Cualidad humana profunda #sersiendo

«No podemos continuar con una sociedad de conocimiento que pone toda su capacidad creativa al servicio del capitalismo explotador de las personas y de los recursos de la tierra. Si continuamos por el camino que llevamos terminaríamos, en un plazo no muy largo de tiempo, por destrozar la vida sobre la tierra y la tierra misma.» Marià Corbí

cualidad humana

· Apunte de viernes a las 10:51 am · La búsqueda en pleno siglo XXI ·

Siempre me ha impresionado la fe humana, la creencia en algo superior, en «algo» que está más allá de nuestro entendimiento. Cualquier manifestación de eso me conmueve, aunque no entiendo muy bien por qué.

Para mí es misterioso el existir, que los humanos existamos, y aunque vengo del mundo de la ciencia, de la investigación y de las pruebas empíricas, siento que hay muchas cosas que se nos «escapan».

Se nos escapa la dimensión absoluta, que es necesaria para el cultivo de la cualidad humana profunda (valores, principios, ética).

(Cuando leo alguna oración o algún rezo de la religión que sea, siento ese no sé qué que está más allá de la razón, cuando veo gente que cree, gente con fe, personas con sus rituales creyentes con sus esperanzas, siento el misterio, aunque no pueda explicarlo. ¿Será quizás que no hay nada que explicar o tal vez sea que no se puede explicar? No lo sé.)

Me gusta mucho la obra del epistemólogo y teólogo valenciano Marià Corbí.

En su libro «Hacia una espiritualidad laica» muestra un posible «camino», que me interesa MUCHO.

Coincido con Corbí en que hemos de encontrar la manera de recuperar los conocimientos y las enseñanzas que las religiones vehicularon durante siglos, pero que luego las religiones se quedaron desfasadas porque ya no pudieron darnos lo que necesitábamos en el mundo de hoy.

(Insistimos en qué las religiones de siempre [cada quien la suya] sí nos dan lo que necesitamos hoy, pero no, no lo hacen. No podemos seguir aprendiendo las cosas de un modo que sólo es útil para un mundo que ya no existe.)

El siglo XXI no podrá seguir un rumbo ético sólo con ciencia y tecnología, necesitamos la dimensión absoluta de la vida para seguir sobre la faz de la tierra como especie y para continuar sin aniquilarnos los unos a los otros.

Necesitamos comprender, experimentar y cultivar la dimensión absoluta de nuestro existir y de nuestra experiencia de lo real, pero necesitamos hacerlo sin formas religiosas.

Necesitamos cultivar una espiritualidad laica o la cualidad humana profunda.

Una sociedad de conocimiento, sin cualidad humana es una grave amenaza para el planeta, para la especie humana y para todos los seres.


Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.

Gabriel García Márquez

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.