La cárcel del «yo soy…» #sersiendo

■■ Reflexión

Se vive con + tranquilidad cuando aprendemos a soltar, a dejar ir, la identificación radical que sentimos con nuestras historias personales. Son todos esos «yo soy» o «yo estoy» que hemos aprendido a través de otras personas (generalmente nuestros progenitores) o los que hemos adquirido a lo largo de la vida mediante la propia experiencia. Son sólo historias, roles, experiencias puntuales, etiquetas: eso no nos define ni nos limita. Ejemplos: «Estoy enferma de…», «Soy muy mala para…», «Yo odio a…», «Las cosas siempre me salen mal», «Yo no puedo con eso», «Soy estudiante de…», «Estoy desempleada», «No le gusto a los hombres», etc. También están los «yo soy» arrogantes, de cuando nos da por pensar que somos mejores que los otros, del tipo «Nadie me entiende», «Yo soy una persona espiritual» o «Yo soy de Izquierda». ■■

Este extenso y enriquecedor video complementa lo que escribo de una forma muy poética y lúdica. Bien por Fidel Delgado. Video-cortesía de mi amiga Mariana Castro.

Buen jueves de libros,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.