Etiquetado: Pornografía

Causas de la eyaculación precoz #sersiendo

Causas de la eyaculación precoz

Hoy vengo a compartir contigo algunas reflexiones informales sobre las causas de la eyaculación precoz. La mayoría de los estudios y encuestas revelan que aproximadamente 30% de los hombres entre 18 y 59 años sufren esta disfunción. Y que 78% de ellos no buscan ayuda profesional ni tratamientos médicos por vergüenza y por desconocimiento.

Si bien son los hombres quienes padecen la eyaculación precoz, las mujeres podemos apoyar el proceso de  transformación de la sexualidad de los hombres. Este acompañamiento requiere claro está de la transformación de nuestra propia sexualidad. Evolucionar como individuos y evolucionar juntos. “Desgranemos” el tema poco a poco.

Mi placer es mío

Como un punto de partida sano, maduro y positivo para las relaciones sexo-afectivas hay que entender que el placer es algo individual, autogestionado y autónomo.

Aceptar este hecho es clave para poder explorar la propia sexualidad, aprender más y mejor, liberarnos de cualquier aprendizaje pasado que esté limitándonos ahora.

Podemos compartir con otras personas nuestros respectivos placeres. Sin embargo, cada quien ha de trabajarse su propio placer de la manera más comprometida que pueda. Procurando, a su vez, no atropellar las necesidades de los demás.

Casi todas las personas, independientemente de nuestros géneros, nuestras preferencias sexuales o los modelos relacionales que practiquemos (monogamia, poliamor, swingers, etc), tenemos la misma tarea pendiente: aprender cómo ir al encuentro del placer sin prisas ni juicios ni tabúes, con libertad.

¿Por qué es así? Porque la educación sexual, incluso ahora en pleno siglo XXI, sigue siendo casi nula o muy tergiversada.

Educación sexual

Es común que aprendamos sobre sexualidad a través de vídeos, pornografía, revistas, conversaciones con nuestros pares y experiencias sexuales poco placenteras. De esta forma, los conocimientos teóricos están muy distorsionados o arrastran tabúes antiquísimos o ambas cosas.

La educación sexual que nos dan en las escuelas en francamente insuficiente y obsoleta. No te prepara para la vida real. No te enseña que el placer es una forma de amabilidad o de amor hacia una/o misma/o.

La práctica de la sexualidad entonces queda a la merced del sexo practicado entre personas con poca o nula (in/des)formación en estos menesteres. Esto favorece la replicación de modelos de sexualidad que son francamente frustrantes y produce mucho sufrimiento a las personas. Es una de las causas de la eyaculación precoz.

Causas de la eyaculación precoz

Para afrontar la eyaculación precoz adecuadamente lo más importante es conocer sus causas.

En pocos casos existen causas fisiológicas y las mismas pueden ser descartadas fácilmente a través de exámenes médicos. Vale la pena descartarlas primero.

Una vez descartadas las causas fisiológicas la siguiente causa de la eyaculación precoz y la más común son los malos hábitos sexuales y eróticos del hombre.

El método más frecuente mediante el cual se educan sexualmente los hombres es delante de una pantalla viendo pornografía.

Si te dijera “aprende a jugar tenis de forma profesional sólo viendo vídeos de actores que simulan jugar tenis”, me dirías sin titubeos “así no se puede aprender”.

¿Entonces por qué nos fiamos de la pornografía para aprender algo tan importante como el arte de darnos placer y compartirlo con otras personas? La pornografía no es el maestro que necesitas.

La pornografía

La pornografía está diseñada para que el hombre eyacule en el menor tiempo posible. Esta es la razón por la que consumirla tiene efectos sobre el cerebro y las hormonas. Además establece malos hábitos sexuales.

Los hombres con eyaculación precoz se saltan todas las etapas previas a la penetración y pasan a la eyaculación demasiado rápido.

En pocas palabras, el cuerpo de los hombres se acostumbran a responder rápida y explosivamente a los estímulos que le causan placer y aumentan la dopamina en su cuerpo.

Las relaciones sexuales con otra persona (de carne y hueso y presenciales) tienen diferentes fases que pueden incluir la eyaculación como parte del proceso o no. La eyaculación no representa la culminación o el objetivo en sí de tener una relación sexual.

El consumo de pornografía desvirtúa el cómo puede ser una relación sexual real con otra persona. Y algo más delicado que casi nunca se menciona: hormonalmente crea una adicción como la que se puede tener con cualquier sustancia estimulante como el alcohol o el tabaco.

Cito la pornografía no por cuestiones morales de si está bien o no verla, sino más bien porque los hombres que la consumen y se masturban viéndola, suelen presentar disfunciones sexuales. El uso de la pornografía es una de las causas de la eyaculación precoz.

Penes ansiosos y vaginas rabiosas

Una sexóloga que dictó un curso al que asistí dijo esto: “la mayor parte del sexo hoy en día sucede entre penes ansiosos y vaginas rabiosas”. ¡Yo estoy de acuerdo!

Las mujeres quieren más preliminares (juegos eróticos y sexuales previos a la penetración) y no ser penetradas tan rápido, mientras que los hombres se abalanzan sobre ellas a penetrarlas lo más pronto que puedan y eyaculan en menos de dos minutos. ¡Es un verdadero desencuentro!

Hay que conversar más y mejor sobre nuestras respectivas necesidades sexuales y eróticas y regalarnos momentos de placer mutuo en los que no estemos apurados. ¿Por qué “correr”?

También necesitamos todos y todas prestar más atención a la sexualidad y al erotismo. Volvernos exploradores y exploradoras del propio cuerpo y del cuerpo de nuestros amantes, parejas, etc.

Buscar nuevas fuentes de información, no sólo la pornografía, que ya vimos que en vez de educar, maleduca.

Es importante entender las causas de la eyaculación precoz. Amplía la información. Investiga.

Estamos en tiempos del mindfulness, de la meditación, de la vida slow (lenta), también del sexfulness. ¡Vaya, que el sexo apurado y mal hecho ya no mola a nadie!

Tal vez pueden tomar juntos cursos sobre sexualidad y erotismo. O consultar con un sexólogo y que les enseñe ejercicios prácticos para hacerlos en casa.

Es hora de ocuparnos de nuestra sexualidad con el mismo compromiso y entrega con el que nos ocupamos de mejorar otras áreas de nuestras vidas.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter