Intuición y autoconfianza: un tip para desarrollarlas #sersiendo

Si estando en una situación o con alguna persona [ESA persona] sientes un no sé qué que te dice internamente: «Hay algo aquí que no está bien» hazle caso a tu intuición.

intuición

Una de las razones por las que desconfiamos de nuestra intuición es que tenemos dudas sobre lo que nos está tratando de «decir». Una forma muy atinada de verificar y legitimar lo que te dice tu intuición es comparar ese sentimiento de «Hay algo aquí que no está bien» con otro en el que no haya dudas sobre lo que está sucediendo en ese momento.

Compáralo con el sentimiento que tienes cuando estás con tu mascota.

Tal vez esto dé risa o parezca absurdo. Ya sé. Pero es muy útil, sobre todo si no has crecido en una familia armoniosa con vínculos de respeto y compañerismo. En otras palabras, cuando no sabes cómo se siente el respeto (no tienes referencias) y no sabes cómo diferenciarlo de la simulación del respeto, que -por cierto- es lo más común en este mundo.

Cuando estás con tu mascota no te sientes «observada/o», ni comprometida/o a ser alguien que no eres, sutil o abiertamente presionada/o. ¿Cierto o falso? Piénsalo y experimenta la comparación entre esos dos estados. En un vínculo hay conexión y en el otro «vínculo» no.

Qué es la conexión

La conexión es una legitimación del otro o la otra como un otro o una otra válidos y diferentes a mí. La no-conexión se siente como una anulación, no tengo derecho a ser otro o otra en este «vínculo».

En la no-conexión se me exige directa o indirectamente ser «igual a» [ESA persona] o «no ser diferente a» [ESA persona].

Generalmente cuando tienes esa sensación extraña al estar con alguien es porque hay algún tipo de abuso en esa relación o en esa situación. La mejor guía es el cuerpo, las sensaciones del cuerpo. De allí que sea absolutamente necesario y urgente volver a conectar con tu cuerpo.

La meditación y el cultivo de mindfulness (atención plena) son buenas formas de hacerlo, también el yoga, el tai-chi o el chi kung.

Si no tienes mascotas, no te preocupes, también puedes probar abrazando un árbol y viendo qué sientes.

O «tomando nota» de las sensaciones físicas y de los estados mentales y emocionales que tienes cuando estás en un lugar bello, sublime y que te conmueve, generalmente un sitio en la Naturaleza. Toma nota y compara ese estado con el estado en el que estás cuando te relacionas con ESA persona o cuando estás en la situación que te produce ese no sé qué incómodo.

La intuición sólo se desarrolla a través de la práctica. Practica y practica y practica. Te lo aseguro: entrena tu intuición (calíbrala) y úsala porque tu intución te hará libre.

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.