Go in reverse

Necesitamos encontrar nuestro propio ritmo. Que muchos tengan el ritmo frenético de esta vida siglo XXI style no quiere decir que tú y yo tengamos que vivir así. Es totalmente válido detenerse y decir: ¿éste es el ritmo que yo quiero bailar? Cuando siento que ando aceleradísima, porque el asunto es contagioso, me gusta regresar

El placer de lo quieto

Este año ha pasado tan veloz que también se queda quieto. Son mis dos mundos en pleno apogeo rimbombante. Uno está lleno de vueltas contundentes de páginas, escribo, leo, corrijo, releo, paso la hoja. Del otro lado del papel me espera una blanca hoja donde seguir escribiendo(me). El otro, el mundo quieto, estático, no es