Homosexualidad, heterosexualidad y bisexualidad #sersiendo

He recibido algunos comentarios en mi blog acerca de la homosexualidad y temas afines. Creí conveniente tanto por mí como por los lectores averiguar más del tema y dejar acá mis comentarios personales.

homosexualidad

La información que viene a continuación trata sobre relaciones entre personas adultas, libres, que no están forzadas bajo ninguna razón a mantener relaciones sexuales con otra persona, es decir no incluye ni pederastia, pedofilia, violaciones, masoquismo, sadismo, etc.

Algunos conceptos importantes

¿Qué es la orientación sexual?

La orientación sexual es la atracción emocional, amorosa, sexual y/o afectiva de tipo permanente por otra persona. Tiene que ver con las emociones y la conciencia de sí mismo en una relación entre dos personas, no es lo mismo que la conducta sexual. La conducta sexual sólo involucra lo sexual más no incluye los demás aspectos emocionales, amorosos y afectivos de una persona. 

La orientación sexual no es una opción deliberada ni una elección que pueda modificarse por pura voluntad, y la mayoría opina que se termina de formar durante la adolescencia. También se le dice inclinación sexual.

¿Qué es la preferencia sexual?

La preferencia sexual es la forma responsable y autónoma (libre) de decidir una elección de tipo sexual (heterosexual, bisexual, homosexual, pansexual, etc.) de acuerdo a los valores, creeencias y necesidades de cada individuo.

Homosexual es la atracción por personas del mismo sexo (hombre-hombre, usualmente llamados gays y mujer-mujer, llamadas lesbianas). Heterosexual es por el otro sexo (hombre-mujer y mujer-hombre). Bisexual es cuando tienes preferencia tanto por tu mismo sexo como por el otro sexo (hombre con mujer o hombre; mujer por hombre o mujer).

Los transexuales son las personas que se sienten de un sexo contrario al que han nacido biológicamente, es decir, que su sexo «mental-emocional» (por decirle de alguna forma) no coincide con su sexo físico (con los órganos genitales que posee).

¿Qué es el sexo?

El sexo es una cuestión biológica, naces con vagina y eres mujer o naces con pene y eres hombre.

En algunos casos muy atípicos, se presenta una especie de intersexualidad donde una persona puede tener órganos genitales femeninos y masculinos a la vez (completos o por partes, generalmente atrofiadas en grados variables). Las personas intersexuales generalmente no se identifican con un género en concreto (hombre típico o mujer típica).

¿Qué es el género?

El género, a diferencia del sexo, es una cuestión cultural, es una construcción, una idea sobre cómo deben comportarse los hombres y cómo las mujeres, en general se trata de cómo deben comportarse las personas siguiendo las pautas biológicas que dicta su cuerpo (qué órganos genitales tienes y tus hormonas cómo funcionan).

El género es un constructo social y a la vez individual, es cómo te ven los demás a ti y cómo te ves tú a ti mismo.

Verdades sin anestesia

No es un tema tan simple

Cuando una persona tiene relaciones sexuales con otra de su mismo sexo no se convierte automáticamente en gay ni en lesbiana.

La orientación sexual se construye cuando la atracción emocional, amorosa, sexual y afectiva por otra persona de tu mismo sexo se vuelve permanente, cuando sólo sientes deseo y atracción de forma repetida por tu mismo sexo y haces realidad tu fantasía mediante relaciones sexuales reales.

No se trata de fantasías sexuales sino de realidades: actos consumados. Muchos, si no es que el 99% de las personas, tienen fantasías sexuales muy diversas, algunas incluyen relaciones homosexuales, pero el terreno de la fantasía es todavía algo ideado por la mente no se trata de acciones todavía, esa es la diferencia. Ambas cosas están bien y son válidas si es lo que deseas y eliges.

Si tú has elegido probar qué se siente cuando tienes relaciones sexuales con alguien de tu mismo sexo y lo has hecho sin coerción por parte de otra persona, es una elección tuya, muy tuya, es muy válido y sólo te incumbe a tí y a tu pareja o amante con el o la cual tendrás o tuviste dicha relación.

Siéntete libre de sentir y experimentar (considerando las medidas pertinentes como el uso del condón), el sexo en libertad es mucho más sano que el sexo con culpa, incluso si piensas que tu elección transgrede lo que dicta la sociedad.

La sociedad no tiene la verdad

La sociedad no siempre tiene la razón, podría decirse y ejemplos sobran, que es muy al contrario, hasta hoy no hemos creado humanos libres sino reprimidos y miedosos (al menos en occidente). Muchos no tienen experiencias que salgan de la norma -aún deseándolas- porque sienten miedo y culpa de hacerlo, y porque reprimen lo que desean, no creo que eso sea un camino sano si queremos una sociedad que se base en la paz y en la libertad de decisión.

La sexualidad de la mayoría de los humanos está cargada de culpa, de remordimientos, de «deberes» (en el sentido del «deber ser» tal o cual cosa), estos sentimientos -que no sólo se dan en las relaciones que rompen la norma heterosexual- suelen convertir el terreno erótico y sexual en algo pecaminoso, sucio y que se procesa como algo «malo» pero sin definiciones muy precisas.

Es un especie de fantasma sexual que nubla y persigue a todo el que quiera ser diferente. Estos sentimientos que generalmente están vinculados con la educación y los cánones sociales más estrictos (incluso religiosos) han causado mucho más sufrimiento y miedo a los humanos que las guerras, el hambre y la mala distribución de la riqueza.

Es necesario crear un mundo más respetuoso hacia las preferencias individuales y más allá de las preferencias, un mundo donde se respete a cada individuo en lo que es y desea para sí mismo.

No sólo estamos en esta Tierra para exigir respeto sino para darlo a los otros (tampoco tiene sentido que los homosexuales odien o sientan aversión por los heterosexuales, por ejemplo), para precisar los límites sobre cómo quieres ser tratado por los demás y cómo quieres tratarlos tú a ellos, sin olvidar nunca que el respeto empieza por uno mismo, por tu familia y amigos más cercanos, incluso por el desconocido que camina en tu misma acera un viernes por la tarde.

Con este tema pasa lo mismo que con la oposición entre el machismo y el hembrismo, ninguno de los dos caminos es sano, hay que integrar y comprender al otro en vez de separarlo.

El tema de la pedofilia y la pederastia

Hay otro prejuicio muy común, se piensa que una persona que es gay necesariamente es también pedófilo (tiene relaciones sexuales con niños y menores de edad).

Por ejemplo en las escuelas cuando se descubre que un maestro o maestra es gay, en seguida se prenden las señales de alarma de los padres y representantes para sacar al intruso del ambiente infantil. Como si ser gay fuera lo mismo que «coger niños».

Eso es similar a pensar que una persona por ser artista de televisión automáticamente es promiscuo, drogadicto y libertino, lo cual es una exageración y una idea equivocada. 

La motivación fundamental de todos los prejuicios está sustentada sobre el miedo que produce aquello que no entendemos y que nos parece diferente. Creo que más vale no mezclar ni crear pánico porque la historia ha demostrado que existen pedófilos tanto de orientación homosexual como heterosexual.

Sin duda creo que hay que proteger a los niños de este delito terrible, pero no creo que la homofobia (el odio hacia los gays) sea el camino más sano ni tampoco el más efectivo.

La preferencia sexual no es algo fijo

Durante la adolescencia (e incluso en la niñez) muchas personas tienen experiencias eróticas con personas de su mismo sexo que son parte de la búsqueda de una preferencia sexual. La preferencia sexual de todas formas no es algo que se mantiene fijo durante toda la vida, debido a que es una elección individual. 

Hay personas que durante muchos años de su vida fueron heterosexuales y luego deciden ser homosexuales, y viceversa, no hay un patrón. Se piensa que la orientación sexual, en cambio, no es una opción deliberada, aún se discute al respecto.

Lo importante ahora, pienso yo, es que -por lo pronto- las personas que hayan tenido toqueteos, abrazos, besuqueos e incluso penetraciones con personas de su mismo sexo no se traumaticen, sientan miedo, culpa y vergüenza por dichos actos.

Estas personas no son «bichos», ni están en pecado ni se van a morir, la búsqueda es normal lo que pasa es que la mayoría de la gente no lo dice abiertamente porque existen tabúes y prejuicios sociales con respecto a las preferencias sexuales que no son heterosexuales en la cultura occidental.

Si ya tienes definida tu preferencia sexual y ésta es homosexual o bisexual de igual forma no estás haciendo nada malo, tu sexualidad es una cosa muy personal, que sólo te incumbe a ti y a tu pareja (o amante), siempre y cuando ambos o ambas desean y acepten esa sexualidad libremente. La clave es la libertad en las experiencias que decidas tener.

La influencia de la cultura atraviesa la mayoría de estos términos en tanto expresiones de lo humano y su complejidad, es decir, que no hay normas ni reglas definitivas ni absolutas que digan a fin de cuentas qué se considera lo normal y qué lo anormal en la sexualidad. Me pregunto: anormal para quién o por qué, quién decide eso. 

Las normas son arbitrarias, son consensos sociales. Son sólo construcciones culturales que rigen qué es lo que debe hacerse o no con la conducta sexual, la preferencia, e incluso con el concepto de género sucede lo mismo.

Lo mejor que puedes hacer es ser libre y responsable al ejercer tu sexualidad.

Usa condón siempre, incluso con tu pareja. Donde haya una penetración debería existir un condón.

Hazte exámenes de SIDA regularmente y de todas las ETS. Ve con tu pareja, tu amante a hacértelos. E invita a esa persona a hacérselos. Lleva a tus hijos adolescentes, háztelos tú, enseña con tu ejemplo.

Lleva a tus hijos a hacer compras de condones en una farmacia y que entren ellos solos a pedirlos mientras los esperas afuera, así perderán la vergüenza y podrán hacerlo por su cuenta cuando lo necesiten.

Hábleles de todos estos temas sin pudor, si te cuesta, cómprales libros que hable sobre el tema abiertamente y sin generar culpas. Paga un curso especial de sexualidad responsable para adolescentes y regálaselos.

Busca que el sexo se convierta en un terreno ético

Da lo mejor que puedas como ser humano a la persona con la que estás. El sexo más rico es el que ambas personas disfrutan. Y si además tienes sentimientos de afecto por esa persona será una experiencia de convivencia e intimidad curativa.

Lograr esa cercanía con otro ser humano es más importante que la orientación o la preferencia sexual.

Bien valdría la pena que muchos padres y madres ayudaran a sus hijos a ser felices en vez de estarlos traumatizando y persiguiendo porque son gays o porque piensan que se volverán gays.



Un ser humano encontrando el sentido de la vida.
14 comments
  1. […] Homosexualidad, heterosexualidad y bisexualidad #sersiendo […]

  2. […] Si quieres que tu pareja te haga en la cama lo que te gusta, tienes que decírselo.  La mayor parte de la gente, mujeres y hombres, tienen un sexo muy mediocre y lleno de tabúes. Una vez fui a una charla que dio una sexóloga y dijo que “El sexo más habitual se da entre […]

  3. Gracias a ti, Daniela. Por tan bonitas palabras. Me siento feliz de que lo que he escrito te haya hecho sentirte bien contigo misma. Te abrazo
    Nadir Chacín
    https://www.facebook.com/sersiendo

  4. La verdad, he estado buscando buena informacion y todo lo que habia encontrado era una critica para las personas homosexuales al decir que necesitaban ayuda y que estaban mal de la cabeza. Te agradezco por tu informacion ya que esta muy completa y muy bien redactada, ademas de que no insulta a las personas homosexuales y mencionas que en realidad esta bien ser como eres ya que no es pecado que te guste alguien de tu mismo sexo o del sexo contrario. Esta todo muy claro, muchas gracias por haberlo compartido con nosotros(:

  5. Hola Eliz
    La escribí yo la info… :)
    Saludos,
    Nadir

  6. hola! me gusta tu informacion y la estoy utilizando para una tesis, me gustaria saber de donde la sacaste, es decir quienes son los autores originales de esa informacion que publicaste o si las escribiste vos? ya que tengo que mencionar al autor en mi tesis cuando doy informacion de algo, es muy importante, espero respuesta gracias!

  7. Hola Ra
    Muchas gracias por las felicitaciones. Mi blog ha sido un espacio de conversación y de desahogo muy importante para mí. Qué mejor que les sirva a otras personas y dialoguemos.
    Te mando un abrazo grande
    Nadir

  8. Hola
    estoy leyendo varios de tus articulos y las respuestas que ofreces en e bloog y de verdad quiero felicitarte, por la forma clara directa y muy objetiva de tocar los temas, ademas de conocer como llegar a cada persona con claridad y responsabilidad, yo me he nutrido de cada respuesta y cada articulo y te quedo agradecido por estar aqui

    recibe un abrazo

    Ra

  9. Gracias, amor. Sí, ni siquiera las categorías con absolutas. Recordé ahora la película «El beso de la mujer araña», la recomiendo.
    Besos,
    Nadir

  10. Hola,
    estoy de acuerdo contigo y aun dentro de la heterosexualidad, homosexualidad y demás elecciones hay un sin fin de sibdivisiones, tendencias, apartados, categorias, pero necesitamos usar una palabra cara nombrar, encasillar, denostar o señalar. Como siempre, un acierto.

  11. Hola Daniel
    Soy toda ojos. Cuéntame. Aquí estoy.
    Saludos,
    PD: Gracias por tu comentario.
    Nadir

  12. Estubo muy bien hecho pero no me sirvio de nada, lo estructuraste y plateaste de lo mejor, aunque no me haya servido de nada te felicito por haberlo hecho tan bien.

  13. Hola
    Gracias, Rafael, a ti por tu comentario.
    Saluditos, Nadir

  14. Hola, ante todo permiteme felicitarte por el articulo «Homosexualidad, Heterosexualidad y Bisexualidad». Me parece que es bastante claro acerca de los conceptos, muchas gracias por haberlo publicado.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.