Etiquetado: recomendación de libros

Convirtiendo el veneno en medicina #sersiendo

Una mujer tras el derrumbe de un condominio en Nueva Delhi, India. Foto: Manish Swarup, vía proceso.com.mx

Hoy terminé de releer “Cuando todo se derrumba” de la monja budista Pema Chödrön. Es curioso el efecto que tiene la re-lectura de un libro. Me lo leí por primera vez hace unos dos años cuando se lo robé-prestado [risas] a mi amiga Olga Queral. Aquella vez me pareció que estaba escrito en una lengua extinta. Esta segunda vez fue un verdadero deleite. Lo he incluido en el botiquín de primeros auxilios de mi Kindle. Siento que la Nadir que lo leyó la primera vez, por fortuna, ya se ha muerto y renacido en otra. ¡Esto del renacimiento me está gustando!

Quizás lo más relevante del libro sea la singular perspectiva que ofrece sobre el dolor, sobre todo el emocional, y las técnicas para transformar “el veneno en medicina”. Para los occidentales, las ideas orientales sobre el dolor y el sufrimiento (o mejor dicho, la insatisfacción) son a veces difíciles de digerir. Sin embargo, esta autora tiene habilidad para compartir estas enseñanzas de manera accesible e inteligible para nosotros, quienes no hemos nacido ni crecido en una cultura budista.

Chödrön afirma que el dolor no es un castigo, ni el placer, un premio. Yo pasé varios días reflexionando sobre esto en mi claustro voluntario de la última semana. Me di cuenta que los occidentales, en especial los del mundo hispanoamericano, tenemos un enrollo con el dulce-amargo tema de la culpa.

Al sentirnos culpables creemos merecer un castigo, si alguien no nos castiga, entonces nos castigaremos nosotros a nosotros mismos. Así es como acabamos dentro de un círculo vicioso (o carrera frenética de hámster en su rueda) y nos auto-producimos más sufrimiento; como si la vida no trajera suficiente dolor por sí misma. 

Añadimos pesadez, presión, una mochila cargada de piedras cada vez que rechazamos inconscientemente lo que nos produce dolor. A menudo “nos castigamos”, sin darnos  cuenta siquiera, trabajando en exceso, no tomando vacaciones o pasando toooodo el día en el gimnasio, hasta que nuestro cuerpo y mente colapsan. Para luego tratar de soltar “la cruz” entregándonos compulsivamente a placeres mundanos como el alcohol, las drogas, comer en exceso, el sexo y el cotilleo por Facebook o WhatsApp.

Según Chödrön, la clave para salir de este círculo vicioso reside en cambiar nuestros hábitos reactivos ante el dolor y, en particular, nuestros hábitos mentales. La forma en la que interpretamos los hechos, lo que nos sucede. Aconseja que cuando las cosas se pongan duras simplemente tratemos de “no salir corriendo”, dice que nos quedemos “en la silla caliente” y nos comprometamos con la experiencia dolorosa, con vivirla y observar cómo nos comportamos ante ella (qué sentimos, qué pensamos, qué hacemos). Dice que el desafío es “rendirnos [ante esa experiencia dolorosa], renunciar a nuestra forma [habitual] de hacer las cosas y no ceder cuando nos sentimos amenazados”. “Tenemos que dejar de pensar que podemos irnos e instalarnos en otro lugar.”

Vimalasara (Valerie Mason-John), otra autora budista, dice que esos placeres mundanos más que falsos refugios son “refugios incompletos”. Es decir, que nos “protegen” a medias. ¡Ojo con eso! Son refugios que nos ofrecen un adormecimiento tonto de la capacidad de conciencia a un precio muy alto.  Es como si estuviera cayendo una tormenta tropical, con viento, truenos y gotas de lluvia que caen desde todas las direcciones, y tratáramos de refugiarnos bajo un paraguas enano. La solución no funcionará como necesitamos que funcione, ¿cierto?

Chödrön propone tres métodos para trabajar con el caos:

  • “No más lucha”
    Cuando nos sentamos a meditar, miramos directamente cualquier cosa que surja en nuestra experiencia, la denominamos “pensamiento” y volvemos a la sencillez de sentir el flujo de nuestra respiración, repetimos lo mismo una y otra vez hasta finalizar la práctica. Estas son las instrucciones básicas de la meditación que se conoce como Samatha-vipashyana. “Mirar lo que surja con una actitud libre de juicio.” Me hizo sonreír que la autora sugiere dejar de “tirarle piedras” a lo que surja. “Podemos dejar de luchar contra lo que ocurre y ver su verdadero rostro sin llamarle enemigo.”  Te recomiendo también escuchar mi podcast “10 razones para dejar de luchar”.
  • “Usar el veneno como medicina”
    Sugiere que podemos usar las situaciones difíciles -el veneno- como combustible para despertar. La introducción de esta idea se realiza a través de una práctica budista llamada “Tonglen”. “En lugar de huir o evitar el veneno, lo inspiramos y conectamos plenamente con él.” Cuando algo te resulte doloroso inspira con la intención de que todos los seres humanos nos podamos liberar del sufrimiento, y al espirar, envía una sensación de frescura y liberación, para que todos podamos relajarnos y encontrar la paz. Este método nos entrena para avanzar hacia las dificultades en lugar de retirarnos. Las dificultades nos ayudan a darnos cuenta de “dónde estamos dormidos [en qué área de nuestra vida, por ej.] y cómo podemos despertar completamente, sin reservas”.
  • “Contemplar cualquier cosa que surja como sabiduría iluminada”
    Entrenarnos poco a poco para mirar nuestro mundo como un lugar sagrado y a nosotros mismos como personas ya despiertas. Todo lo que [“nos”] sucede no es parte del camino, ES el camino. “Solemos creer que el dolor es un error y que éste no existiría en nuestras vidas si lo hiciéramos todo correctamente.” Este replanteamiento de creencias nos ayuda a aprender a no dividirnos en nuestro “lado bueno” y nuestro “lado malo” a nosotros mismos, a los demás y al mundo en sí, tiene el objetivo de disolver las sensaciones dualistas: puro-impuro, nosotros-ellos, bueno-malo, esto-aquello, aquí-allá, me gusta-no me gusta.

Espero que les haya gustado esta pincelada del libro de La Grandiosa Pema. Me voy de retiro de meditación y silencio a Ecodharma hasta el 4 de septiembre, con la sangha (comunidad) de la Orden Budista Triratna de Barcelona. Que estén bien, que sean felices y que se liberen del sufrimiento. Si leen el libro regresen aquí a dejar sus comentarios, por favor. Si les gustó esta mini reseña, compártanla en sus redes sociales con sus amigos. Gracias. Namasté y ¡hasta pronto!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


7860fe7ee7c9ceb7f7c04d0bba1513a4Cursos de “Mindfulness para la salud” (MBPM), exclusivos para mujeres del 8 de octubre al 26 de noviembre 2016, sábados por las mañanas o sábados por las tardes, en Valldonzella 48, Barcelona. (Inscripciones abiertas) | ¿Qué aprenderás en estos cursos? |¿Por qué los cursos que dicto son exclusivos para mujeres? | ¿Qué es Mindfulness?


“El caos es parte de nuestro campo de juego. En lugar de buscar algo más elevado o más puro, trabaja con él tal como es.” Pema Chödrön

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Has tenido una madre “destructiva”? #sersiendo

suavizatupasado

“Una vez yo estaba plantando un seto vivo de lilas. Un gran arbusto había muerto por misteriosas razones, pero los demás estaban cubiertos de primaverales flores moradas. Cuando lo saqué de la tierra, el arbusto muerto crujía como las quebradizas cáscaras de los cacahuetes. Descubrí que su sistema de raíces estaba unido a las restantes lilas vivas que bordeaban toda la valla.
Pero lo más sorprendente fue descubibrir que el arbusto muerto era la «madre». Sus raíces eran las más viejas y fuertes. Todos sus hijos mayores se encontraban de maravilla a pesar de que ella estaba «patas arriba», por así decirlo. Las lilas se reproducen con el llamado sistema de chupón, por lo que cada árbol es un vástago del progenitor inicial. Con este sistema, si la madre falla, el hijo puede sobrevivir. Ésta es la pauta y la promesa psíquica para las mujeres que no tenido cuidados maternales o han tenido muy pocos, y también para aquellas cuyas madres las han torturado. Aunque la madre caiga, aunque no tenga nada que ofrecer, la hija se desarrollará, crecerá independientemente y prosperará.”

Clarissa Pinkola Estés, “Mujeres que corren con los lobos”, Ediciones B, sello B de Bolsillo, 18ª reimpresión, octubre, 2013, pág. 255. ¡Amé este fragmento de mi libro favorito!


· Apunte liberador del 28 de octubre a las 22:43 horas · No hay nada que tú tengas que hacer para ser querida/o por otra persona, ser quien eres y estar viva/o es una razón suficiente. A menudo hemos aprendido en nuestras familias que el amor debe ganarse con esfuerzo y dedicación, incluso si eso implica hacer cosas que no deseamos hacer y que directamente nos dañan. Este “chip malsano” está construido sobre una creencia falsa que genera mucho ‪sufrimiento‬ y ‪culpa‬. Es la mentira que sostiene la ‪dependencia emocional‬. Desaprendamos toda esa historia con ‪amabilidad‬ hacia nosotras/os mismas/os, hagámoslo ya.

¿Qué necesitas ahora, en tu presente? ¿Qué quieres de verdad? ¿Qué deseas cambiar? ¿Por qué no lo has cambiado aún (resistencias)? ¿Qué te mueve a hacer lo que haces cada día por los demás (motivaciones)? ¿Desde dónde (lugar emocional) te colocas a ti misma/o para dar amor o algo que se le parece mucho? ¿Es amor o dependencia emocional? ¿Qué te están (sutil o no sutilmente) pidiendo los demás (familiares, pareja, amigos, hijos, jefes, colegas de trabajo, maestros… etc) que hagas a cambio de que te amen, te aprecien, te aprueben, te cuiden o te respeten ?

Hazte las preguntas y respóndete. Comparte tus experiencias con otras personas. Verás que mucha gente vive lo que tú estás viviendo. ¡No más silencio!

Metta (amor incondicional),
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Felicidad = Infelicidad #sersiendo

04ac6fee61f8e76148310d10bfb8a6f0

Comparto esta cita de un artículo de E. Tolle, me emocionó leerla. ¡Es una liberación total tener claro esto!

«El Buda enseñó que incluso la felicidad es dukkha, una palabra pali que significa “sufrimiento” o “insatisfacción”. Es inseparable de su contrario. Esto significa que su felicidad e infelicidad son de hecho una sola cosa. Sólo la ilusión del tiempo las separa. Esto no es ser negativo. Es simplemente reconocer la naturaleza de las cosas, de modo que no persiga una ilusión por el resto de su vida. Tampoco es decir que no debería apreciar ya las cosas o condiciones placenteras o bellas. Pero buscar en ellas algo que no pueden dar -una identidad, un sentido de permanencia y de realización- es una receta para la frustración y el sufrimiento.» Eckhart Tolle

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter



Captura de pantalla 2014-07-24 a la(s) 11.41.46

Vulnerabilidad #sersiendo

fragil-el-poder-de-la-vulnerabilidad-9788479532383Lo súper recomiendo a mujeres y hombres. Me estoy re-leyendo detenidamente este libro de Brené Brown y lo estoy amando totalmente, por eso ando medio desaparecida.

Escudos comunes de la vulnerabilidad

1) Temer a la dicha, o el miedo paradójico que sabotea cualquier felicidad momentánea.
2) Perfeccionismo, o creer que hacerlo todo perfecto te va a librar de sentir vergüenza.
3) Anestesiarte, o aceptar cualquier cosa que nos libre del dolor de la incomodidad y el sufrimiento.

Amé esta frase de una canción de Leonard Cohen tomada del libro:

“En todo hay una fisura. Así es como entra la luz.”

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Con las manos abiertas #sersiendo

e705f3eda6b976bf23d3b456a7e54016
By Rowena Murillo

June Singer escribió: “Una persona sabia dijo una vez que el objetivo del principio masculino era la perfección y que el objetivo del principio femenino era la realización, la terminación. Si eres perfecta, no puedes estar realizada, completa, porque debes omitir todas las imperfecciones de tu naturaleza. Si estás realizada, completa, no puedes ser perfecta, porque estar completa significa contener tanto el bien como el mal, el acierto y el error, la esperanza y la desesperanza. Así que tal sea mejor contentarse con algo menos que la perfección y algo menos que la realización. Quizás tengamos que estar más dispuestas a aceptar la vida como nos viene.”
En: “Ser mujer. Un viaje heroico” de Maureen Murdock.

Namasté,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

El poder de la vulnerabilidad #sersiendo

n

 

 

 

La sabia Madeleine L’Engle escribió: “Cuando éramos niños, pensábamos que cuando fuéramos mayores ya no seríamos vulnerables. Pero crecer es aceptar la vulnerabilidad. Estar vivo es ser vulnerable.”

Este fragmento viene muy al caso luego de mi reciente crisis en la que con mis 42 años lloraba y gritaba: “quiero volver a tener 5 años, quiero jugar y cuando algo me dé miedo quiero abrazarme fuerte a la pierna de mi mamá”. (>‿♥)

Frase tomada del libro “Frágil. El poder de la vulnerablidad” de Brené Brown.

Namasté,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

Atrévete a “Cambiar Aires” #sersiendo #libro

portada

¡Buena noticia!

Llegué a Barcelona como llegan la mayoría de los inmigrantes con ganas de aprender, con miedo y con el reto de hacer nuevos amigos. Hacer nuevos amigos no es una tarea sencilla si te interesan los vínculos genuinos y profundos. Un buen día, Miguel Martínez, un aventurero amigo de mi infancia, me dijo que estaba por llegar una amiga suya a Barcelona y que él sabía que al conocernos haríamos un gran click. Así conocí a Silvia y Miguel sabía lo que decía. Conocerla ha sido una de las más bellas y enriquecedoras experiencias que me tenía guardada esta ruta por Europa. Hoy celebro infinitamente que su libro electrónico “Cambiar Aires. Respirando hacia tu nueva vida” ya esté publicado y accesible a todos/todas por Lulu. ¡Lo he visto surgir desde su semilla! Comparto mi emoción y les animo a leerlo. Una herramienta muy útil para estos tiempos tan movidos e inciertos.

Support independent publishing: Buy this e-book on Lulu.

Reseña del libro

La respiración es vida. Respirar mejor no sólo nos lleva automáticamente a vivir mejor, sino también a adquirir la claridad y la fuerza que nos permiten enfrentar los retos presentados por cada tipo de cambio, por más íntimo o enorme que éste sea. Sucede que la mayoría de nosotros trata a la respiración como la “cenicienta” de las funciones orgánicas: ignorándola y dándola por sentada. Sin embargo, en ese espacio de aire que llevamos dentro se resguarda un enorme potencial, el cual aprenderás a aprovechar con los ejercicios propuestos en este libro. Claras instrucciones e ilustraciones te guiarán en el aprendizaje y encontrarás distintas sesiones donde se agrupan varios ejercicios, dependiendo del recorrido que quieras seguir. Todas las técnicas presentadas se basan en antiguos conocimientos de PRANAYAMA, una disciplina originada en la India que sigue vigente y actual aún después de milenios. Practicando estas sencillas pero eficaces pautas comenzarás a respirar para vivir y no sólo para sobrevivir.

26579_383056172803_3735784_n
Foto: Andrea Fedrighi

Silvia Consolini se ha dedicado al estudio del hatha yoga desde el 2001, siguiendo los preceptos de reconocidos gurús en distintos lugares del mundo. Esto le ha permitido integrar los aspectos más relevantes de cada enseñanza en un recorrido orgánico y flexible, adaptable a los más diversos contextos. Además de poseer un certificado TTC del Yoga Institute de Mumbai, durante sus viajes a la India ha desarrollado un conocimiento directo de las técnicas respiratorias de Pranayama por medio de su estadía en centros como el ashram de Sivananda en Kerala. Desde el 2009 imparte lecciones y talleres de yoga creados específicamente para cada tipología de alumnos:
. Introducción al hatha yoga para jóvenes de etnias indígenas de Amazonas.
. Yoga cuenta-cuentos para niños.
. Pranayama para locutores.
. Pranayama para pacientes de asma y enfisema.
. Taller de pranayama para enfrentar la adversidad, refugio de mujeres víctimas de violencia doméstica.

Su página en Facebook es Yoga Silvia Pranayama

Namasté, Silvia. Namasté, mi gente.