Etiquetado: Migrante

De México a Europa #sersiendo

68fa350f6ebff01883e4282794bfcac5

Hoy hace tres años partí de México hacia ‪‎Europa‬ haciéndole caso a mi intuición. Aquí, viviendo nuevamente como ‪‎inmigrante‬ y experimentando todo lo que esa condición significa para un ser humano en este mundo, me reencontré felizmente con la ‪meditación‬, con el ‪Budismo‬ y conmigo misma de una manera más profunda y auténtica. ‪¡Estoy feliz por eso! Para festejar a mi intuición, a la cual siempre termino dándole las gracias tarde o temprano, quiero compartir con ustedes un fragmento del ‪libro‬ “Cambia tu mente” de ‪‎Paramananda‬.

Gracias, ‪Venezuela‬. Gracias, ‪México‬. Gracias, ‪UK‬. Gracias, ‪Cataluña‬. ¡Gracias, mi gente!

“Imagina cómo sería ‪meditar‬ todas las mañanas durante diez años seguidos; empleando cierto tiempo todas las mañanas en el desarrollo de la ‪‎conciencia‬ y del sentimiento de ‪amor‬ incondicional (‎metta‬). Seguro que la meditación va a tener un profundo efecto en ti, aunque pasaras la mayor parte del tiempo luchando contra los obstáculos [tus estados mentales negativos]. Al estar realizando ese esfuerzo, vas a ser una persona muy distinta de la que de otra manera hubieras sido. Lo que hacemos nos afecta. Es esta una verdad simple, pero vital. Si nos complacemos con los aspectos negativos de nuestra persona, estos crecerán. Si conscientemente estimulamos los aspectos positivos, incluso esporádicamente, estos crecerán. Esta es la oportunidad más básica de la que disponemos como seres humanos. Podemos recrearnos a nosotros mismos, o bien podemos permitir que las fuerzas negativas existentes dentro y fuera de nosotros nos moldeen a su gusto. Al afirmar nuestro compromiso con la meditación [y con el cultivo de emociones positivas como la ‪‎compasión‬], estamos afirmando aquello que es más humano y valioso en nosotros: el deseo y la habilidad de cambiar de una manera consciente y positiva. Este es, con toda seguridad, el valor primordial de la vida humana; es lo que nos hace realmente humanos.”

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

De migrante a migrante #sersiendo

62839357271286330_pzhTN0XW_c

A Luis Ochoa, inmigrante mexicano en Barcelona

Se siente un calorcito rico por dentro cuando compartes experiencias DE MIGRANTE A MIGRANTE. Si estás pasando por una mala época y estás solo o sola en una ciudad nueva… busca a otros inmigrantes y habla con ellos, desahógate, busca apoyo emocional y logístico. No tiene nada de malo que pidas ayuda y la aceptes. Eso no te hace menos valiente. Valiente ya eres de por sí, saliste de tu país o de tu pueblo precisamente porque eres valiente. Valiente es quien teniendo miedo logra moverse, cambiar… es quien se atreve. Un abrazo enorme a todas las personas que partieron de su tierra detrás de un sueño. Feliz fin de semana, mi gente.

Nadir Chacín @nadirchs
Lee + en https://www.facebook.com/sersiendo

"Tu casa es allí donde no estás." – Aleksandar Hemon

Qué buena entrevista la de Aleksandar Hemon en Babelia, El País.

¿Qué pasa cuando uno abandona su país? “Pierde para siempre la sensación de estar en su casa.”

¿No la puede recuperar en otra parte? “Nunca. Es una metáfora de lo que es la vida: uno no recupera nunca más la sensación de comodidad que tenía en su infancia cuando vivía en casa de sus padres. Una vez te has ido, permaneces a la intemperie.”

“La Bosnia de mi infancia ha desaparecido” · ELPAÍS.com

Entiendo perfectamente de lo que habla. Vaya que sí. “Tu casa es allí donde no estás” dice un personaje de su libro “Amor y obstáculos” de Aleksandar Hemon. Quiero leerlo.

Es una metáfora, la casa de la infancia. Habrá quien construya la casa de su infancia a los 40 en un país que no es el natal, el tema es cuando eso que construiste ya no te da seguridad. A mí me resuena lo de vivir a la intemperie, es fuerte, pero REAL. Creo que un poco todos en el siglo XXI así vivimos. Da que pensar lean toda la entrevista está rebuenísima. :)

Pensaba un poco en otro artículo que leí sobre las casas virtuales que les han llamado, los nuevos hogares de este siglo que no están en ninguna parte. ¿Puede eso darte la seguridad que antaño tenían las “casas de la infancia”? ¿Tenemos que aprender a construir casas, hogares, pertenencias, de otra manera? ¿Qué implica hoy eso de vivir a la intemperie, a qué nos está obligando esa sensación? Todo eso pensé hoy mientras leía esta entrevista.

Es que estoy leyendo mucho sobre la migración y la condición emocional del migrante… para mi nuevo libro “De migrante a migrante”.

Hasta mañana,

Nadir Chacín

“Tu casa es allí donde no estás.” – Aleksandar Hemon

Qué buena entrevista la de Aleksandar Hemon en Babelia, El País.

¿Qué pasa cuando uno abandona su país? “Pierde para siempre la sensación de estar en su casa.”

¿No la puede recuperar en otra parte? “Nunca. Es una metáfora de lo que es la vida: uno no recupera nunca más la sensación de comodidad que tenía en su infancia cuando vivía en casa de sus padres. Una vez te has ido, permaneces a la intemperie.”

“La Bosnia de mi infancia ha desaparecido” · ELPAÍS.com

Entiendo perfectamente de lo que habla. Vaya que sí. “Tu casa es allí donde no estás” dice un personaje de su libro “Amor y obstáculos” de Aleksandar Hemon. Quiero leerlo.

Es una metáfora, la casa de la infancia. Habrá quien construya la casa de su infancia a los 40 en un país que no es el natal, el tema es cuando eso que construiste ya no te da seguridad. A mí me resuena lo de vivir a la intemperie, es fuerte, pero REAL. Creo que un poco todos en el siglo XXI así vivimos. Da que pensar lean toda la entrevista está rebuenísima. :)

Pensaba un poco en otro artículo que leí sobre las casas virtuales que les han llamado, los nuevos hogares de este siglo que no están en ninguna parte. ¿Puede eso darte la seguridad que antaño tenían las “casas de la infancia”? ¿Tenemos que aprender a construir casas, hogares, pertenencias, de otra manera? ¿Qué implica hoy eso de vivir a la intemperie, a qué nos está obligando esa sensación? Todo eso pensé hoy mientras leía esta entrevista.

Es que estoy leyendo mucho sobre la migración y la condición emocional del migrante… para mi nuevo libro “De migrante a migrante”.

Hasta mañana,

Nadir Chacín