Etiquetado: relaciones enfermizas

¡Conoce mejor a tu monstrico! #sersiendo

27a93ecdbd40c4e32b80337df4974599

| Reflexión sabatina |

Con la práctica de tratar de observar mejor lo que sucede mientras sucede, de estar más atenta, a veces, puedo ver lo dramáticos que nos ponemos los seres humanos. Nos engancha la intensidad del drama (si no hay, lo inventamos) porque la vida tal cual es ordinaria, equilibrada y sosegada nos aburre. Mientras más sufrimiento haya, o aparentemente haya en el tema o situación o escena o persona, más nos engancha, es como si el drama ajeno fuera alimentando el drama personal, a ese pequeño pero fuerte monstrico decadente que nos habita. Entonces el monstrico se hace cada vez más maldito, cree que es el Jefe y se pone demandante, quiere una dosis más fuerte como los yonquis. Por eso incluso cuando no hay drama lo creamos y potenciamos. Pensamos que si el monstrico deja de existir nosotros moriremos con él. Esta dinámica mental humana es nuestra mentira primordial (nuestra “enfermedad” ineludible) y, con mucho, la mayor fuente del sentimiento de separación y de enajenación en nuestras vidas. La salida quizá sea ponerle nombre al monstrico, entender qué le pasa, cómo actúa, aceptar que así actúa pues y no es tan grave, y luego agendar un día a la semana para peinarlo, sobarlo y cortarle las garras.

Namasté,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter

Revolutionary Road

“Si estar loco significa vivir la vida como si te importara, entonces no me importa estar loco de atar.”

#cine La mejor escena de “Revolutionary Road”, en México le pusieron “Sólo un sueño” (¡Qué diálogo!) http://ow.ly/4lJVQ Viene al caso por el tema del próximo #circulohumano :) Peliculón

Otras frases de la misma película

“¿Sabes qué tiene de bueno la verdad? Que todos sabemos reconocerla por mucho que llevemos viviendo sin ella. Nadie olvida lo que es verdad. Sólo nos volvemos más diestros mintiendo.”

“Mucha gente vive en un vacío, pero hay que tener mucho valor para ver la desesperanza.”

“Saber lo que tenemos, saber lo que necesitamos, saber de lo que podemos prescindir; eso es control de existencias.”

Les dejo un fragmento de la novela en la que se basa esta peli, se llama “Vía revolucionaria”, de Richard Yates.

“Esta vez iba a ser de las que duraban días. Pero al menos estaban aquí, a solas y tranquilos en su habitación, y no gritándose en plena carretera; al menos la cosa había pasado ya a la segunda fase, el largo epílogo que hasta entonces, aun del modo más inverosímil, había conducido siempre a la reconciliación. Ella ya no huiría de él, y tampoco era probable que él perdiera otra vez los estribos; los dos estaban deshechos. Al principio de casados, estos períodos de aturdimiento le habían parecido peores incluso que el humillante tumulto que los había provocado; y cada vez pensaba lo mismo: «Esta vez no habrá manera de superarlo con dignidad». Pero luego siempre había una manera, digna o no, que surgía gracias al simple proceso de pedir disculpas primero y esperar después, tratando de no dar muchas vueltas al asunto. A estas alturas dicha actitud le resultaba tan familiar como una chaqueta vieja, cómoda y poco favorecedora. Podía llevarla incluso con cierta gracia voluptuosa, pues le permitía una suspensión total de la voluntad y el orgullo.
—Mira, no sé lo que nos ha pasado —dijo—, pero sea lo que sea, puedes creerme, yo… ¿April?
Entonces, al estirar la mano descubrió que la cama estaba vacía. La forma alargada a la que había dirigido la palabra era un lío de colchas y sábanas y almohada; había deshecho la cama.
—¿April?
Corrió asustado al cuarto de baño, que estaba vacío, y salió de nuevo al pasillo.
—Vete, por favor —dijo la voz de ella. Estaba tapada con una manta y ovillada en el sofá del salón, allí donde se había acostado la señora Lundquist.
—Escucha. No voy a tocarte. Sólo quiero decirte que lo siento.
—Estupendo. Y ahora ¿no podrías dejarme sola?”

Sexto Encuentro del Círculo Humano, sábado 26 de marzo 2011, 11-14 horas, Parque México, Col. Hipódromo Condesa, México D.F. Tema: Nuevos ROLES, el equilibrio entre mujeres y hombres. Evento público y gratuito. Más información en  http://nadirchacin.com/circulo-humano/

José Alfredo Cruz Lugo, nuestro invitado especial, es papá soltero, capacitador en temas de género, masculinidades y sexualidades. Facilitador de un grupo de hombres que quieren renunciar a la violencia. Trabajó en  GENDES, AC mexicana. ¡No se pierdan este Círculo, la conversación será enriquecedora! Agéndalo desde ya.

Cuando el amor es demasiado

corazon-atrapado

 

Todos los seres humanos amamos de una forma diferente. Sin embargo, nuestra herencia cultural ha generado que algunas mujeres tengan tendencia a relacionarse con hombres problemáticos, distantes e inaccesibles. Si eres una de ellas (y todas hemos pasado por eso) te recomiendo mucho un libro escrito por Robin Norwood que se llama Las mujeres que aman demasiado (Javier Vergara Editor, 1990).
Para reconocer si tú estás amando demasiado a un hombre, revisa las características emocionales que propone Norwood.
Lo que sí puedo decirte HOY es que no todo está perdido, la adicción a las relaciones enfermizas es una adicción más, puedes recuperarte y tener una vida feliz contigo misma y con una nueva pareja. Lo que estás viviendo ahora es UN ESTADO TRANSITORIO, si te ocupas de tí misma pasará, como todo… pasará.

Características de las mujeres que aman demasiado:
  1. Necesitan dar afecto, sentirse superiores y necesitadas.
  2. Reacciona emocionalmente frente a hombres inaccesibles.
  3. Nada les parece demasiado esfuerzo si creen que ello puede ayudar a su hombre.
  4. Esperan que él reaccione, conservan la esperanza y se esfuerzan para que él cambie.
  5. Aceptan más del 50 % de la responsabilidad de lo que no funciona en la pareja.
  6. Su amor propio es bajo, por ello “quedan pegadas” a lo que no funciona ni las hace felices.
  7. Necesitan controlar a sus hombres y sus relaciones pero lo disimulan bajo la apariencia de ser “útiles”.
  8. Están mucho más en contacto con sus sueños que con su realidad.
  9. No hay atajos para salir del patrón de amar demasiado.
  10. Cada mujer que ama demasiado, se autoengaña, se dice que no es tan grave. Darse cuenta de que tienen un problema, empezar a buscar lo que es bueno para ellas, recorrer el camino hacia la recuperación es todo un desafío. Porque si bien es difícil la vida para toda mujer que “ama demasiado”, más aún lo es el tomar conciencia de su “enfermedad”.
Reseña del libro
¿Por qué tantas mujeres se obsesionan con  el hombre equivocado, indiferente, adicto al trabajo, al alcohol, a otras mujeres que no le corresponden en el amor?
¿Por qué descuidan sus intereses para estar siempre disponibles para Él?
¿Por qué se sienten vacías sin Él, a pesar de que estar a su lado puede resultar un tormento?
En este best-seller mundial, Robin Norwood ayuda a las mujeres adictas al amor a reconocer, entender y cambiar su manera de amar. A través de una serie de historias reveladoras y de un programa de recuperación, ofrece un camino para las mujeres puedan amarse a sí mismas y encontrar una relación de pareja sana y duradera.
Te abrazo con amor,
T.R.