Miedo a la muerte. Miedo a los cambios #sersiendo

miedo-a-la-muerte
Oye, sin desiertos, no habrían desiertos que florecen como los de Atacama en Chile. Cuánta belleza nos perderíamos.

Tenemos un miedo a la muerte tan grande que nos peleamos con la Naturaleza. Por ende luchamos contra su cualidad más evidente: el cambio. Hoy vengo a hablarte de la Muerte, es uno de mis temas de reflexión favoritos.

¿Tener miedo a la Muerte qué implica para nuestra vida? Que todo lo que esté vinculado con la Naturaleza lo estamos tratando como si fueran «ladrones de vida», que nos roban cosas que queremos.

Creemos que es mejor decir que «una persona está llena de vida», que decir «está llena de muerte». ¿Por qué? ¿No es una arbitrariedad? La Vida y la Muerte son lo mismo.

Un ejemplo.

Si yo creo que el «trastorno de ansiedad» es un «ladrón de vida» me pelearé con esa parte de mí misma con tal clase de odio y rechazo que estaré negando cualquier ínfima oportunidad de equilibrar mis emociones. Me alejaré de la posibilidad de ser amable conmigo misma de manera incondicional, pase lo que pase.

Cuando estoy ansiosa, soy yo quien está ansiosa. Vaya que no es un alien que vive dentro de mí que se gobierna solo, aunque lo parezca.

No puedo separarme de mí para aliviarme

Eso es lo causó la ansiedad en primer lugar. Esa separación, esa lucha, esa falta de amor y amabilidad.

¿Te preguntarás que tiene que ver todo esto con la Muerte? Pues que las cosas cambian.

Si sube, baja. Si vive, muere. Si algo es, luego no es. Si ahora mismo tengo ansiedad, el minuto siguiente puede que no o sí, pero yo sólo tengo que ser amable conmigo en este mismo momento.

No se puede ser amable con una misma mañana o ayer en sentido estricto. Se es amable en acción y en presente, ahora.

La actitud de rechazo y miedo hacia la ansiedad te hace pensar que el/tu cambio no es posible, es decir que es una actitud de negación de una de las cosas más evidentes y constatables: las cosas cambian.

Si me peleo con la Muerte, me peleo con la Vida.

Si me peleo con las Muertes todas, Me peleo con las Vidas todas.

Si me peleo con la ansiedad, me peleo conmigo

Yendo un poco más allá: no es posible hacer un pacto y un compromiso con la Vida si no lo haces con la Muerte. Un pacto con la Naturaleza es más sencillo y orgánico que estar peleando con ella todo el puto día. ¡Es realmente demencial!

Quizás sea porque soy antropóloga física y forense, eso da igual.

Sé que la Muerte es una aliada valiosísima en el camino del desarrollo personal y del espiritual.

Decir esto es decir que la Vida también lo es.

Abrazar el proceso Vida, Muerte, Vida, Muerte, Vida, Muerte… Es, No Es, Es, No Es. Abrazas el cambio y a la Naturaleza. Te abrazas a ti y a los demás.

Leí en algún trozo de piel que es Doña Muerte  quien, con sus delicadas manos, da la vuelta al niño en el vientre de su madre y lo pone boca abajo para que pueda nacer. En el mundo moderno se nos ha olvidado la generosidad de Doña Muerte.

Las cosas y los seres no están desconectados

¿Por qué crees que estamos contaminando al Planeta Tierra?

¿Por qué crees que existen las guerras, los suicidios, las adicciones, el odio, la violencia? ¿Por qué crees que construimos los conceptos de Nación, Estado y Patria?

Todo tiene que ver con más de lo mismo.

Estamos peleados con la Naturaleza, porque nos peleamos con la Muerte.

Queremos POSEER. Queremos que las cosas sean como a nosotros nos da la gana y no como son.

¿Qué hacer cuando tienes miedo a la muerte?

Tener miedo a la muerte, es lo mismo que tener miedo a la impermanencia.

Los budistas decimos que todas las cosas compuestas son impermanentes.

Tener miedo a la muerte es tener miedo a que las cosas cambien y a que las cosas no cambien. ¿No es paradójico?

Nos queremos sentir bien, sin querer sentirnos mal nunca. ¿Es eso posible? ¿Tú qué crees?

A mí me ayudado mucho eso que dice la gente de A.A.: «un día a la vez». Yo soy algo más realista y digo: Un segundo a la vez y respiro profundo.

Cuando me siento fatal me digo: «Nadir, sólo tienes que sobrevivir a este segundo». Y así cada segundo. Con esta frase me recuerdo a mí misma que las cosas cambian.

Me ha dado por salir a pasear con la Muerte en estos días y hablar con ella. Dice que sabe bailar muy bien y que nunca me pisará los pies. Eso ya lo sé, pero a veces se me olvida. Me entrego al hábito de recordar y de saber.

Sin Muerte, no hay cambio

Hablemos de la Muerte, de las Muertes todas. Hablar de la Muerte, es hablar de la Impermanencia.

Leí en alguna parte que la escritora mexicana Rosario Castellanos escribió: «Dadme la muerte que me falta». ¡Cuánta lucidez!

Cuando termines de leer esto, esto habrá muerto. ¿Y qué? No pasa nada.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


El día sábado 18 de noviembre 2017 a las 11 horas realizaré con Barcelona Mindfulness para Mujeres Meetup una práctica grupal de caminata y diálogo consciente en el Parque de la Ciudadela en Barcelona. Si te quieres sumar, entra aquí.

Feliz cambio de ERA, mi gente #sersiendo

844493649627486_HhyyNPX6_c

A mi hijo Nabil

Los nacionalismos se curan viajando y migrando. Cuando se emigra una vez ya no se siente uno de ninguna parte y eso, lejos de ser malo, es de los aprendizajes más liberadores que un humano del siglo XXI puede adquirir. Quien no tiene país, no «matará» a nadie para defenderlo. Y digo «matará» en términos literales y también amplios, hay muchas formas de matar: de separar, de dividir. Mejor que tener un país, es sentirse de varios países, para con el tiempo no sentirse de ninguno y a mucha honra. Sentirse completa y profundamente de la Tierra y ya. Dicen que hoy entramos en un nuevo ciclo, espero que sea una era donde ya no haya más nadie que se sienta de un país específico, donde todos seamos sólo terrícolas. Por un mundo sin fronteras. Feliz cambio de ERA, mi gente. Namasté.

Nadir Chacín @nadirchs
Lee + en https://www.facebook.com/sersiendo

DILE SÍ AL CAMBIO

huevosEl viviente alegre del siglo XXI es el que aprende a diversificar las tareas que realiza. El que no depende de un solo trabajo, un solo jefe, un solo oficio. En México hay un dicho popular que dice: «meter todos los huevos en una misma canasta». NO hay que hacerlo. Bienvenida la diversificación. Yo creo que ésa es la clave para esta crisis mundial y para estar tranquilo en términos laborales.

Las mariposas me confunden #sersiendo

En el mes de mayo en Madrid se dictó el curso «Las mariposas me confunden. Nuevas narrativas y prácticas sobre el discurso amoroso» en el que participaron Irantzu Varela, Laura Latorre, Roma de las Heras, Pamela Palenciano, Miguel Vagalume y Brigitte Vasallo. Organizado por Laura Latorre, quien merece una ovación de pie.

Las mariposas me confunden
Foto de @irantzuvarela

Me enteré ayer de que sus participaciones se grabaron y se subieron a Soundcloud. ¡Gracias, Siglo XXI! Es una muy buena noticia que hayan liberado estos contenidos. Gracias a todes.

Voy a subir cada audio acompañado de una breve biografía de cada une de les invitades. Son personas a quienes leo y admiro mogollón por su capacidad de (re)pensar las relaciones humanas, especialmente las llamadas «románticas». Publicaré los contenidos en el orden del propio curso.

Espero que algún día estas personas que habitan mis querencias vengan a dictar un curso similar en Barcelona. Estaré sentada en primera fila.

Irantzu Varela

Periodista y feminista. Coordinadora de Faktoria Lila, presentadora de Aló Irantzu en Pikara Magazine y creadora del espacio El Tornillo en La Tuerka TV y Publico.

Laura Latorre, organizadora de «Las mariposas me confunden»

Autora del libro «Polifonía amorosa». Educadora social y terapeuta narrativa. Su trayectoria profesional se ha encaminado hacia la intervención, desde una perspectiva feminista, para cuestionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Gracias, Laura, por el currazo de organizar «Las mariposas me confunden».

Roma de las Heras

Activista de las relaciones no convencionales, lesbiana, transfeminista, sexóloga y provinciana migrada a Madrid. Está detrás de «Repensando los amores«, una programación cultural de actividades para aprender y pensar en común sobre cómo construimos nuestros vínculos desde una perspectiva feminista.

Miguel Vagalume

Terapeuta sexual y de relaciones. Activista de las identidades, prácticas sexuales y relaciones no convencionales como «La mosca cojonera» desde 2006 en su blog en Golfxs con principios. Ha traducido textos fundamentales sobre relaciones abiertas y sexualidades no convencionales: «Ética promiscua», «Opening up» o «Más allá de la pareja» («More than Two»).

Pamela Palenciano

Autora y actriz del monólogo «No sólo duelen los golpes«, en el que propone – desde una experiencia de pareja en la que vivió maltrato, abuso y sometimiento al poder y la violencia de la masculinidad patriarcal- una mirada al tipo de relaciones que mantenemos en el marco del patriarcado, construyéndolas y padeciéndolas.

Brigitte Vasallo

Escritora, profesora y activista antirracista, feminista y LGBTI española, conocida especialmente por su crítica de la islamofobia de género, la denuncia del purplewashing y el homonacionalismo, así como por su defensa del poliamor en las relaciones afectivas. Su último libro es ‘Pensamiento monógamo, terror poliamoroso’.

Irantzu Varela dice en su ponencia «Las mariposas en el estómago no son amor, son ansiedad».

Estoy totalmente de acuerdo.

Si no nos ponemos a construir estilos de vida más amables que incluyan la corresponsabilidad social en las tareas de cuidados de las personas dependientes (niñes y ancianes) vamos a terminar viviendo en un mundo-humanidad abandonada que (nos) abandona a todes. Una realidad fantasmal.

La mayoría de la gente no lo nota siquiera, pero el abandono social de algunos grupos vulnerables (como las mujeres ancianas) está relacionado directamente con el discurso amoroso hegemónico.

Lo personal es político.

El amor es político.

Las narrativas y las prácticas hegemónicas del discurso amoroso siguen impregnando de sentido al mismo sistema de opresión y control de toda la vida, ese que tiene mil «tentáculos»:

  • La ideología monógama. El «me gustaría conocer a una persona especial» de la mayoría de los perfiles del Tinder o de cualquier otra app de dating. ¿Es que no se cansan de repetir esa frase?
  • La insistencia de que las casas y los pisos tengan una habitación grande (la matrimonial) y otros cuartos «menores». ¿Acaso el co-lecho es obligatorio? ¿Es que no se puede ser pareja sin dormir en la misma cama?
  • El diseño de las ciudades basado en el modelo de familia tradicional y hegemónico. Intenta buscar un piso con dos cuartos grandes con baño propio y verás el resultado.
  • La violencia hacia las mujeres y hacia sus cuerpos. El «Si no es conmigo no es con nadie» de los feminicidas. El caso de «La manada» y sus repeticiones. La mujer de la empresa IVECO.
  • La Escuela y las dinámicas normalizadoras del sistema educativo. ¿Aún no se enteran de que hay millones de formas diferentes de aprender y de que cada persona es «un mundo»?
  • El individualismo (neoliberal), cada quien mirándose el propio ombligo y diciendo que el dolor ajeno le es ajeno. A menos de que el dolor le duela a alguien de SU familia.
  • La jerarquización de las relaciones de pareja (y de «familia nuclear») sobre el resto de las relaciones humanas. ¿Hace cuánto no saludas a tu vecina? Sí, esa misma, la octagenaria que vive sola en la puerta contigua a la tuya.
  • La sexualidad genitalizada, normatizada/mecánica y reproductiva, esa que prohibe el placer, la diversidad y la libertad. «No te muevas mucho en la cama porque te va a preguntar: dónde aprendiste eso.»
  • La insistencia absurda de que para ser una persona «adulta» y «madura» hace falta «sentar cabeza» y tener una pareja. ¿Hasta cuándo las mujeres que optamos por no tener parejas seremos «unas locas inmaduras»?
  • El canon esposa/madre que le arranca a las mujeres el derecho a decidir si quieren tener hijes o no. La visión de la mujer sin hijes como una mujer incompleta o rota o averiada. «Si no tienes hijes ahora te arrepentirás y luego aunque quieras ya no podrás tenerlos.» El tic-tac del supuesto reloj biológico.

¿Qué piensas tú?

Yo lo tengo clarísimo. Las mariposas no me confunden. Necesitamos un cambio urgente de paradigma relacional y que sea colectivo. Y lo necesitamos ya.

Empieza por preguntarte a ti misme: ¿por qué y para qué tienes (o deseas tener) relaciones sexo-afectivas o «románticas»? Déjame un comentario en este post y lo leeré y responderé con detenimiento.

¿Cuando lees «Las mariposas me confunden» qué te viene a la cabeza? ¿Qué te recuerda?

Te pido que por favor compartas estos contenidos tan valiosos con tus amigues en redes sociales. Espero que mucha gente se anime a escuchar estos audios. Gracias.

La gestión del tiempo y la tranquilidad #sersiendo

La gestión del tiempo tácita (no explícita) es de las cosas que más crean sufrimiento a las personas. Hace unos días vi esta imagen en la cuenta de Instagram de Doña Batata y me sentí en la necesidad de escribir este texto en mi Facebook. Lo comparto aquí para darle más difusión.

Gestión del tiempo

Súper útil consejo el de Doña Batata. Me parece perfectísimo.

Añado una modalidad menos estricta que quizás sea más accesible a la mayoría de las personas.

Decide conscientemente cuánto tiempo a la semana invertirás en lo que yo llamo «obra social».

Es cuando das atención, tiempo y energía a otras personas y no recibes lo mismo o directamente no recibes nada. ¿Te suena?

Pasa de las decisiones tácitas a las decisiones explícitas sobre la gestión del tiempo.

Hay que tomar decisiones conscientes sobre la «obra social» porque ya la estás haciendo, pero sin unas reglas ni una dinámica explícita.

Ponle un cupo específico a la «obra social» en tu vida. Por ejemplo, asígnale 2 horas a la semana o el tiempo que tú decidas. Entonces usa ese tiempo (solo ese tiempo ni más ni menos) en labores altruistas.

Obra social o labores altruistas

En la categoría «obra social» pones lo referente a:

  • Ayudar sin recibir nada a cambio,
  • Escuchar sin ser escuchada,
  • Llamar a alguien que nunca llama,
  • Visitar a quien nunca visita,
  • Prestar dinero a quien no lo devuelve…

Aplica eso a todo tipo de personas y de tipos de relaciones: familiares, hijos, progenitores, amigos, parejas, ex parejas, compañeros de trabajo, conocidos, maestros, alumnos, vecinos, desconocidos, etc.

Respeta tu tiempo para que los demás lo respeten

Es importante que respetes el cupo asignado a «obra social» para que al llegar a ese límite -el tuyo- (te) digas (a ti misma/o y mentalmente) el tiempo de «obra social» ya terminó.

Así cuando surja una actividad de esta tipología pásala amablemente para el cupo de la siguiente semana.

Respeta tu límite a rajatabla y jamás volverás a sentir culpa ni resentimiento por nada. Además tus relaciones mejorarán considerablemente. Dejarás de tener malos entendidos y sentimientos de inadecuación o rechazo. Lo notarás en poco tiempo.

Dar mejor en vez de dar más

En conclusión, recuperarás el control de tu tiempo y con ello recuperarás buena parte de tu autonomía y tranquilidad.

Dar más no te hace mejor persona. Dar mejor sí. La idea es enfocarte en cómo dar de mejor forma, de una manera más sana.

Recalco que esta nueva organización y gestión del tiempo aplica a las relaciones con la familia.

Si realizas estos cambios en la gestión de tiempo paulatinamente lo racional y lo emocional en tu vida trabajarán juntos de manera congruente y a tu favor. A favor también de la cultura del buentrato en todas sus expresiones (incluyendo el buentrato hacia ti).

¿De verdad no tienes tiempo para ti?

Otro consejo complementario. Suma un par de horas al mes – o las que crees conveniente- para lo que yo llamo «emergencias ajenas». Y haz lo mismo: ni más ni menos horas.

Por ejemplo: la amiga que te pide acompañarla a un examen médico importante, pero que no fue a verte cuando estabas hospitalizada o el ex que nunca aparece y de repente lo hace para pedirte un consejo urgente para su negocio. Y la laaaarga lista que seguro ya tienes. Píensalo y verás.

La gestión del tiempo es el cimiento del buenvivir

Aplica esos consejos, explora, experimenta un tiempo concreto y saca tus propias conclusiones.

Cada tanto (decide cuándo de antemano) pon a revisión las parámetros que has establecido. ¿Te funcionan? ¿Sí? ¿No? Reformula lo que no funciona.

Crea estrategias para repetir y mejorar lo que sí funciona. El baremo es tu estado de tranquilidad.

La gestión del tiempo es gestión de afectos, gestión de energía, gestión de querencias, gestión de amor propio, gestión de relaciones, gestión de atención, gestión de cariño…

La gestión adecuada del tiempo no es algo sólo del ámbito profesional. La productividad tampoco.

La correcta y sabia gestión del tiempo es parte fundamental del buenvivir. Sin ella te será muy difícil vivir en paz y dejar de sufrir por todo.

Te dejo aquí este interesante experimento-tarea. Espero te sea útil.

Te recomiendo el libro «El buentrato como proyecto de vida» de Fina Sanz, publicado por Kairós.

Ahora te toca a ti

¿Has sentido que das más de lo que recibes? ¿Por qué crees que pasa eso? ¿Has logrado poner límites sobre este tema? ¿Cómo gestionas tu tiempo? ¿Cómo lo has hecho? Deja un comentario, por favor. Si te gusta este post compártelo con tu gente en redes sociales.

Wesak: el día del Buda y la esperanza #sersiendo

El Wesak es la celebración más destacada del budismo, en la que los budistas recuerdan a Siddhartha Gautama, el Buda. Se considera que Buda nació, alcanzó la iluminación y también falleció, a los 80 años de edad, durante los días de Wesak.​ Hoy vengo a agradecer que esta vida misteriosa me hiciera caminar sobre las pisadas del Buda.

Wesak

Dharma Revolution

En estas fechas los budistas de todo el mundo celebramos el Día del Buda, Wesak, Vesak. Para mí es una fecha MUY importante.

Celebramos la iluminación del Buda. Celebramos el Dharma, las enseñanzas del Buda. Celebramos la Sangha, la hermandad de personas que seguimos el Dharma.

Celebramos el potencial que tiene todo ser humano de -a través de su esfuerzo por llevar una vida más consciente, ética y amable- liberarse de cualquier atadura que le ocasione sufrimiento a sí mismo y a otros seres.

También celebro mi propia capacidad de liberación. Que todos los seres sean felices en Wesak y cada día.

Como cuentan que dijo el Buda: «Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora».

Gracias por:

  • Estar allí del otro lado de la pantalla.
  • Tu compañía en especial a mis alumnas y amigas de Mindfulness para mujeres.
  • Crear las condiciones para que el mundo sea un lugar más habitable.
  • Insistir en convertirte en un ser humano ético.
  • Colaborar, cooperar, por levantar la voz frente a las injusticias.

Activismo de «El Despertar»

Hace años me percaté de que el único activismo que funciona es el que le da herramientas a las personas para elevar su estado de consciencia.

Sin ese requisito, cualquier intento de crear ciudadanía y cuidadanes cae en saco roto.

Necesitamos primero dejar de estar enajenados.

De allí mi insistencia en compartir lo que he aprendido con otras personas. En este podcast lo explico mejor. Escúchalo:

Me siento feliz de poder aprender y enseñar. Wesak es para celebrar nuestra capacidad de compartir.

Me siento feliz de seguir trabajando diariamente en mi propia liberación de los estados mentales y emocionales torpes.
Fe, Ética, Compromiso y Amabilidad (Metta).

Que nuestra sangha (comunidad budista) global siga creciendo y expandiéndose por todos los rincones de este bello mundo.

En Wesak, ahora y siempre…

Agradezco públicamente a mis maestros y maestras de Centro Budista Triratna de Barcelona quienes me regalaron la fortuna de acercarme al #budismo.

Doy las gracias a mis maestros de Respiravida Breathworks: mindfulness & compassion por formarme como profesora para sumarme profesionalmente a la difusión masiva, necesaria e imparable de la meditación y de la práctica de mindfulness.

Me siento agradecida con todas las mujeres y a mis maestras de Sakyadhita Spain, mujeres y budismo por dejarme ser parte de su labor para lograr la equidad de género en el budismo.

Mis 10 libros favoritos sobre Budismo para principiantes

  1. “La Sabiduría del Corazón. Una guía a las enseñanzas universales de la Psicología Budista” de Jack Kornfield.
  2. «Cambia tu mente» de Paramananda.
  3. «Corazón abierto, mente lúcida» de Ven. Thubten Chodron.
  4. «Cuando todo se derrumba» de Pema Chödrom.
  5. «En defensa de la felicidad» de Mathieu Ricard.
  6. «Budismo» («Qué es el Dharma») de Sangharákshita.
  7. «Libertad. La Senda Budista» de Sangharákshita.
  8. «Alimentando tus demonios» de Lama Tsultrim Allione.
  9. «La ciencia contemplativa de la mente» de Alan Wallace y Brian Hodel.
  10. «Mujeres, espiritualidad y cambio social» de Ven. Karma Lekshe Tsomo.

Recordatorios

Imaginamos las historias de nuestras vidas. Imaginamos a una persona que tiene éxitos y fracasos, a un/a protagonista específico/a con características específicas. Nos encasillamos en lo que pensamos que somos en un momento determinado de nuestras vidas y aprendemos a esconder nuestras verdades pasajeras a los demás.  El conflicto y con este el sufrimiento llega porque no aceptamos la verdad de que estamos siempre en proceso de construcción.

No hay un «yo» fijo, cognoscible e inmutable a quien vanagloriar o echarle la culpa. Ya deja de «buscarte» porque nunca te has tenido ni te has «perdido». Impermanencia. Ser siendo.

Los 6 elementos hablan.

«Soy tierra
Soy roca, metal y suelo
Soy lo que existe en ti
como hueso, músculo y carne
Pero ahora debo irme
dejándote ligero
Ahora, debemos separarnos
Adiós
Soy agua
Soy océano, lago, ríos y arroyos
La lluvia que cae de las nubes
y el rocío en los pétalos de las flore

Soy lo que existe en ti

como sangre, orina, sudor, saliva y lágrimas
Pero ahora debo irme
dejándote seco
Ahora, debemos separarnos
Adiós
Soy fuego
Vengo del sol, viajando a través del espacio
para dormir en la madera, el pedestal y el acero
Soy lo que existe en ti
como calor corporal, la calidez de un abrazo
Pero ahora debo irme
dejándote frío.

Ahora, debemos separarnos.

Adiós
Soy aire
Soy viento, brisa y huracán
Soy lo que existe en ti
como la respiración en tu nariz, en tus pulmones
el aliento que suavemente viene, que suavemente va
Pero ahora debo irme
dejándote vacío
Ahora, debemos separarnos
Adiós
Soy espacio

Lo contengo todo,

desde una mota de polvo hasta una galaxia
Soy lo que existe en ti
como el espacio limitado por la tierra, agua, fuego y aire
que conforman todo tu ser
Pero ahora todos se han ido
y debo irme también
dejándote ilimitado
Ahora, debemos separarnos
Adiós

Soy conciencia

Indefinible e indescriptible
Soy lo que existe en ti
como vista, oido, olfato, gusto, tacto y pensamiento
Pero ahora debo irme
en el espacio, el ser físico ya no esta limitado
Dejando nada de ti
no hay nadie a quien dejar
por lo tanto no hay adiós
La tierra se disuelve en agua
El agua se disuelve en fuego
El fuego se disuelve en aire
El aire se disuelve en espacio
El espacio se disuelve en conciencia
¿La conciencia se disuelve en…?
HUM.»

Poema de Urgen Sangharákshita, Fundador de la Orden Budista Triratna.

Aquí y Ahora, una eterna estudiante del Dharma postrada a los pies del Buda.

Erotismo a la medida (post invitado) #sersiendo

Tú puedes moldear tu propio erotismo, montártelo a la medida – tu medida, como más te guste y plazca. ¿Lo sabías? Quizá lo has escuchado antes, pero no entiendes lo que significa realmente, o no tienes claro si es algo que te interesa, porque tampoco crees que el “sexo tenga que ser tan importante”. En cambio te digo que sí, que te interesa, porque explorar el propio eros tiene que ver más con conocerte a ti misma que con tener sexo con otras personas.

erotismo
Maranta Rubiera

 

Una persona que tiene claro sus propios intereses eróticos no (necesariamente) es aquella que se viste con ropa seductora ni la que tiene apetito sexual constante. Tampoco es la que sabe hacer peripecias especiales en la cama en plan kamasutra.

No es ni siquiera (necesariamente) la que se masturba con felicidad, ni la que habla de su clítoris en público, ni la que sabe azotar o decir palabras cochinas al oído de su amante.

Tener claro el propio erotismo puede ser todo lo anterior, pero también puede ser estar tranquila con el hecho de que el coito no es lo tuyo, y que tener relaciones sexuales con personas no te genera ningún interés.

Tener claro el propio erotismo no es otra cosa que conocerse en esa dimensión sexual que es parte humana y parte animal.

Es ser dueña de TU propia narrativa erótica, sea la que sea.

Dicho así en cuatro palabras suena sencillo, pero en realidad es uno de los proyectos más complejos que podemos emprender, por dos razones.

¿Quién te está controlando?

Justamente por su poder intrínseco e incuestionable, la sexualidad es uno de los aspectos humanos que más han sido controlados, manipulados, ahogados y tergiversados en la historia de la mayoría de las culturas (por no decir de todas).

La mujer que se proponga crearse un erotismo propio tendrá que vérselas con capas y capas de tabúes y restricciones, a veces monstruosas.

La segunda razón que dificulta el camino de nuestra valiente aventurera es que el propio erotismo es algo mutante, fluctuante y voluptuoso, algo que no puede asirse ni localizarse en ningún cuerpo o prácticas específicas.

De modo que apenas se pone a foco y se comienza a tener las ideas más claras… ¡sorpresa!, ya está cambiando. Eso es lo divertido.

Juega, por favor, juega

Uso la palabra “divertido” apropósito, porque una de las maneras de lograr entrar en contacto con el propio erotismo es justamente acceder por el lado lúdico. Mucho se ha escrito sobre la importancia del juego en la evolución de las niñas y las animalitas (y los niños y animalitos también, por supuesto).

El juego nos permite explorar y aprender de manera segura, también en el campo de la sexualidad y el erotismo. Jugando nos relajamos porque no juzgamos.

La modalidad “juego” nos permite restarle importancia a todos los programas que la sociedad nos incepta en la mente. Entre ellos el rey es: la sexualidad/el erotismo = coito. ¡Qué va!  Ese es el primer muro que vas a tener que dinamitar si quieres acceder a tu erotismo hecho a la medida.

Mi propuesta es que como primer paso empieces a jugar.

12 ideas para estimular tu erotismo

  1. Prueba juguetes eróticos.
  2. Olfatea a tus amigos.
  3. Juega con la comida, estando sola o acompañada.
  4. Juega con cremas, con superficies calientes o frías.
  5. Mordisquéate y mordisquea.
  6. Lee cosas que te eroticen (o escríbelas y dibújalas).
  7. Prepara recetas afrodisíacas.
  8. Duerme en sábanas de seda o en camas de agua.
  9. Revuélcate con otro cuerpo en el campo.
  10. Trepa un árbol desnuda.
  11. Participa en algún taller o festival erótico.
  12. Lame un helado como si fuera el último antes de un largo invierno.

Viva la diversidad

Estos son solo pocos ejemplos, algunos de ellos ya casi trillados. Lo cierto es que las opciones son literalmente infinitas, porque lo que te pone a ti solo tú puedes descubrirlo y cultivarlo.

Hay quien encuentra irresistiblemente erótico el verde de las plantas y quien se humedece al escuchar una ópera, quien sale cachondísima de una sesión de crossfit. O quien alcanza el orgasmo cuando le lamen el codo o quien leyendo ciertas poesías siente un éxtasis atravesándole el cuerpo… 

Y tú, ¿sabrías identificar con claridad qué es lo que prefieres eróticamente hablando?

Jugando (¡no juzgando!) puedes llegar a descubrir esa dimensión primordial humana que es tu propio eros, un eros personalizado y único. Y perfecto, porque es el tuyo.

Maranta Rubieraerotismo es autora de novelas eróticas e imparte talleres de sexualidad creativa por el mundo. Su próximo taller sobre introducción al bondages se llevará a cabo en la ciudad de Manresa, España. Si te interesa puedes contactar con ella en su Facebook. Tiene también un programa de radio que se llama «Sexo Nómada» en BigClickRadio.com.


“A la mayoría de la gente le cuesta entender que sea lo que sea que les guste sexualmente, le resulte absolutamente repulsivo a otra persona, y que sea lo que sea que les resulte repulsivo sexualmente sea el placer más preciado para alguien en algún lugar. La mayoría de la gente confunde sus preferencias sexuales con un sistema universal que funcionará o debería funcionar para todo el mundo”.  ~ Gayle Rubin

Ojos para ver ~ Nro. 7 ~ Libros a saco #sersiendo

Este es un especial de libros. En vez de colocar las portadas de los libros (sorry, a mí me resulta aburrido un post así) he seleccionado entrevistas con los autores en vídeo o vídeoreseñas que me gustaron. En esta sección llamada “Ojos para ver” recomiendo contenidos multiformatos (series, libros, películas, fotografías, ilustraciones, arte, artículos, vídeos, etc) que me hayan cautivado o encantado. Curiosea en Ojos para ver ~ Nro. 6,  Ojos para ver ~ Nro. 5, Ojos para ver ~ Nro.4, Ojos para ver ~ Nro. 3, Ojos para ver ~ Nro. 2  y  Ojos para ver ~ Nro. 1.

Ayúdame a ayudar


Libro
By Kamilė Krasauskaitė (Lituania)

UNO ~ Libro «El cisne negro» de Nassim Taleb.

«¿Qué es un cisne negro? Un hecho improbable, impredecible y de consecuencias imprevisibles. «El Cisne Negro» del profesor Nassim Taleb es best seller en el New York Times y Amazon. Un libro que cambiará la visión del mundo. ¿Qué es un cisne negro? Para empezar, es un hecho improbable, sus consecuencias son importantes y todas las explicaciones que se puedan ofrecer a posteriori no tienen en cuenta el azar y sólo buscan encajar lo imprevisible en un modelo perfecto. El éxito de Google y You Tube, y hasta el 11S, son «cisnes negros». Con ironía, irreverencia y un profundo conocimiento de los caprichos del mundo real, un especialista en incertidumbre y matemático implacable nos conduce por los deliciosos vericuetos de lo improbable.» 

DOS ~ Libro «El día que murió Stalin. / La Mujer» de Doris Lessing.

Me encontré este pequeño libro (autobiográfico) de Doris Lessing (Premio Nobel de Literatura en 2007). No es apto para quienes esperan historias lindas y con final feliz.  Las opiniones sobre este  libro son extremas, o lo odias o lo amas. Yo lo disfruté mucho. A mí me gustó  también «La grieta» de la misma autora. Hay que leerla más y agarrarle el gusto.

TRES ~ Libro «El regalo de la comunicación» de Sebastiá Serrano.

«El regalo de la comunicación» constituye una reflexión lúcida y original sobre las maneras que tenemos de comunicarnos, pero supone también una herramienta fundamental para aprender a escuchar a los demás, dominar las emociones, observar el mundo que nos rodea y descubrir valores tan esenciales como la lealtad, el respeto, la confianza o la amistad. Como dice Sebastià Serrano, «ante cualquier crisis, personal, familiar, laboral o social, cuando notéis que la fina lluvia de la ansiedad que las nubes de la incertidumbre dejan caer sobre vosotros ya os ha empapado bastante, abrid las puertas y salid a buscar la flor de la comunicación. En este libro encontraréis algunos de los rincones donde habita esa preciosa flor».
Verlo en Anagrama.

CUATRO ~ Antología «Therigatha»

Therigatha significa literalmente poemas de ancianas sabias o de mujeres que han crecido en sabiduría.  Esta antología publicada por Kairós reúne los poemas de las primeras mujeres contemporáneas del Buda que se convirtieron en seguidoras de sus enseñanzas. Es un testimonio esencial para conocer el Budismo de los orígenes según lo vivieron estas mujeres devotas y valientes que no dudaron en enfrentarse a las convenciones sociales de su época para conseguir la liberación y la iluminación.

CINCO ~ Libro «Pensar no es gratis» de Xavier Puix.

¿Qué es lo que realmente ocurre cuando pensamos? Nos parece que tener pensamientos es gratuito pero en realidad su poder generador acaba siendo quien construye buena parte de las experiencias que vivimos. Nuestras creencias son actos creativos que trasladamos a nuestro entorno y a nuestras relaciones. Y de esa interacción nace nuestra realidad. Ningún artista crea de la nada, sino a partir de creer en lo que puede convertir esa nada. Lo que antecede a la acción es la creencia y sus intenciones.

Quiero transmitir lo que ocurre entre sembrar un pensamiento y recoger un destino. Cómo se interrelacionan esos cuatro verbos básicos de nuestras vidas, las cuatro «Ces», Creer, Crear, Comunicar, Convivir. Cómo nos podemos volver adictos a nuestros propios estados emocionales y cómo todo ello influye sobre las relaciones humanas y sobre el vehículo que las une, la comunicación. Y todo con el propósito de entender algo muy sencillo: cómo trates a los demás, te tratarás a ti mismo.

En cada persona nos hallamos o nos perdemos a nosotros mismos. Pero todo empezó ahí, en la relación entre lo que pensamos, lo que sentimos, y lo que pensamos sobre lo sentido. Cómo nos podemos volver adictos a nuestros propios estados emocionales y cómo todo ello influye sobre las relaciones humanas y sobre el vehículo que las une, la comunicación.

SEIS ~ Libro «Hacia una espiritualidad laica» de Marià Corbí.

Quiero compartir con ustedes uno de mis libros de cabecera más importantes. Lo recomiendo especialmente a quienes tienen inquietudes espirituales, independientemente de si practican una religión o no. A mí me cambió la vida leer a Marià Corbí.  Y creo profundamente que lograremos cambiar al mundo si caminamos todes juntes hacia una espiritualidad laica. Mejor si puedes comprar el libro en papel, pero aquí lo tienes en digital.

Hace unos años escribí esta reseña del libro «La espiritualidad laica».

Vídeo en catalán:

SIETE ~ Libro «La vaga ambición» de Antonio Ortuño

Según Francisco Solano (Babelia, El País): La innegable amargura que recorre los cuentos de La vaga ambición se compensa, gracias al talento del mexicano Antonio Ortuño (Jalisco, 1976), por la ironía y el sarcasmo con que estas páginas asumen las calamidades del oficio de escritor. El adjetivo del título no alude a la imprecisión de un propósito, sino que lo rebaja insertándolo en el tejido social. Ahí, precisamente, donde el escritor proyecta su prestigio y su miseria. En contra de la habitual semblanza, aquí no se ofrece del escritor una estatuaria radiante, sino una épica más bien desastrosa, de quien debe ganarse la vida tecleando “cada línea con la vista puesta en anticipos, reseñas, lecturas, presentaciones, coloquios, contratos, traducciones, aplausos”. Demasiado para que la literatura no se vea afectada por el mercantilismo.

Leer la reseña de Solano 

OCHO ~ Libro «El negro artificial y otros relatos» de Flannery O´Connor

O´Connor decía que «un cuento compromete, de modo dramático, el misterio de la personalidad humana». Sus cuentos no te dejarán ni siquiera parpadear en paz. Son alucinantes. Aquí también puedes leer un ensayo suyo sobre el arte de escribir cuentos.

Vídeo en inglés:

NUEVE ~ Libro «Nadie me verá llorar» de Cristina Rivera Garza

Corre el año 1920 y Joaquín Buitrago, que por azares de su atormentada vida acaba dedicándose a fotografiar a los internos del manicomio mexicano La Castañeda, se topa de pronto, entre las mujeres a las que retrata, con Matilda Burgos. Obsesionado por la identidad de esta enferma, pues cree haberla conocido años atrás en el célebre burdel La Modernidad, trata de recabar información sobre ella. Como Joaquín descubre poco a poco, Matilda, nacida en los campos donde se cultiva la olorosa vainilla, llegó de niña a la capital para caer en manos de un pariente que la utilizó para poner en práctica una singular teoría médicosocial. La marea de recuerdos, de la que va surgiendo la turbulenta existencia de Matilda, provoca también en el fotógrafo una reflexión sobre su propia vida y sobre los motivos de su dependencia de los narcóticos. Y tal vez atisben los dos un porvenir que los redima de la derrota moral y psíquica en la que ambos se encuentran. Sea como sea, el viaje al pasado habrá valido la pena. Este vídeo es bastante cotorrero, pero está simpático:

DIEZ ~ Libro «Ancho mar de los Sargazos» de Jean Rhys.

Tras largos años de silencio y olvido —después de haber publicado, en el período que va de 1927 a 1939, cinco libros escritos «con una sensibilidad demasiado adelantada a su época»—, Jean Rhys reapareció en 1966 en la escena literaria inglesa con Ancho mar de los Sargazos, que muchos críticos consideran su obra maestra. Espléndido ejercicio de «literatura en la literatura», —pero también mucho más que eso, una novela de vastas resonancias—, cuenta la historia de Antoinette Cosway, la primera señora de Rochester (el enigmático personaje de la novela Jane Eyre de Charlotte Brontë), la esposa loca que vivió encerrada en la buhardilla de Thornfield Hall y se suicidó en el incendio que ella misma provocara. Pero Antoinette Cosway no es de ninguna manera una mera continuación del personaje esbozado por Charlotte Brontë, ni Ancho mar de los Sargazos un pastiche ingenioso de Jane Eyre. Y es así cómo la decadente heredera antillana se convierte, gracias a la impecable escritura y la imaginación de Jean Rhys, en uno de los personajes femeninos más desgarrados y fascinantes de la literatura del siglo XX.

Verlo en Anagrama.

Bonus musical. In memoriam Gata Cattana.


Películas y librosSi quieres recomendarme algún contenido por favor déjalo en los comentarios de este post. Prometo que lo revisaré y si decido incorporarlo a esta sección del blog diré que tú me lo recomendaste y añadiré un enlace a tu web o blog. Recuerda poner el enlace en tus comentarios. Si te gustó este post compártelo con tu gente en redes sociales.

Prioridades: 5 cosas que ya no quiero #sersiendo

Hoy vengo a hablarles sobre mis prioridades, las cosas que no quiero seguir haciendo a partir de mis 47 años. A menudo es más fácil saber lo que NO queremos que saber lo que SÍ queremos. Te invito a hacer tu propia lista.

prioridades

Justo unos días antes de mi cumpleaños (21 de septiembre), el escritor Francesc Miralles publicó el post titulado “5 cosas que no quiero hacer a partir de los 50 años” en su blog. Prometí en mi último post de la sección “Ojos para ver” que haría mi propia lista de las cosas que no quiero hacer de ahora en adelante. Lo prometido es deuda. Hela aquí.

1. MALGASTAR.

Malgastar dinero. Tiempo. Energía. Comida. Emociones. Productos. Palabras. Pensamientos. Explicaciones. Malgastar el aliento y la saliva en conversaciones sobre sandeces o retorcidas o mentiras o chismes de cualquier índole. No estar atenta al uso y abuso de los recursos renovables y no renovables. Usar torpemente la amistad o el amor.

Invertir un recurso valioso en cosas inútiles, malas, agrias, poco prácticas o torpes es malgastar. También es desperdiciar. Es asignar la responsabilidad sobre tu propio vivir a otras personas-excusas. Y estarás de acuerdo: la vida es demasiado efímera como para malgastarla así.

Esto del malgastar me recuerda un precepto budista sobre el habla consciente. Dice: “con comunicación veraz purifico mi habla”. No sólo se trata de no decir mentiras, sino que nos invita a utilizar palabras amables, afables, útiles y armoniosas. Cuando hablamos sin prestar atención nos producimos sufrimiento a nosotros mismos y a los demás.

Mi intención es estar más consciente de cómo invierto mi tiempo, energía y demás aspectos del vivir de forma cotidiana.

2. TRABAJAR DURANTE MIS TIEMPOS DE OCIO.

Hace muchos años que vengo cambiando mi forma de trabajar, pero aún no es suficiente. A veces en los días más ocupados se me olvida que el ocio debe ser impostergable. Si no tengo espacio, tiempo y dinero para una buena dosis de ocio mi vida se “contrae” y me pongo de mal humor. Y también pierdo el sentido que le doy a la vida. Sin ocio me desconecto de mí misma, de mis necesidades fundamentales.

Así que estoy poniendo los tiempos de ocio en mi agenda en color rojo. Es una forma de darles relevancia y no olvidarme de disfrutar de las cosas que me apasionan: cine, arte, charlas, cursos, picnics, el mar, visitas culturales guiadas por la ciudad, sexo y un sinfín de cosas más.

Cuando nos acercamos a las cosas que nos dan placer equilibramos la balanza vital. Hay miles de cosas que hacemos porque tenemos que hacerlas. Entonces viene bien dar espacio a las cosas que hacemos porque nos encanta hacerlas y nos dan placer.

Mi intención es ampliar mis fuentes de placer y servirme de ellas para regocijarme de este regalo que es estar aún viva.

3. POSTERGAR MIS PRIORIDADES.

Las prioridades van cambiando todo el tiempo. Sin embargo, no somos muy conscientes de ello. Quiero ponerme por principio la tarea de revisar mis prioridades al menos una vez al mes y ese día tomarme una mañana libre para meditar sobre ello.

Preguntarme: ¿Sigo por este camino en esta área de mi vida? ¿Cambio de camino? ¿Qué paso es el siguiente que daré y por qué? ¿Hay algo que quiera cambiar? ¿Algo nuevo que añadir?

Quizás he dejado de tener como prioridad algo y no me he dado cuenta. Pienso que esas lagunas mentales hacen más difícil que uno logre objetivos a corto plazo. Las cosas se van juntando y luego es difícil decidir e invertir la energía en las tareas centrales del objetivo que te has trazado.

Para no seguir postergando las prioridades es necesario conocerlas bien. Entonces no quiero seguir medio «ciega». Haré un esfuerzo porque ese material inconsciente que guía nuestros impulsos vitales pase a nivel consciente. Analizar dicho material, compararlo con las prioridades que ya tengo y tomar decisiones informadas y más equilibradas sobre los pasos siguientes. (La terapia psicológica viene muy bien para hacer esto. Te la recomiendo.)

Mi intención es tomar el camino del medio entre “insistir” o “dejar ir” “cosas”, sin atropellarme y sin abandonarme mientras avanzo hacia mis objetivos personales.

4. DEJAR DE VIAJAR POR AHORRAR DINERO.

Mi último viaje fue hace 7 meses más o menos, una estadía relámpago de 11 días en Ciudad de México. Siempre que me dan muchas ganas de viajar encuentro excusas generalmente vinculadas con el dinero. No quiero seguir haciéndolo más. Y seré tajante en esto.

Viajar nos permite estar en contacto con otras culturas y maneras de interpretar la realidad. Te abre la tapa de los sesos de manera radical. El racismo y todas las estupideces del nacionalismo se curan viajando. Esa es la razón por la que considero que viajar es un “alimento” de “la cesta básica” de la vida.

A veces pensamos que viajar es un lujo o una necesidad prescindible. Pero si pensamos en que viajar en un ejercicio de exponernos a la diversidad se convierte en una necesidad prioritaria, como es el respirar.

Sin curiosidad y sin cosas nuevas que aprender nos marchitamos. Viajar abre la mente y esto puede ayudar a que el mundo sea un lugar más habitable para todos los seres.

Viajar más y mejor es además un ejercicio político. Si viajamos de manera reflexiva (no como turistas atontados y enajenados) y con la intención puesta en qué podemos aprender durante el viaje que nos haga seres humanos más amables estaremos contribuyendo al bien común.

Mi intención es viajar más seguido. No seguir postergando mis viajes por no gastar dinero. Viajar es una buena inversión.

5. TENER LÍMITES CONFUSOS EN LAS RELACIONES.

A veces la gente le llama «descaro» al hecho amorosísimo de que tengamos y respetemos nuestros propios límites en las relaciones interpersonales.

Aunque hace años que vengo haciendo la revolución personal, ahora estoy por la labor de ponerme aún más consciente en el tema relaciones. Ser clara y firme en qué quiero y qué no quiero que suceda en mis relaciones con los demás.

Quiero tomarme el tiempo que necesite para responder mensajes, preguntas y demandas de los demás. Sin ningún apuro. Invertiré más energía en desarrollar una resistencia de teflón al castigo psicológico de la gente que se enoja o incomoda porque no me dejo tratar como a ellos les dé la gana.

De ahora en adelante: tolerancia cero con los comportamientos abusivos de otras personas, sean quienes sean. Los hagan consciente o inconscientemente, da igual. Haré acuerdos cada vez más sanos, equilibrados e igualitarios con los demás.

Mi intención es encontrar a las personas adecuadas con quienes construir relaciones conscientes, amorosas y sanas. Dedicar mi tiempo y energía a quienes sí quieran/puedan relacionarse conmigo de una manera respetuosa y amorosa.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Ahora te toca a ti. Déjame un comentario, por favor. Comparte tu lista de cosas que no quieres seguir haciendo con el resto de los lectores y las lectoras de mi blog. Si te gustó este post compártelo con tu gente en redes sociales. Muchas gracias.


Te invito a escuchar mi nuevo podcast:

Sexfluencers: educación sexual y empoderamiento #sersiendo

Las sexfluencers son mujeres con un poder de influencia sobre sus seguidores y que tienen la sexualidad, el erotismo y la educación sexual como temas principales. La mayoría tiene blog/web, podcast, redes sociales muy activas e imparten talleres. Hoy vengo a regalarte la lista de mis 14 sexfluencers preferidas hasta el día de hoy.

Sexfluencers
By Guan Weixing

Estamos en esta vida para disfrutarlo todo, la sexualidad es una fuente inagotable de placer y está al alcance de tu mano.

Para aprender sobre sexualidad y erotismo hay que sentirse a gusto con quien nos está enseñando. Entonces curiosea en internet y ve con quién conectas más.

Elige la persona con la que te sientas más identificade en cuanto al tono de voz, el lenguaje verbal y corporal, el lenguaje escrito, el estilo de comunicar y demás detalles que faciliten el aprendizaje.

Si comienzas a ver un vídeo y no te engancha cambia al siguiente. NEXT. Lo mismo para un texto escrito o un podcast. Siéntete libre de elegir.

Cuando necesitas un dentista no vas con la primera persona que te pase por enfrente, ¿no? Pues pasa igual con la educación sexual y con internet. Se puede perder mucho tiempo y te puedes confundir un montón si las fuentes que estás consultando no son adecuadas.

Intenta que la información sobre sexualidad que llegue a ti venga recomendada por alguien a quien valoras. Pregunta mucho. Sé curiose.

No te frustres si a las primeras de cambio no conectas con las sexfluencers que recomiendo. Sigue buscando e intentando.

Aprender más sobre sexualidad te abrirá un mundo de opciones y te comenzarás a sentir mejor contigo misme y con tu cuerpo.

La práctica hace a la maestra

Si quieres aprender has de practicar lo aprendido. No basta con ver los vídeos o escuchar los podcasts de las sexfluencers. Aunque acumules información, el aprendizaje más valioso se crea con tu propia experiencia.

Conocerte mejor y practicar te ayudará a cambiar la relación que tienes con tu cuerpo. Por lo tanto, te sentirás más cómode cuando estés con otra persona disfrutando del encuentro entre los cuerpos.

Si no conoces bien tu cuerpo y cuáles son las cosas que te generan placer no podrás guiar a otra persona durante un encuentro erótico o sexual.

La sexualidad empieza contigo dándote placer a ti misme.

14 sexfluencers que deberías seguir

  1. Maranta Rubiera de «Sexo Nómada«.
  2. Noemí Casquet.
  3. Domnina V.S. de «Kafeïna Girl«.
  4. Raquel Graña de «Íntimas conexiones«.
  5. Elia Martínez Rodarte de «Ivaginaria«.
  6. Karen Uribarri de «Sexo con K«.
  7. Cara Sutra.
  8. Marie Rebelle.
  9. Miss Taboo.
  10. Gemma Sweinch de «Jugando con Eros«.
  11. Mi Yo Salvaje.
  12. Mamá no leas.
  13. Lorena S Gimeno de «Sexualizados«.
  14. Marta Yébenes de «Va por Nosotras«.

Te ofrezco también mis contenidos relacionados con la sexualidad

En mi podcast «Ser siendo»:

En este blog:

En esta entrevista hablo con Maranta Rubiera de «Sexo Nómada» sobre «Mindfulness y Sexualidad«.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Este blog es mi apuesta para hacer de este mundo un lugar más amable y digno para todes. Llevo más de 10 años compartiendo contenidos de valor de forma totalmente gratuita. Ayúdame a ayudar. Haz tu donación ahora.

Salud mental: confesiones y soluciones #sersiendo

La salud mental en este mundo frenético y globalizado es difícil de mantener. Por eso 300 millones de personas en el mundo tienen depresión y ansiedad. Quizás tú eres une de elles. Sin embargo, ¿estás condenade a sufrir por tener un trastorno mental? Yo creo que no. Sé, por experiencia, que se puede salir y entrar de estos estados sin arruinar tu autoestima. Hoy vengo a explicarte cómo lo he hecho.

salud mental

Hay muchas cosas de la vida que están sobrevaloradas: el intelecto es una. Recuerdo cuánto sufrí hace unos años porque la ansiedad y la depresión habían reducido mis capacidades cognitivas al mega subsuelo.

No podía ni leer una línea de texto, no la entendía. Ahora me parece absurdo haber sufrido tanto por estar en esa situación.

Para estar bien contigo misme no necesitas tener un coeficiente intelectual alto ni una memoria de elefante. No importa si estás ahora en tu fase «tonte del culo» o si te despistas a menudo y no sabes qué diantres están buscando en la nevera. (Yo una vez encontré allí mis lentes. Risas.)

Resignifica tus procesos de Crecimiento Personal. En vez de mirarlos como obstáculos, míralos como búsquedas para el bien-estar.

Todo lo que estás haciendo ahora son búsquedas activas y en movimiento. A menudo buscas y encuentras. Otras veces, buscas y no encuentras. A veces ni buscas: lo cual es un modo diferente de buscar.

Avergonzarse por no tener salud mental ahora es como intentar apurar a un río que fluye. No se puede hacer al menos que irrespetes el ritmo del río e interfieras en su cauce natural.

Aunque tener ansiedad y depresión es perjudicial para la salud en general, no es algo que tenga que minar tu autoestima.

Los trastornos mentales te «secuestran»

Crean mundos ficcionados que no son reales. Sanarte es como elegir la pastilla que se tomó Neo en la película «Matrix»: verás la realidad y no la ficción que te cuentas sobre las cosas que te pasan.

La ansiedad y la depresión crean mundos irracionales y emocionalmente perturbados. Las personas vamos «alimentando» esos estados mentales torpes y reforzándolos.

Pero reales NO son. Son como películas malas y deprimentes a las que nos hemos vuelto adictes. Pocas cosas de la vida son terribles. Ese es mi mantra para la sanación. Hazlo tuyo.

Cuando estés «terribilizando» alguna situación cuestiona tu percepción y recuerda que estos trastornos mentales crean mundos ficcionados en tu cabeza.

Pregúntate: ¿cómo puede ser que todo en mi vida sea malo? ¿Es eso verdad? ¿Es algo sospechoso? ¿Qué tan cierto es? ¿Qué aspectos ventajosos tiene mi situación? ¿Cómo puedo lograr que los aspectos desventajosos se reduzcan o sean más llevaderos?

Medicar o no medicar

Creo que cuando estás muy mal (te sientes morir) viene bien medicarse y no sólo hacer terapia psicológica. Combina las cosas que te puedan ayudar. También revisa bien lo que comes, con quien hablas tus cosas, qué haces y cómo lo haces.

El empujón del fármaco y una buena terapia psicológica te pueden ayudar a darte cuenta de los mundos ficcionados que has estado creando. Y después, ya con más calmita (aunque al inicio sea una calma inducida por el fármaco), podrás ir dejando la medicación.

Necesitas el apoyo incondicional de tu psiquiatra, del terapeuta y de los médicos en general. Por supuesto de tu familia y tus amiges más cercanos. No te empeñes en recibir ayuda siempre de la misma fuente. Diversifica las fuentes de ayudas.

No pongas todos los huevos en la misma canasta

Reparte la tarea de acompañarte entre varias personas y en tareas más pequeñas. Intenta tener una red de apoyo durante el proceso entero. Puedes «desmenuzar» la lista que verás abajo (más que una lista debería ser un dibujo de un círculo con flechas que representen un proceso en constante cambio y cíclico).

Puedes crear eventos más pequeños y manejables para que no te agobies. Piensa en quién puede acompañarte en cada micro-proceso y propónselo amablemente si no te lo ha ofrecido ya.

Aprende a recibir ayuda.

Las personas que también tienen depresión y ansiedad pueden ser un apoyo invaluable para ti: hacer intercambios de ayudas, proponerse metas comunes, acompañarse mutuamente al médico, etc.

Conviene vigilar que los encuentros con las personas de tu red de apoyo no se conviertan en horas interminables de quejas. Fijen 10 o 15 minutos para quejarse intencionalmente con la negatividad más grande que puedan y siguiente paso «a otra cosa, mariposa».

Encuentra a quien esté dispueste a reírse contigo, no de ti.

Tu red de apoyo ideal es algo parecido a:

  1. Noto que algo me pasa. ¿A quién puedo llamar?
  2. Voy al médico. ¿Quién puede ir conmigo?
  3. Recibo un diagnóstico. ¿Quién puede estar conmigo para recibir la noticia?
  4. Me dan tratamiento. ¿Quién puede ayudarme a tomar bien la medicación… no olvidarme de tomarla, etc? ¿Quién puede ir por mí a la salida del terapeuta los días en que me sienta peor y no pueda/quiera regresar sole a casa?
  5. Incorporo más cosas que me hagan bien y las practico. ¿De quién puedo aprender cosas nuevas? ¿Quién podría practicarlas conmigo?
  6. Voy recuperándome poco a poco y celebro los pasos afortunados que doy. ¿Quién puede ir conmigo a celebrar mis logros?
  7. Aprendo más estrategias para mantener la tranquilidad y las practico. ¿Puedo meditar cada mañana? ¿Mis compis de piso querrían hacerlo conmigo?
  8. Alguna que otra vez… zas y trastabilleo. Un resbalón, no es una recaída. ¿A quién puedo llamar? (Asegúrate de que sea una persona amable y respetuosa.)
  9. Noto que algo me pasa (de nuevo). ¿A quién puedo llamar?
  10. Logro tranquilizarme a mí misme y no reaccionar. ¿Quién puede ir conmigo a celebrar (de nuevo) mis logros en la recuperación?

Aprender a meditar ha sido un regalo hermoso que me he dado a mí misma. Inténtalo. Sirve para invocar estados mentales y emocionales más hábiles, para practicarlos y mantenerlos.

Visualízate a ti misme en un estado de alegría y tranquilidad. Aunque al principio te parezca ridículo hacerlo, las visualizaciones son una herramienta poderosa.

Todas las cosas cambian

La salud mental es un proceso, no es una meta. Recuerda eso cuando te sientas muy mal. Ten paciencia contigo misme. Las cosas cambian todo el tiempo. La depresión y la ansiedad también.

No tener qué comer, eso sí es terrible. Quizás el pasar tanto tiempo intentando satisfacer mis necesidades más básicas aquí en Europa me ha dado una perspectiva diferente sobre mi salud mental. O tal vez sea mi práctica budista. No lo sé bien. Todo ha sumado.

Tú también puedes cambiar ahora de perspectiva. Ya lo has hecho otras veces en tu vida. No lo olvides.

Salud mental = ser + amable con «las visitas»

La ansiedad y la depresión siguen en mi vida, me visitan cada tanto. Cada vez mis ganas de deshacerme de ellas duran menos. Ya no peleo con lo que me pasa.

He aprendido que ante la adversidad (real o imaginada) he de respirar profundo y notar mis sensaciones corporales. Eso activa un estado consciente en el que soy capaz de decirme: «A ver, querida Drama Queen Interior, lo que ha pasado no es tan grave».

Relativizar los daños y los peligros me calma. En consecuencia, la ansiedad y la depresión duran menos tiempo. Y los mundos ficcionados comienzan a desvanecerse solos.

Nada es TAN TERRIBLE mientras sigas con vida

Si puedes respirar ahora tu vida está mejorando, no empeorando. Si además de poder respirar tienes comida, ropa y techo, aleluya.

Mi prioridad #1 es la tranquilidad. No ser perfecta, ni siquiera ser feliz. Mi prioridad #2 es compartir más y mejor con la gente que quiero y me nutre.

La salud mental se construye «saneando» la salud relacional: el cómo te relaciones contigo y con los demás. Trabaja también eso en tu vida con la ayuda del terapeuta. Otra opción es asistir a talleres para aprender a amar de una forma más sana.

Aunque ahora no tengas mucha motivación, no te olvides de disfrutar tu vida. Intenta cultivar más fuentes de placer. Mis favoritas son leer, escribir y ver cine.

Hacer un voluntariado es un placer. Hace que te obsesiones menos con «tus problemas». A mí me da paz compartir lo que he aprendido con otras personas.

La «imperfección perfecta» de la salud mental

Estoy muy lejos de ser una persona perfecta. Pero eso ya no me preocupa. Cada vez me parece más absurdo e inútil sufrir porque cometo errores o por no ser ahora como me gustaría ser.

No hay que sufrir por ser un ser humano. Los humanos vamos haciendo lo que podemos con lo que conocemos y ya está.

Entonces intento ocuparme más de aprender a estar en paz con mis acciones (pensamientos, emociones, comportamientos y sensaciones), de aprender más herramientas de Crecimiento Personal y ser lo más fiel que pueda a mi ética personal: no dañarme a mí misma y no dañar a los demás seres.

Primero yo misma y luego los demás.

Para lograrlo no hace falta ser intelectual, ni con muchos conocimientos, ni bella, ni rica, ni flaca, ni liberarse de la celulitis, ni nada de eso. Ni siquiera hace falta ser «saludable» en términos médicos ni psicológicos.

Basta con tener una ética personal que te reconforte. Basta con ser profundamente amable contigo en tu proceso de aprendizaje. Renuncia a la auto-tortura en todas sus formas. Rodéate de gente a quien amar y que te ame tal y como eres ahora. Eso es todo lo que necesitas.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Retroalimentación

Este tipo de comentarios de Facebook me ayudan a seguir compartiendo mis experiencias. Gracias. ¡Si te ha ayudado este post, compártelo! Cuéntame en los comentarios, cuéntanos, si la depresión y la ansiedad te han visitado o han visitado a alguno de tus seres queridos.


Este blog es mi apuesta para hacer de este mundo un lugar más amable y digno para todes. Llevo más de 10 años compartiendo contenidos de valor de forma totalmente gratuita. Ayúdame a ayudar. ¡Haz tu donación ahora!

Día de la Tierra #sersiendo

Hoy 22 de abril es el Día de la Tierra. Te propongo algunas acciones con las que puedes colaborar todos los días de tu vida para reducir el Cambio Climático (Calentamiento Global) y la pérdida de la Biodiversidad en nuestro planeta. En unos pocos años si no hacemos un cambio radical se extinguirán millones de especies y con ellas nosotros. Es urgente que cambiemos y que lo hagamos ya.

Día de la Tierra
By Frédéric Tacer

Lynn Margulis, profesora de la Universidad de Massachusetts, EE.UU., escribió esto con lo que estoy totalmente de acuerdo:

«A menudo nos olvidamos de hasta qué punto la vida en la Tierra es interdependiente. Sin la vida microbiana nos hundiríamos en las heces y nos ahogaríamos en el dióxido de carbono que exhalamos. Es imposible juzgar la historia de la evolución de manera equilibrada si sólo la concebimos como una fase de preparación para la vida más compleja de los seres humanos. La mayor parte de la historia de la vida es microbiana. La naturaleza antigua, vasta y fundamental de nuestra interdependencia con otras formas de vida debería dotarnos de cierta humildad y sentar las bases para que podamos afrontar el futuro sin falsas ilusiones. A pesar de nuestras quejas continuas, somos tanto explotadores como víctimas, y somos consumidos igual que nosotros consumimos a otros seres. La moraleja de la historia de la evolución es que sólo a través de la conservación de las especies, de la interacción o de la creación de redes, y no a través de la subyugación, podremos evitar un fin prematuro de nuestra especie.«

26 formas de cuidar nuestro hogar

  1. No compres botellas plásticas de agua u otras bebidas.
  2. Compra un recipiente permanente y llévalo contigo.
  3. Rechaza las bolsas plásticas y lleva tu bolsa de tela al supermercado.
  4. Dile no a las pajillas, popotes, pitillos.
  5. No compres nunca cubiertos ni platos desechables.
  6. Recicla y separa la basura.
  7. Limpia tu casa con vinagre blanco, limón y bicarbonato de sodio.
  8. Compra productos cosméticos veganos.
  9. Revisa las etiquetas de los productos y no compres nada con Aceite de Palma.
  10. Compra frutas y verduras de temporada y que sean de proximidad (producidos cerca de la ciudad donde vives).
  11. Usa una copa menstrual, dile no a las toallas sanitarias y a los tampones.
  12. No compres nada que tenga cuero o pieles de animales.
  13. Cuando vayas a un lugar natural y al aire libre lleva una bolsa y recoje toda la basura al irte.
  14. No compres ropa nueva: hazte cliente de las tiendas de ropa de segunda mano y haz mercadillos de intercambio de ropa entre amiges.
  15. Cambia las bombillas de tu casa por unas ahorradoras.
  16. Cierra el grifo de agua mientras te cepillas los dientes o te enjabonas o lavas el pelo en la ducha. No desperdicies el agua.
  17. Si te vas a afeitar utiliza un envase y llénalo de agua y enjuaga la afeitadora allí. No dejes el agua del grifo abierta y corriendo durante todo el proceso de afeitarte.
  18. Aprende a cocinar bien y a utilizar todas las partes de las frutas y verduras intentando botar a la basura lo menos posible. Ej. Ralla el tronco del brócoli y hazte un risotto.
  19. No comas carne ni productos de origen animal o al menos cómelos con la menor frecuencia que puedas.
  20. Compra huevos que tenga el sello empezando por el número 0 o 1, que son de gallinas que no son criadas en jaulas.
  21. Aficiónate y aficiona a tus hijes en el conocimiento de los animales, no se puede amar lo que no se conoce. Mientras más sepas sobre los animales, su comportamiento, su diversidad, su importancia en el Planeta Tierra menos ganas te darán de comértelos.
  22. Participa en eventos relacionados con el cuidado de Medio Ambiente y hazlo con tus hijes.
  23. Intenta ser amable con los otros seres humanos, a veces se nos olvida que también somos animales y que somos parte de la Naturaleza. Si nos maltratamos entre nosotros… es obvio que nos importará un pepino el resto de los animales y el Medio Ambiente.
  24. Cuida de ti misme con amor, que el amor hacia la vida comienza con el amor que sientas tú hacia tu propia vida.
  25. Lee sobre feminismo y entérate lo que pasa en el mundo con las mujeres y las niñas porque el Planeta Tierra es la Gran Madre de todes y el maltrato que le hacemos a ella está relacionado con el maltrato y el desprecio hacia todo lo que es femenino, feminidad y el mundo de las mujeres. Mira vídeos sobre eco-feminismo en YouTube.
  26. No compres mascotas en las tiendas de mascotas: adóptalas, hay miles de animalitos que necesitan un hogar y una familia.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Otro vídeo que te recomiendo:
Diálogo entre Naomi Klein y Yayo Herrero en la presentación de «Esto lo Cambia Todo»

Somos naturaleza y pensar la vida al margen de la biosfera es simplemente un construcción cultural errónea e ilusa. ~ Yayo Herrero

Descubriendo tu sexualidad #sersiendo

Hace unos meses que estoy experimentando con mis maneras de vivir la sexualidad. Tengo la convicción de que la sexualidad es una de las formas en que el cuerpo y la mente se curan a sí mismos. Hoy vengo a hablarte de mis descubrimientos sexuales y eróticos, que espero te inciten a experimentar más con tu sexualidad.

Leyendo y releyendo mi libro de cabecera “Mujeres que corren con los lobos” descubrí hace un tiempo a la diosa Baubo de la mitología griega.

Me encanta Baubo porque representa la transgresión a todas las normas morales relacionadas con la sexualidad que nos han sido impuestas a todes, especialmente a las mujeres.

También Baubo está conectada con la capacidad de reírnos, con la risa, la carcajada. Con la liberación de la tensión emocional.

Cada vez que nos reímos pícaramente CON nosotres mismes y no DE nosotres (que es diferente) Baubo está guiando nuestros comportamientos.

En la mitología griega se dice que cuando Deméter estaba desesperada y triste buscando a su hija Perséfone, Baubo la ayudó haciendo gestos extraños e indecentes que le causaron la risa.

Yo soy una amante empedernida de la indecencia

La Reina de las “malas” costumbres. Gracias por reírte. ¡Ser así me ha salvado de la muerte y no exagero!

Creo que la mayor parte de las personas que están deprimidas o ansiosas lo que tienen (o tenemos) es una represión moral y sexual abrumadora.

Reprimimos especialmente los asuntos relacionados con la sexualidad y la expresión natural de nuestra naturaleza erótica y juguetona.

Bajo mi punto de vista, todes estamos malfollades. Y esto debería considerarse un problema grave de salud pública. Una lacra social.

¿Por qué no te ríes?

La sexualidad nos fue dada por alguna razón, no sólo para procrear.

Los seres humanos somos de todos los animales quienes tenemos un cuerpo más adaptado para el placer y el auto-placer en términos evolutivos.

¿Por qué no deberíamos aprovechar nuestro cuerpo y disfrutarlo? Para algo hemos nacido así con un cuerpo diseñado para el placer y el gozo.

Cuando estaba de estudiante en la Escuela de Antropología sentía una fascinación por los Bonobos. Son una especie de chimpancé, con quienes estamos emparentades genéticamente de una manera que te parecería asombrosa y que tienen diferentes posturas para realizar el coito.

La mayoría de los mamíferos no se miran de frente ni a los ojos cuando se aparean. Los Bonobos sí. Además de ser expertos en el Kama Sutra (risas), también son los chimpancés más pacíficos. ¡Por algo será!

sexualidad
La diosa Baubo de la mitología griega

Follar es rico

La sexualidad, cuando se vive sin culpa, nos vuelve “mejores” personas. No me gusta esta expresión, pero queda bien aquí para aclarar la idea.

Follar placenteramente, con consentimiento y con la intención de cuidarnos les unes a les otres y darnos placer (sexualidad consciente y ética) nos ayuda a conectar no sólo con nuestro cuerpo, sino con los cuerpos de las demás personas de una forma íntima y humanizadora que no es posible con otros métodos y prácticas.

También nos hace seres vivos más tranquilos, menos violentos. La sexualidad consciente funciona como una válvula de escape para las tensiones individuales y sociales. Como les pasa a los Bonobos.

Para comenzar a experimentar con la sexualidad propia conviene adentrarse en el mundo del auto-placer y el auto-erotismo. Es decir, volvernos unes maestres de la masturbación y otras prácticas de auto-placer.

Durante siglos hemos sido sometides a una serie de mensajes de control social que han “demonizado” la masturbación y las demás prácticas y comportamientos relacionados con el sexo y el erotismo.

Ya es hora de «desmontar» ese sistema de tortura legal, aceptado socialmente y maquiavélico con el que unas personas dañan a las otras. Y con el que, además, hemos aprendido a dañarnos nosotres a nosotres mismes. ¡Una locura colectiva!

La masturbación no es un práctica demoníaca

Las monjas de colegio donde estudié nos decían que las “niñas buenas” no hacían esa clase de cosas y que te podían «salir pelos en las manos». Como si la masturbación nos regresara a nuestra naturaleza animal perdida. ¿Hemos perdido la naturaleza animal? Yo creo que no.

Somos animales racionales y emocionales complejos. Pero seguimos siendo animales. Nuestro cuerpo y nuestra mente han evolucionado de una manera tal y tan perfecta que nos permiten conectar con el placer de muchas formas. Pero socialmente entregarnos al placer o al auto-placer está mal visto y eso ha sido nuestra cárcel y nuestra «condena».

Quiero trasmitir que la revolución personal y social (el cambio hacia un mundo más sano y armonioso) se hace transgrediendo las ideas obsoletas que hemos aprendido y sustituyéndolas por unas nuevas.

Para poder liberarse de las “cadenas” que nos oprimen tenemos que movernos de lugar, tenemos que aprender cosas nuevas. ¿Por qué no comenzar por conocer mejor nuestros cuerpos y sus capacidades para el auto-placer?

Sexualidad: cuerpo, mente y corazón

Profundizar en el conocimiento de nuestra sexualidad es un ejercicio político. Nos posiciona en el mundo y ante el mundo de una manera diferente.

Siempre he pensando que no existe auto-gobierno si no somos capaces de agarrar un espejo y vernos nuestros propios anos o vulvas o órganos sexuales.

Y cuando hablo de auto-gobierno hablo de nuestra capacidad para convertirnos en ciudadanes actives y involucrades con lo que sucede en el mundo. ¡Imagínate qué importante es esto!

También me he dado a la tarea de reflexionar sobre el poder curativo de una sexualidad sin culpas, consciente y placentera. Ya decía Freud o Lacan, no recuerdo, que «el cuerpo es el escenario de la mente».

Yo agrego que la mente también es el escenario del cuerpo. Están conectados. Tenemos la capacidad de “entrar” a la mente a través del contacto amoroso con nuestros cuerpos.

No todo es hablar, intelectualizar, racionalizar. El cuerpo es muy elocuente y tiene muchos lenguajes. Puedes bailar, tocarte, hacerte masajes, tocar a otros, follar, masturbarte…

Si las relaciones sexuales y los encuentros eróticos se hacen con consciencia, cuidados y  consentimiento de las personas involucradas (obvio) pueden ser una GRAN medicina. No sólo para los “males” del cuerpo, sino también para los de la mente y del corazón. No me creas, pruébalo y verás.

Empieza por masturbarte, por tocarte

Un día me di cuenta que sólo me tocaba el cuerpo para echarme crema y me pareció auto-limitante. También estuve 4 años célibe por decisión propia. Por eso puedo escribir este post sin tapujos de ningún tipo. Conozco lo que es estar fogosamente conectada con tu cuerpo y también fríamente desconectada de tu cuerpo.

Si vivimos sólo en la mente y en sus proyecciones, nos desconectamos del cuerpo. Y esa desconexión nos enferma de múltiples maneras.

Si exploras tu sexualidad con otras personas toma las medidas pertinentes para protegerte de las enfermedades de transmisión sexual y de los embarazos no deseados, pero no dejes de explorar… explora. Explórate. Explora el cuerpo de los demás con su consentimiento.

Explora tu sexualidad con consciencia, ética e intencionalidad. Hazlo como un acto de reconocimiento y legitimación hacia las capacidades con las que has nacido. Explora tu sexualidad como un acto de amor propio, de amabilidad hacia ti misme. ¡Te lo mereces!

Todo mecanismo de opresión y de control social e individual que te aleje de tu cuerpo o lo convierta en un “terreno de batalla” invariablemente se convertirá en una enfermedad física o mental o del tipo que sea.

Estoy francamente convencida de que aprender a tener una sexualidad consciente y sanadora es el mejor regalo que una persona puede hacerse a sí misma y a las personas que ama y a la humanidad.

¡Hala, a comprar vibradores! No lo dejes para mañana. Comienza ya. Descarga el libro «Coño potents» de Diana J. Torres

Esto también es contigo y sobre ti

Y si eres hombre heterosexual, no creas que este post no habla sobre tu sexualidad también. ¿Sabías que los hombres pueden ser multiorgásmicos? ¿Sabías que tu ano es una zona de placer y que también puedes auto-explorarte la próstata y permitir que las mujeres lo hagan? ¿Conoces bien tu cuerpo y sus capacidades para el auto-placer y para dar placer a otras personas? ¿Has reflexionado sobre la creencia de que el placer está relacionado sólo con tus genitales? ¿Has leído información sobre el consentimiento en las relaciones sexuales? ¿Has leído el libro «Los dioses de cada hombre» de Jean Shinoda o «Hombres con corazón» de Fina Sanz?

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Un mundo en el que pueda llevar lo que quiera, decir lo que quiera y expresar un deseo sin temer por mi seguridad física o reputación, será el mundo en el que el deseo y la sexualidad femenina tendrán su máxima expresión. Ese mundo que queremos construir es lo opuesto al puritanismo. ~ Natalie Portman

Transiciones: agua, fuego, aire y tierra #sersiendo

Esta semana he dejado un hogar para irme a otro. Así que he venido a hablarte sobre las transiciones y sus particulares formas de volverse humanas.

transiciones

Anoche pensaba en las transiciones. Acción y efecto de pasar de un modo de ser o estar a otro distinto. A menudo hablamos de las transiciones como algo que se produce en un momento dado y puntual y luego cesa.

Me viene a la cabeza ahora el agua del mar. Tan versátil y libre. Con sus cambios de humor. Con olas que, en plena zona de resaca, se rompen las unas a la otras sin culpa.

O el fuego con su chispoteo loco y vibrante. Con su volverse brasa a la que si se le arrima algo inflamable se enciende de nuevo.

O el aire que va y viene sin pedir permiso, que enfría y calienta, que se inmiscuye en nuestros suspiros, toses, estornudos y otros aires corporales, que al salir de improviso o a propósito, hacen reír a la gente de sangre liviana.

O la tierra, temblorosa, movediza, desértica y quebrada. Húmeda como mis entrañas cuando las libera el deseo.

Y resulta, entonces, que si algo soy es una transición viva que camina, habla y se mueve. Cómoda en el cambio.

Soy movimiento como las experiencias de la vida en transitivo: que suceden y se transfieren de uno a otro. Gracias a quienes transicionan conmigo por estos lares temporales.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


Barcelona Mindfulness para Mujeres Meetup: Inicia lunes 5 de marzo de 19 a 20 horas en Mailuna (C/Valldonzella 48), cerca de Plaza Cataluña. Una clase de meditación y mindfulness por semana, cada lunes (menos festivos). Bonos de 4 clases con caducidad de dos meses. Apúntate a aprender y practicar estas poderosas herramientas de autogestión de la salud, de la ansiedad y del estrés. La última clase será el 30 de julio.


"Ser una persona perfecta es haber cambiado muchas veces." John H. Newman

Feliz Año 2018 y las repeticiones #sersiendo

Feliz Año 2018. Los últimos días de todo siempre son muy significativos. Dicen que lo que hacemos el último día del año abre la puerta a que esas vivencias se repitan durante el año siguiente. No sé si sea cierto o no, pero hoy vengo a hablarte sin un objetivo claro sobre el fenómeno de las repeticiones en mi vida y los aprendizajes que éstas han facilitado.

Música para leer este post

Feliz Año 2018
By Jean Shin

A Luca

Estaba viendo un capítulo de “Bones” esta mañana. Echada en el sofá, acobijada por Frida (la gata del bigote regio) y sin prisas. Amo a la Dra.Temperance Brennan, la prota de esta serie. Si alguna vez se repite lo de ser forense en mi vida quiero ser como ella.

En este episodio Temperance le decía a una de sus colegas que “ninguna experiencia es única”. Lleva razón. En el Universo todo se repite en un movimiento certero y eterno de Nacimiento y Muerte, Creación y Destrucción, Expansión y Contracción. Cada vez hay cosas emergentes y un fundamento que se repite.

Cuando pienso en estos movimientos de Vida y Muerte siempre regresan a mí las imágenes de las personas que se han ido ya de este plano material y físico. Amigos. Gente desconocida. ¿Enemigos? Familiares. ¿Qué habrán hecho estas personas en sus últimos días? ¿Qué habrán pensado sobre la vida que tuvieron antes de despedirse de sus cuerpos?

Tengo tiempo para pensar en una buena despedida.

Las muertes

Escribir sobre la muerte en los últimos días de un año también es algo que se repite en mi vida.

A mí de verdad no me da miedo la muerte. Me da miedo vivir una vida sin sentido. A veces pienso en eso antes de dormir -a pesar de que mi madre dice que es algo deprimente. Pienso en ¿qué día he tenido hoy?

Me pregunto ¿si me muriera este noche me moriría en paz?

Justo las noches son algo que se repite. Pienso sobre mis noches lo mismo que piensa el mar sobre sus olas. ¿Qué sería de mí sin las obstinadas noches que les da por morir y nacer de nuevo?

Este escrito está saliendo un poco caótico, ya lo sé. Quizás haya un orden debajo del caos como dicen los físicos. Debajo de mi caos está ese lugar profundo del mar de donde surgen sus olas. Me gusta.

Hoy comienzo a buscar casa nueva. Esto es también algo que se repite en mi vida.

Tengo necesidad de más caos creativo.

Las casas y los hogares

Hace unos días con un amigo contábamos las 14 casas que he tenido en los últimos 5 años. 14 veces me he despedido de espacios físicos y de personas que me acompañaron por un tiempo y que ahora forman parte de mi vida presente o de mis recuerdos. Cada lugar en el que he vivido me ha dejado un aprendizaje diferente.

¿Qué he aprendido o qué estoy aprendiendo aquí y ahora?: esa es quizás una buena pregunta que hacerse cuando la Vida (esos movimientos de Nacimiento y Muerte sobre los que no tenemos control) y tus propias decisiones (tu vida) te envían hacia la repetición constante. Queriendo o no repetir(te). Feliz Año 2018.

En estas 14 casas he aprendido el sutil arte de la rendición ante las aventuras que la Vida me regala. Recuerdo en este instante la primera casa que tuve en Barcelona era un verdadero desastre. Por más que me esmeraba en limpiar mi caos y el de 3 personas viviendo en un lugar mínimo se generaba basura, desorden y cosas tiradas por todos lados.

Seguro que si hubiéramos sido otras 4 personas las cosas hubieran sido diferentes. Pero allí estábamos. ¿Por qué estaba yo allí con esas 3 personas? Nadie lo sabe. Yo me quedé con la rendición, que no es poca cosa.

Así en cada casa he aprendido cosas nuevas. También he aprendido a renunciar a muchas cosas materiales. Ahora todo lo que tengo cabe en una maleta y eso me va muy bien.

En vez de sentirme pobre materialmente me siento más rica espiritualmente. Eso lo aprendí porque he tenido 14 casas en 5 años y ahora voy para la número 15. Gracias, Barcelona. Nadir, Feliz Año 2018.

Tengo espacio en mi vida para nuevas riquezas.

Los países

También se repiten en mi vida las (in)migraciones. Sin embargo, la Ciudad de México y Barcelona poco tienen que ver entre sí. O tal vez sí, quizás son hábitats similares en algunas cosas que tienen que ver conmigo. Yo me encuentro a gusto tanto en una como en otra ciudad.

He encontrado gente maravillosa en mi camino que me han abierto la posibilidad de pertenecer a sus familias y a sus seres queridos. Como ves, estas repeticiones molan mucho. ¡Que si así llueve, que no escampe! ¿Qué hubiera sido de mí sin las migraciones que he hecho?

Tengo los brazos abiertos.

Los hombres

En mi vida se repite además la presencia de los hombres. Me gustan aventureros, un poco locos y con espíritu curioso. Encarnaciones del Dios Hermes y por fortuna incorregibles. Algunos de ellos aventurean aún con la mente, otros con el cuerpo y otros con mente, cuerpo y corazón. A todos les atraen las mujeres frikis como yo. ¡Es bueno que ellos se repitan en su buen gusto! [Risas.]

Siempre digo que detrás de todas las cosas maravillosas que he hecho en mi vida hay un hombre. ¡Y no es mentira! Hombres que me acompañaron y cuidaron con amor. Gracias. Feliz Año 2018.

Los hombres son de esas repeticiones que me han hecho aprender un montón. No nos relacionamos íntimamente con cualquiera, elegimos con quien lo hacemos según nuestras necesidades, que a su vez están delineadas por nuestras experiencias del pasado. A menudo son necesidades o muy patológicas o megatrascendentales. ¡Hay de tó!

Tengo un pasado y me gusta.

Los estados mentales y emocionales

Incluso cuando mis patrones mentales y emocionales torpes me han llevado al desfiladero (algunos hombres muy tóxicos) he aprendido muchas lecciones. Sin esas oportunidades para hacer conscientes mis patrones inconscientes: ¡yo no estaría aquí escribiendo esto! Tampoco hubiera podido vivir relaciones armoniosas con otros hombres como lo he hecho.

Así que les doy gracias a todos los hombres de mi vida por ello, sin excepciones. Me gusta la persona que estoy siendo ahora mismo y eso también se lo debo a su compañía grata o ingrata, ¡da igual!

Este año 2018 me esperan muchas más aventuras y también par de hombres nuevos, a quienes voy cogiéndoles mucho cariño. El año 2017 ha sido especial para mí.

Algo ha pasado conmigo este año no sé bien cómo (supongo se lo debo a la meditación y al budismo) y ahora soy más consciente que nunca de que voy sembrando “semillas” por doquier.  De la calidad de esas semillas y de las condiciones del terreno (interior) dependerán las cosechas y los alimentos que me nutran en un futuro: Feliz Año 2018.

Tengo la mente abierta y una visión clara.

Los aprendizajes

Una cosa que se repite en mi vida son los aprendizajes. Quizás sólo estamos en esta tierra, en este segundo y en este cuerpo, mente y corazón para aprender, para vivir, para prepararnos mejor para morir. No quiero irme a donde sea que se vayan los muertos con un sentimiento de pérdida y fracaso atroces.

Que un ciclo llegue a su fin no quiere decir que pierdes nada. Sólo se está haciendo espacio para lo nuevo.

Así me siento ahora: en la playa de mi vida viendo irse, como olas, a los 17 hombres, 2 migraciones, 5 cambios de profesión, 22 casas, un hijo que se hace mayor, amigos muertos y a las partes de mí misma que iban hacia un lugar al que nunca llegaron. Feliz Año 2018.

Tengo miles de maestras y maestros.

Feliz Año 2018

Adiós a todo, hasta la próxima repetición, hasta la próxima realidad emergente. Hola, 2018. ¿Sabes qué?

Tengo el lienzo en blanco y un chingo madral de botes de pintura.

¡Estoy lista!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter



"La felicidad es el esfuerzo consciente por desdramatizar los problemas."  
~ Silvia Adela Cohan

Ser responsable de mis actos #sersiendo

Ser responsable de mis actos. Que seas de los tuyos. ¡Qué difícil tarea! Las acciones lo son todo en esta vida, incluyen: pensamientos, emociones, sentimientos, comportamientos, sensaciones físicas, etc. Podemos tener buenas intenciones, palabras bonitas, pero si no somos capaces de observar las acciones que llevamos a cabo el día a día el sufrimiento humano nunca cesará y el nuestro tampoco. Hoy vengo a hablarte de las acciones torpes y hábiles, tomando como ejemplo las mías.

ser responsable de mis actos

Hoy he despertado temprano para realizar una ceremonia budista llamada “la puya de las 7 etapas”. Este ceremonia tiene dos partes muy hermosas y emotivas que se llaman: Reconocimiento de las Faltas y Alegría de los Méritos.

En medio de la ceremonia he comenzado a llorar inconsolablemente. El corazón me ha dado saltos dentro del pecho. Estos se alternaban con un sentimiento de opresión o lo que yo llamo “apachurramiento de corazón». Este sentimiento es la “vergüenza” interna que surge cuando logras ver con claridad tus faltas: la torpeza de tus acciones.

En el budismo decimos que es como si una persona sabia e iluminada estuviera viéndonos todo el tiempo. Observara cómo actuamos, vivimos, sentimos, pensamos, hablamos. Al reconocer tus faltas, pensando en la mirada de esa persona sabia, sientes vergüenza y, al mismo tiempo un agradecimiento profundo.

¿Por qué agradecimiento? Porque has podido reconocer y ver con nitidez cómo te has quedado atrapada en tus condicionamientos del pasado. En la historia de siempre. Ves tus miedos y a tu ego no observado ni entrenado haciendo de las suyas. Este tipo de vergüenza trae consigo una sensación de alivio agradecido indescriptible y muy bonita.

Mi amiga la vergüenza

En estos momentos de vergüenza (interior y consciente) te es muy evidente que la disfunción de la mente (humana) no entrenada te ha controlado una vez más. Recuerda: no es tu mente es la mente de todos los seres humanos no entrenada la que tiene este funcionamiento disfuncional.

De la vergüenza surge una compasión amable hacia tu propio proceso de dejar la esclavitud que representan los patrones mentales y emocionales torpes. Quieres volverte más responsable, consciente y menos ignorante en términos espirituales.

La vergüenza de la que hablo nada tiene que ver con la culpa o la vergüenza occidental. Esta vergüenza interior es un proceso de reconocimiento de las faltas y de alegría de los méritos, como bien dice el texto de la puya.

Es un proceso activo y amoroso, compasivo. No una resignación ni un “látigo” psicológico con el cual hacerse más daño. No hace falta añadir más sufrimiento. ¿Para qué?

Reciban mis disculpas

En los últimos meses me he sentido varias veces ofendida, rechazada, enojada, resentida y triste con diferentes personas y grupos de personas.

He discutido con personas que, teniendo las mismas necesidades internas que yo (entender, dejar de sufrir), han simplemente compartido algo de su forma de vivir conmigo y con otras personas.

Yo he reprobado sus comportamientos, sus creencias y sus acciones desde estados de mi mente y de mi corazón profundamente torpes.

He sido necia. Me he creído superior y con la verdad agarrada en el puño de mi mano. He sucumbido a mis estados mentales y emocionales torpes, a la inercia, sin siquiera observar-me. Mis acciones torpes han lastimado a otras personas y a mí misma. Lo lamento.

Hacer una confesión pública como esta es inquientante, incómoda y agria. Y a la vez me siento mejor haciéndolo. Haber llegado a notar que me he equivocado, que he lastimado a otros y a mí misma, es una experiencia dolorosa y agradable. Es una experiencia sanadora.

¿Cómo ser responsable de mis actos?

Tal vez una de los compromisos más importantes que he hecho desde que soy budista es el no hacer daño voluntariamente, ni a mí misma ni a los demás.

La inconsciencia y la falta de atención plena sobre mis emociones, pensamientos y sensaciones no puede ser una excusa en la que sentirme cómoda y segura. No es un «lugar» en el que quiero estar ni permanecer. Ese es el lugar de la depresión y de la ansiedad.

Hay que auto-observarse y ser honesta, aunque a veces sea sumamente desagradable. Hace bien reconocer que has sido presa de la inconsciencia. En eso estoy, en eso estamos.

A mí me sirve mucho pensar que esa parte de mí que es consciente y iluminada (El Buda Interior podríamos llamarle, jejeje) me observa activa y amorosamente. ¿Qué piensa esa parte de mí sobre lo que estoy haciendo ahora?

Mindfulness

Lo más hábil sería poder notar mis acciones en el mismo momento en que las hago. Pero por ahora la mayor parte de las veces soy capaz de reflexionar sobre mis acciones luego de que ya las he hecho.

El Buda decía que una mente iluminada ya no tiene la necesidad de esos discursos interiores entre sus diferentes partes, aspectos o rasgos. La mente iluminada es una mente integrada, no fragmentada. Eso es algo que me produce mucha intriga, curiosidad y profunda admiración.

El camino espiritual tiene más que ver con un compromiso fuerte y sostenido de no hacer daño. No son tan fundamentales los resultados ideales ni las metas. Ser responsable de mis actos es un proceso vivo y continuo. Ser siendo.

Acciones torpes

A veces las cosas no funcionan como una quisiera durante la práctica, eso también es parte del entrenamiento de la mente, del corazón y del cuerpo. Pero ¿qué son las acciones torpes?

Las acciones torpes son aquellas que se producen o surgen desde patrones mentales y emocionales torpes como el odio, la ira, la necedad mental, el deseo de tener siempre la razón, la «sordera» selectiva, la vanidad, la prepotencia, la indiferencia, el autoengaño, etc.

Son el producto de momentos en los que hay falta de “mindfulness” y de aceptación compasiva. Durante las acciones torpes estamos cediendo nuestra responsabilidad a los viejos patrones automáticos, que nos gobiernan. Y así nos atropellamos a nosotras mismas y a los demás.

Las acciones torpes dejan un mal sabor de boca incluso cuando tienes la sensación interna de haber librado una batalla y haber ganado. Las acciones hábiles, en cambio, dejan una sensación de paz y tranquilidad interna, sientes «estoy siendo responsable de mis actos».

Cuando una acción es hábil surge un reconocimiento lúcido y consciente en el que «escuchas» esto dentro de ti: “podría morir ahora mismo y todo estaría ok” conmigo y con los demás.

La práctica espiritual tiene que ver con aprender la diferencia entre acciones hábiles y torpes y comenzar a cultivar las hábiles de forma intencionada. Es una práctica y por lo tanto «aprendemos haciendo» («Learning by doing»), por eso a veces “se nos va la pinza”.

A menudo nos equivocamos y lastimamos a los demás. Lastimar a los demás es como el rebote de una pelota que has lanzado, el sufrimiento sólo se expande y abarca cada vez a más gente. Estar lastimando a los demás es lastimarte a ti misma simultáneamente.

Acciones hábiles

Las acciones hábiles surgen de un lugar de paz interior, en donde no hay lucha, ni sensación de superioridad, ni siquiera una sensación de haber visto o sabido algo concreto.

Las acciones hábiles son el producto de estados mentales y emocionales hábiles como la empatía, la compasión, el alegrarte de los logros ajenos, la amabilidad, la generosidad, ver/valorar a los seres humanos en su diferencia, en su particularidad, el respeto, la curiosidad, la claridad mental.

Simplemente te sientes en equilibrio y tranquila. Es un estado de receptividad sin prejuicios, en el que te rindes y dejas de luchar. Dejas de aferrarte a la creencia de que el mundo o los demás están en tu contra y que tienes que defenderte.

Me ha dado mucho gusto poder observar, aunque sea en retrospectiva, mis acciones torpes.

Valgan estas letras para disculparme con todas las personas que he atropellado por mis estados no observados de inconsciencia durante los últimos meses. Intento con mucho compromiso ser reponsable de mis actos, aunque a veces no lo logro. Lo lamento mucho. Discúlpame.

También quiero auto-pedirme disculpas y abrazarme. Nadir, lo siento mucho.

El reconocimiento de las faltas ha de estar seguido por la alegría de los méritos, como en el texto de la ceremonia budista. ¿Por qué?

Porque el reconocimiento de las faltas estaría cojo si no somos capaces de alegrarnos de que hemos sido capaces de observar atentamente nuestras faltas y de tratarnos con amabilidad a nosotras mismas y a los demás, una vez pasada “la tormenta”.

Alegría de los méritos

Me alegra profundamente
el bien hecho por todos los seres
gracias al cual logran reposo
liberándose así del sufrimiento.
Que aquellos que hayan sufrido sean felices.
Me alegra que se liberen los seres
de los sufrimientos de la existencia cíclica.
Me alegra la naturaleza del Buda
y del Bodhisatva,
protectores del Universo.
Me alegra que surja
la voluntad de alcanzar la iluminación.
Me alegra que exista la enseñanza
esos océanos que llevan la felicidad
a todos los seres
y que son la morada del bienestar de todos ellos.

Aprender a diferenciar las acciones hábiles de las torpes, aprender a reconocer mis faltas, a pedir disculpas, a expresar mis necesidades y sentimientos sin culpar a nadie más, quizás sea una tarea para toda la vida. Ser responsable de mis actos. Yo puedo decir que al día de hoy que es la tarea-regalo más significativa que me ha dado la práctica del Budismo.

De mis acciones hábiles de este segundo nacen las acciones hábiles del siguiente segundo. De mis acciones torpes de este segundo nacen las acciones torpes del siguiente segundo. Así de importante es prestar atención plena a lo que hacemos y sobre todo al cómo lo hacemos.

Si te ha gustado este post, por favor, compártelo en tus redes sociales. Cuéntame cómo te relacionas tú con tus faltas, tus errores, tus acciones torpes. ¿Qué significa para ti esto de «ser responsable de mis actos»? Dialoguemos. Déjame un comentario.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Ansiedad y Coaching #sersiendo

ansiedad

Hoy vengo a hablarte del coaching, una herramienta muy útil para el desarrollo personal.

Cuando tenemos dolor de muelas vamos a un dentista. En cambio, cuando nos sentimos incapaces de lograr nuestros objetivos personales por las razones que sean nos cuesta mucho pedir ayuda.

Esa actitud produce mucho sufrimiento innecesario.

Quizás sepas, porque lo digo a menudo, que la ansiedad ha sido mi compañera de viaje durante más de una década.

Una de las cosas más difíciles de hacer cuando tienes ansiedad es trazarte metas y cumplirlas. Pasa igual con el estrés, los ataques de pánico y el famoso trastorno de déficit de atención.

También es cierto que independientemente de tu estado de salud, la vida nos presenta desafíos fuertes a todas las personas y a veces no sabemos bien cómo enfrentarlos.

Aprender estrategias y herramientas nuevas para la vida de manera recurrente son súper auto-regalos. Esa es la razón por la que yo nunca he dejado de estudiar y de pedir ayuda a diferentes tipos de profesionales y especialistas.

Pedir ayuda cuando la necesito es una forma de darme amor y de respetarme a mí misma.

Creo que “un empujón” viene bien cuando vas “en subida” y te sientes cansada/o, independientemente de si estás lidiando o no con una dolencia física, mental o emocional. Pero, ¿qué ayuda elegir?

Coaching personal

Te invito a conocer qué es el coaching personal.

La palabra “coach” viene del inglés y significa entrenador. En el coaching una persona con dificultades llamada “coachee” recibe el apoyo de un profesional llamado “coach” para diseñar un plan estratégico y asertivo que le permita cumplir con sus objetivos personales.

Lo bueno del coaching personal es que te permite trabajar sobre soluciones específicas y ponerlas en práctica de inmediato.

No requiere de un proceso largo de análisis de tus vivencias del pasado o de las circunstancias previas que te llevaron a tu situación de parálisis o de insatisfacción en el presente.

En ese sentido el coaching personal es un proceso enfocado a resultados. Podrás comprobar en poco tiempo si la ayuda del coach está “destrabando” tus limitaciones actuales y permitiéndote avanzar.

¿Ansiedad por los cambios?

Yo utilicé la ayuda de una coach para tomar la decisión de cambiar radicalmente de profesión hace unos cuantos años. Tenía la idea fija de que me sentaban fatal los cambios y que no era capaz de gestionarlos bien.

Para una persona con ansiedad los cambios pueden ser mucho más aterradores que para alguien sin ansiedad.

Con las sesiones de coaching me di cuenta -te hará mucha gracia- que en el fondo no me dan miedos los cambios sino que me gustan y me hacen bien.

Yo llevaba bastantes años pasándola mal e intentando que mi vida fuera más digamos “predecible” y “segura”.

Al mismo tiempo me aburría la monotonía del día a día y me sentía presa, sin vida.

Equilibrio sanador

El coaching personal me ayudó a balancear mi necesidad de novedad con mi necesidad de certidumbre.

Hoy por hoy sigo cambiando cosas en mi vida, pero ya no siento que estoy al borde de un precipicio y que me tiemblan las piernas.

Al contrario, siento que puedo asomarme al precipicio y sentir ese vacío raro, que se instala en el medio de la barriga y genera risas nerviosas.

He perdido miedos y ganado seguridades.

Estoy muy contenta. Y este estado no lo logré yo sola dándomelas de mujer perfecta y de que ya sé todo. Lo he logrado porque pedí ayuda cuando la necesité.

Busqué a las personas correctas para acompañarme en mi viaje-proceso de desarrollo personal. Tuve la humildad de decir: ¡ayúdame, por favor!

Cada vez que encuentro un obstáculo difícil en mi vida pido ayuda de nuevo. Ya no me da ni vergüenza ni culpa necesitar ayuda. Pienso que es una de mis virtudes.

¡Si has tocado fondo, no te cortes y grita S.O.S.!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Hombres evolucionantes #sersiendo

hombres evolucionantes

Hombres evolucionantes. Hombres interesados en evolucionar, madurar y desarrollar masculinidades y paternidades igualitarias, lúdicas, amables y armoniosas.

Francisco Fortuño creó la primera escuela de desarrollo personal para hombres. Le he pedido que me permitiera entrevistarlo para mi podcast «Ser siendo». A través de su plataforma online hombresevolucionantes.com organiza talleres, cursos, retiros y círculos para hombres.

Hace mucho que vengo siguiéndole la pista a los escasos círculos de hombres que existen. Pienso que la participación de los hombres en este tipo de proyectos es vital para crear un equilibrio entre hombres y mujeres.

Mientras no logremos sanear nuestras relaciones será casi imposible que avancemos como sociedad. Necesitamos desmontar los mandatos sociales relacionados con la cultura de género y los estereotipos de género.

Nuevas masculinidades

Las mujeres desde los inicios del movimiento feminista a finales del siglo XIX estamos trabajando más formal y organizadamente para que sean reconocidos todos nuestros derechos humanos. También hemos logrado estar progresivamente más unidas (sororidad). Tratarnos más amablemente entre nosotras, apoyarnos y crecer juntas.

Los círculos de mujeres, en el formato intencional y políticamente comprometido, son muy comunes desde esa época y se siguen realizando y manteniendo en diferentes lugares del mundo.

A mi parecer, los hombres están pasando ahora por una interesante y valiosa etapa en términos sociales y personales. Creo que tendrá efectos duraderos en las nuevas generaciones. Abocados con esmero y dedicación a la construcción de nuevas formas de masculinidad y paternidad, algunos hombres, cada vez más numerosos, están generando un cambio sin precedentes.

Los hombres, especialmente los heterosexuales, poco se habían cuestionado sus privilegios de género hasta ahora ni de forma colectiva. Tampoco habían reparado concienzudamente en que el patriarcado y la masculinidad tradicional (heteronormativa y patriarcal) también afecta sus vidas, no sólo las de las mujeres.

Me complace que ambos colectivos podamos trabajar entre pares y también entre nosotros para que el mundo sea un lugar más habitable. La meta es alejarnos de viejos esquemas de crianza y socialización que tanto daño nos han hecho.

Llegó la hora de que los hombres hablen más sobre sus emociones entre ellos y también con las mujeres. De esto depende que podamos realmente trabajar juntos en sanear la forma en que nos relacionamos en todos los aspectos del vivir y del con-vivir.

Es un placer invitarte a escuchar esta entrevista sobre los hombres evolucionantes. Tiene dos partes. Te pediré encarecidamente la compartas con tus amigos en las redes sociales. Deja tus comentarios al final del post. Será grato responderlos y compartir contigo.



Hombres evolucionantes al cuidado de la vida

Hace poco escuché de nuevo este vídeo en el que Yayo Herrera, impulsora del ecofeminismo, plantea varias propuestas para construir un mundo más justo y sostenible. Escúchala.

Tengo claro que la construcción de ese mundo inédito también pasa por atender entre mujeres y hombres las labores de cuidados de las personas dependientes: niños, niñas y personas de la tercera edad.

Necesitamos que haya una responsabilidad y una entrega más igualitaria en las tareas de cuidados y en las tareas domésticas en general.

Es imperativo repensar cómo podemos atender y mantener socialmente el ciclo completo de la vida de las personas, sus diversas expresiones, sin que haya abandono afectivo en el camino.



Para construir un mundo igualitario necesitamos la participación comprometida y activa de los hombres. Hombres evolucionantes. Sirva este post para instarte a participar.

Si conduces un círculo de hombres en tu país contáctame y te ayudaré a que más hombres conozcan tu labor. Será un placer. Si eres mujer, échanos la mano y difunde.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter