Mi mamá #sersiendo

Haydée

Mi mamá se llama Haydée Solano. Es la bruja mayor, la más sabia y poderosa de todas; corre sangre mágica por sus venas, a miles de kilómetros de distancia es capaz de intuir que deseo hablar con ella o que me pasa algo. Me ha enseñado buena parte de lo que sé sobre la Naturaleza porque es bióloga y me contaba historias que inventaba antes de acostarme a dormir. Sus historias sobre animales y plantas exóticas eran la mar de divertidas. También me cantaba zarzuelas y boleros, lo cual me fascinaba. Le gusta bailar y adora la música. Ella despertó en mí la sed del Conocimiento y el amor por la Ciencia. También me enseñó lo que sé sobre las plantas medicinales, la homeopatía, las terapias alternativas y me ha dado el apoyo para ir adquiriendo cada vez más información y procesarla a mi manera. Fue también quien me transmitió la pasión por leer y escribir. Ha puesto en mis manos libros que han cambiado mi vida para siempre, por decir uno muy significativo: «Mujeres que corren con los lobos». Ella misma vivía pegada a un libro cada noche, así la recuerdo desde mis primeros recuerdos. Luego de jubilarse como profesora en la Universidad Central de Venezuela y de estudiar todo lo que encontró en la Licenciatura de Antropología en la misma institución, se dedicó a escribir y se ha vuelto una fabulosa creadora de literatura fantástica. Nunca he visto a alguien con tantas ganas de aprender cosas nuevas como mi mamá, la admiro por eso. Ronda los 80 años y me mataría si supiera que estoy diciendo su edad por Internet. [Risas.] Hace cursos online por Coursera sobre Creatividad, Literatura y todo lo que se le atreviese. Es vegetariana y hace Yoga no sé cuántas horas al día y es capaz aún de montarse un pie detrás del cuello como lo hacen las niñas. Tiene un corazón inocente repleto de dulzura. Ama El Ávila, la montaña que decora Caracas, y suspira viéndola todos los días desde su casa como si fuera la primera vez. Colecciona semillas raras que parecen venidas de otros mundos, colecciona figuras de ranas y su color favorito no podía ser otro: el rojo. Me dicen a menudo que me parezco a ella y esos son, sin duda, los mejores piropos que mis oídos han escuchado. Siempre digo que he venido aquí porque ella me llamó a nacer de su útero sagrado: ¡qué privilegio el mío! Te amo, mamá.

¡Feliz Día de las Madres a mi mamá y a todas las madres que me leen!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Un abrazo a todas las mujeres que han elegido no ser madres por la razón que sea. Se necesita mucha valentía y confianza en sí mismas para ser fieles a su decisión en un mundo como éste. Para ustedes mi respeto, mi admiración y mi aprobación.


Un ser humano encontrando el sentido de la vida.
2 comments
  1. Gracias, mamá Bere. Siempre serás una persona especial en nuestras vidas. Te quiero.
    Nadir Chacín

  2. Haydee Solano es y sera mi amiga por siempre, una hermana mas, que me ha acompañado tanto en las buenas como en las malas. Sobre todo en una muy triste, fue mi compañera y paño de lagrimas. Te quiero Haydee y tu Na, eres mi otra hija tambien…

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.