Ningún ser humano es ilegal #sersiendo

Ningún ser humano es ilegal, ninguno. Hoy vengo a contarte parte de mi experiencia como mujer latinoamericana inmigrante en Europa y de cómo lo que he vivido ha reforzado mi compromiso con los feminismos.

ningún ser humano es ilegal

Ya soy oficial y legalmente persona/ciudadana que vive en su casa. Se dice fácil eso de «vivir en una casa» como marcan los derechos humanos, pero es la cosa más difícil de hacer cuando eres una mujer inmigrante.

He agarrado la hoja del empadronamiento y me he puesto a llorar como una niña pequeña mientras la doña que me atendía me veía impresionada. Son 8 años de esfuerzo, determinación y resiliencia.

Ha sido un experiencia durísima.

No quiero ni imaginar lo que lloraré cuando tenga el pasaporte español en mis manos. Ya falta menos. Tú puedes, Nadir. Keep walking.

Interseccionalidad

Nota cada detalle de lo que he escrito aquí: son 8 años. Ahora considera que soy una mujer inmigrante que a la vez tiene privilegios que otras mujeres no tienen.

Toma consciencia de que soy una mujer blanca, mujer CIS, que he estudiado, que hablo varios idiomas, que sé sobre leyes y derechos humanos. ¿Ya lo pensaste?

Ok. Ahora imagina que soy una mujer negra o una mujer transexual o una mujer con alguna discapacidad. ¿Ya te lo imaginaste?

Entonces reflexiona sobre esto: si yo fuera negra, trans o si tuviera una discapacidad lo que estoy contando hoy me hubiese tomado el doble de tiempo, el triple de lágrimas, el cuádruple de esfuerzo, el quíntuple de sufrimiento y el séxtuple de dinero.

¿Aún te preguntas por qué soy feminista? Pues precisamente por lo que has leído aquí. Esta realidad pasa ahora en pleno siglo XXI.

Así está el mundo.

Larga vida a los feminismos

Si no llegamos todas, compañeras, no llega ninguna. Sigamos juntas tirando del mundo hacia adelante hasta que todos los seres humanos, sin distinciones, tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades.

Esta te la dedico a ti, todos mis esfuerzos, mis lágrimas y mis desesperaciones de los últimos 8 años. A ti, mujer, que aún andas intentando salir de tu país porque quieres tener una vida más digna.

Sigue caminando. Tú puedes.

Recuérdalo: Ningún ser humano es ilegal. Tatúatelo si es preciso.

«Las cuestiones de género son primordiales en cualquier debate sobre las causas y consecuencias de la migración regular e irregular y el desplazamiento forzado. Ya se sabe que el sexo, la identidad de género y la orientación sexual de las personas configuran cada etapa de la experiencia migratoria.» IOM

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.