Relajación profunda. Nada que entender #sersiendo

La relajación más profunda que puedes regalarte es hacer un retiro de meditación y silencio. Si no puedes hacerlo presencialmente intenta hacerlo en línea. No te arrepentirás. Estos tiempos de pandemia y niveles de estrés altos sí son para algo son para «caminar» hacia las profundidades de tu propia existencia. La relajación es el estado orgánico natural de tu cuerpo y es una capacidad innata. No se pierde y no se olvida.

relajación
©  Nadir Chacín

Estuve una semana haciendo un Retiro de meditación y silencio en un lugar hermoso llamado Suryavana, un centro budista en Jérica, España.

El retiro fue una experiencia arrolladora, sublime y de claridad.

Me siento muy agradecida de haber hecho este retiro. Durante mi estadía escribí este texto que te comparto ahora. ¡Gracias por leerme!

Nada que entender

No tengo que comprenderlo y explicarlo todo

no existo para eso.

No tengo que encontrar justificaciones ni explicaciones.

La realidad y lo que estoy siendo en ella

no necesita nada de mí.

No me está pidiendo nada.

Nada que hacer.

Nada que ser.

Nada que tener.

Nada que entender.

Nada que dirigir, mejorar o reparar.

No tengo que comprender nada

no tengo que comprender a nadie

ni siquiera a mí.

Ya estoy siendo un propósito claro

soy la anónima gota de rocío

que despierta sobre un pétalo.

Empieza con algo sencillo como esta meditación guiada

La poesía también relaja

A menudo en los retiros que suelo ir se explora la sensibilidad y el arrobamiento a través de las artes, en especial de la poesía.

En este retiro me pidieron leer un poema y fue uno del poeta mexicano Amado Nervo.

Cuando terminé de leerlo durante la Puya (ceremonia budista de devoción) pensé que no podía haberme tocado leer un poema más pertinente para esta etapa de mi vida.

Lo comparto contigo también:

Siempre que haya un hueco en tu vida,
llénalo de amor.
Adolescente, joven, viejo:
siempre que haya un hueco en tu vida,
llénalo de amor.
En cuanto sepas que tienes delante de ti un tiempo baldío,
ve a buscar al amor.
No pienses: «Sufriré».
No pienses: «Me engañarán».
No pienses: «Dudaré».
Ve, simplemente, diáfanamente, regocijadamente,
en busca del amor.
¿Qué índole de amor?
No importa.
Todo amor está lleno de excelencia y de nobleza.
Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas…
pero ama siempre.
No te preocupes de la finalidad de tu amor.
Él lleva en sí mismo su finalidad.
No te juzgues incompleto porque no responden a tus ternuras:
el amor lleva en sí su propia plenitud.

Siempre que haya un hueco en tu vida,
llénalo de amor.

Aunque no soy muy fan de la palabra «amor» puedo intuir perfecto eso de lo que habla Amado Nervo. Pienso que la relajación y también la meditación está relacionada con la entrega amable hacia una misma. Es una especie de rendición que hago hacia la Naturaleza que soy. Es ser una animal que respira y ya está. No hay nada más importante ahora ni habrá nada más importante nunca.


Entradas de mi blog sobre Budismo:


Gracias a Maitrigosha. Gracias al Centro Budista de Valencia y al Centro de Retiros Suryavana. Gracias a la Orden Budista Triratna.

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.