Etiquetado: Primavera

Cómo amar en primavera #sersiendo

La primavera es una estación de apertura y vitalidad. Así como salen y se abren las flores así le sucede a todo lo que está vivo, incluyendo a los seres humanos. En este post hablo de la transición amorosa que nos pide hacer la primavera.

bicicleta primavera

El invierno es una estación introspectiva y silenciosa. Está diseñada para “hibernar” como los osos. A veces se nos olvida que somos animales y que también estamos influenciados por los cambios de las estaciones. Nuestro cuerpo, mente y corazón necesitan de una transición consciente y paulatina entre el invierno y la primavera. La necesitan en todos los cambios de las estaciones. Incluso en los países donde las estaciones son menos marcadas la naturaleza se transforma cada tanto y nosotros con ella.

La primavera es una estación muy bonita, a mí me encanta. Todos los campos empiezan a florecer, los pájaros migratorios regresan y los árboles se llenan de colores. También hay más horas de día que de noche, así que hay más luz. Nuestro cuerpo responde a todos esos cambios con una apertura física, nuestro corazón con una apertura emocional y nuestra mente tendrá que responder a más estímulos de los que recibíamos en invierno. Eso amerita un período de adaptación y de auto-cuidado.

Durante el invierno vemos a menos personas que en primavera o en verano. Estamos menos expuestos al mundo exterior. En primavera se nos antoja ver a más gente, hablar, salir a hacer el vermut, sentarnos en las terrazas. Todo en nuestras vidas comienza a ser más “hacia afuera” que “hacia dentro”. Entonces hay que cuidar qué deseamos que entre ahora a nuestras vidas y hacer una apertura progresiva, lenta y amorosa.

Si el invierno ha sido un periodo de recogimiento, como suele serlo, la primavera comenzará a llamarnos para que nos “expandamos” y es hasta el verano cuando sucederá la máxima apertura. Por ello, no olvidemos las demandas que la transición de la primavera nos hace a todos. ¡Seamos amables con nosotros mismos y con los demás también! Cada quien tiene un ritmo diferente y eso está bien.

¿Qué sucede con el amor en primavera?

Nuestro corazón ha estado meditativo y más solitario en invierno. Influenciado por la noche, por las cosas más lentas, por el mundo del Inconsciente, por la luna y los sueños. Las noches eran más largas y oscuras, facilitando el descanso durante más horas.

Las relaciones humanas son expresiones de nuestro estar/ser en el mundo, así que también se ven afectadas por los cambios del Medio Ambiente y de los estados de ánimo.

En primavera, solemos estar mucho más activos y con ganas de relacionarnos con otras personas. Es muy notorio este cambio cuando utilizas sitios de citas online o en el móvil para conocer nuevas personas. Arranca marzo y recibes muchas más visitas a tu perfil, más invitaciones y en general hay más movimiento.

La gente soltera (o no) tiene el corazón saltarín, quieren conocer a alguien que les guste mucho, quieren enamorar(se). Quieren también hacer más cosas con su pareja, si tienen, y necesitan más vidilla sexual. Quieren compartir lo que ven, lo que oyen, lo que sienten y las redes sociales se llenan de fotos que testifican esa necesidad de re-encontrarnos, tras el invierno, con un nuevo mundo florecido en primavera.

Algunas parejas suelen romper la relación también en estas fechas de primavera (y en el verano). Quizás no se dan cuenta que la primavera tiene mucho que ver con su deseo de cambios, de vitalidad y de nuevas relaciones sexo-afectivas. Es bueno saber cómo nos afecta el cambio de las estaciones y prepararnos -con o sin pareja- a la gestión de las emociones nacientes y de la energía que busca salida hacia afuera. ¡Así no nos agarrará desprevenidos!

Es una época en que necesitamos dar y recibir mucho amor. Como siempre digo, viene bien recordar que el amor es un arcoíris multicolor. Cuando nos empeñamos en querer que este arcoíris sea de un solo color hacemos que deje de ser lo que es. Es una metáfora de lo que  sucede cuando insistimos en que el único amor que necesitamos es el amor de pareja. Procura alimentar, regar y hacer florecer todos tus vínculos amorosos esta primavera: familiares, amigos y parejas. También recuerda que el amor incluye a la gente que te resulta neutra (el cartero, la señora de la limpieza, la persona que te encuentras en el bus todas las mañanas) y la gente totalmente desconocida. El amor para que sea profundamente curativo ha de dirigirse hacia todos los seres sintientes, sin diferenciar a unos de otros.

6 consejos para el inicio de la primavera

Tómatelo con calma

La apertura a la primavera ha de ser progresiva. Revisa bien tu agenda y haz una selección de las cosas que quieres hacer. Trata de poner menos al inicio de la primavera e ir aumentando progresivamente durante los siguientes tres meses. No llenes tu agenda de citas con gente desde el día cero de la primavera. No hay apuro. Trata de relajarte y de ser más selectiva/o con aquello con lo que llenas tu tiempo. No olvides poner en tu día a día, de agendar, un espacio de tiempo únicamente para descansar. ¡Es tu momento para simplemente ser tú y ya!

Reduce el uso de la tecnología

Reduce y gestiona mejor los estímulos que recibes por los sentidos. En esta temporada de apertura recibimos mucha más información que en el invierno. Entonces vale la pena empezar a gestionar qué entra y cómo. Existen muchas maneras de reducir los estímulos, una de ellas es reducir el tiempo que pasas frente a diferentes tipos de pantallas.

Yo, por ejemplo, tengo programado mi móvil para que se apague automáticamente a las 21 horas y se encienda a las 9 horas, de lunes a viernes. Ha sido mi forma de desconectar de la tecnología. También tengo un “timer” que emite una campanada cada hora del día y me recuerda que he de descansar de lo que estoy haciendo durante unos minutos. La idea es que eso que estás haciendo no te absorba completamente y te lleve a un estado de inconsciencia.

Exprésate con palabras amorosas

A mí me encanta decirle a la gente: “Deseo que florezcas esta primavera”. Creo que es una imagen muy bella, saber que ha llegado el momento para la expansión y el crecimiento orientado hacia fuera de nosotros mismos. Si todo a nuestro alrededor se vuelve más bonito, tratamos de que también suceda dentro de nosotros. Si hablamos con más amabilidad, recibiremos más amabilidad de parte de los demás.

Haz un curso que te ayude a enamorarte de ti misma/o

Hazte un regalo muy útil en términos de Crecimiento personal. Un curso para subir la autoestima. Un taller de Eneagrama para que te conozcas mejor a ti misma/o. Una constelación familiar para que entiendas mejor cómo te comportas y la influencia de tu historia familiar en tu vida.

Asiste a un grupo de mujeres (si eres mujer) o de hombres (si eres hombre) para compartir con tus pares y entender mejor ese asunto de “ser mujer” o “ser hombre”, para hablar sobre las cosas que te preocupan. Ve a una escuela de madres y padres. Inscríbete en un portal que organice escapadas a la naturaleza y disfruta del color, de la luz de la primavera, lentamente y sin prisas.

Haz un retiro con tu pareja, si la tienes

Te sugiero que si tienes pareja que decidan juntos tomar algún retiro, uno que les ayude a relacionarse de mejor manera entre ustedes. Quizás uno de Comunicación No Violenta, por ejemplo. También puede ser de yoga, de meditación o cualquier técnica que aprenderla y practicarla les sea beneficioso a largo plazo. Y si no tienes pareja, pues hazlo sola o con amigas. Yo tengo una larga lista de retiros en mi haber y nunca he ido a uno en pareja. ¡Fuera las excusas!

Cuida mejor tu cuerpo

Elige las frutas y los vegetales de la temporada. Bebe mucha agua. Haz algo de ejercicio y aprovecha para hacerlo al aire libre. Vive la transición con amabilidad y conscientemente hacia tu cuerpo. Échate crema hidratante. Ve a una sesión de masajes o de meditación. Corre desnuda/o por la plaza al mediodía. Ríete más a menudo. Disfruta de tu sexualidad con responsabilidad y con mucha picardía. Tal vez llegó el momento de comprar juguetes sexuales y comenzar a experimentar poco a poco cosas nuevas. ¡Adelante!

Feliz primavera,

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


corazon-dactilar-nadir-chacinImpartiré este curso en Barcelona para mujeres: “Amor y Mindfulness. Relaciones Afectivas Conscientes (RAC)” del 20 de abril al 18 de mayo 2017, c/jueves por las tardes, de 19 a 21:30 horas. Inscripciones abiertas. Sesiones informativas gratuitas: jueves 30 de marzo o 6 de abril, de 19:00 a 20:30 horas. Reserva tu plaza aquí. Especifica en tu correo electrónico la fecha de la sesión a la que deseas asistir. 

Guardar

Guardar