Categoría : Lo mejor de mi blog

Eventos en Barcelona

Meditación

Barcelona Mindfulness para Mujeres Meetup es un grupo para todas las mujeres interesadas en la meditación y el cultivo de mindfulness (atención plena) en Barcelona.

Hacemos encuentros presenciales para aprender y practicar estas poderosas herramientas de autogestión de la salud, de la ansiedad y del estrés.

Organizamos grupos de prácticas semanales, actividades y talleres con precios accesibles o directamente gratuitos.

Promocionamos los cursos organizados por mindfulnessparamujeres.com y recomendamos actividades organizadas por terceros que pensamos podrían interesar a las mujeres de este meetup.

Los contenidos teóricos y prácticos que aprenderás son seculares (sin fines proselitistas ni religiosos) y están basados tanto en lo que enseñan Respira Vida Breathworks y el Movimiento Budista Triratna como en mis experiencias, aprendizajes y búsquedas personales.Meditación

¿Por qué sólo para mujeres?

He modificado y adaptado diferentes enseñanzas, conocimientos y técnicas (en sus ejes pedagogía/aprendizaje/práctica) considerando la perspectiva de género, ya que las mujeres tenemos condicionamientos culturales, sociales, políticos, económicos, etc. diferentes a los de los hombres.

Dichos condicionamientos afectan la manera en que nosotras nos relacionamos con nuestros cuerpos/mentes y también el cómo vivimos el proceso salud-enfermedad.

Lee más aquí.

¿Qué aprenderás?

Aprenderás tres tipos de meditaciones: El recorrido del cuerpo, El seguimiento de la respiración y La Conciencia Amable (o El cultivo de las emociones positivas).

La meta es que logres practicar estas meditaciones no sólo en nuestros encuentros grupales sino en tu casa también.

¿Por qué vale la pena asistir?

Porque la práctica de la meditación y de la atención plena produce la integración psíquica y energética de la persona. Te sentirás más tranquila, saludable, vital, alegre y estarás en mayor armonía con el presente, tal y como se presenta a cada instante.

¿A quién va dirigido?

Dirigido especialmente a mujeres que enfrentan situaciones/emociones difíciles vinculadas con: enfermedades crónicas, dolor físico, inestabilidad emocional, ansiedad, ataques de pánico, depresión moderada, duelos, dolores menstruales, fatiga crónica, menopausia, sexualidad, roles de género, bulimia, anorexia, violencia doméstica, acoso laboral, feminidad, desempleo, preferencia sexual, acoso escolar (bullying), orientación sexual o con cualquier otro tipo de MEGA ultra maxi… crisis.

¡Estando y siendo juntas todo es más fácil, anímate!

Actividades recurrentes

~ Grupo de práctica de Meditación y Mindfulness en El Raval, Barcelona, cada lunes (menos festivos), de 19 a 20 horas, en Valldonzella 48, muy cerca de Plaza Cataluña.

  • Bono 4 clases: 20 euros (5 euros/clase y tienes asegurada tu plaza cada lunes). Recomiendo esta opción para incorporar la meditación como una práctica regular en tu vida. Los bonos de 4 clases tienen caducidad de 2 meses. Los días festivos no hay clases. Pago en efectivo (preferible) o por transferencia bancaria o PayPal (solicita los datos enviando correo a mindfulnessparamujeres@gmail.com).
  • Clase suelta: 8 euros. Pago en efectivo.
  • Clase de prueba: 3 euros. Pago en efectivo. Sólo para tu 1ª clase.

~ Mindfulness en el Parque, Parque de la Ciudadella, Barcelona, cada sábado de 10 a 11 horas.

  • Inversión en auto-cuidados: 5 euros/clase.

~ Te invitamos a formar parte de La Red de Lavanderas, un meetup de escucha y habla consciente que organizamos una vez al mes.


“Cuando nos aferramos agresivamente a nuestras propias opiniones, por muy válida que sea nuestra causa, simplemente estamos añadiendo más agresión y violencia a nuestro planeta, y por tanto aumentando su dolor. Cultivar la no agresión es cultivar la paz.” Pema Chödrön

Ser responsable de mis actos #sersiendo

Ser responsable de mis actos. Que seas de los tuyos. ¡Qué difícil tarea! Las acciones lo son todo en esta vida, incluyen: pensamientos, emociones, sentimientos, comportamientos, sensaciones físicas, etc. Podemos tener buenas intenciones, palabras bonitas, pero si no somos capaces de observar las acciones que llevamos a cabo el día a día el sufrimiento humano nunca cesará y el nuestro tampoco. Hoy vengo a hablarte de las acciones torpes y hábiles, tomando como ejemplo las mías.

ser responsable de mis actos

Hoy he despertado temprano para realizar una ceremonia budista llamada “la puya de las 7 etapas”. Este ceremonia tiene dos partes muy hermosas y emotivas que se llaman: Reconocimiento de las Faltas y Alegría de los Méritos.

En medio de la ceremonia he comenzado a llorar inconsolablemente. El corazón me ha dado saltos dentro del pecho. Estos se alternaban con un sentimiento de opresión o lo que yo llamo “apachurramiento de corazón”. Este sentimiento es la “vergüenza” interna que surge cuando logras ver con claridad tus faltas: la torpeza de tus acciones.

En el budismo decimos que es como si una persona sabia e iluminada estuviera viéndonos todo el tiempo. Observara cómo actuamos, vivimos, sentimos, pensamos, hablamos. Al reconocer tus faltas, pensando en la mirada de esa persona sabia, sientes vergüenza y, al mismo tiempo un agradecimiento profundo.

¿Por qué agradecimiento? Porque has podido reconocer y ver con nitidez cómo te has quedado atrapada en tus condicionamientos del pasado. En la historia de siempre. Ves tus miedos y a tu ego no observado ni entrenado haciendo de las suyas. Este tipo de vergüenza trae consigo una sensación de alivio agradecido indescriptible y muy bonita.

Mi amiga la vergüenza

En estos momentos de vergüenza (interior y consciente) te es muy evidente que la disfunción de la mente (humana) no entrenada te ha controlado una vez más. Recuerda: no es tu mente es la mente de todos los seres humanos no entrenada la que tiene este funcionamiento disfuncional.

De la vergüenza surge una compasión amable hacia tu propio proceso de dejar la esclavitud que representan los patrones mentales y emocionales torpes. Quieres volverte más responsable, consciente y menos ignorante en términos espirituales.

La vergüenza de la que hablo nada tiene que ver con la culpa o la vergüenza occidental. Esta vergüenza interior es un proceso de reconocimiento de las faltas y de alegría de los méritos, como bien dice el texto de la puya.

Es un proceso activo y amoroso, compasivo. No una resignación ni un “látigo” psicológico con el cual hacerse más daño. No hace falta añadir más sufrimiento. ¿Para qué?

Reciban mis disculpas

En los últimos meses me he sentido varias veces ofendida, rechazada, enojada, resentida y triste con diferentes personas y grupos de personas.

He discutido con personas que, teniendo las mismas necesidades internas que yo (entender, dejar de sufrir), han simplemente compartido algo de su forma de vivir conmigo y con otras personas.

Yo he reprobado sus comportamientos, sus creencias y sus acciones desde estados de mi mente y de mi corazón profundamente torpes.

He sido necia. Me he creído superior y con la verdad agarrada en el puño de mi mano. He sucumbido a mis estados mentales y emocionales torpes, a la inercia, sin siquiera observar-me. Mis acciones torpes han lastimado a otras personas y a mí misma. Lo lamento.

Hacer una confesión pública como esta es inquientante, incómoda y agria. Y a la vez me siento mejor haciéndolo. Haber llegado a notar que me he equivocado, que he lastimado a otros y a mí misma, es una experiencia dolorosa y agradable. Es una experiencia sanadora.

¿Cómo ser responsable de mis actos?

Tal vez una de los compromisos más importantes que he hecho desde que soy budista es el no hacer daño voluntariamente, ni a mí misma ni a los demás.

La inconsciencia y la falta de atención plena sobre mis emociones, pensamientos y sensaciones no puede ser una excusa en la que sentirme cómoda y segura. No es un “lugar” en el que quiero estar ni permanecer. Ese es el lugar de la depresión y de la ansiedad.

Hay que auto-observarse y ser honesta, aunque a veces sea sumamente desagradable. Hace bien reconocer que has sido presa de la inconsciencia. En eso estoy, en eso estamos.

A mí me sirve mucho pensar que esa parte de mí que es consciente y iluminada (El Buda Interior podríamos llamarle, jejeje) me observa activa y amorosamente. ¿Qué piensa esa parte de mí sobre lo que estoy haciendo ahora?

Mindfulness

Lo más hábil sería poder notar mis acciones en el mismo momento en que las hago. Pero por ahora la mayor parte de las veces soy capaz de reflexionar sobre mis acciones luego de que ya las he hecho.

El Buda decía que una mente iluminada ya no tiene la necesidad de esos discursos interiores entre sus diferentes partes, aspectos o rasgos. La mente iluminada es una mente integrada, no fragmentada. Eso es algo que me produce mucha intriga, curiosidad y profunda admiración.

El camino espiritual tiene más que ver con un compromiso fuerte y sostenido de no hacer daño. No son tan fundamentales los resultados ideales ni las metas. Ser responsable de mis actos es un proceso vivo y continuo. Ser siendo.

Acciones torpes

A veces las cosas no funcionan como una quisiera durante la práctica, eso también es parte del entrenamiento de la mente, del corazón y del cuerpo. Pero ¿qué son las acciones torpes?

Las acciones torpes son aquellas que se producen o surgen desde patrones mentales y emocionales torpes como el odio, la ira, la necedad mental, el deseo de tener siempre la razón, la “sordera” selectiva, la vanidad, la prepotencia, la indiferencia, el autoengaño, etc.

Son el producto de momentos en los que hay falta de “mindfulness” y de aceptación compasiva. Durante las acciones torpes estamos cediendo nuestra responsabilidad a los viejos patrones automáticos, que nos gobiernan. Y así nos atropellamos a nosotras mismas y a los demás.

Las acciones torpes dejan un mal sabor de boca incluso cuando tienes la sensación interna de haber librado una batalla y haber ganado. Las acciones hábiles, en cambio, dejan una sensación de paz y tranquilidad interna, sientes “estoy siendo responsable de mis actos”.

Cuando una acción es hábil surge un reconocimiento lúcido y consciente en el que “escuchas” esto dentro de ti: “podría morir ahora mismo y todo estaría ok” conmigo y con los demás.

La práctica espiritual tiene que ver con aprender la diferencia entre acciones hábiles y torpes y comenzar a cultivar las hábiles de forma intencionada. Es una práctica y por lo tanto “aprendemos haciendo” (“Learning by doing”), por eso a veces “se nos va la pinza”.

A menudo nos equivocamos y lastimamos a los demás. Lastimar a los demás es como el rebote de una pelota que has lanzado, el sufrimiento sólo se expande y abarca cada vez a más gente. Estar lastimando a los demás es lastimarte a ti misma simultáneamente.

Acciones hábiles

Las acciones hábiles surgen de un lugar de paz interior, en donde no hay lucha, ni sensación de superioridad, ni siquiera una sensación de haber visto o sabido algo concreto.

Las acciones hábiles son el producto de estados mentales y emocionales hábiles como la empatía, la compasión, el alegrarte de los logros ajenos, la amabilidad, la generosidad, ver/valorar a los seres humanos en su diferencia, en su particularidad, el respeto, la curiosidad, la claridad mental.

Simplemente te sientes en equilibrio y tranquila. Es un estado de receptividad sin prejuicios, en el que te rindes y dejas de luchar. Dejas de aferrarte a la creencia de que el mundo o los demás están en tu contra y que tienes que defenderte.

Me ha dado mucho gusto poder observar, aunque sea en retrospectiva, mis acciones torpes.

Valgan estas letras para disculparme con todas las personas que he atropellado por mis estados no observados de inconsciencia durante los últimos meses. Intento con mucho compromiso ser reponsable de mis actos, aunque a veces no lo logro. Lo lamento mucho. Discúlpame.

También quiero auto-pedirme disculpas y abrazarme. Nadir, lo siento mucho.

El reconocimiento de las faltas ha de estar seguido por la alegría de los méritos, como en el texto de la ceremonia budista. ¿Por qué?

Porque el reconocimiento de las faltas estaría cojo si no somos capaces de alegrarnos de que hemos sido capaces de observar atentamente nuestras faltas y de tratarnos con amabilidad a nosotras mismas y a los demás, una vez pasada “la tormenta”.

Alegría de los méritos

Me alegra profundamente
el bien hecho por todos los seres
gracias al cual logran reposo
liberándose así del sufrimiento.
Que aquellos que hayan sufrido sean felices.
Me alegra que se liberen los seres
de los sufrimientos de la existencia cíclica.
Me alegra la naturaleza del Buda
y del Bodhisatva,
protectores del Universo.
Me alegra que surja
la voluntad de alcanzar la iluminación.
Me alegra que exista la enseñanza
esos océanos que llevan la felicidad
a todos los seres
y que son la morada del bienestar de todos ellos.

Aprender a diferenciar las acciones hábiles de las torpes, aprender a reconocer mis faltas, a pedir disculpas, a expresar mis necesidades y sentimientos sin culpar a nadie más, quizás sea una tarea para toda la vida. Ser responsable de mis actos. Yo puedo decir que al día de hoy que es la tarea-regalo más significativa que me ha dado la práctica del Budismo.

De mis acciones hábiles de este segundo nacen las acciones hábiles del siguiente segundo. De mis acciones torpes de este segundo nacen las acciones torpes del siguiente segundo. Así de importante es prestar atención plena a lo que hacemos y sobre todo al cómo lo hacemos.

Si te ha gustado este post, por favor, compártelo en tus redes sociales. Cuéntame cómo te relacionas tú con tus faltas, tus errores, tus acciones torpes. ¿Qué significa para ti esto de “ser responsable de mis actos”? Dialoguemos. Déjame un comentario.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Publicidad

Hago publicidad a productos y servicios de terceros en mis espacios virtuales, siempre que sus intereses estén en sintonía con mi filosofía personal y el público que me sigue. Si te interesa contactarme para esto abajo tienes todas las opciones.

Un poco de mi historia

Durante los últimos 10 años he estado escribiendo y publicando en diferentes espacios virtuales. Me ocupo concienzudamente de compartir contenidos interesantes y de valor como un regalo a quienes me leen y siguen en este blog, de mis redes sociales y de mi podcast. También a quienes me siguen en mis otros espacios virtuales de Mindfulness para Mujeres.

Soy más de Facebook, que de Twitter y otras redes sociales. No obstante, ofrezco mis espacios en las diferentes redes para anunciantes y publicidad siempre que esté de acuerdo con lo que venden. Recomiendo con más ánimo productos y servicios que ya haya probado. ¡Si quieres ver un pantallazo de lo que hago Google me!

Más sobre mí

¿Quieres que hable de tu negocio?

Casi siempre utilizo Publisuites, una plataforma de comunicación entre bloggers/editores y anunciantes. Si quieres hacerme un encargo por Publisuites utiliza este enlace: https://www.paysuites.me/webs/

También puedes hacerlo directamente escribiéndome. El pago lo podrás hacer por transferencia bancaria o por Paypal a través de https://www.paypal.me/nadirchacin.

Entre Bloggers (Guest Posting)

Estoy disponible para propuestas de guest posting, a intercambios y otras colaboraciones enriquecedoras y equitativas entre bloggers.

Busco para mi blog plumas frescas e interesantes que escriban sobre psicología, terapias alternativas y crecimiento personal, sobre todo enfocado al público femenino.

Si requieres datos de mi audiendia y las estadísticas de mi blog, avísame y te las envío. Si quieres que escriba para tu blog, cuéntame un poco más de ti y de tu necesidad concreta a través de la pestaña de contacto.

¿Quieres que te entreviste en mi podcast “Ser siendo”?

Escríbeme y cuéntame un poco de ti.

Escúchalo aquí:

Estas son las estadísticas de mi podcast al 31 de mayo del 2018.

Fecha de publicación del primer episodio:  1º de mayo del 2013.  Número de episodios: 48.  Número de seguidores: 3.604. Geolocalización de oyentes: España y México.

Ser siendo

Ser siendo

Ser siendo

 

¿Qué desea una mujer? #sersiendo

“Si un hombre pasa por alto la doble naturaleza de una mujer y la toma por lo que parece, lo más seguro es que se lleve una sorpresa, pues cuando la naturaleza salvaje de la mujer surge de las profundidades y empieza a dejar sentir su presencia, a menudo tiene unas ideas, unos intereses y unos sentimientos muy distintos de los que había puesto de manifiesto anteriormente.” Clarissa Pinkola Estés

manawee
By appleriverart

He retomado mi programa “Ser siendo” con la divertida tarea de seguir desgranando el libro “Mujeres que corren con los lobos” de Clarissa Pinkola Estés. Es mi libro favorito en el mundo, mi libro de cabecera y guía eterna. Clarissa es una psicoanalista junguiana que vale la pena leer y releer.

Ella rescata cuentos populares y analiza todos sus símbolos para que éstos nos ayuden a crecer y a madurar como seres humanos de una manera más amable. “El compañero: la unión con el otro” es el capítulo cuatro del libro e incluye el cuento “Manawee”, en el que hay un perro que simboliza la naturaleza instintiva de los hombres.

Recomiendo este podcast especialmente a los hombres que me leen, puesto que el análisis del cuento es una guía útil para saber cómo acercarte a la mujer que te gusta, que amas o por la que te sientes atraído. A las mujeres le servirá para elegir mejor a su compañero de vida, uno que sume y no que reste.

Estoy deseando que puedan escuchar juntos mi podcast también y que logren re-encontrarse desde lo más profundo de ustedes mismos. Que se citen en ese territorio que está más allá de lo que está bien o está mal. Que lo disfruten. Compártanlo en sus redes sociales y si tienen dudas o preguntas utilicen los comentarios de este post y les responderé lo más pronto posible.

¿Qué desea realmente una mujer? ¿Cuál es la verdadera naturaleza de las mujeres? Los hombres que se esfuerzan en comprender la forma de ser y actuar que se muestra en el cuento “Manawee” serán para siempre compañeros y amantes de la mujer salvaje.

Desde el inicio del podcast hasta el minuto 7:49 es la lectura del cuento “Manawee” y desde 7:49 hasta el final es la interpretación del cuento, el cómo puedes convertirte en un compañero perfecto para la mujer salvaje que te quita el sueño o, mejor dicho, te acompaña a cumplir tus sueños.

Con amor,

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


corazon-dactilar-nadir-chacinPróximo curso en Barcelona para mujeres: “Amor y Mindfulness. Relaciones afectivas conscientes (RAC)” del 27 de marzo al 24 de abril 2017, lunes por las tardes. Inscripciones abiertas. Sesiones informativas gratuitas: lunes 13 de marzo o 20 de marzo, de 19:00 a 20:30 horas. Reserva tu plaza aquí. Especifica en tu correo electrónico la fecha de la sesión a la que deseas asistir. 

Guardar

Guardar

Guardar

50 contenidos para aprender a amar #sersiendo

“Parecía, por lo menos, que no le habían enseñado a mentir. Pero tampoco le habían enseñado a distinguir la verdad de la mentira.” Úrsula K. Le Guin

By Matt Mims
By Matt Mims

Ir hacia al amor no es algo que podamos planificar. Lo que sí podemos es aprender recursos nuevos para ir al encuentro del amor. Amar bien es más importante que amar mucho. Amar es un arte y un oficio. Es una práctica ineludible claro está. Pero también amar es (o debiera de ser) un tema de estudio consciente y deliberado para todos y todas. Hemos de empeñarnos en acercanos al conocimiento que han creado filósofos, psicólogos, antropológos, sociólogos o científicos sobre el amor.

Cuando somos niños aprendemos qué es el amor y qué no en nuestras familias. Sin embargo, en la adolescencia y posteriormente en los primeros años de la adultez, es menester interesarnos por indagar más en el tema. Conviene desaprender algunas cosas, quedarnos con lo que nos sirva y aprender otras nuevas. Lastimosamente la mayoría de nuestros progenitores no se prepararon conscientemente para el amor y a algunos de ellos les ha salido muy bien, pero son pocos.

Buena parte de nuestros progenitores estaban improvisando a través del ensayo y el error y sobre todo estaban dejándose llevar por lo que a su vez habían aprendido de sus propios progenitores sobre el amor y de la sociedad formativa en la que les tocó vivir y crecer. Y sus progenitores aprendieron de las generaciones anteriores y así sucesivamente.

Somos un compendio de aprendizajes anteriores que van pasando repotenciados de una generación a la otra en automático. La pregunta ética a estas alturas de la historia de la humanidad, en pleno siglo XXI, es: ¿qué queremos pasar nosotros a la siguiente generación? ¿Más de lo mismo? Seamos más responsables y despiertos.

Prepararnos para el amor mediante un esfuerzo voluntario

El mundo ha cambiado mucho en algunas cosas y otras, casi nada. Ahora con el Internet, con los libros electrónicos, con YouTube, con las redes sociales, quien no quiera aprender cosas nuevas es porque realmente no está interesado/a. Así como vamos a estos nuevos medios para establecer contacto con otras personas o para informarnos de las noticias, podemos ir a ellos para encontrar respuestas sobre el amor o mejor dicho para crear nuevas preguntas. Quien no se cuestiona lo que cree que ya sabe sobre el amor no está preparándose para amar de una forma consciente y sana.

Todos los medios para aprender están a la disposición de quien los necesita, al menos en el mundo occidental y entre quienes tenemos acceso a una biblioteca, a una computadora y a Internet. Hay que usar las nuevas tecnologías para descubrir  y compartir  modelos igualitarios de amor y de enamoramiento. Hay contenidos de diferentes tipos y la principal necesidad cuando quieres aprender es seleccionar entre el maremagnum de informaciones a la que estamos expuestos cuál sirve y cuál no.

Yo soy clásica para pocas cosas, estudiar es una de ellas. Creo que la mejor manera de estudiar un tema es leer y leer, tomar notas, comentar lo que has leído con otras personas que también lo hayan hecho y volver a leer, leer cada vez más y mejor. Pero si te cuesta leer, también está YouTube. Mi intención es hacerte la vida más fácil a la hora de elegir a qué le dedicas tu valioso tiempo. Espero te sea útil toda esta información.

Aprendiendo a amar mejor

Vídeos en español

Vídeos subtitulados al español

Vídeos en inglés

Vídeos y podcasts en catalán

Libros en español

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


corazon-dactilar-nadir-chacinPróximo curso en Barcelona para mujeres: “Amor y Mindfulness. Relaciones afectivas conscientes (RAC)” del 27 de marzo al 24 de abril 2017, lunes por las tardes. Inscripciones abiertas. Sesiones informativas gratuitas: lunes 13 de marzo o 20 de marzo, de 19:00 a 20:30 horas. Reserva tu plaza aquí. Especifica en tu correo electrónico la fecha de la sesión a la que deseas asistir. 


Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

11 cosas que he aprendido con mi crush #sersiendo

 Ilustración: Humberto Castro
Ilustración: Humberto Castro

Soy lenta para los terminajos de moda. Según leí “crush” significa un flechazo o un amor platónico o algo así. Yo tengo el mío hace más de 10 años. Te cuento todo lo que he aprendido con él. Este es mi regalo del día de San Valentín para ti. Quizás te sientas identificada/o.

Un enamoramiento recíproco no siempre acaba en una relación de pareja.

Uno de los mitos del amor romántico es que si dos personas se enamoran mutuamente han de ser pareja. Esta creencia nos lleva a ver al enamoramiento como algo que viene en un solo paquete con el formar una pareja. Y no necesariamente es así. A veces el enamoramiento es profundo sin transformarse en un vínculo sexoafectivo con forma de pareja tradicional. Eso no implica que las personas se quieran menos o no estén enamoradas ni tampoco es una pérdida de tiempo o un fracaso amoroso.

Las relaciones de pareja que aparecen en las canciones y las películas son casi siempre patológicas/tóxicas.

Estamos influenciados por el tipo de amor que se vende en las canciones y películas y solemos pensar que nuestra vida sexoafectiva tiene que ser así. Si no conseguimos que la relación de pareja que tenemos sea igual, nos frustramos y sufrimos. Cuando comencé a estudiar y a reflexionar sobre este asunto del amor romántico sentí un alivio muy grande. Primero, entendí que el amor romántico no es amor es dependencia emocional. Segundo, acepté que mientras me una a alguien la dependencia emocional sólo me estaré dañando a mí misma. Me ha resultado efectivo quedarme tres años totalmente célibe y sin vínculos sexoafectivos. Hacer buenas migas con la soledad enseña muchas cosas y cura desde adentro hacia afuera.

Las relaciones de pareja necesitan acuerdos explícitos y no tácitos.

Para que las relaciones de pareja sean un alimento para la vida, para que no nos indigestemos cada uno, hace falta ser valiente y preguntarse sobre las necesidades propias. Es muy difícil llegar a un acuerdo con alguien si no sabemos qué queremos nosotros mismos y que necesitamos del otro o la otra. A menudo preferimos evadirnos o “meter bajo la alfombra” esas emociones conflictivas que surgen en las relaciones de pareja. En general nos comportaremos en una relación de pareja de la misma forma en cómo afrontamos cualquier situación o emoción difícil en las otras áreas de nuestra vida. Suele ser justo con nuestras parejas donde nos salen todos los miedos y con ellos el enojo, las recriminaciones y el echarle la culpa a los demás, especialmente a nuestra pareja, porque somos infelices.

La fidelidad y la lealtad no son sinónimos de la monogamia.

Que tu pareja no tenga sexo con otra o con otro ahora no implica que te está siendo realmente fiel o leal. La peor traición que puede hacer un ser humano es la traición que se hace a sí mismo. A veces lo que queremos no es lo que necesitamos. A menudo necesitamos que nuestras bases se tambaleen y si estamos ciegamente y por miedo entregados a la monogamia sufriremos más. La monogamia es como una camisa de fuerza totalmente inconsciente e impuesta. Hemos aprendido que es eso lo que necesitamos, pero lo hemos aprendido a través de la culpa y de la represión. ¡Eso no puede ser sano para nadie! Yo no quiero que mi pareja sea esclavo de nada para poder estar conmigo, ni yo quiero ser esclava de un concepto para poder estar con mi pareja. Encontrarse con otro ser humano desde la honestidad, con todas nuestras imperfecciones, es mucho más aleccionador y útil para madurar, que seguir leyes o normas decididas y difundidas por otros.

Decirle la verdad a una persona no siempre significa que la quieras y respetas.

Los mitos del amor romántico nos tienen a todos muy confundidos. A veces la verdad puede ser como una daga que le clavas al otro en el corazón. Yo siempre había pensado que la verdad es siempre mejor, aunque duela. Pero estos últimos años de mi vida he cambiado de opinión. Creo que a veces el acto más compasivo es no decirle todo lo que piensas al otro. También creo que la honestidad no tiene que ver con “abrir el grifo” de la boca sin ton ni son. Hay que pensar y reflexionar, darse un tiempo antes de hablar. Estudiar a fondo lo que es la comunicación no violenta y practicarla a mí me ha enseñado muchas cosas. Ahora cada vez prefiero más escuchar que hablar.

Tener una vida amorosa es mucho más que tener una pareja sexoafectiva.

Hace poco descubrí y no me da vergüenza decirlo que se puede vivir sin una pareja y estar bien, sentirte llena y satisfecha con tu vida. Este es otro mito del amor romántico que crea mucho sufrimiento. Las mejores relaciones sexoafectivas se dan cuando las personas se eligen el uno al otro y no cuando se necesitan. El buen amor se da en libertad. Se da cuando sabes qué quieres y que no quieres de un vínculo con otra persona y eres fiel a tus propias necesidades, decisiones y valores. He descubierto también que el amor es como un arcoíris y que empeñarme en que el amor sólo sea la línea roja (la pasión, Eros) me hace perderme el resto de los colores. Vi hace unos días este vídeo de Cher en Facebook y creo que dice algo muy cierto y útil. Aplicable a ambos géneros.

Los seres humanos amamos como podemos no como queremos.

Hay muchas formas de quererse (Coral Herrera dixit). Todas son importantes para aprender y madurar como ser humano. Se va aprendiendo a amar mientras se está amando. Ser siendo. Cuando culpo a alguien por mi sufrimiento me quito toda la responsabilidad sobre la forma en cómo me estoy relacionando con lo que vivo y con lo que siento. Mis ideas y creencias sobre el amor y el enamoramiento son mi responsabilidad. A veces somos demasiado exigentes y esperamos que la otra persona, nuestra pareja, se haga cargo de algo que no es su responsabilidad. Nuestro estado de ánimo es nuestra responsabilidad. Tener relaciones sexoafectivas que se han acabado no nos hace unos fracasados en el amor. Al contrario, nos ayuda a discernir y a diferenciar qué queremos de una pareja y qué no. La siguiente relación sexoafectiva que construyas con alguien, si has procesado lo que aprendiste y lo aplicas, será mucho más equilibrada y sana.

Las relaciones sexuales satisfactorias son producto de una comunicación asertiva en la pareja.

Si evadimos hablar de sexualidad y erotismo con nuestra pareja nunca podremos tener relaciones sexuales que sean placenteras para ambos. Me da ternura la inocencia de algunas personas cuando se creen “latin lovers” y fieras sexuales en la cama y ni siquiera han hablado de estos temas con sus parejas. A veces ni con los amigos y las amigas. Peor aún. Yo no me canso de decirlo: si quieres saber qué le gusta o no le gusta a tu pareja sexualmente tienes que preguntárselo. Si quieres que tu pareja te haga en la cama lo que te gusta, tienes que decírselo.  La mayor parte de la gente, mujeres y hombres, tienen un sexo muy mediocre y lleno de tabúes. Una vez fui a una charla que dio una sexóloga y dijo que “El sexo más habitual se da entre vaginas rabiosas y penes ansiosos”. ¡Cuánta verdad!

El dolor es inevitable. El sufrimiento es opcional y es responsabilidad de quien lo siente.

La vida está llena de cosas que nos gustan (agradables) y otras que no nos gustan (desagradables). Es inevitable que cuando nos sucede algo que no nos gusta -como podría ser el rompimiento de una relación de pareja- sintamos un dolor muy fuerte. Si ese dolor no se va quitando con el tiempo, es porque la forma en que lo estamos gestionando y procesando ha perdido su rumbo, se ha estancado. El dolor y la tristeza son como cualquier otra emoción, tienen un pico de intensidad y luego pasan. Los duelos de cada quien son distintos y tienen su propio ritmo. Pero si luego de un tiempo considerable de haber roto una relación te encuentras a ti misma/o llorando desconsoladamente porque se te rompió una taza… >>> ¡Algo te está pasando! <<< ¡Busca ayuda psicológica! La cura necesita fluidez para hacer su labor. Sufrimos porque no sabemos relacionarnos de una forma amable con lo que nos resulta difícil y desagradable, especialmente con el dolor emocional. Si necesitas un mano amiga, avísame.

El enamoramiento y el amor se pueden vivir sin desconectarnos de nuestra capacidad de razonar.

Este es otro mito muy frecuente. Nuestras capacidades intelectuales no obedecen a un interruptor de ON/OFF. Nos han enseñado que estar enamorados es “volverse loco” por alguien o “perder el Norte”, pero no es así. Lo vivimos de este modo porque es la única forma en que sabemos hacerlo por ahora. Pero hay muchas más formas y se pueden aprender. Los seres humanos sí cambiamos. Que si no haces cosas impulsivas, que si no sientes como si te fueras a morir cuando el otro se va es porque no estás enamorada/o. ¡Eso es absolutamente falso! Al enamoramiento y al amor hay que ir con un entrenamiento previo. Debemos acudir al misterio del encuentro con otro ser humano con todas nuestras “partes”: corazón, mente y cuerpo conectados. De hecho siempre están conectados, lo que sucede es que no prestamos atención plena o “mindfulness” a lo que sentimos, pensamos, hacemos, decimos. Nadie nos enseñó. Vivimos la vida en total inconsciencia y automáticamente. Por eso es vital entrenarnos para sentir de una manera sana y hábil. Ocuparnos de aprender estos nuevos recursos para la vida es nuestra responsabilidad como adultos, nadie se puede ocupar de esta tarea por nosotros. ¡Yo siempre digo en mis charlas que Mindfulness es político!

La pasión y la razón están peleadas

Este es otro mito. La pasión y la razón pueden convivir perfectamente y no son antagónicas. Tampoco son mutuamente excluyentes la firmeza y la ternura. La afectividad se aprende y educa. Así como hemos aprendido a sufrir por amor también podemos desaprender las creencias que nos mantienen sufriendo. Y también podemos aprender una manera más sana, sencilla y hasta poética de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás.

Feliz Día del Amor y la Amistad,

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter