Evolución: la cadena de la vida y la muerte #sersiendo

No sólo eres parte de la evolución, eres la evolución. ¿Aún te preguntas qué haces aquí? En este texto quizás encuentres la respuesta.

evolución
Ilustración: Kathrin Honesta.

 

El día está de un precioso gris. Detrás de las nubes oscuras se ve el cielo blanco. Parece una pintura impresionista.

Me gustan los días grises.

Un poco fríos, medio lluviosos. Traen al cuerpo una sensación nostálgica. Quizás lo que extrañamos sea aquellos días en que, echando atrás en el tiempo, eramos seres monocelulares flotando en algún líquido sobre la inmensidad de la Tierra.

Creo que todos los recuerdos

de lo que alguna vez estuvo vivo viven en mí, en ti y en todo lo que está vivo ahora y que estará vivo mañana o el día después de mañana o dentro de unas horas, unos siglos, unas eras geológicas. Porque también se puede recordar hacia adelante.

Es esa la dulce cadena de la vida interdependiente. Es el palpitar cíclico de creación y destrucción, que le permite a Lo Incondicionado expresarse en el mundo de Lo condicionado.

Es lo inmaterial

diciendo «aquí estoy» también en este ahora, en este aquí y en estas formas reconocibles, nombrables.

Los días grises me ayudan a recordar esa conexión trascendental, inacabable y eterna de la que soy parte.

Me recuerdan que la vida es efímera y que la muerte también.

Me ayudan a valorar este sublime parpadeo que es mi vida en este cuerpo a quienes otras personas han llamado Nadir.

Espero que disfrutes nuestro paso breve por este ahora.

Que te complazca ser un ente sintiente, ser parte de la evolución.

Que te sea suficiente, porque sí lo es.

Mira esta belleza de vídeo y dime: ¿cómo te sientes? ¿No es una fortuna que existas en el mismo mundo que hace estas cosas: amanecer, atardecer, anochecer? ¿De verdad crees que eres prescindible? Yo creo que no.

Cuéntame qué te aflige. ¿Acaso no ves la maravilla?

Abre bien los ojos y mira de nuevo.


«Nadie puede aconsejarte y ayudarte, nadie. Solo hay un camino, ve hacia adentro.» Rainer Maria Rilke

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.