¿Por qué sufro por amor? #sersiendo

«Sufro por amor.» ¿Alguna vez has dicho eso? «Sufro porque él/ella no está conmigo, porque no me ama, porque me fue infiel, porque le fui infiel. Sufro porque aún no he encontrado a la persona correcta. Si deseas entender por qué el amor duele este post es para ti.

A las mujeres que me han acompañado en mi camino

sufro por amor
¡Eso sólo pasa en las películas!

Si algo tengo claro luego de 13 años estudiando, analizando y escribiendo sobre el amor y sus diferentes expresiones en este blog y en otros espacios es que el amor necesariamente ha de pensarse, analizarse y diseccionarse, no basta con sentirlo y practicarlo a ciegas.

El amor Disney

No basta con la mentira taquillera de «el amor todo lo puede» y «all we need is love». Es precisamente ese el problema fundamental del mundo.

La articulación de diferentes sistemas sociales, económicos y biopolíticos (ya instaurados en el imaginario colectivo desde hace varios siglos) nos ha estado sometiendo a reglas (cada vez más tácitas) que controlan y moldean nuestras formas de sentir, de desear, de actuar y de consumir – sin que nos demos cuenta.

Nuestras maneras habituales de querer y de relacionarnos conforman uno de estos sistemas de control y modelado social. Es por esta razón que la mayor fuente de sufrimiento y frustración para la mayoría de las personas son las relaciones amorosas.

Por amor caminamos al cadalso impulsades por una promesa de felicidad que nunca llega y lo hacemos por nuestro propio pie, sin que nadie nos coercione de una manera directa o evidente. Es la herramienta de control social más cruel del planeta.

La construcción de una vida consciente, amable y ética es lo que nos estamos jugando cuando acudimos al amor con los ojos cerrados: descartando la razón y la reflexión.

No es peccata minuta

Nos estamos literalmente jugando en ello el desarrollo o no de una cuidadanía responsable, humanizada (no deshumanizada), que vele por la dignidad de todos los seres sin distinciones.

Nos estamos jugando la propia transformación del mundo, la que todes quisiéramos que se dé. Porque sí, de la transformación profunda y radical de la manera de relacionarnos y de querernos entre los humanos depende nuestro bienestar individual y colectivo. Así de relevante, urgente y imperativo es esto.

¿Cómo podemos construir relaciones humanas que sean libertarias, conscientes y éticas?

¿Cómo podemos relacionarnos, querernos y organizarnos sin que obliguemos a una cantidad enorme de personas a vivir en el abandono, la exclusión y la discriminación? Esa es la pregunta fundamental.

Una pausa para la reflexión

Te sugiero que veas el siguiente vídeo con mucha atención plena o mindfulness. Tómate un descanso de tus actividades, cerciórate de poder contar con un par de horas para ti, para reflexionar, para indagar.

Saca una libreta y un lápiz, toma notas, analiza lo que escuches en esta conversación sobre el amor.

Revisa tus propias ideas y analiza tus vivencias en todas las relaciones que has tenido y tienes ahora.

Que se nos va la supervivencia de la especie humana en ello, no sólo la tuya, la de todes. Y no exagero. Ya quisiera yo que fuera una exageración mía.

Si te has preguntado ¿por qué sufro por amor? en este vídeo encontrarás las respuestas que necesitas.

Sufro por amor porque no indago. Sufro por amor porque no me hago preguntas profundas. Sufro por amor porque no analizo mis tendencias amorosas y mis creencias sobre el amor. Sufro por amor porque aún espero que el amor me rescate de mí misma. Sufro por amor porque deposito en las relaciones amorosas todas mis esperanzas.

Ayúdame a ayudar

Gracias a La Térmica (Málaga, España) por abrir estos espacios y permitir estas conversaciones. Gracias, Brigitte Vasallo y Adriana.


No se trata [solamente] de levantarse contra las instituciones sino de transformarlas mediante luchas contra las hegemonías, las prevalencias o prepotencias en cada lugar donde éstas se instalan y se recrean.

Jacques Derrida

Un ser humano encontrando el sentido de la vida.

¿Tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.