Etiquetado: Responsabilidad

¿Postergas? #sersiendo

Respira
Respira

Reflexión · Las cosas postergadas no existen. Hay cosas que decido hacer y cosas que decido no hacer. Las cosas que no hago no están postergadas simplemente son lo que son: cosas que no hago.

Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter


Captura de pantalla 2013-10-05 a la(s) 18.31.20

Velitas de octubre 2013 #sersiendo

5aea6cb7c8e10115ef295203917044ec

¡Aquí van las velitas de octubre, mi gente! Dedico esta luz a enaltecer nuestras respuestas primarias: la experiencia directa de la vida que viene antes de cualquier construcción mental que hacemos sobre ella. Esa experiencia que es anterior a las historias que nos hacemos en la cabeza o a los personajes que encarnamos hacia fuera de nosotros mismos y hacia dentro. Decido que esta luz está iluminando nuestra conciencia, abriéndola, sanándola, permitiendo que logremos un estado del ser más libre. Decido que ya somos ese Testigo Amable que observa la Impermanencia de las condiciones de vida de forma calmada y sin tomárselas como algo personal, sin ser una víctima. Esta LUZ es para ti, que con tu empeño y tu dedicación diaria, con tu cuerpo, tus acciones, tu mente y tu comportamiento te estás regalando a ti mismo, a ti misma y al resto de los seres humanos, el maravilloso logro de vivir cada día más DESPIERTO, más DESPIERTA. Gracias por transformar, por transformarte, por transformarnos. Namasté.

¡Si te gustan… comparte estas velitas con tus amigos por las redes sociales!

Que tengas lindo octubre,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter


En este link puedes leer las velitas de los meses anteriores. Suelo publicar estas velitas los primeros días de cada mes.

¿Tiene corazón este camino? #sersiendo

XV por Leonardo Ugalde en Behance
XV por Leonardo Ugalde en Behance

A Nabil y Eladi

“Cualquier cosa es un camino entre cantidades de caminos. Por eso debes tener siempre presente que un camino es sólo un camino. Si sientes que no deberías seguirlo, no debes seguir en él bajo ninguna condición. Para tener esa claridad debes llevar una vida disciplinada. Sólo entonces sabrás que un camino es nada más un camino, y no hay afrenta, ni para ti ni para otros, en dejarlo si eso es lo que tu corazón te dice. Pero tu decisión de seguir en el camino o de dejarlo debe estar libre de miedo y de ambición. (…) Mira cada camino de cerca y con intención. Pruébalo tantas veces como consideres necesario. Luego hazte a ti mismo, y a ti solo, una pregunta: ¿Tiene corazón este camino? Si tiene, el camino es bueno; si no, de nada sirve. Todos los caminos son lo mismo, no llevan a ninguna parte. Son caminos que van por el matorral.

Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no… Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas, eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte; el otro te debilita. El problema es que nadie se hace la pregunta, y cuando por fin se da cuenta de que ha tomado un camino sin corazón, el camino está ya a punto de matarlo. Un camino sin corazón nunca se puede disfrutar. Hay que trabajar duro tan sólo para tomarlo. En ese punto pocas personas pueden parar a pensar y dejar el camino… En cambio, un camino con corazón es fácil: no te hace trabajar por tomarle gusto. Para mí existe solamente el viajar por caminos con corazón, en cualquier camino que pueda tener corazón. Por ahí viajo, y el único desafío que vale la pena es atravesarlo en toda su longitud. Y por ahí viajo, buscando, buscando, sin aliento.”

En: “Las enseñanzas de Don Juan: una forma yaqui de conocimiento” de Carlos Castaneda.

Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

¿Qué estás esperando? #sersiendo

3ad489ac8eba8b54a99dfddbad00bc34

| Reflexión | A veces los cambios en nuestra vida no suceden porque en el fondo estamos esperando que otra persona los haga por nosotros o dé el primer paso. Nos detienen nuestros propios miedos e inseguridades, no los de los demás. Vale la pena preguntarse si de verdad, verdad, nuestra necesidad no satisfecha depende de que ÉL o ELLA haga algo. Una vez me dijo una terapeuta: si quieres un hogar amoroso y una vida plena métele acción a lo que necesitas ya, ¿para qué sigues esperando que alguien especial venga a tu vida para hacerlo? Se trata de hacer un cambio de perspectiva. Arriésgate y manos a la obra.

Namasté,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

Negación de la responsabilidad #sersiendo

ade6b550d07db4479742ed4ce5dd877d

| Reflexión para este fin de semana |

«Negamos la responsabilidad de nuestros actos cuando atribuimos su causa a:
1. Fuerzas difusas e impersonales: “Limpié mi habitación porque tenía que hacerlo”.
2. Nuestro estado de salud, un diagnóstico o nuestra historia personal o psicológica: “Bebo porque soy alcohólico”.
3. Lo que hacen los demás: “Le pegué a mi hijo porque cruzó la calle corriendo”.
4. Órdenes de la autoridad: “Mentí al cliente porque mi jefe me dijo que lo hiciera”.
5. Presiones de grupo: “Empecé a fumar porque todos mis amigos lo hacían”.
6. Políticas, normas y reglas institucionales: “Tengo que expulsarte por esta infracción porque es la política de la escuela”.
7. Los roles asignados según sexo, posición social o edad: “Me fastidia ir a trabajar, pero tengo que hacerlo porque soy marido y padre”.
8. Impulsos irrefrenables: “Me superaron las ganas de comer bombones y me los comí”.»

Tomado del libro “Comunicación no violenta. Un lenguaje para la vida” de Marshall B. Rosemberg, GAE, 2013, p. 33.

Namasté, mi gente
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

Rendir-se #sersiendo

Photo by Sam Taylor-Wood
Photo by Sam Taylor-Wood

Mi vida ya está escrita. Rendirme ante ella, flotar como una hoja, dejar que la sabia vida abra las puertas que necesito y cierre las que no me llevan hacia lo que vine a hacer a este mundo. Ir haciendo mi parte con esmero y amor: escuchar más, sentir más, ser más, hacer más. Cuando me resisto a mi intuición todo se tuerce. Sigo hoy las palpitaciones pum-pum-pum de mi alma, me dejo guiar y eso me coloca en lugar perfecto en el momento perfecto. Así: Soy la hija predilecta del Universo y todo lo que necesito me llega.

Feliz miércoles,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs


Visita Alice´s Trips en mi Pinterest

La queja responsable #sersiendo

2bb386674526fe0f414ba55e11a1e820

Aprendizaje de hoy | La proeza en estos tiempos es mantener la sonrisa, la actitud no violenta y la calma. No sólo mantenerla sino promoverla, hacer que se repita como un hábito: todos los días. Podemos culpar a los demás (pareja, hijos, progenitores, amigos…) o al mundo (bancos, jefes, desempleo, Gobiernos…) por nuestra situación actual, pero la verdad es que nadie vendrá a solucionarla por nosotros. Culpar, descalificar y mantenerse en un estado continuo de ansiedad no resolverá nada, querer que el estrés desaparezca por arte de magia tampoco funciona. Quejarse todo el tiempo de una manera compulsiva y sin orientación hacia un logro elegido sólo mete más presión. Viene bien tomarse un rato todos los días para estar en paz, para darse las gracias por lo que sí hemos logrado hasta ahora individualmente, como pareja o  familia, darle su justo y válido lugar a las pequeñas acciones que hacemos para mejorar la situación actual. Paciencia. No por mucho madrugar, amanece más temprano.

La queja, mejor aún la crítica que se exterioriza luego de la reflexión y una toma de responsabilidad personal sobre la situación que vivimos, es algo válido y ayuda a mejorar cuando se hace con una actitud constructiva. Lo que paraliza es la queja a toda hora, sobre todo la queja mal orientada, culposa, ansiosa, destructiva. La queja constructiva pasa por tener recursos personales que nos permitan manejar la frustración, a mí me viene bien tener una “válvula de escape”. Puede ser una actividad como bailar, pintar o simplemente salir a caminar alrededor de la manzana cuando sientas que te “desbordas”, este sencillo acto te ayudará a tranquilizar la mente, bajar la ansiedad y a tomar decisiones en un estado de equilibrio personal.

Feliz día,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs


la-queja-9788449327414Jueves de libros | “La queja. De los pequeños lamentos a las protestas reinvindicativas”, de Julian Baggini, Paidós Ibérica, 2012.

“Martin Luther King y Nelson Mandela propiciaron cambios que empezaron con la queja de que el status quo estaba equivocado y tenía que cambiar. Las quejas han hecho avanzar a la sociedad y han llevado a la abolición de la injusticia, pero hoy en día se asocian fundamentalmente a lamentos sin trascendencia y pleitos frívolos. Para reivindicar la queja como una fuerza positiva y progresista, necesitamos saber de qué nos quejamos equivocadamente y por qué. Este libro–el primero de su naturaleza–explora los diferentes tipos de quejas de la gente, desde la contradictoria y la contraproducente a la paranoica. Pasamos buena parte de nuestras vidas afrontando la distancia que hay entre cómo son las cosas y cómo deberían ser. ¿Debemos quejarnos o perseverar? ¿Debemos dirigir nuestra insatisfacción hacia los demás o asumir nosotros la responsabilidad? ¿Y cómo poner en práctica estas decisiones? Este libro–un fascinante análisis de una parte esencial de la condición humana–le ayudará a responder a estas preguntas.” Casa del Libro