Las mil y una noches

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Que cada día termine en una noche es algo admirable. Bien podría habérsele ocurrido al que nos trajo aquí ponernos en un escenario monótono y perpetuamente iluminado.

Nadir Chacín

Les dejo este comentario de mi facebook de Rubén Pesquera Roa:

«Nadir, me viene a la memoria una novela de Ursula K. Le Guin, «The Beginning Place», en donde existe un mundo alternativo del que entran y salen los protagonistas. No hay ni día ni noche, sólo un crepúsculo perpetuo —un crepúsculo en sus dos acepciones: o una aurora eterna o un ocaso inmutable—.»

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.