Etiquetado: Propósito interno

Hoy hace 41 años nací mujer #sersiendo

Hoy hace 41 años nací mujer del vientre sagrado de una mujer. Han pasados por mi camino personas, experiencias, inundaciones, temblores, orgasmos, sueños realizados y los que se han quedado en el tintero, amores de todos los colores, culturas, errores, aciertos, mucha magia, poesía, letras y un sinfin de naufragios. Cuando me pregunto por qué he vivido como lo he hecho y por qué he hecho lo que he hecho sólo puedo decirles que: quiero hacer de este mundo un mundo mejor, quiero mejorar mi calidad de vida y la calidad de vida de todos los seres humanos, quiero enmendar muchas injusticias y quiero evitar que todo lo que veo de bueno en los humanos y en el mundo se acabe y quiero sembrar milagros nuevos a mi paso. Sí, quiero cambiar al mundo cada día que me despierto quiero hacerlo. Ése es el sentido de mi vida y por todo lo que he dicho aquí podría morir ahora mismo y morir feliz. Hoy les deseo que la chispa que ilumina mi vida en estos días toque su corazón y las/los redima. Quiero sobre todo que sean libres y yo serlo más y más y más. Por el nacimiento de un mundo nuevo en cada parpadeo… Namasté, mi gente. Gracias por la buena compañía. Gracias por existir conmigo y por sus buenos deseos y su amor incondicional.

Nadir Chacín @nadirchs

Sesiones de Curaduría del alma
https://www.facebook.com/sersiendo/info
https://nadirchacin.com/ayuda/

Perdiendo las hojas #sersiendo

#sersiendo Como una niña que explora, que sabe, dice y abraza. Que ama naturalmente. Así la vida me cuida tiernamente, me sostiene en su mano mientras devienen presentes continuos y yo pierdo mis hojas.

Nadir Chacín

Photo by Magdalena Berny en 500px.com

XX Encuentro del Círculo Humano (CHxDF), sábado 30 junio 2012, en Parque México, Condesa, México D.F., de 11-14 horas. Tema: Ser religioso vs. ser espiritual. Se hablará sobre las diferentes religiones, escepticismo, ateísmo y espiritualidad laica…

Viviendo un Reino (Unido) #sersiendo

The Port William in Trebarwith Strand, North Cornwall, UK

A Mariano y Mariana
A Sarah, David, Eliza, Toby, Dave y Jos

Hace más de tres meses que salí de México D.F., mi segundo hogar, rumbo a Europa tras un sueño delicado no tan antiguo. (Al menos no conscientemente antiguo.) Llevo este tiempo viviendo con una adorable y numerosa familia en un pueblo al sur de Inglaterra llamado Teignmouth, junto al mar. Aquí vivo, trabajo, como, duermo, sueño y tomo mucho té. Aquí existo y he existido.

Cuando subí al avión el 17 de febrero tenía esa extraña sensación de que algo o alguien me llamaba desde este lado del charco. Ese llamado se volvió un grito fuerte, un desgarro, una revelación con voz propia. Han sido meses duros, siento que lo he vivido todo, el abandono total, el anonimato, la desolación, la alegría infinita, la conexión sagrada, el amor, la duda, el asombro, todo. Mi tarotista en México -a quien visito siempre antes de viajar- me dijo que venir a Europa iba a significar mucho en mi crecimiento personal, como siempre Enna no se equivocó. He madurado tanto que me deterioré, mi cuerpo se arrugó, morí y volví a nacer en el mismo lugar que quizá en otros siglos me vio morir. Tal vez dirás “Nadir enloqueció”, pero para personas como yo morir buscando la muerte de forma intencional es un gran logro de desapego a este mundo, a este cuerpo y a esta historia temporal a los que escogí venir -quien sabe por qué inexplicable razón.

En mi blog no suelo hablar así tan directamente de mis búsquedas y descubrimientos espirituales. Tampoco de mis muertes seriales. Cuando digo “morir” o digo “muertes” me refiero a esas experiencias afortunadas en que todo lo que yo creo que soy se hace añicos para decirme que no soy lo que creo que soy. Aquí en mis escritos he tratado siempre de mantener los argumentos dentro del más asible mundo de la psicología y sus propuestas prácticas. Un mundo quizá un poco más cómodo para mis lectoras y para mí, un mundo que da menos miedo. Tendrán que perdonarme hoy, sólo tengo emociones sagradas para acercarme a describir lo que mi mundo predecible de primitivas palabras no sabe nombrar.

Diré lo que he hecho en este viaje tal cual lo siento. Estuve en el mítico Stonehenge donde los siglos laten debajo de los pies. Busqué huevos de chocolate en el jardín de la casa con mi familia actual durante la Pascua. Participé en danzas colectivas en Totnes, un pueblo que es un viaje asombroso a los setenta. Caminé por parajes desiertos en Dartmoor mientras caballos salvajes comían sin miedo de mi mano. Vi árboles gigantes sin hojas cubiertos de musgos, mejor dicho descubrí que sí existen árboles caminantes, barbudos y con poca ropa -como los de Tolkien. Fui al Castillo de Tintagel -donde dicen que nació el Rey Arturo- para literalmente caerme, pegarme en la cabeza, morir y volver a nacer. ¿Pero qué es lo que he aprendido?

Supe que tanto musgo no era musgo, que los caballos no eran caballos y que los humanos que he conocido aquí y los que antes conocí no son sólo humanos. Somos todos lo mismo, musgo, lluvia, caballos, árboles, humanos, palabras, ropas, cuerpos, vivos, viento, muertos. Somos eso que no tiene nombre, eso que nos trajo “ahora” y nos despedirá “mañana” para traernos de nuevo “pasado mañana”. El tiempo no existe, es una ilusión útil. La materia es un disfraz que nos permite aprender, obtener sabiduría. Las circunstancias, los estilos de vida, el dinero, el amor, la ropa, los cuerpos, la comida, las ideas, las historias que nos hacemos, las personas que nos encontramos, las desgracias que nos pasan, son “vehículos para” el alma. Nosotros somos esa energía indescriptible que palpita eternamente y que jamás nace ni muere. Los humanos somos almas que viajan. Próxima estación: Barcelona, España.

Desde el ombligo del asombro,
Nadir Chacín @nadirchs

Encuentros gratuitos del Círculo Humano | #CHxDF 26 mayo 2012, México D.F., México | #CHxBarcelona 9 junio 2012, Barcelona, España | Visita la nueva página web del Círculo Humano


Creencia falsa 7: “Es malo no saber para dónde vamos, la que no tiene metas en el vida es una fracasada”

Supongo que has escuchado o dicho alguna de estas frases típicas: “es que Juan no sabe ni a dónde va”, “María es una veleta”, “Josefina está mal ni siquiera sabe qué quiere”, “ese es tu error, no tienes metas”, “estás atascada”, “vives en el limbo, muchachita”, “hermano, siempre anda en las nubes” y así por el estilo. Hoy profundizaremos en estas afirmaciones falsas que se usan para juzgar a los demás y también para castigarse a uno mismo.

El ser humano inconsciente y sometido por su ego, generalmente cree que saber a dónde se quiere ir y saberlo con certeza es el ideal al que tiene que aspirar cualquier persona capaz. La verdad lo que NO nos dicen nuestros padres, amigos y parejas es que hay momentos en la vida en que uno no tiene ni idea de qué quiere ni para dónde va y – menos aún – por dónde ir. Muchos no lo reconocen, eso es otro asunto, pero este sentimiento es más común y recurrente de lo que la gente piensa y, por si eso fuera poco, es válido, útil y 100% legítimo. Para empezar, me toca decirte algo que aunque parece obvio no lo es: tu vida es tuya y lo que decidas hacer o no con ella sólo te incumbe a ti.

La gente que te rodea siempre saca conclusiones basados en su propia vida, no ven la tuya, sino la de ellos y a través de su ego, entonces ¿por qué pensar que lo que es bueno para ellos es bueno para ti? El hacerse responsable de la vida también significa toparse con momentos así, de limbo, de no saber ni por dónde, eso también es parte de tu estar contigo, de tu agarrar las riendas de tu vida.

La repetición constante de estas ideas falsas en tu cabeza y el hecho de que los demás te las estén repitiendo todo el tiempo hace que estar momentáneamente “sin rumbo” (nótese las comillas) se convierta en una obsesión por salirte de ese estado, en culpa, en recriminaciones tuyas contigo, hacia ti. Lo que generalmente sucede es que si estabas algo detenida te detienes más, porque luchas en contra en vez de dejarte llevar, en vez de fluir dentro de ese estado aunque te angustie al principio. La angustia viene de la mente, de la forma cómo ves ese estado, entonces te invito a repensarlo, a darle otra interpretación.

La cultura occidental ha juzgado ese estado como algo nefasto del que hay que huir porque nos lleva a la pérdida del control, del poder, de la razón. Se asume que cuando no se tiene metas o no sabes certeramente qué hacer estás perdido casi a punto de la locura o de una gran catástrofe personal. Y lo que demuestra la vida de algunos sabios es todo lo contrario, pasar por momentos así no sólo es ventajoso sino que es parte necesaria del aprendizaje.

El I-Ching tiene unas frases muy bellas al respecto de este estado, al igual que el Zen. Me gusta mucho una imagen del I-Ching, la del agua circulante que cae en un agujero y sigue cayendo con calma, lo va llenando, llenando, hasta que -en el momento idóneo- el obstáculo es vencido para volver a fluir con más fuerza. Es una metáfora hermosa y siento que es la forma correcta de interpretar esos momentos dónde estás como perdida, angustiada, preguntándote qué quiero y qué me gusta. Dice E. Tolle que durante sus seminarios cuando alguien le comenta “no sé qué quiero” él le responde: “te felicito, vas por buen camino”.

¿Qué hacer cuando entras en fase “protector de pantalla”, cuando te sientes en el limbo sin saber qué quieres, ni para dónde vas ni cómo hacerlo?

1. Relájate, relájate.
2. Ahorra tus energías y canalízalas hacia ti, no las gastes en estarte criticando y juzgando, ni en hacerlo con los demás.
3. Aflójate, afloja tu cuerpo, seguro que andas toda tensa porque estás haciendo resistencia, entonces aflójate, sacude las manos, los brazos, salta duro y muévete como si fueras una marioneta que le están jalando todos los hilos al mismo tiempo, los jalan y los sueltan, una y otra vez.
4. No te culpes, no dejes que nadie te culpe, no estás haciendo nada malo, al contrario este momento es muy bueno para ti, construye tu propia versión sobre lo que te pasa, una alentadora, útil, que te dé fuerzas.
5. Estás cogiendo impulso, aprendiendo, viendo hacia adentro de ti misma. Hay personas que esperan la vejez para hacer sus revisiones personales, tú tienes la oportunidad de hacerlo hoy, hazte ese regalo.
6. Si lo que te tortura es el paso del tiempo, querida, recuerda la diferencia entre el tiempo reloj o psicológico y el tiempo eterno (ver creencia falsa nro. 2, con fecha 7 de abril).
7. Descansa mucho, supongo que debes estar agotada de tanto luchar, entonces descansa, date un baño, pónte una mascarilla, ve una buena película de humor.
8. Escribe en un papel a qué le temes, cuando ya hayas escrito todos tus miedos, quémalo y di en voz alta: “estoy en una fase de creación, de renacimiento, libero mis miedos y me entrego a todo lo bueno que ya estoy creando para mí misma”.
9. Hay muchas formas de resolver una situación, no te limites a sólo pensar en dos opciones mutuamente excluyentes: blanco o negro. Sé creativa, anota todas las opciones, verás que incluso son muchas más de las que pensabas. Busca, revisa otras modalidades dentro de las opciones que tienes en tu cabeza, comienza por eso, y luego empezarás a ampliar tu horizonte y a incluir más y más soluciones.
10. No te limites a ti misma, crear jaulas y meterte en ellas es una tarea que hizo tu ego, así que si él creó la jaula para ti, sólo dile ya no la quiero, me salgo. Dilo en voz alta y visualiza como te sales de la jaula y eres libre, ahora decidiendo por ti misma lo que deseas hacer con tu libertad, date tiempo, aprovecha la libertad, disfrútala aunque no sepas aún qué quieres exactamente.
11. No seas tan seria, no te aferres, las cosas parecen peor de lo que son porque tú crees que son así, pregúntate ¿lo son? ¿es tan grave lo que me pasa?
12. Mira a tu alrededor y verás que más personas están como tú ahora. Si tienes alguna persona cercana con la que puedas platicar amorosamente sobre tu estado, hazlo. Si es mayor que tú y/o ha vivido experiencias fuertes, mejor. Cuando escuches resoluciones positivas a situaciones como la tuya ya no te dará tanta angustia.
13. Disfruta tu estado actual, vele el lado positivo. Visualízate a ti misma como la imagen del I-Ching: eres agua que está llenando el agujero para luego salir con más fuerza, dale tiempo para ser llenado, disfruta como se llena.
14. Lee sobre las vidas de: Buda, Cristo, Eckhart Tolle, Osho, Anthony Robbins, Louise Hay, Stephen Hawkin, Ray Charles, Sondra Ray, Dr. Hamer, Hanneman (creador de la homeopatía), Bach (el de las flores de Bach), etc.
15. Por último, como tú te trates te tratarán los demás. Establece, decreta, declara que este estado es sumamente bueno para ti, es una bendición que ha llegado en el momento adecuado, a tu corta edad, justo cuando tu novio se fue, ahora que estás a mitad del postgrado, ahora que tus hijos se casaron, dilo, piénsalo, respíralo… y así lo verán los demás también.

Desde mi propio y hermoso limbo,
Nadir

Creencias falsas:

Soy lo que tengo y lo que hago.

Lo externo a mí tiene la culpa de mis condiciones de vida.

Ser un(a) soñador(a) es malo, lo mejor es ser realista.

Somos sólo esta existencia física, lo material: nuestro cuerpo, nuestras ideas y emociones.

Estamos solos, solas, y somos diferentes de los demás.

Es bueno ignorar a la gente negativa que se me acerca y a las cosas negativas que me pasan.

Es malo no saber para dónde vamos, la que no tiene metas en la vida es un(a) fracasado(a).

El famoso si vas a hacer algo, hazlo lo mejor que puedas.