Sexualidad y experiencias del Deseo #sersiendo

«Al configurarse como la esfera más propicia para generar sentido y significación, y también la esfera más propicia para la manipulación ideológica, la sexualidad humana tiende a ser, en muchas casos, una entelequia, y es raro llegar a la desnudez profunda y a la más profunda transparencia. Sin olvidar además que todo amor puede derivar en guerra, y los enemigos no se desnudan, a no ser que su desnudez sea en sí misma una estrategia.» Jesús Ferrero en su libro…

Compartir “basura” mental no es compartir #sersiendo

Tenemos un montón de goteras en nuestra realidad. Philip Dick · Reflexión · Pareciera que los humanos nos «contagiamos» «las cárceles» mentales a través de nuestros vínculos relacionales. Tratamos consciente o inconscientemente de arrastrar a las personas de nuestro entorno hacia los miedos y las limitaciones que nosotros nos hemos impuesto a nosotros mismos. Tratamos de mimetizar a los demás, de «obligarlos» a construir la visión del mundo de la forma en que nosotros lo hacemos. Quizás sea nuestro genuino…

Sobre la necesidad de control #sersiendo

| Auto-análisis de las 11 am | La paradoja es vivir -consciente o inconscientemente- para ser la persona que otros esperan que sea, sin percatarme de que no puedo saber, de verdad saber, qué es lo que los demás esperan exactamente. La gente cambia de parecer, su deseo siempre está en construcción y es subjetivo, no puedo controlar el deseo de un otro o de una otra, aunque quiera. Tener esa pretensión es como creer que puedo asirme a una…

Hablando sobre la manipulación #sersiendo

Conversación con mis amigos en Facebook «Duda | ¿Existe una manipulación que sea positiva? ¿Toda manipulación subyuga a alguien? Curioso que la etimología de la palabra «manipulación» esté vinculada con algo que se puede manejar con las manos [«manus», que cabe en una mano], con el verbo Llenar y con el mundo de lo sagrado.» Nadir Chacín Jorge Gallegos Pineda si estuvieses cerca te daría un beso por esta info!!!… Gracias Nadir, en el DF, Londres, o donde sea que ahora…

Volver arriba