Nueva década: Cómo preparar el «terreno»

Nueva década. ¡Manos a la obra! Me he empeñado en hacer una limpieza a fondo de la casa. Siempre me ha gustado hacer una al inicio de cada año. Me motivan tres cosas: dejar atrás lo viejo, abrir espacio para lo nuevo y preparar el terreno para mis propósitos de este año y de la nueva década. Hoy vengo a hablarte de “limpiar” y “hacer limpieza”, que siempre significa mucho más que solo limpiar.

Música para limpiar

nueva década
¡No puedes seguir viviendo así!

Las experiencias de la vida nos van dejando cicatrices, heridas y mala vibra instalada en el cuerpo. Así como hemos vivido y estamos viviendo ahora así es/está nuestro cuerpo, así es nuestra casa/hogar y así son las experiencias que vendrán, a menos de que reflexionemos y abracemos el cambio de ruta.

Los inicios de año son el momento idóneo para replantearse muchas cosas importantes. Ya sabemos que el calendario gregoriano es una arbitrariedad. Sin embargo, la convención de seguirlo quizás puede también ser una llamada de atención: ¿desde hace cuánto no “limpias” tu vida?

Urge prescindir del acelere habitual y sentarnos con tranquilidad en alguna silla a reflexionar. Y después de reflexionar, pasar a la acción. Límpialo todo.

Preparando el terreno

Me gusta hacer mi lista de propósitos. Mas creo que es más útil hacer primero una “limpia” generalizada. (A lo mejor es algo que me viene de mi condición de bruja, de mi afición al feng shui o del budismo. Who knows!) El tema es que sin hacer un “stop” y limpiar, no hay un “terreno” propicio para llevar a cabo lo que nos proponemos. Y eso ¿qué implica? Pues que estás aumentando las probabilidades de fracasar en el intento.

Te recomiendo guardar un día de este enero para preparar el terreno. Ponte manos a la obra. Aunque suene esotérico: lo diré. Lo más importante es la intención con la que estás haciendo la limpieza. Piensa en eso mientras la haces.

Puedes decir en voz alta frases de este estilo: “Me despido de las cosas que me han hecho sufrir”, “Gracias por lo que me enseñaste, ahora te digo adiós”, “Estoy abriendo espacio para lo nuevo”, “Gracias por serme útil, ya no te necesito, te dejo ir” o “Abro mi vida de par en par a todas las cosas, las personas y las situaciones amables que ya están llegando”.

Manos a la obra. Mis consejos sin orden de prioridad.

10 cosas que tienes que limpiar en el inicio de esta nueva década:

1. Pon musiquita. Limpia la casa.

Da igual si tienes una casa o una habitación. Limpia a fondo. Limpia profundamente todo. Me refiero a limpiar con cepillo de dientes hasta los picaportes de las puertas. A nivel TOC. (Risas.) Pásale trapo húmedo e intenso a todo, saca el polvo, limpia cada objeto. Pasa la escoba y friega el suelo en la casa entera.

Una vez terminado limpia también la escoba, la pala de recoger, la aspiradora, la fregona, los trapos, el cubo de agua, etc. Guárdalos en su lugar.

Aprovecha y ordena y clasifica mejor los productos de limpieza, los jabones y cosas del lavandero, etc. Yo suelo usar solo agua, vinagre y bicarbonato de sodio para limpiar toda la casa. No hace falta nada más.

2. Revisa tu armario, percheros y cajones de ropa.

Toda (digo TODA) la ropa que no hayas utilizado durante los últimos dos años ni una sola vez: tírala, regálala, dónala, véndela, haz un mercadillo e intercámbiala por otras cosas. Haz lo que tú quieras, pero sácala de tu vida.

Decide de una buena vez tener sólo la ropa que necesitas. ¿Realmente necesitas TANTA ropa? No. Créeme, no.

Aplica esta medida también al closet de toallas, sábanas, edredones nórdicos, manteles, paños de cocina, trapos de limpieza, etc.

Mira este vídeo sobre la Fast Fashion (Moda Rápida):

3. Checa la casa entera con mirada imparcial.

Busca cosas repetidas, inservibles, acumulaciones de objetos absurdos, vainas (cosas) que te recuerden cosas desagradables, las cosas de tus ex (por ejemplo), adornos de la época del paleozoico.

Me refiero a que si tienes dos abrelatas en tu cocina, ¿para qué quieres dos? WTF. Minimiza. Reduce la cantidad de porquerías que andan por ahí. No las necesitas y sólo son un afán de acumulación innecesario. Si algo no sirve o se ha dañado, ¿para qué lo guardas? Si tiene años allí y no lo has arreglado te juro que ya no lo llevarás a arreglar.

No, no llegará el día en que te será útil. Y lo sabes.

4. Mueve los muebles de lugar.

Métele algo de cambio a lo que ves cuando entras a casa y estás en ella. Hala, deja salir la creatividad, tu lado estético y aventurero.

5. Cuerpo limpio y alegre.

Báñate. Limpia tu cuerpo a profundidad. Acicálalo. Córtate las uñas de pies y manos. Aféitate (si es el caso) o pódate un poco el arbusto que cubre tus genitales. (Risas.)

Hazte una mascarilla para limpiar a profundidad tu piel y una exfoliación. Acelera el proceso de renovación de las células. Échate crema hidratante. (Sí, también te lo sugiero si eres hombre.)

Ve a cortarte el cabello. Cambia de look.

6. Ahora le toca a tu computadora, teléfonos y “bichos” electrónicos, toditos.

Límpialos por fuera con productos adecuados. Haz una limpieza de archivos y de tus listas de contactos. Déjalos nuevecitos por dentro y por fuera. Hacer esto da mucha claridad, aunque no lo creas.

No se puede trabajar bien en una computadora que «no tiene ni pies ni cabeza».

Respalda en un disco externo todo el material que no es imprescindible ni tienes que usar todos los días. Borra las aplicaciones que no usas y consumen espacio en tus gadgets.

7. Revisa el botiquín de medicinas y primeros auxilios.

Todo lo que esté vencido deséchalo en el lugar correspondiente de tu ciudad para este tipo de desechos. Aprovecha para clasificar mejor las cosas y ordenarlas.

Si tienes medicamentos que no hayan vencido pero que sabes que no usarás más dónalos a alguna institución.

8. Ahora le toca a la alacena.

Haz lo mismo con los productos y alimentos que andan por ahí. Lo que tengas mucho tiempo sin usar o que se haya vencido deséchalo. No sólo por limpieza, sino porque es malo para salud consumir esas cosas vencidas y viejas. Si te sabe mal botarlas, regálalas (si están en buen estado), pero por favor no acumules cosas innecesarias en tu nueva vida.

9. El cajón metafísico.

Una sesión que merece atención especial es ese cajón, caja o contenedor sobrenatural en donde guardas: cables de todos los tamaños y colores, cargadores de móviles de todas las marcas y cuanto aparetejito cibernético existe, pilas de todos los tamaños, clavos, herramientas, etc.

Por favor, ¡ordena eso! Deshazte de las cosas inútiles o repetidas. No hace falta tener tanta cosa, madre mía.

No, no te serán útiles más adelante.

10. La biblioteca en casa. Bendita biblioteca mía, de mi aRrrrma.

Aquí hay que hacer un trabajo honesto de limpieza, a veces difícil. (Llanto contenido.) Limpia, ordena, clasifica. Regala los libros que no te interesan mucho. Piensa en pasarte al mundo digital (por ej. kindle paperwhite).

Quizás quieras conservar algunos libros claves, lo entiendo, pero no hace falta que tu casa parezca la Biblioteca de Alejandría.

Comparte. Hay gente, proyectos solidarios e instituciones que necesitan libros, dónalos.


Colofón

Esta nueva década necesita que todes compartamos lo que tenemos con les que tienen menos.

Ya verás qué bien se siente deshacerse de lo viejo y hacer espacio para lo nuevo.

Llevar una vida frugal, minimalista y de consumo consciente y responsable es el mejor regalo que te darás a ti ahora y en toda tu vida.


Aunque limpiar afuera, siempre es limpiar adentro, en el próximo post hablaré más sobre «hacer espacio» y «limpiar» nuestro hogar psicológico. Si te gustó este post por favor compártelo en tus redes sociales. Te invito también a dejarme un comentario y si lo que leíste te fue útil: haz ahora una donación. Me ayudarás a seguir escribiendo. Gracias por leerme. Namasté.


Quizás te interese escuchar mi podcast en esta nueva década y nuevo año.

Descubre cómo encontrar tu propósito, cuáles son las preguntas correctas que te llevarán realmente a tener constancia, eficacia, eficiencia y coherencia en tu vida. Empieza una nueva década, ¿acaso quieres hacer las cosas como siempre las has hecho? Un nuevo estilo de vida requiere de cambios profundos.


Indie Bonus

Mi hijo Nabil y sus amigos montaron un sello discográfico independiente (label) llamado Lacreu Records. Te invito a escuchar la música que han creado/grabado y a compartirla. Merci.

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.