Anarquía Relacional: otra manera de quererse #sersiendo

Este post lo escribí hace varios años. Creo recordar eso. Por alguna razón metafísica que no entiendo aparecía en los borradores y sin publicar, así que lo publiqué. Supongo que se había quedado en proceso de escritura. En aquel entonces no conocía personalmente a Roma de las Heras. El año pasado la entrevisté para mi podcast, te dejo al final del artículo la entrevista. El texto de este post es 99% suyo.

Anarquía relacional

Soy una persona curiosísima, no puedo ni quiero evitarlo. Siempre he pensado que los modelos más comunes y tradicionales  de pareja, de amistad y de relaciones familiares no funcionan y son profundamente tóxicos.

Creo que buena parte del sufrimiento humano está relacionado con que hemos estado repitiendo durante siglos modelos de relaciones humanas que están viciados y que no tienen nada que ver con el amor legítimo y el respeto.

Los mitos del amor romántico en todas sus expresiones nos han llevado por un camino muy equivocado y lleno de piedras y espinas. Nos lastimamos y lastimamos a los demás en nombre de un supuesto amor, que de amor no tiene absolutamente nada.

Últimamente me he dado a la tarea de investigar y analizar (como buena antropóloga) otros modelos de relaciones humanas y otras formas de quererse. Luego de investigar me estoy dando a la tarea de conversar con personas que ya practican estos modelos alternativos.

Es toda una afortunada aventura eso de relacionarse de una manera no habitual, no común… no patriarcal ni colonial ni hegemónica. Estos modelos no tradicionales se salen y se alejan de las normas y convenciones sociales. Me siento satisfecha de estarlo haciendo y muy feliz por los hallazgos.

Me ha dado más libertad saber que hay personas que ya están amando de otras formas no tradicionales y que no tengo por qué sentir que mis inquietudes sobre los vínculos amorosos en general son malas o incorrectas. 

He hablado y compartido con swingers, poliamoros, queers, anarquistas relacionales, personas que practican BDSM, gente del colectivo LGBT y demás personas que han logrado escaparse del modelo clásico de pareja (mujer-hombre, heterosexual, monógamo, etc) y se han liberado a sí mismas.

De todos los modelos alternativos que he analizado y conocido hasta ahora me quedo con la Anarquía Relacional porque me encanta, me siento súper identificada con lo que propone y me ha pegado un subidón de adrenalina haberlo descubierto.

Es algo muy nuevo todavía, así que he decidido compartir algunos textos fundamentales para entenderlo, que ya existen y que son como las biblias de la Anarquía Relacional. 

El primero es “Relationsanarki i 8 punkter” de Andie Nordgren, publicado originalmente en noruego en el año 2006. Publico a continuación una traducción elaborada por «RomaAlRevésEsPolítica» y publicada en su blog El Bosque en el que vivo. (Es el blog de Roma de las Heras.)

Copio íntegramente su traducción y cuando incluyo comentarios personales y ejemplos están en cursivas.


«Manifiesto corto e instructivo para la Anarquía Relacional» de Andie Nordgren

Podemos amar a muchas personas y cada relación es única

La Anarquía Relacional cuestiona la idea de que el amor es un recurso limitado que sólo puede ser real cuando se da entre dos personas.

Es posible amar a más de una persona y el amor que se siente por una no hace disminuir el amor que se puede sentir por otra. No evaluemos ni comparemos a las personas y a las relaciones.

Apreciemos a cada persona y nuestra relación con ella. Una persona que está en nuestra vida no necesita ser denominada «primaria» para que el vínculo sea real. Cada relación es independiente y conecta individuos autónomos.

Comentario de Nadir:

La forma más rápida de entender este punto es cuando una persona tiene varixs hijxs. Imagínate que el amor se agotara con el primer hijo y que ya no te quedara amor para el segundo. Cuando lo pensamos así nos suena ridículo… pero es lo que hacemos constantemente con las relaciones sexo-afectivas.

Pensamos que si tenemos una relación estable, hermosa y comprometida con alguien no podemos amar con la misma intensidad y compromiso a otra persona. ¿Por qué no, quién decidió que eso no se podía hacer o no se podía vivir?

Yo nunca he entendido esa forma de pensar y tengo un corazón enorme donde caben muchas personas con las que tengo vínculos afectivos de muchos tipos diferentes, con algunas de esas personas tengo sexo si quiero y con otras no. A veces no tengo sexo con ninguna porque no quiero y ya está, pero el vínculo sigue allí vivo y alimentándose de nuestras acciones recíprocas y mutuas.

Mi opción de vida actual es: son los propios vínculos creados con esas personas y cómo se sienten esas personas involucradas conmigo y cómo me siento yo con ellas lo que determina el tipo de vínculo que tenemos, construimos, alimentamos y disfrutamos. Es algo fluido y simple.

El termómetro del vínculo sexo-afectivo es el bienestar mutuo de las personas que lo componen.

Amor y respeto en lugar de derechos

Que una relación no se base en la adquisición de derechos sobre otra persona supone respetar la independencia y la autodeterminación de los demás. Nuestros sentimientos hacia una persona o nuestra historia conjunta no nos da derecho a darle órdenes y a controlarla para que cumpla lo que se considera «normal» en una relación.

Exploremos cómo comprometernos sin pisotear los límites y creencias personales de los demás.

En lugar de buscar obligaciones en cada situación, dejemos que aquellxs a quienes amamos escojan los caminos que les permitan mantener intacta su propia identidad, sin dejar que esto implique una crisis para la relación.

Dejar a un lado los derechos y las demandas es la única manera de estar seguro de que tenemos una relación en la que los sentimientos son verdaderamente mutuos.

El amor no es más “real” cuando las personas se comprometen simplemente porque eso es parte de lo que se espera que ocurra.

Encontremos nuestro conjunto básico de valores

¿Cómo deseamos ser tratados por lxs demás? ¿Cuáles son nuestros límites básicos y nuestras expectativas en todas las relaciones? ¿Con qué tipo de personas nos gustaría pasar la vida y cómo nos gustaría que funcionaran nuestras relaciones?

Encontremos nuestro conjunto básico de valores y usémoslo para todos nuestros vínculos. No establezcamos excepciones y reglas especiales como manera de mostrar a las personas que las amamos «de verdad».

El heterosexismo está por todas partes pero no dejemos que eso nos asuste

Recordemos que hay un sistema normativo muy potente en vigor que dicta qué es el amor real y cómo debemos vivir. Muchos nos cuestionarán, tanto a nosotros como a la validez de nuestras relaciones, cuando no seguimos las pautas.

Esforcémonos con las personas que amamos para encontrar fórmulas que contrarresten las peores y más problemáticas de estas reglas. Eso sí, luchemos por lo que realmente queremos, no simplemente contra las normas.

Encontremos sortilegios positivos que neutralicen el encantamiento colectivo de la normatividad y no dejemos que sea el miedo el que domine nuestras relaciones.

Espontaneidad en lugar de obligación

Sentirnos libres de ser espontánexs para expresarnos sin miedo de castigos o de obligaciones es lo que da vida a las relaciones basadas en el anarquismo relacional. Organicemos nuestra vida de acuerdo al deseo de conocernos y explorarnos unxs a otrxs y no de acuerdo a obligaciones y demandas, y a decepciones cuándo éstas no son cubiertas.

Imaginémoslo hasta conseguirlo

A veces puede parecer que hace falta ser un superhéroe para gestionar toda la ruptura que conlleva establecer relaciones que no siguen la norma. Una estrategia útil se basa en imaginar, cuando nos sentimos segurxs e inspiradxs, que actuamos y reaccionamos como queremos hacerlo.

Podemos inferir de este comportamiento simulado unas directrices sencillas y mantenerlas y aplicarlas después, cuando nuestro estado de ánimo no es tan propicio.

En cualquier caso, busquemos el apoyo de otras personas que también desafían las normas y no nos reprochemos a nosotros mismos cuando la presión de las reglas establecidas nos lleve a comportamientos que no nos gustan.

La confianza ayuda

Si decidimos asumir que las personas que queremos no desean hacernos daño, transitaremos un camino mucho más positivo que si nuestra aproximación es de sospecha y desconfianza, de necesidad de que la otra persona revalide constantemente que está en y por la relación.

A veces hay tantas cosas sucediendo dentro de nosotros mismos que no nos queda energía remanente para mostrar nuestro cariño hacia los demás. Construyamos relaciones en las que los cambios y las retiradas sean aceptados y superados con facilidad, y en las que se ofrezcan muchas oportunidades de hablar, explicar, verse y ser responsables.

Recordemos nuestros valores básicos y acordémonos de cuidarnos mucho a nosotros mismos también.

Cambiemos a través de la comunicación

En la mayoría de las actividades humanas hay algún tipo de norma preexistente que dicta cómo deben funcionar las cosas. Si queremos desviarnos de este patrón necesitamos comunicarnos. De otro modo, todo tiende a acabar siguiendo la pauta, dado que los demás se van a comportar de acuerdo a ella.

La comunicación y las acciones conjuntas en pos del cambio constituyen la única forma de desvincularse de esta situación. Las relaciones radicales deben tener como eje central la conversación y la comunicación, no como un estado de emergencia que sólo asoma cuando hay «problemas». Comuniquémonos en un contexto de confianza.

Estamos tan acostumbrados a que las personas nunca digan lo que realmente piensan o sienten, que hemos de leer entre líneas y extrapolar para averiguar lo que realmente quieren decir. Pero estas interpretaciones sólo se pueden construir basándose en experiencias previas, usualmente basadas precisamente en las normas de cuyo control quieres escapar. ¡Preguntémonos cosas, y seamos explícitos!

Diseñemos los compromisos a nuestra medida

La vida no tendría mucho sentido si no nos unimos a otras personas para conseguir cosas, como construir una vida en común, un hogar, criar niños o crecer juntos en lo bueno y en lo malo. Estos proyectos necesitan normalmente de mucha confianza y compromiso entre las personas.

El Anarquismo Relacional no se basa en el rechazo al compromiso sino en que seamos nosotrxs mismos y quienes nos rodean lxs que diseñemos los compromisos, liberándonos de las normas que dictan que ciertos tipos de compromiso son ineludibles para que el amor sea real, o que ciertos proyectos como criar niños o convivir han de corresponderse con determinadas conductas y sentimientos.

Partamos de cero y seamos explícitos sobre qué tipo de compromisos queremos con los demás.



My crush Miguel Vagalume (alias mosquita cojonera) publicó en su blog de golfxsconprincipios.com estos dos posts que pueden ser de tu interés también:


Mi entrevista a Roma de las Heras sobre las relaciones no convencionales

Entrevista a Roma de las Heras de repensandolosamores.blogspot.com y elbosqueenelquevivo.blogspot.com. Roma es activista transfeminista, bollera, trabaja en torno a las relaciones y a las sexualidades. Hablamos sobre las relaciones no convencionales: todo tipo de relaciones que rompan con las normas y los mandatos sociales hegemónicos.

Comentarios actualizados para este post, el que originalmente escribí

  • Últimamente creo que el problema básico de los vínculos sexo-afectivos es la enaltación del amor como el vehículo de cohesión y como una virtud. Hace un tiempo ya que pienso que la ética sexo-afectiva es más importante que el amor y el enamoramiento. En otras palabras (a diferencia de lo que dice este post, ahora pienso que): todo amor es amor romántico. Ese es el principal problema que le veo al poliamor y algunos otros modelos relacionales no monógamos.
  • Te invito a leer esta serie de 3 posts donde explico mejor mi postura actual sobre el tema: Las relaciones afectivas y sus dramas, 1ª parte, Las relaciones afectivas y sus dramas, 2ª parte y Las relaciones afectivas y sus dramas, 3ª parte.
  • Ya hay un libro entero en español sobre Anarquía Relacional. Lo escribió Juan Carlos Pérez Cortés recientemente. Puedes leer más sobre ese libro en su web: https://anarquiarelacional.com/

Bonus

He participado en este documental de Carme Reche que está en proceso de realización, hablando sobre mi manera de ver las relaciones sexo-afectivas y el taquillero tema del «amor». Aquí un pequeño fragmento:

Ver esta publicación en Instagram

Potser és massa tòpic això que el setembre és un nou inici d’any, un moment per plantejar-se canvis i proposar-se noves metes. Però jo aquest setembre me’l prenc com un impuls per tirar endavant això. En un moment on em sentia força perduda, amb tants camins possibles per prendre… em vaig aferrar a aquest projecte. La preproducció va ser un procés llarg i potent. Investigació i recerca però sobretot, conèixer persones increïbles que m’han obert nous escenaris i m’han plantejat molts debats interns sobre com estimo i com vull estimar. Realitats que vull mostrar, i debats que vull posar sobre la taula. Com a tots a mi la covid també em va fotre una micona, la veritat 😷. He hagut de fer un gran parón, només vaig poder fer un rodatge de tres que tenia planificats i per mi això ha suposat una gran desmotivació. Però eh, també quina sort que només ho hagi patit així. Després de donar-li mil voltes (o inclús, dos mil) de plantejar-me canvis, deixar-ho estar, etc. Finalment he reunit la força necessària per continuar-ho. M'ha vingut de gust compartir una petita mostra del que està per venir, perquè tan sols serveixi com a impuls per tirar-ho endavant. Aquest va començar com un projecte d’un curs i ara és molt més que això. És el meu primer projecte 100% personal com a productora, realitzadora i muntadora 🎥💻🎬. Sé que em falta moltíssim per aprendre i tinc mil detalls per retocar, però quina il·lusió, no?🥺 I quines ganes d’acabar de fer-lo realitat! Mil gràcies a totes💗✨ @irene.reche @nadirchacin @aurora.ranchal @ferrangallardo @anonimodelasfalto @janpalou (a la Lola i als demés companys de @date.cuenta @_jgguerra, al Pablo i a totes les persones que encara he de gravar i que tenen una paciència de sant amb mi jeje). No te vayas – Alice Wonder 🎶

Una publicación compartida de @ carme___________ el

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.