Budismo: por qué debería interesarte #sersiendo

Un momento puede cambiar un día, un día puede cambiar una vida y una vida puede cambiar el mundo.

Budismo

Lo que más me flipa de las enseñanzas del Buda (Dharma, Budismo) y de su vida en general es que reflexionó, experimentó y describió cosas certeras sobre la mente humana 25 siglos antes de que la ciencia y la tecnología dijeran algo sobre ellas. Eso es un puta madral de siglos antes.

El Buda era un explorador, investigador y visionario.

Me imagino las preguntas que se hacía sobre la naturaleza humana, sobre su propia percepción de los fenómenos, de las cosas y sobre cómo encontrar respuestas que mejoraran la vida de todas las personas.

Su búsqueda de la cura al sufrimiento humano (duḥkha) fue decidida, firme y potente como la huella de un elefante.

Fue también un revolucionario sabio, empático y compasivo.

Con sus enseñanzas radicales y accesibles a todas las personas sin excepciones, le devolvió a millones de personas (las más pobres de su época) la posibilidad de transformarse a sí mismas, de mejorar, de no quedarse atrapadas en determinaciones fijas e impuestas socialmente ni tampoco en sus mentes no entrenadas generando más sufrimiento.

Y aún hoy lo sigue haciendo: 25 siglos después.

Así nació el Budismo. Un estilo o filosofía de vida cada vez más practicado en el mundo. Es impresionante.


Budismo

El Budismo me ha acompañado de forma más presente en los últimos 8 años de mi vida.

Me siento MUY feliz y agradecida por ello.

Nunca nadie expresó tan bien el motivo por el cual me interesa estudiar, entender y practicar las enseñanzas del Buda. Con ustedes las palabras de Jack Kornfield, de su libro «La sabiduría del corazón»:

«Freud expresó con resignación: «El objetivo del psicoanálisis es recuperar un poco más de Yo del vasto océano del Ello». Igual que Freud, los grandes filósofos existencialistas Sartre y Camus también se han centrado en lo inevitable de nuestro sufrimiento. Pero la aceptación filosófica o psicológica de la infelicidad normal [«grado normal de neurosis» como le decía Freud] es un triste lugar para acabar nuestra historia.

Las Cuatro Nobles Verdades [del Budismo] nos prometen mucho más. Incluyen una serie completa y sistemática de principios psicológicos y enseñanzas que podemos usar para terminar con las causas del sufrimiento. A través de ellos, podemos alcanzar la [verdadera] libertad.»


#DharmaRevolution

Lee el libro «#Budismo» de #PeterHarvey. ☞ http://bit.ly/2PSli47

Lo veo clarisísisimo desde hace tiempo: quiero entender lo mejor que se pueda el Surgimiento Condicionado (paticca-samuppada) para explorarlo con más ahínco en mi práctica diaria.

El Surgimiento Condicionado significa que nada es absoluto y que, por lo tanto, todo lo que existe depende de alguna condición. Ninguna realidad existe de manera aislada (nosotros tampoco).

Los budistas pensamos que todo tiene una causa y el sufrimiento/insatisfacción también. El surgimiento de A condiciona el surgimiento de B. Entonces si A cesa, B cesa.

Lo que quiere decir que si trabajamos en crear las condiciones idóneas para una vida consciente, tranquila y ética nos libraremos de las ataduras mentales y emocionales que ocasionan el sufrimiento/insatisfacción. En esta vida y en este cuerpo.

Me parece una de las enseñanzas del Buda más importantes y además es la mejor noticia del planeta. Eureka.

Huele a libertad. Gracias, Buda.


Pronto estaré en México dirigiendo un Retiro para mujeres durante la Semana Santa (8-11 de abril 2020 en Tepoztlán). Tienes más información aquí: http://bit.ly/31LNYPj. Mi motivación es enseñarle a las mujeres que asistan al retiro cómo entrenar la mente y que se lleven a casa un kit de herramientas nuevas. Aunque es un retiro secular (no religioso ni proselitista) es inevitable que en los retiros termine hablando de lo que me ha aportado a mí la práctica del Budismo. ¿Dudas? Si quieres hablar conmigo directamente llámame al +34674968169 o escríbeme por WhatsApp o Telegram.

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.