Velitas de Marzo 2017 #sersiendo

niños monjes budistas con velas

Que nuestro mundo acongojado salga del miedo y el odio, que sepamos tratarnos los unos a los otros con compasión por nuestra locura egótica inconsciente y que logremos estar más despiertos y tranquilos. Que recibamos la ayuda y el apoyo que necesitamos para crecer y madurar amorosamente, sin tanto sufrimiento. Que las familias no sigan replicando modelos de feminidad, maternidad, masculinidad y paternidad que dañan y traumatizan a las personas. Que nuestros padres y madres entiendan que los seres humanos podemos cambiar y que entren voluntariamente en un auto-proceso de Reset, que deseen desaprender y aprender nuevas maneras de amar, más igualitarias, justas y sin abuso ni manipulación. Que tanto las mujeres como los hombres hagamos tiempo en nuestras agendas para repensar nuestros vínculos afectivos y las formas de relacionarnos con nuestras parejas sexo-afectivas. Que nos importe el sufrimiento de otros seres humanos, aunque no sean nuestros parientes y vivan del otro lado del mundo. Que reconozcamos el daño recibido y el daño que hacemos a otros y a otras, que -más allá de la culpa y de la vergüenza- creemos un territorio de vulnerabilidad donde lamernos las heridas los unos a los otros y transformarnos juntos. Que no temamos al cambio, a la impermanencia y que si surgen los miedos, porque casi siempre lo hacen, sepamos como seguir caminando mientras nos cagamos del susto. Que todos los seres, sin distinciones, sean felices. Que se liberen del sufrimiento y de las falsas creencias, que generan odio, guerra, violencia y malos tratos. Que tus proyectos personales y los de tus seres queridos fluyan y se materialicen, y que sean para la felicidad de todos los seres. Que el Universo se exprese a través de nosotros con dulzura y amabilidad en todo lo que hagamos de ahora en adelante. Namasté.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

¿Tú qué opinas?