deja caer la carta en su interior, abierta y sin señas. En la caja hay centenares de sobres iguales. Abiertos y sin señas.
Bartleboom tiene treinta y ocho años. Él cree que en alguna parte, por el mundo, encontrará algún día a una mujer que, desde siempre, es su mujer. De vez en cuando lamenta que el destino se obstine en hacerle esperar con obstinación tan descortés, pero con el tiempo ha aprendido a pensar en el asunto con gran serenidad. Casi cada día, desde hace ya años, toma la pluma y le escribe. No tiene nombre y no tiene señas para poner en los sobres, pero tiene una vida que contar. Y ¿a quién sino a ella? Él cree que cuando se encuentren será hermoso depositar en su regazo una caja de caoba repleta de cartas y decirle
– Te esperaba.
Ella abrirá la caja lentamente, cuando quiera, leerá las cartas una a una y retrocediendo por un kilómetro hilo de tinta azul recobrará los años -los días, los instantes- que ese hombre, incluso antes de conocerla, ya le había regalado. O tal vez, más sencillamente, volcará la caja y, atónita ante aquella divertida nevada de cartas, sonreirá diciéndole a ese hombre -Tú estás loco. Y lo amará para siempre.”

*Fragmento del libro “Océano Mar” de Alessandro Baricco.
[Te espero.]

Nadir Chacín

El antiguo olvido, Rodolfo Naró

“MUERTO NO SÓLO ES QUIEN NO RESPIRA
o al que sepultan bajo tierra
a quien olvidan.
Morir es más que un último deseo.
No esa luz al final que apenas vemos
ni el corazón inmóvil
ni es la herida la que mata,
es el silencio.
Criminal no sólo es quien asesina
culpable también el que abandona.
Muere la palabra en los labios,
matamos a quien queremos
y hasta nosotros
somos muertos que sin saber vivimos.”

Rodolfo Naró, “El antiguo olvido”, Editorial Vinciguerra

http://www.rodolfonaro.com/

http://rodolfonaro.blogspot.com/

Jueves de libros (acompañados con música brasilera) – 20 ene 2011

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy es jueves de libros (acompañados con música brasilera). :) Feliz día, mi gente. Va el recuento de mi día aquí (lo iré completando a medida de que pasen mis horas).

1.- ♫ Jorge Ben e Toquinho – Carolina Bela En una feliz mañana de jueves… se la dedico a Carolina Albornoz (CAO) y a Ana Carolina Pérez.

2.- Libros – Los mejores ensayos del 2010 -Alejandro Flores, publicado en El Economista.

3.- ♫ Rita Lee – Balada Do Louco “Dizem que sou louca / Por pensar assim / Se eu sou muito louca / Por eu ser feliz / Mais louco é quem me diz / E não é feliz, não é feliz.” ‎”Sim, sou muito louca / Não vou me curar / Já não sou a única / Que encontrou a paz.” R.L.

4.- Libro “Los jeroglíficos de Sir Thomas Browne” de Roberto Calasso. “La medicina y la teología, la erudición anticuaria y la filosofía esotérica, las ciencias naturales y el simbolismo hermético se funden en un discurso de múltiples articulaciones: mosaico que alberga una verdad ulterior, entreverada pero discernible.” Tiene varias ediciones: FCE, Tezontle, etc.

5.- ♫ Elis Regina – “Upa Neguinho” – Ensaio – MPB Especial. Sugerencia de Alejandro Lovera.

6.- “Poesía completa” de Alejandra Pizarnik. Edición a cargo de Ana Becciu, Editorial Lumen. “VERDE PARAÍSO. extraña que fui / cuando vecina de lejanas luces / atesoraba palabras muy puras / para crear nuevos silencios.” A.P., pág. 175.

7.- ♫ Esta canción me llegó al centro del alma. Justo allí. Brasil, brasil, sentimiento con Marisa, más el power de la Venegas. ¡Qué bonito es lo bonito!  Marisa Monte e Julieta Venegas – Ilusión

8.- Libro. “El arte de ensoñar”, de Carlos Castaneda. Léelo y descárgalo gratis aquí.

9.- ♫ Adriana Calcanhoto e Renato Russo

10.- Poema-video-audio desgarrador y buenísimo. Encargo, de Julio Cortázar. “No me pierdas como una música fácil, no seas caricia ni guante; tállame como un sílex, desespérame.” Del libro “Veredas de Buenos Aires y otros poemas”.

Algunos #juevesdelibros interesantes que rescate hoy del twitter:

@albertochimal: “Cantalao”, de Álvaro Solís http://bit.ly/dOeUbg (PDF; #juevesdelibros). Poesía de aguas profundas, dice Cote Baraibar
@marichuyro: “Alexis o el tratado del inútil combate”, Marguerite Yourcenar: http://scr.bi/gQLKlR. #juevesdelibros
@quimeraeds: No recuerdo el amor sino el deseo, Sergio Téllez-P http://t.co/Zh6MeBS #juevesdelibros
@MisterStrange: Mientras unos están en el #juevesdepiernas o #juevesdechambrita, acá estamos en el #juevesdelibros: Biografía de un par de espectros, JCQ. (Juan Carlos Quezadas).

Buenas noches y a cerrarojitos,

Nadir Chacín

Click para más información Cuarto Encuentro del Círculo Humano, sábado 29 de enero 2011, 11 am, Parque México, Col. Hipódromo Condesa, México D.F. Tema: El amor en el siglo XXI. Tendremos  como invitado especial a Javier Castellanos, antropólogo especialista en Género y Terapia de Reencuentro.

Jueves de libros – 13 ene 2011

Mis 5 del Jueves de libros

1) “La gran conversión digital” de Milad Doueihi, FCE. 2) “Temperamentos filosóficos. De Platón a Foucault” de Peter Sloterdijk, Siruela. 3) “Las culturas fracasadas”, de José Antonio Marina, Anagrama. 4) “Diseño gráfico para no diseñadores”, de Tony Seddon y Jane Waterhouse, Océano. 5) “Internet: casos prácticos de éxito”, de eds. Rod Ford y Julius Wiedemann, Taschen.
Todos los venden en Librería Rosario Castellanos, FCE, Condesa.

¡Feliz jueves de libros!
Nadir Chacín