Etiquetado: iluminación

Velitas de octubre 2013 #sersiendo

5aea6cb7c8e10115ef295203917044ec

¡Aquí van las velitas de octubre, mi gente! Dedico esta luz a enaltecer nuestras respuestas primarias: la experiencia directa de la vida que viene antes de cualquier construcción mental que hacemos sobre ella. Esa experiencia que es anterior a las historias que nos hacemos en la cabeza o a los personajes que encarnamos hacia fuera de nosotros mismos y hacia dentro. Decido que esta luz está iluminando nuestra conciencia, abriéndola, sanándola, permitiendo que logremos un estado del ser más libre. Decido que ya somos ese Testigo Amable que observa la Impermanencia de las condiciones de vida de forma calmada y sin tomárselas como algo personal, sin ser una víctima. Esta LUZ es para ti, que con tu empeño y tu dedicación diaria, con tu cuerpo, tus acciones, tu mente y tu comportamiento te estás regalando a ti mismo, a ti misma y al resto de los seres humanos, el maravilloso logro de vivir cada día más DESPIERTO, más DESPIERTA. Gracias por transformar, por transformarte, por transformarnos. Namasté.

¡Si te gustan… comparte estas velitas con tus amigos por las redes sociales!

Que tengas lindo octubre,
Nadir Chacín
Te espero en Facebook y Twitter


En este link puedes leer las velitas de los meses anteriores. Suelo publicar estas velitas los primeros días de cada mes.

Muévete hacia nuevas incertidumbres #sersiendo

© Eiko Jones
© Eiko Jones

A mi hijo Nabil en su aniversario #21

Buen lunes, mi gente. En esta foto vemos una nube de renacuajos nadando entre un bosque de nenúfares. La imagen me dice mucho sobre la transformación y las etapas de la vida. Llegó el tiempo de aventurarse hacia nuevos estados del Ser, abrazar riesgos e incertidumbres desconocidos hasta ahora. Que tengan feliz semana.

Linda vida,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs


“Se trata de un camino donde uno se construye a sí mismo. Yo encontré que ese camino era común en muchas culturas. Desde la más remota antigüedad, diferentes escuelas enseñaron veladamente la única libertad posible para el ser humano: su transformación voluntaria.” René Rebetez


Captura de pantalla 2013-06-05 a la(s) 13.19.20

Durante el Día del Buda #sersiendo

Juan Carlos Dudier representando al futuro Buda.
Juan Carlos Dudier representando al futuro Buda.

El 25 de mayo durante el Día del Buda… ¿Conoces la historia? Fue un placer participar en las actividades de la Comunidad Budista Triratna de Barcelona. Si quieres sumarte a las actividades que hacemos puedes buscarnos en esta página de facebook o en este grupo. La representación de Triratna en México está en el Centro Budista de la Ciudad de México y éste es su página de Facebook. Fue una tarde hermosa llena de símbolos, relatos y alegría de ser en comunidad. Al final de la historia tienen el video de la representación teatralizada que hicimos antiayer. Espero les guste.

La noche de la Iluminación

1.- La victoria contra Mara
Al primero de estos incidentes se le conoce como la victoria contra Mara, el Malvado, el Satanás del Budismo, que representa la ignorancia primaria. Su nombre significa literalmente “muerte”. Después de seis años de búsqueda y unos años de ascetismo terrible, el Buda, o mejor dicho el Bodhisattva, el que se convertiría en el Buda, anduvo con gran determinación y se sentó a meditar al pie de un árbol inmenso al lado del río Naranjara, diciendo:
“Aquí sobre este asiento mi cuerpo puede encogerse, mi piel, mis huesos y mi carne pueden disolverse, pero mi cuerpo no se moverá de este mismo asiento hasta que yo haya obtenido la Iluminación, tan difícil de obtener en el curso de muchos eones.”
En su guarida oscura, Mara oyó estas palabras como una reverberación terrible y sintió mucho miedo. “El Bodhisattva intenta alcanzar la Iluminación esta noche, y si lo encuentra, vaciará mi reino de todos los seres.”
Por eso Mara llamó a sus fuerzas demoníacas, diciendo: “Id, mis hijos, y atacad al Bodhisattva. Arrancad su carne y sus órganos, haced pedazos sus huesos antes de que él pueda escapar del samsara, mi reino.”
Al mando de Mara, los demonios y fantasmas horribles atacaron al Buda con todo su poder. Eran todo tipo de figuras insalubres, casi-humanas, con formas asquerosamente deformes, con expresiones gruñentes, maliciosas, de enfado e ira, algunas asiendo garrotes o espadas, montados en los elefantes o tigres, otras tirando fuego, piedras e incluso camellos. Todas ellas tenían una apariencia amenazante y horrorosa. Sin embargo, todas las piedras, flechas y llamas, al alcanzar la orilla del aura del Buda se convertían en flores y caían al suelo alrededor del Buda.
El Buda permaneció inmóvil y nada pudo tocarlo durante este terrible ataque; permaneció con sus ojos cerrados, meditando y con la misma sonrisa en sus labios.
Entonces Mara mandó a sus tres hijas, cuyos nombres eran Lujuria, Pasión y Deleite, en contra del Buda. Ellas bailaron enfrente de él exhibiendo sus encantos. Mientras ellas bailaban, lucieron sus pechos firmes y redondos; a veces dirigieron una sonrisa enseñando sus dientes o hicieron pucheros con sus labios rojos. A veces echaron un
vistazo al Bodhisattva y luego rápidamente miraron lejos. Se movían coquetamente, balanceando sus caderas como palmeras sacudidas por el viento.
Pero el Buda ni siquiera abrió sus ojos, por lo que ellas se retirarán decepcionadas y desconcertadas.

2.- Llamada para que testifique la Diosa Tierra
Al segundo incidente se le conoce como la “llamada para que testifique la Diosa Tierra”.
Después de ser derrotado y después de que sus huestes se retiraran desconcertadas, Mara intentó un truco más, algo más sutil. Le dijo al que sería el Buda:
“Estás sentado en el punto central del universo, en el trono de los Budas de antaño. ¿Qué derecho tienes como persona común y corriente a sentarte en el Trono Diamantino, donde se han sentado todos los Budas anteriores?”
Y el Buda le contestó: “En mis vidas pasadas he practicado todos los paramitás, todas las perfecciones: la Perfección de la Generosidad, la Perfección de la Moralidad, la Perfección de la Paciencia, la Perfección de la Energía, la Perfección de la Meditación y la Perfección de la Sabiduría. He practicado todas estas y he alcanzado un punto en mi evolución espiritual donde ahora estoy listo para alcanzar la Iluminación. Por lo tanto soy digno de sentarme aquí en este Trono Diamantino, como todos los Budas anteriores lo hicieron cuando alcanzaron la Iluminación”.
Pero Mara no estaba satisfecho y le dijo: “Muy bien, dices haber practicado todas estas Perfecciones en tus vidas pasadas ¿pero quién te vio hacerlo? ¿Tienes algún testigo?”.
Entonces el futuro Buda, que estaba sentado en postura de meditación en el Trono Diamantino con sus manos sobre su regazo, bajó una mano y tocó la tierra. Ésta es la famosa mudra bhumisparsa tocando la tierra, el gesto del testimonio de la tierra.
El Buda toca la tierra y la Diosa Tierra aparece con las manos en reverencia. De esta manera se levantó la Diosa Tierra con un ramo de flores en la mano y diciendo en testimonio: “He estado aquí todo el tiempo, la gente viene y va, pero la tierra permanece aquí todo el tiempo. Yo he visto todas sus vidas anteriores; he visto cientos de miles de vidas en las que ha practicado las Perfecciones. Por lo tanto, testifico, que como resultado de su práctica de estas Perfecciones es digno de sentarse en el sitio de los Budas de antaño”. Por fin Mara se dio cuenta que estaba totalmente derrotado, sin ningún recurso más, desapareció como humo negro en el viento.

3.- La petición de Brahma
El tercer incidente se conoce como la petición de Brahma. Después de alcanzar la Iluminación el Buda sintió la inclinación de permanecer en silencio y paz, reflexionando así: “Esta Verdad, esta Realidad que he descubierto es tan abstracta, tan difícil de ver, tan sublime, que la gente ordinaria, con sus ojos cubiertos por el polvo de la ignorancia y la pasión, no va a poder verla ni apreciarla. Así que será mejor permanecer en silencio bajo el árbol bodhi, será mejor permanecer con los ojos cerrados, sin salir a enseñar al mundo”.
Entonces apareció una gran luz brillante y en medio de ésta estaba la figura de un anciano,
la figura de Brahma Sahampati, Brahma el Gran Dios, el Señor de los Mil Mundos. Con las manos juntas en reverencia le dijo al Buda: “Por favor enseña, enseña la Verdad, hay unos cuantos con un poco de polvo en sus ojos, ellos la valorarán y la seguirán”.
El Buda abrió su ojo divino y miró sobre el Universo: vio a todos los seres como lotos en un estanque, en diversos estadios de desarrollo y dijo: “Por el bien de aquellos que tan sólo tienen un poco de polvo en sus ojos, aquellos que son como lotos a medio florecer, enseñaré el Dharma”. Al oír estas palabras Brahma, el Gran Dios, sabía que las fuerzas de la compasión habían surgido en el corazón del Buda y que la puerta del Dharma se había abierto. El Buda giraría le rueda del Dharma. En un resplandor de luz desapareció.

4.- Muchalinda, el Rey Serpiente
El cuarto y último episodio es el encuentro con Muchalinda, el rey serpiente. Durante siete semanas el Buda permaneció sentado al pie del árbol bodhi. En medio de la séptima semana cayó una abundante tormenta, con relámpagos y truenos. El cielo se tornó negro y la lluvia descendió no solo a cántaros, sino casi como diluvio. El Buda se encontraba al aire libre bajo del árbol y sólo llevaba puesto un hábito delgado. Entonces de repente, del subsuelo, de las sombras, surgió otra figura: una gran serpiente, era el Rey Muchalinda, el Rey de las serpientes, inmenso e impresionante. La serpiente abrazó al Buda con su anillo siete veces y con su escudo protegió su cabeza, formando una especie de paraguas, resguardándolo del aguacero. Al poco rato cesó la lluvia, se desvanecieron las nubes y el Rey Serpiente asumió una forma diferente, la forma de un joven hermoso de dieciséis años saludando al Buda.
Quizá este episodio es el más mítico de los cuatro. Las siete semanas representa un número simbólico durante el cual el Buda estaba absorbiendo el impacto de su Iluminación. El agua es un símbolo universal de la mente inconsciente y la tormenta y la lluvia son como un bautizo y renacimiento. En el Oriente la serpiente representa las fuerzas potentes de las profundidades en sus aspectos más benéficos y positivos. El rey serpiente enrolló su anillo siete veces alrededor del Buda – otra vez el número místico siete – que significa la transformación de los siete centros psíquicos, las chakras, lo que se llama en la tradición hindú, el ascenso del Kundalini, el Poder Serpiente o Ardiente. Así que este poder protegió al Buda. Cuando Muchalinda, es verdad que era muy lindo, asumió la figura de un hermoso joven de dieciséis años, reflejaba la nueva personalidad que había nacido como resultado de su progresión de ascenso del Kundalini. Muchalinda en su nueva forma saludó al Buda, mostrando la perfecta sumisión de todos los poderes del inconsciente a la mente Iluminada. Y así el hombre Siddhartha Gotama, el Bodhisattva, en la luna llena de mayo hace 2557 años, se convirtió en el Buda Shakyamuni – el Sabio de la tribu de los Shakyas – y empezó a enseñar el Dharma para el bienestar de todos los seres. ¡SAHDU, SAHDU, SADHU!
Guión: Rijumati de la Comunidad Triratna de Barcelona.

Feliz semana,
Nadir Chacín
Lee + https://www.facebook.com/sersiendo o Twitter @nadirchs


Siddharta Gautama dijo: “La mayoría de los seres humanos son como hojas que caen de los árboles, que vuelan y revolotean por el aire, vacilan y por último se precipitan en el suelo. Otros, por el contrario, casi son como las estrellas: siguen su camino fijo, ningún viento los alcanza, pues llevan en su interior su ley y su meta”.

945534_10201137444335632_1972193887_n
Gracias

El Colgado en el tarot: para sobrevivientes conscientes

Acepto la espera mientras sea inevitable, aprovecho las pruebas que me impiden actuar para crecer internamente. Reconozco la necesidad de ver las cosas de otra manera. Igualmente, reconozco la complementariedad humana, todos necesitamos de alguien, alguien necesita de mí. Ahora me esfuerzo por cuidarme y protegerme, sabiendo poner límites sin causar dolor. Reconozco cuánto valgo y me quiero tal cual soy.
Marianela Ramírez, afirmación para El Colgado.

¡De regreso! Hoy les traigo a un personaje importante del tarot: El Colgado, el arcano mayor número 12. En estos tiempos en que se acerca el mes del amor, el día de los enamorados y demás, es una carta muy reveladora. Indaguemos…
el-colgado-rider-whiteUn hombre joven pende boca abajo colgado de un tronco, está sujetado a él por un pie. La otra pierna la tiene doblada por detrás de la rodilla, sus piernas hacen la forma de un cuatro. En el mazo Rider-White, está vestido con una especie de medias rojas y una prenda azul holgada, lleva en la cintura un cordel como si fuera un cinturón. El azul representa la profundidad, la sabiduría, la eternidad, lo espiritual; y el rojo, la carne, las pasiones, el deseo sexual, la rabia, el ejercicio del poder: el mundo de la materia. La superposición del azul sobre el rojo indica que El Colgado da prioridad (está dando) a los asuntos espirituales sobre los materiales (pensamientos, cuerpo, ideas, objetos materiales). Sus zapatos son amarillos como su aura, representan el acto de  poder caminar, de avanzar en dirección hacia la iluminación, y el saber por dónde caminar.
En algunos mazos (Marsella, Wirth y Visconti-Sforza) el joven pende del pie izquierdo, mientras que en otros (Rider-White) lo hace del pie derecho (1). El tronco que lo sostiene, a veces es un solo tronco horizontal (Rider-White), pero a menudo vemos dos columnas verticales  que sostienen a este tronco horizontal en otros mazos (Marsella y Wirth). Esas columnas verticales, troncos, también tienen 12 ramas cortadas, 6 en cada tronco, el número doce de este arcano. En el mazo Visconti parece que está sostenido por un arco, una especie de rectángulo sin un lado, el inferior.
El joven se encuentra en estado apacible, no sufre por estar colgado así: de cabeza. Parece un conformista, pero no lo es. Conformarse no es lo mismo que aceptar, El Colgado acepta su situación. En todos los mazos el joven tiene las manos detrás de la espalda, dando la idea de que está amarrado. Allá en lo oculto, en lo invisible (inconsciente), están sus amarras, ocultas de sí mismo y de los demás. Su sujeción no es real sino imaginaria, viene del mundo de las ideas, de su mente.
el-colgado-marsellaPosee un aura amarilla (el color del discernimiento) alrededor de la cabeza (Rider-White), representa la iluminación, también es la característica propia de los iniciados. ¿Iniciados en qué? se preguntarán. El colgado es una persona “atrapada”, algo le impide actuar. Las circunstancias lo someten a una prueba, pero como esas circunstancias las ha creado él o ella para sí mism@, también es un sacrificio voluntario. El colgado se sacrifica a sí mismo de alguna forma. Su entorno puede que le detenga momentáneamente, parece que está estancado, pero El Colgado decide tener los ojos bien abiertos (como se aprecia en todos los mazos), decreta que podrá estar aparentemente quieto, pero está haciendo un trabajo interior. Es una carta prometedora, el aura implica que tiene las herramientas para salir de su situación. Sale de ella no como cualquiera saldría de una crisis, agobiad@, herid@, rendid@ sino profunda y significativamente victorios@, más que victorios@… TRANSFORMAD@.
La actividad brutal y arrasadora que se produce en los tiempos de EL Colgado es interna no externa. Afuera todo parece quieto, estancado, sin movimiento: ¿muerto? Adentro de esta persona sucede una revolución, un “darse cuenta”, una revelación… la vida palpita. Logra ver cosas sobre sí mism@ que no había alcanzado a entender hasta ahora, todo se mueve pero por dentro, las piezas del rompecabezas de la vida se van armando en su cabeza, van adquiriendo sentido (o va descubriendo que ya lo tenían pero que no lograba verlo). Es una interrupción creativa la que está viviendo (siempre que acepte lo que le pasa, si no acepta sufre y se siente descontrolad@, deprimid@).
el-colgado-wirthEl Colgado representa la figura del péndulo en reposo, cuelga pero no se mueve de un lado ni del otro, ya se movió mucho y ahora está buscando el equilibrio. Aceptándolo. Ya lo logró o lo está logrando. Comienza a ver hacia adentro, su revelación es ésa: descubrir su maravilloso (y a veces aterrador) mundo interno. Su transformación le obliga, como si se tratara de una fuerza irrefrenable, a cambiar sus valores superficiales y materiales por unos espirituales, profundos, VIVOS. El reposo, su aparente inmovilidad, nos indica que ha alcanzado o está alcanzando la atemporalidad, desligarse del paso del tiempo. No es casual que a El Colgado le siga el arcano de La Muerte, número 13. (Mientras hago mi propia versión de La Muerte pueden leer otras interpretaciones aquí: 1, 2 y 3.)
El Colgado si simboliza algo es a la paradoja. Revela cómo la vida se contradice a sí misma en muchas formas. Te demuestra que el sentido común es el menos común de los sentidos. La vida es un contrasentido con sentido te susurra esta carta al oído. Paradójico… ¿no? La palabra viene del latín paradoxum, se construye del prefijo para que significa “contrario a”, “alterado” y doxa, opinión. La paradoja como tema es recurrente en las filosofías y religiones de todo el mundo. Es condición también de lo humano en tanto que somos animales simbólicos.
Es inevitable la comparación, El Colgado me recuerda a Simón Pedro, Simón Bariona, mejor conocido como el apóstol San Pedro. Es uno de los doce apóstoles, discípulos de Jesús, según el Nuevo Testamento. La historia cuenta que San Pedro fue crucificado boca abajo en los tiempos de Nerón, así murió. Dicen que Pedro pidió ser crucificado así por no creerse digno de morir como Jesús. Para mí, significa la actitud de aquél que lleva la contraria (o cree que lo hace), la imagen del eterno subversivo que se sacrifica por una causa. La subversión en nuestra carta del tarot es más bien interna, en el mundo íntimo de la persona. El orden al cual reaccionas y te opones viene de adentro, en otras palabras, implica ser subversivo hacia la parte impositiva de uno mismo, hacia el ego. San Pedro simboliza al iniciado en tanto que le llevó la contraria al común de la gente de su época, era considerado “un loco”. “Los locos” viven y se alimentan de la paradoja.
el-colgado-viscontiEl Colgado -como Jesús y San Pedro- está relacionado con la letra Tau (muy simbólica), la última del alfabeto hebreo, es nuestra T del castellano. La cruz que conocemos es una variación de la T. Los troncos de los que cuelga este personaje también tienen forma de T. El mismísimo colgado en su tronco adquiere una posición en T. La Tau es un símbolo-letra muy fuerte.
Se dice que San Francisco sanaba heridas y enfermedades trazando la letra Tau sobre los dolientes que se le acercaban, de igual forma colocaba el signo sobre las paredes y  en los sellos con que cerraba sus cartas. Es un signo de protección muy antiguo, en el Libro de Ezequiel (Viejo Testamento) ya se decía que Yahvéh (Dios) llamó entonces al hombre vestido de lino que tenía la cartera de escribano a la cintura, y le dijo: “Recorre la ciudad, Jerusalén, y marca una tau en la frente de los hombres que gimen y lloran por todas las abominaciones que se cometen en ella. Y a los otros oí que les dijo: Recorred la ciudad detrás de él y herid. No tengáis piedad, no perdonéis; matad a viejos, jóvenes, doncellas, niños y mujeres hasta que no quede uno. Pero no toquéis a quien lleve la tau en la frente”. No matáis al iniciado, diría yo. Debió ser un símbolo de Dios, de la protección de Dios. Quizá un símbolo de consuelo, en términos católicos. De salvación.
Las religiones tienen sus términos enredados, pero más allá de ellas y antes de ellas, estaban los significados arquetípicos que se les asignan a los símbolos. El Colgado, entonces, más que un hombre inútil y paralizado que cuelga de cabeza, es un sobreviviente atento, consciente. Sobre-viviente. Una mujer o hombre que vive “sobre”, “más allá de”, “por encima”. Sobrevivir del latín supervivĕre. Es vivir después de la muerte de otra persona o después de un determinado suceso. La persona que hoy muere con la lectura de El Colgado eres tú mism@, el suceso determinado es la consciencia que tienes de haber muerto en ti. Suena paradójico, lo es, pero la iluminación implica la muerte de todo eso que hasta hoy pensabas que eras tú. Luego de esa muerte queda la nada en el sentido filosófico de la palabra. Es el Sunyata de los budistas. Lo carente de realidad, sin entidad, lo que no es, lo insustancial, lo deshabitado, lo vacío, la vacuidad, la vaciedad.
La cualidad de lo vacío te ha sido revelada. ¿Y esa cualidad cuál es? Todo está vacío, sin una realidad independiente. Todo lo que existe en este planeta, incluso tú, está relacionado y es interdependiente, y la aparente pluralidad de individualidades es un carácter ilusorio de nuestra existencia.
¡Abraza voluntariamente tu condición de colgad@! Y luego muévete a lo que sigue, en el momento oportuno.

(1) En el lado izquierdo del cuerpo según la psicología de la Gestalt se reflejan las relaciones familiares más significativas, padre, madre, hermanos, hijos. En el derecho se muestran las sociales: pareja, amigos, vecinos, compañeros de trabajo. El pie representa el apoyo, el equilibrio, el soporte de la vida. En El Colgado y en la tarea que éste implica conviene revisar por qué pie se está colgado. Qué relaciones necesitan afianzarse, de quienes necesitas apoyo o entender algo sobre ellos, o sobre lo que conservas en ti de esas personas, la diferencia entre lo que crees de ellas y lo que realmente son. El trabajo es tuyo, no de ellos, la relación con estas personas hay que trabajarlas dentro de ti mism@.