Etiquetado: Emociones negativas

¿Qué hay debajo del enojo? #sersiendo

64489ce926a99d7bbb1fa222650ab2d5
“Los monstruos no duermen debajo de tu cama, ellos duermen dentro de tu cabeza.”

Cualquier mínimo estado de irritación y enojo, sí, hasta el más mínimo, tienen su raíz profunda en el odio. (Hasta aquí te escucho diciendo: “Yo nunca he odiado a nadie en toda mi vida”. Ajá, sí, ok.) A veces no nos percatamos de esto y sin la percatación de la existencia de esa fuerza oculta no podremos avanzar ni liberarnos del sufrimiento. Yo opino como el buen Carl Gustav Jung: uno no se libera imaginándose angelitos y figuras de luz, sino siendo lo + consciente posible de la oscuridad. Yo le llamo: DARK SIDE.

El tema es que hacerlo es un reto y nos resulta desagradable e incómodo. Sigue corriendo delante de tus “fantasmas” y te perseguirán hasta el confín del mundo. ¿Cómo lo sé? Porque he cambiado de país de residencia dos veces, de profesión unas cuatro veces y de psicólogo, unas veinte… y los p— fantasmas conmigo. [Risas nerviosas.] El único método que sirve, de verdad verdaíta, es darte la vuelta y verle la cara al fantasma con valentía (mientras estás cagado del susto, claro)… y comenzar a conversar y a negociar con tu darkside.

¡Lánzate fuera de la zona de confort: no te pasará nada que sea más grave que el sufrimiento y la insatisfacción que ahora mismo sientes! Vivir una vida desgraciada requiere el mismito esfuerzo que vivir una vida amable, digna y feliz. ¿No valdría la pena poner tus esfuerzos y tu energía en lo que realmente te hará libre? Ahí te dejo esa “papa caliente”.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Indagar en las emociones #sersiendo

Depresión_NadirChacín

Indagar es averiguar algo, es investigar. Cuando surgen las emociones negativas nuestra primera reacción es rechazarlas o hacer alguna actividad que las ahuyente: distraernos, salir, ver TV, llamar a alguien, fumar, beber… pero también tenemos la opción de indagar en ellas. Tenemos la creencia de que las emociones negativas hay que tratar lo más que se pueda de evadirlas o reprimirlas y son parte de nuestras respuestas emocionales por alguna razón. Nos da miedo el control que parecen tener nuestras emociones sobre lo que decidimos o hacemos, sobre nuestros actos. Eso sucede porque no nos damos chance de aprender a estar con esas emociones sin hacer más nada que estar con ellas.

No decidas cosas importantes cuando te sientas poseída/o por una emoción negativa que te embarga. Mejor espera. Ese es buen consejo que alguna vez me dieron y que trato de tener presente todos los días en mi vida.

Cuando estoy triste o tengo rabia o cuando me siento confundida ante alguna situación trato de detener mi andar rápido, busco darme un tiempo para hacer meditación, escribir o simplemente estar con esas emociones sin hacer nada más, estar allí viéndolas, sintiéndolas, observándolas, y ver qué tienen que decirme sobre mí misma sin intervenir mucho en el proceso. Si en la situación en cuestión están involucradas otras personas me doy permiso para comunicarles que deseo indagar en lo que siento por un tiempo y que cuando tenga más claro lo que me pasa entonces conversaremos de una manera más sana y constructiva. Decirle esto a las otras personas me da el chance de no reaccionar ante las emociones y tratar de tamizarlas… esperar que baje la marea, aguardar a que se tranquilicen las aguas, a que se decante lo que tenga que decantarse… por usar algunas metáforas.
No sólo nuestro lado luminoso vale la pena vivirlo, también el lado oscuro es parte de lo que somos, ¿por qué habríamos de rechazar algo que también somos? Si siento esas emociones negativas es porque soy un ser humano. Me agrada permitirme ser un ser humano. Aunque los demás eso los pongan nerviosos. Incluso si me da nervios a mí. Las emociones, las bonitas y las feas, son una suerte de guía para el auto-conocimiento. La única manera en que podemos alcanzar una maestría en la gestión de las emociones (Inteligencia emocional) que modifique nuestra vida de forma positiva es aprendiendo poco a poco a no evadir las emociones negativas ni tratar de que se vayan a la fuerza.

Cuéntame: ¿Tú cómo manejas tus emociones negativas? ¿Qué haces cuando las sientes? Déjame un comentario aquí al final del post. Si crees que este post le puede ser útil a tus familiares y amigos compártelo en tus redes sociales.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Actualización: El 13 de abril salió publicado este artículo de Miriam Subirana en El País, curiosamente habla de lo mismo… me gustó. Léelo, se llama Gestionar el sufrimiento.


“Al luchar contra la angustia uno nunca produce serenidad; la lucha contra la angustia sólo produce nuevas formas de angustia.” Simone Weil

Sobre la rabia y el desprecio #sersiendo

Neta de viernes

El miedo que da cuando reconoces que estás instalado en la emoción del “desprecio a/por”. No basta con tratar de no tener emociones negativas, hay que desarrollar las emociones positivas todos los días. Dice el Budismo que la supresión de un dolor no conduce forzosamente al placer. Por eso no basta con abstenerse de hacer daño a los demás, hay que hacer un esfuerzo constante por beneficiarlos, pero sin atropellarse una/o misma/o. Para poder ver los límites hay que dejar de ser infantil en la manera de relacionarnos.

Nadir Chacín @nadirchs


Ven a conocerme y a platicar conmigo. Estaré en Espai ARA (Barcelona, España) conversando en las sesiones de Art amb Té sobre “La vida como un viaje constructivo de nuestra identidad”. Por fa avísale también a las amigas y amigos que tengas en Barcelona. Gracias por tu ayuda para la difusión. Para cubrir los gastos del espacio se pide una colaboración mínima de 2 euros por persona. VIERNES 26 DE OCTUBRE A LAS 18 HORAS Carrer de les Monges 43, Baixos Sant Andreu – Barcelona – Este evento en Facebook


Unir las puntadas #sersiendo

Reflexión matutina | No conozco un emoción más quita_poder que la culpa. Déjala pasar. Cuando descubres que la vida se trata también de aprender a hilvanar, parchar, volver a coser, remendar, disfrutar del pespunte [cuando la aguja va hacia atrás y metes el hilo en el mismo sitio por donde pasó antes]… aprender a aceptar las roturas, las costuras, el surcido invisible… cuando disfrutas también de tu proceso de aprender esto de estar viva/o adquiere un sentido diferente. Más orgánico.

Nadir Chacín @nadirchs

Eventos gratuitos y públicos

XXI Encuentro del Círculo Humano CHxDF, sábado 28 julio 2012, en Parque México, Condesa, México D.F., de 11-14 horas. Tema: Economía solidaria. Con invitado especial. Evento en Facebook

IV Encuentro del Círculo Humano CHxBarcelona, sábado 11 agosto 2012, en Parque de la Ciudadela, Barcelona, España, de 11-14 horas. Tema: El ocio y otras necesidades. Evento en Facebook

 

Creencia falsa 6: "Es bueno ignorar a la gente negativa que se me acerca y a las cosas negativas que me pasan"

Empecemos por el concepto negativo o negativa. La adjudicación de esta etiqueta a una situación o persona proviene de la forma en que concibes tu mundo, la vida, las relaciones con los demás. Nada es bueno o malo en sí mismo, todo depende del cristal con que lo mires.

Para hacértelo más fácil, el tema fundamental de esta creencia falsa tiene que ver más contigo que con los otros: ¿qué hacer cuando te sientes mal? Normalmente la gente ignora o esquiva las cosas y/o los individuos que considera negativos y la verdad es que los has atraído a tu vida por y para un propósito sagrado: “la transformación amorosa desde y para ti”.

¿Estás mal, muy mal por la ruptura? Lo que sientes, querida, es sólo una interpretación que haces sobre la situación y ésta -si te duele- es porque la realizas desde tu yo falso: el ego. La intención del ego es boicotearte, quitarte energía, hacerte pensar que eres menos o más en relación a la otra persona, que tienes la razón y los demás no, convencerte que el mundo te está agrediendo y que lo vivido es culpa de un otro: tu expareja, tu jefe, tus padres y así.

Cuando siento una emoción negativa, la paso por el scanner, la reviso y veo qué de todo lo que genera mi mente tiene realmente que ver conmigo o qué “tan verdadero” es lo que pienso y/o siento. Me cuestiono. Estoy convencida de que no es aconsejable ignorar nada -ni lo bueno ni lo malo-, sólo trata de observar los pensamientos que se producen en tu cabeza, sí, en el mismo momento en que algo o alguien te genera incomodidad, dolor, frustración, ira o alguna de las emociones que solemos llamar negativas.

Por lo general el 90, por no decir el 99% de las veces, me da risa lo que descubro, invento historias, interpretaciones, proyecto un hecho o una situación hacia el futuro o hacia el pasado, mil veces en un segundo. En ese preciso instante me digo: “Nadir, estás mejor, te diste cuenta, estás construyendo una relación mejor contigo misma cada día”. Redimensiono lo que siento y me transformo a mí.

El otro punto importante es no engancharse. Cuando algo me molesta o siento que me agreden, aplico una terapia ancestral: consulto con mi almohada. Dejo pasar un tiempo entre el suceso y mi reacción, le doy tiempo a las aguas para que las partículas flotantes decanten y queden en el fondo. Si el hecho requiere de mi reacción inmediata, simplemente respiro y contesto o actúo parcamente, sabes, antes de actuar me digo “no es personal”, “no es conmigo”, “Juan está actuando desde su ego”, y acto seguido, trato de no engancharme en las reacciones de los demás y no dejar que mi ego dirija lo que hago.

Si una situación requiere de decir un NO CONTUNDENTE, que este NO provenga de lo más profundo de ti y no de tu ego, así será genuino. Sabrás la diferencia en el mismo instante, si te sientes bien después vas por buen camino, si te sientes culpable, mala, débil, violenta, etc., algo de tu ego se coló otra vez en la interpretación. Suena sencillo pero no lo es, porque lo primerito que solemos hacer los humanos cuando algo DUELE es ATACAR AL OTRO. Herirlo también, que le duela como a mí, decimos. Y como bien afirma E. Tolle en su libro: “la inconsciencia humana sólo genera más inconsciencia”.

Aplica un truquito interesante. Con la gente que te rodea y con las que tienes una relación de confianza acuerden utilizar una palabra que tenga “poderes mágicos compartidos”, imaginemos que escogen “auch” o “cosa” que significará: “me dolió”, “está despertando mi dolor”. En el momento en que esa persona diga o haga algo que te lastime, o tú lo hagas para con él (o ella), simplemente digan “cosa”, esto será su señal de alerta. Sabrán ambos que se ha removido alguna conexión con sus egos y se están lastimando.

Se puede utilizar incluso estando en un lugar con otras personas porque nadie se percatará, pero ustedes estarán hablando desde su lenguaje personal, uno que los conduzca de inmediato hacia el amor mutuo y el respeto. Es como la luz amarilla de un semáforo que dice “estamos pisando terreno delicado”, “reflexionemos antes de hablar”, “miremos al otro desde el amor”, “asumamos ya una manera más sana de comunicarnos”. Es un acuerdo hermoso, un llamamiento a la conciencia entre dos personas que se aman o se quieren.

Anoche terminé de leer el libro “Te amo” de Francesco Alberoni, se los recomiendo ampliamente. En su teoría sobre el enamoramiento y el amor, define al enamoramiento como “un movimiento colectivo de dos”, éste guarda similitudes impresionantes como otros tipos de movimientos sociales: la revolución francesa, las guerras, las peregrinaciones, etc. En lo que Alberoni llama el estado naciente producido por el enamoramiento, las personas enamoradas sienten y desean la construcción de un mundo nuevo, creado por los dos y por el sentimiento compartido, estas personas se transforman profundamente, cambian su manera de ver su vida y su futuro.

Independientemente si la relación de enamoramiento llega o no a convertirse en amor, las personas enamoradas ya entraron o activaron un proceso de cambio del sí mismo y de su vida. El mejor consejo, para quien que ve truncado su enamoramiento por las razones que sean, es seguir su metamorfosis, darle terreno, alimentarla, utilizarla o encaminarla hacia otro tipo de creaciones y renacimientos. Estar enamorada es como volver a nacer, es una transición hacia algo mejor, estés con la persona amada o no.

Las mejores obras literarias, artísticas y musicales se han consumado por el mantenimiento de esta fuerza poderosa creada por el estado naciente, por el enamoramiento. Este fenómeno hermoso y transformador que se crea, es la razón principal por la cual no es bueno ignorar nada de lo que nos suceda, aunque te parezca de momento algo malo, tu renacer ya comenzó, utilízalo para que te libere a ti.

Con amor,
Nadir

Creencias falsas:

Soy lo que tengo y lo que hago.

Lo externo a mí tiene la culpa de mis condiciones de vida.
Ser un(a) soñador(a) es malo, lo mejor es ser realista.

Somos sólo esta existencia física, lo material: nuestro cuerpo, nuestras ideas y emociones.

Estamos solos, solas, y somos diferentes de los demás.

Es bueno ignorar a la gente negativa que se me acerca y a las cosas negativas que me pasan.

Es malo no saber para dónde vamos, la que no tiene metas en la vida es un(a) fracasado(a).

El famoso si vas a hacer algo, hazlo lo mejor que puedas.