Apps de citas: hemos hecho ‘match’, ¿y ahora qué? #sersiendo

Las apps de citas y el dating se desatan y enloquecen cuando entra el Otoño y luego el Invierno. Esa es la tendencia en todos los países: nadie quiere pasar la época del clima frío sin tener con quién darse cariño, apoyo y sobarse debajo del nórdico. Todo eso está fantástico. El tema es que podemos relacionarnos sin dejar cadáveres emocionales por doquier. En este artículo encontrarás los delirios más habituales que causan que las personas se hagan mucho daño y sufran.

apps de citas

Este post debió llamarse «Guía para evitar delirios durante la temporada de dating de Otoño-Invierno (sí, esto va por temporadas como las series)», pero era muy largo el título. (Risas.)

Como soy inmigrante llevo unos 22 años utilizando apps de citas y para conocer gente de todo tipo: parejas, ligues, vínculo sexo-afectivo, amistad y hasta para intercambios de idiomas. Como no soy una persona convencional en casi nada pues te cuento cómo abordo esto de las apps de citas en el terreno de lo sexo-afectivo y por qué lo hago así. 

Quizás te ayuda.

9 reflexiones que te pueden salvar el pellejo relacional cuando usas apps de citas

  1. Ninguna persona conoce a otra en unas primeras citas por más largas que sean esas citas. Es decir, no es «buena persona», no «es la persona que buscas», no «encajamos perfectamente», no es «el destino». Eso son literalmente delirios o fantasías o inventos y a menudo manipulación también.
  2. Durante una cita lo que entra en aparente contacto son los personajes públicos de cada persona. En otras palabras, no estás viendo a la/el «_______ (nombre de esa persona) genuinx» delante de ti. La cercanía, la intimidad, la honestidad, todo eso se va creando poco a poco. Por capas.
  3. No entregues intimidad a quien aún no ha hecho nada para recibirla. Mucho menos entregues intimidad a quien te la pide insistentemente con palabras y actos y sin respetar tus límites. Si esa persona te incomoda, sal de ahí.
  4. Que hayas leído cosas en internet sobre esa persona, que veas las películas que vio/creó, los libros que escribió/leyó, que escuches la música que escucha, que veas sus redes, lo que sea que haya hecho y que tenga huellas en la virtualidad no quiere decir que ya conoces a esa persona. No tienes ni la más remota fucking idea de quién es. Acéptalo.
  5. No se puede saber qué quieres con una persona que no conoces de nada y que es la primera vez que la ves. Primero hay que conocerse, eso tarda bastantes citas en contextos diferentes, bastantes, y luego se va sabiendo qué se puede o no se puede construir con aquella persona.
  6. Ponle una hora de llegada y de salida a la primera cita. Par de horas está bien. Si es agradable, pues ya pueden repetir.
  7. Las primeras citas que se vuelven interminables lo que están alimentando es el delirio mutuo y la fantasía. Muchas veces se usan para matar el tiempo o llenarlo sin más. Es decir, cada persona se la está pasando bien con la imagen idealizada del otro o de la otra, pero allí no está sucediendo en realidad un encuentro humano.
  8. Lo oportuno es ir quedando más veces e ir aumentando progresivamente el tiempo de estar juntos. A medida que vamos conociéndonos y viendo cómo nos sentimos pues nos va apeteciendo que sea más larga la cita. Hay que tener tiempo para procesar las citas, que internamente decantemos lo que sucedió.
  9. Las personas somos bastante lentas para relacionarnos, hay que repetir, vivir cosas diferentes, situaciones diferentes, hablar mucho, y entonces poco a poco nos vamos conociendo. Las personas actuamos como si fuéramos rápidas, pero somos lentas. Conocer a alguien y crear un vínculo es un proceso orgánico, sosegado y a fuego lento.

El meollo de la cuestión

No es una elección personal ir rápido o lento en las relaciones. Las relaciones SON lentas siempre, quieras o no, te guste o no. El delirio y la fantasía son precisamente lo que usamos para intentar saltarnos la lentitud intrínseca al acto de relacionarnos. Pero no, no puedes saltarte eso. Sorry. Si te lo saltas haces daño, para afuera y para adentro. Las apps de citas no implican ir rápido, tú decides ir a saco.

Nadir Chacín

Estrategia para utilizar apps de citas

Redacta tus principios relacionales y tenlos a mano donde los puedas leer muy seguido. Haz eso antes de empezar en las apps de citas o detén su uso y escríbelos de una vez. Crea tu ética relacional y tenla presente.
 
Desde el día 1, ese cuando dices «voy a empezar a conocer gente», ten lo más claro que puedas que NO quieres de las relaciones sexo-afectivas. No tanto con esa persona concreta que estás conociendo o que la vas a conocer muy pronto, sino con las personas en general.
 
Ten claro tus propios límites y qué tipo de vínculos y de cuidados quieres priorizar ahora en tu vida. También tener claro qué tipo de comportamientos ajenos significan para ti que esa otra persona está siendo amable y respetuosa contigo y cuándo no.
 
Claro que hay espacio para la improvisación cuando estás conociendo gente en apps de citas. Lo hay en cualquier proceso de conocerse con otra persona. Lo que no debe es haber espacio para la horterada, el maltrato machista y el seguimiento ciego de mandatos misóginos.
 
Mucho menos hay que dar cabida a la inercia. Que la inercia jamás acaba bien porque la inercia es el camino más transitado en la cultura relacional imperante. ¿Has visto cómo van las relaciones habitualmente, la de la mayoría de la gente? Pues ahí tienes tu respuesta.
 
Desde ya te digo que si te hace ghosting por alguna apps de citas no vayas ni a la esquina con esa persona. De nada.

Quizás te interesa leer esta serie de posts en los que describo las relaciones afectivas:

💜 ¿Te dio claridad leer esto? Por favor, compártelo. Gracias. Déjame tus comentarios. Conversemos.

Éramos muchos y parió la abuela:

¿Hace rato que quieres apoyar algún proyecto creativo independiente y no sabes cuál? Te lo pongo fácil. La cantautora Daniella Barbarito está haciendo un crowdfunding en Verkami para su nuevo y primer álbum (disco).
El sello discográfico Lacreu Records que acoge su proyecto musical es el de mi hijo Nabil. Así que apoya esta causa con tu dinero y apoyas a Daniella, a la causa de la música independiente y también a la causa familiar. (Risas.)
Da igual la cantidad, todo suma y ayuda. Hay recompensas para todos los bolsillos. También puedes ayudar compartiendo el enlace de Verkami en tus redes sociales o dándole a Me gusta en el vídeo directamente en YouTube. Gracias.
Comparte esto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba