Atisbos del sí mismo

Quizá la vida se trate de la repetición repetitiva sólo de: volverse un experto en uno mismo para saber que a menudo te asombras tanto de ti que te desconoces. Conocer(se) te lleva (o llevará) a una condición auto-amorosa en la que puedes respetar el milagro de tu misterio propio, o al menos dejarlo existir