¿Iluminada, iluminado?

Soy un ser humano como tú, con defectos y virtudes, uno que se equivoca cada tanto y a menudo no se hace totalmente responsable de su vida. Ando trabajando en mí. Ser siendo. Ése es mi pequeño GRAN reto diario. También soy un ser humano que tiene miedo muy seguido. Voy construyendo poco a poco una manera más sana de estar en mi mundo “nadiriense”, de estar bien en el planeta Tierra y en la sociedad en que me tocó vivir. La idea de la iluminación  suele no quitarme el sueño y si alguna vez me lo quita porque sí pasa, simplemente lo dejo ir ese pensamiento.Lo libero y me libero de la idea.

Todos ya somos Buda, mas nuestra Budeidad vive adentro de nosotros en estado letárgico: la mayoría del tiempo. Por eso trato de no dedicarle pensamientos a la idea de creerme una iluminada o volverme una. Creo que la Budeidad sólo ES, un estado del ser sólo es, no se piensa en él. El iluminado o la iluminada que te dice serlo, simplemente no lo es. No es «algo» que llegaré a ser o llegarás a ser si me(te) empeño(as) en ello. No funciona así. Todo lo que podríamos pensar, creer, desear o reflexionar sobre este tema son mecanismos del ego.  Mi vida humana y terrícola: me levanto en la mañana y  me digo «Nadir, hoy trata de ser más congruente, ánimo». SIENTO, PIENSO Y EJECUTO.

En la noche digo: ¿fui más congruente el día de hoy? Evalúo mis conductas, medito un poco, me hago Reiki y me duermo. Al día siguiente trabajo en mi congruencia nuevamente. Cuando avanzo un poco en mi trabajo personal me felicito y me auto-regalo algún detalle material o no. Da igual. Cuando la cago (suele suceder), evalúo lo que pasó, las decisiones que tomé, lo que viví, y sigo trabajando en mí. Asínomás. Me empeño cada segundo nuevo de mi vida en EJECUTAR, ACTUAR, en no quedarme sólo en andar sintiendo y pensando obsesivamente. «Que sintiendo y pensando no pasará nada nuevo dentro de tí», me digo, y en mi relación con mi propia vida y las personas que me rodean. «Sigue trabajando, Nadir, sigue trabajando en ti misma». Y tú, quien lees estas líneas, también sigue trabajando en ti.  Un granito de arena, diariamente. Ejecuta.

Nadir Chacín

4 comentarios

  1. El libro de Tolle no tiene desperdicio. De ahí a suponer que uno tiene las llaves, es otro tema. Coincido con Nadir en cuanto a disfrutar de lo que ES. No cuestiono la postura de quienes se tomaron el trabajo de explicar lo simple; si ganan monedas o millones no es asunto mio.
    Si es asunto mio despertarme con sol o lluvia, y saber que SOY, no que parezco, o que opinará alguien de mi.
    Me gustan tus reflexiones Nadir. Sos, como decimos aquí «Una loca linda»

  2. Hola Klug
    Entiendo lo que dices. Creo que cada quien decide cómo hacerlo sabes decir lo que ha aprendido en esta vida. También pienso que es válido y totalmente legítimo que los autores cobren por sus conferencias y libros si al mismo tiempo hacen algún encuentro gratuito, si se combina las dos cosas es mejor para las personas que lo necesitan, escuchar de estos temas. No sé qué decirte, creo que eso es algo muy personal, de cada autor o conferencista. No juzgo eso tampoco, la verdad. Prefiero que existan personas así, que ganen dinero hablando sobre la nueva conciencia, a que no existan jejjee :) Hay de todo en este mundo. Cada quien construye su camino, a mí me gusta mucho Tolle y más allá de él mismo o de lo que hace o no hace, trato de quedarme con lo que me enseñan sus palabras y sus libros. Y sigo buscando y buscando y leyendo diferentes autores. Te agradezco mucho tu comentario en mi blog y tus palabras bonitas. Feliz miércoles
    Nadir Chacín

  3. klug

    Adoro la forma en que escribís. En otra oportunidad te leí dando consejos a una persona con dificultades para descubrir su propósito vital. En aquel post nombrabas una obra de Tolle que, a juzgar por tus palabras y el fragmento citado, parece seguir la línea del Poder del Ahora.
    Gracias aTolle tuve la posibilidad de comprobar que todo lo escrito en el poder del ahora es incuestionable.
    No obstante hay algo que no puedo evitar preguntarme. A E. Tolle suele atribuírsele el título de «Maestro Espiritual» Es mas, creo que él mismo se considera uno. Lo extraño es que al igual que muchos de los que lo influenciaron parece que se dedica a vender libros y hacer conferencias lo cual no me parecería mal si a estas personas se las considerara estudiosos o iluminados. Seguramente esté errado pero creo que la función de un maestro espiritual debería ser otra. Gandhi o Jesus por ejemplo, personas que hicieron, revolucionaron, salieron a las calles, alzaron sus voces poniendo en juego sus vidas. Imaginemos a nuestros maestros y profesores alejados de las aulas y recluídos en sus hogares escribiendo textos que luego deberemos comprar ¿Quién nos guiaría en clase?
    Cuando recuerdo mi pequeña, mi extremadamente muy pequeña experiencia en estado de no-mente, alerta, presente. Cuando recuerdo la paz que sentí, la seguridad, el poder, el ser parte de todo lo que vemos y lo que nuestros sentidos no pueden percibir pienso en los «maestros espirituales» y todo lo que ellos podrían dar a quienes sufren el hambre, la guerra, el maltrato si no se limitaran a sentar el culo en conferencias o escribir libros que luego compartirán en la góndola «autoayuda» un espacio con libros que, como las religiones, hacen de la desesperación y necesidad de la gente un negocio

¿Tú qué opinas sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: